Sie sind auf Seite 1von 1

LA EDUCACIÓN EN LA ACTUALIDAD

Actualmente, está en boca de todas las persona que, pleno siglo XXI es ejemplo
de una era de información y conocimiento, cuando realmente, todas las épocas lo
han sido, de tal forma que la humanidad siempre ha estado produciendo
información y conocimiento; lo nuevo de esta era es la velocidad con la que dichos
aprendizajes se producen, a tal punto que hoy en día los seres humanos, de
manera individual, son capaces de abarcarlos enlazándolos con las huellas que
otros tiempos han ido dejando, en base a lo que se va creando y aprendiendo.
El modelo de la educación va mas allá del enciclopedismo y conocimiento cultural,
no se muestra como algo acumulable, sino como un acceso correcto al
conocimiento e información, sabiendo buscarlos y usarlos.
Un punto muy importante, el cual diferencia mucho la educación de antes con la
de ahora, es la forma de difundirla, sabiendo que antes la información estaba
consignada en espacios cerrados, era limitada en su acceso, donde sólo aquellos
que contaban con los suficientes recursos económicos, eran quienes podían
aprender; hoy en día, disponer de la información es un privilegio relativo, las
redes, el Internet, establecimientos educativos, en su generalidad, están al
alcance de un mayor número de personas todos los días y el crecimiento de la
conectividad y la banda ancha de información es exponencial en todo los
aspectos.
Abarcando dicha noción anterior, los estudios deben ser generalistas, enseñando
lo básico, lo fundamental. La especialización debe ser vertical, correcta en toda su
extensión. Las especializaciones, las maestrías, los doctorados deben apuntar
hacia la especialidad. Es aquí donde influye de manera muy importante los lugares
de enseñanza, los colegios, universidades, tareas dirigidas, etc, los cuales deben
cumplir con dichos requisitos.
Para nadie es un secreto que entrar a una universidad no es fácil, lo cual causa
mucha polémica, esto por muchas razones, ya sean económicas, políticas,
sociales o culturales, o visto desde otro punto de vista, porque muchos estudiantes
graduados de bachiller no puede acceder por no contar con el dinero suficiente
para pagar su carrera universitaria o para sostenerse frente a situaciones fuertes
relacionadas con la carrera escogida, pero, como cita el científico holandés Edsger
Wybe, en la revista dinero, “las universidades no deben ofrecer lo que la sociedad
les pide, sino lo que la sociedad necesita”. Es por esto que, se tilda a la educación
superior como premisa esencial para el fomento cultural-educativo en todas las
épocas o eras existentes, siendo considerado como un determinante muy
importante para vivir en una sociedad justa, donde todos y cada una de las
personas puedan tener acceso a esta sin discriminación de genero o por
situaciones económicas, puesto que es un derecho que se debe regir, como
bienestar individual y colectivo en pro del porvenir de la sociedad.