Sie sind auf Seite 1von 1

CONTAMINACIÓN DE LOS SUELOS

Cientos de años el ser humano ha tomado medidas para evitar la contaminación del aire y
del agua, consciente del perjuicio que ambas podían suponer para la salud y la vida
humana. En relación a la contaminación del aire los antecedentes datan del siglo XV). Los
minerales metálicos, de cobre o de mercurio, eran tratados inicialmente por procesos de
calcinación a la intemperie, trayendo como consecuencia la enfermedad y muerte
temprana de los trabajadores que inhalaban esa atmósfera contaminada. Para paliar
estos efectos derivados del contacto directo con el aire contaminado, se comenzaron a
desarrollar técnicas de dispersión del contaminante, existiendo una conciencia muy
temprana en relación a este medio físico. En el caso del agua, esta conciencia es más
tardía, ya que se puede hablar de los primeros antecedentes a partir del siglo
XVII(DANTE,2011).En Nariño la contaminación del agua está relacionados también con
actividades derivadas de la minería, como el lavado de minerales y el vertido posterior de
los residuos directamente a los ríos, afectando a la calidad del agua que se utilizaba para
otros procesos de producción y para el abastecimiento de poblaciones. Entre las que se
encuentran Ancuya, Leiva, Mallama, el Tambo, Linares, entre otras. En el Municipio de
Génova el problema es mayor por la utilización de mercurio en la producción de cuero que
contamina las fuentes hídricas lo cual es nocivo para la salud (OSORIO 2011).

Las quejas de los usuarios por el enturbiamiento de las aguas, y la comprobación de la


pérdida de su calidad provocó que se tomaran medidas, como la construcción de balsas o
pantanos de lodos en los que se depositaban los vertidos del lavado del mineral,
manteniéndolos aislados de las corrientes fluviales. Sin embargo, el del suelo
contaminado es un concepto mucho más moderno, del que no se había oído hablar hace
25 años. A esta contaminación se le ha llamado "silenciosa" porque no deja una huella
evidente en el momento en que se provoca, sino que pueden transcurrir años en los que
va migrando por el subsuelo hasta que surge en forma de efectos nocivos para la salud
humana y el entorno. Es por ello, que la conciencia de su existencia ha venido ligada a
catástrofes provocadas por su causa y que se descubren hacia finales de los años 70 y
principios de los 80.Como consecuencia de las actividades humanas, el uso de abonos,
las sedimentaciones de contaminantes atmosféricos de origen industrial, los vertidos y
depósitos industriales, los residuos urbanos, las actividades industriales, la creación de
infraestructuras o los accidentes, producen alteraciones en el suelo difícilmente
cuantificables, sobre la que es problemática la previsión de efectos. Basta solo decir que
el suelo es un espacio intermedio entre la atmosfera y la hidrosfera, por lo que sus
perturbaciones producirán desequilibrios en esta última. El uso masivo de fertilizantes
como el nitrato amónico, la urea, los superfosfatos, el nitrato cálcico, el cloruro potásico y
otros, producen modificaciones en las características de los suelos agrícolas. En Nariño
Los sembradíos de papa y el uso de los anteriores compuestos evidencia la gran
contaminación de los suelos.