Sie sind auf Seite 1von 6

Laboratorio de Biología Animal

1. Introducción

Aunque muchas células de los organismos multicelulares tienen propiedades de

contracción limitadas, esta capacidad la otorga el tejido muscular, ya que, es un tejido

que posibilita la contracción de los músculos y está formado por células alargadas que

pueden contraerse o relajarse cuando son estimuladas (Gartner & Hiatt, 2008).

Los organismos utilizan la contracción de las células musculares y la disposición de los

componentes extracelulares del músculo para posibilitar la locomoción, constricción,

bombeo y otros movimientos de propulsión.

El tejido nervioso, al igual que los demás tejidos básicos, está compuesto por células,

sustancia intercelular y liquido tisular. Los elementos celulares que lo integran son:

neuronas y neuroglias. Estas forman parte del complejo sistema de comunicación

neuronal del cuerpo. Las neuronas tienen receptores, especializados para recibir

diferentes tipos de estímulos y transducirlos en impulsos nerviosos que al final pueden

conducirse a centros nerviosos. Para llevar a cabo estas funciones, el sistema nervioso

está organizado, desde el punto de vista anatómico en Sistema Nervioso Central (SNC)

y Sistema Nervioso Periférico (SNP) (Gartner & Hiatt, 2008).

Los objetivos de esta práctica son reconocer y poder diferenciar los tipos de tejido

muscular, ya sea liso o estriado, asimismo poder identificar las zonas donde se

encuentra este tejido y las células que lo conforman, también poder identificar las

bandas A e I.

También se verán las estructuras microscópicas del tejido nervioso, dentro de ello se

observará el cerebro, cerebelo y médula espinal donde se reconocerá la sustancia gris y

la sustancia blanca, además de las capas de células que los conforman.


Laboratorio de Biología Animal

2. Marco Teórico

2.1 Tejido Muscular

Es el tejido esencial para los movimientos del cuerpo, tanto del esqueleto como de sus

órganos. Está constituido por células muy especializadas en la contracción. La

característica ultraestructural más importante de estas células es la presencia de

miofilamentos de dos tipos: filamentos delgados de actina (6 nm de diámetro), que están

presentes en casi todos los tipos celulares, y filamentos gruesos de miosina (de 14 nm

de diámetro en adelante) (Paniagua, et al., 2007).

2.1.1 Tejido Muscular liso

Sus células carecen de estriación transversal y son de contracción lenta e

involuntaria. Forman la musculatura de la pared de los vasos sanguíneos y

órganos huecos. También se localiza en la dermis de la piel.

2.1.2 Tejido Muscular estriado o células musculares estriadas

En estas células los miofilamentos se disponen ordenados en unidades

morfológicas y funcionales denominadas sarcómeras, que dan lugar a una

estriación transversal característica, con las bandas perpendiculares al eje

longitudinal de la célula. Fisiológicamente son de contracción rápida.

2.1.2.1 Músculo esquelético

Sus células forman la musculatura somática de los vertebrados y se

contraen de modo voluntario.

2.1.2.2 Músculo cardiaco

Forma la pared muscular (miocardio) del corazón. Sus células difieren

en ciertos aspectos del músculo esquelético y su contracción es

involuntaria.
Laboratorio de Biología Animal

2.2 Tejido Nervioso

Se desarrolla a partir del ectodermo embrionario (la capa que recubre al embrión y que

dará también a la epidermis). Es un tejido formado principalmente por dos tipos

celulares: neuronas y glía, y cuya misión es recibir información del medio externo e

interno, procesarla y desencadenar una respuesta. Es también el responsable de

controlar numerosas funciones vitales como la respiración, digestión, bombeo

sanguíneo del corazón, regular el flujo sanguíneo, control del sistema endocrino,

etcétera. Estas funciones dependen en su mayor parte de las propiedades eléctricas de

sus células. Los estímulos externos o internos del organismo son convertidos al lenguaje

de las neuronas: corrientes eléctricas que viajan por sus membranas plasmáticas. Del

mismo modo el tejido nervioso se comunica con el cuerpo, sobre todo con las células

musculares, mediante señales eléctricas y unas moléculas denominadas

neurotransmisores.

Las células del sistema nervioso se agrupan para formar dos estructuras: el sistema

nervioso central que incluye el encéfalo y la médula espinal, y el sistema nervioso

periférico, formado por ganglios, nervios y neuronas diseminados por el organismo.

En el sistema nervioso central hay zonas ricas en cuerpos celulares de neuronas y glía,

y sus prolongaciones próximas, que se denomina generalmente sustancia gris, porque

tienen un color gris en el tejido fresco, mientras que las zonas ricas en axones mielínicos

pero con pocos cuerpos celulares se denominan sustancia blanca.

2.2.1 Cerebro

Es la parte más voluminosa. Está dividido en dos hemisferios, uno derecho y

otro izquierdo, separados por la cisura interhemisférica y comunicados mediante

el cuerpo calloso. La superficie se denomina corteza cerebral y está formada por


Laboratorio de Biología Animal

plegamientos denominados circunvoluciones constituidas de sustancia gris.

Subyacente a la misma se encuentra la sustancia blanca. En zonas profundas

existen áreas de sustancia gris conformando núcleos como el tálamo, el núcleo

caudado y el hipotálamo. Cada hemisferio cerebral posee varias cisuras que

dividen la corteza cerebral en lóbulos: Lóbulo frontal, lóbulo temporal, lóbulo

parietal y lóbulo occipital.

2.2.2 Cerebelo

El cerebelo está en la parte inferior y posterior del encéfalo, alojado en la fosa

cerebral posterior junto al tronco del encéfalo. A nivel histológico se divide en

tres capas:

a) Capa molecular: se halla justo debajo de la piamadre y contiene células

estelares, dendritas de células de Purkinje, células en canasta y axones

no mielinizados de la capa granulosa ubicados en la superficie.

b) Capa de células de Purkinje: contiene las células de Purkinje grandes, en

forma de frasco, que solo se encuentran en el cerebelo. Sus dendritas

ramificadas se proyectan a la capa molecular y sus axones mielinizados

a la sustancia blanca. La célula de Purkinje es la única célula de la

corteza cerebelosa que envía información al exterior y siempre es un

impulso inhibidor que emplea GABA como neurotransmisor.

c) Capa granulosa: posee células granulosas pequeñas y glomérulos, que

son regiones de la corteza cerebelosa donde se llevan a cabo la sinapsis

entre los axones que penetran en el cerebelo y las células granulosas.


Laboratorio de Biología Animal

2.2.3 Médula espinal

Es la estructura más caudal del sistema nervioso central, empieza donde termina

el rombencéfalo. En humanos representa alrededor del 2 % del sistema nervioso

central, pero en otras especies menos encefalizadas este porcentaje es muy

superior. En general, hace de intermediaria entre el encéfalo y la musculatura,

aunque muchos circuitos motores se circunscriben sólo a la médula espinal. Está

protegida en toda su extensión por las láminas de tejido denominadas meninges

y por las vértebras, en las cuales hay una cavidad alargada por donde se extiende

la médula. Tiene forma alargada y en sección transversal es redondeada en la

mayoría de los vertebrados. En humanos tiene de 1 a 1.5 cm de diámetro.

3. Materiales y Métodos

3.1.Materiales

3.1.1 Papel lente

3.1.2 Láminas histológicas de músculos y tejido nervioso.

3.2.Metodología

Para esta práctica se utilizó el microscopio óptico para poder diferenciar los tipos

de tejido muscular, ya sea liso o estriado, también para observar el tejido nervioso

con sus estructuras y variantes correspondientes. Para el reconocimiento se

procedió a colocar las muestras proporcionadas por el docente en el microscopio,

seguidamente se enfocaron las muestras con los objetivos de 4X, 10X, 40X en el

orden respectivo para lograr un mayor enfoque a las zonas de estudio.

Todos los dibujos realizados fueron observados al aumento de 400X, asimismo se

señaló las principales características que diferencien un tejido de otro, como las

células y las capas que conforman el tejido nervioso.

4. Resultados
Laboratorio de Biología Animal

5. Conclusiones

El tejido muscular se caracteriza por estar constituido por células muy diferenciadas,

capaces de contraerse bajo la influencia del sistema nervioso o de hormonas circulantes

(oxitocina). Las propiedades fisiológicas del protoplasma, tales como la excitabilidad,

conductibilidad y contractibilidad se encuentran muy desarrolladas en las células

musculares. En el citoplasma de estas células tiene lugar además de las reacciones

bioquímicas propias del metabolismo celular, las transformaciones de la energía

química en mecánica, lo que permite en desplazamiento de las células contráctiles

(miosina, actina), dando como resultado el acortamiento en longitud de la célula en una

sola dirección (contractilidad).

Además de ello, el sistema nervioso también es de suma importancia, ya que en este se

regulan y se conduce el funcionamiento de todos los órganos del cuerpo. Esto debido a

que es el encargado de enviar, recibir y procesar los impulsos nerviosos, para lo cual

tres sistemas trabajan conjuntamente para llevar a cabo esta misión: el Sistema

Nervioso Central, el Sistema Nervioso Periférico y el Sistema Nervioso Autónomo.

6. Referencias Bibliográficas

Falcón, N. (2013). Compendio de Anatomía. Lima: Editorial San Marcos.

Gartner, L., & Hiatt, J. (2008). Texto Atlas de Histología. México D.F.: McGraw Hill Interamericana.

Paniagua, R., Nistal, M., Sesma, P., Álvarez-Uría, M., Fraile, B., Anadón, R., & Sáez, F. (2007). In
Citología e Histología Vegetal y Animal (pp. 498-508). Madrid: McGraw Hill Interamericana.

Ross, M., & Pawlina, W. (2001). Histología. Texto y Atlas. Barcelona : Wolters Kluwer.