Sie sind auf Seite 1von 3

[19:35, 10/12/2019] Vanesa Bello: Carta abierta al Juez Pablo Barbirotto, al sistema judicial, a los

medios de comunicación y a la sociedad en su conjunto referido al fallo sobre el amparo que


presentamos contra el Municipio de Paraná.

Esta carta abierta está escrita por el grupo de personas trans y aliadas que presentamos el Amparo
y busca celebrar el fallo dictado por el Juez Pablo Barbirotto, exigir la celeridad en el acto
administrativo por el Municipio de Paraná, y, nuevamente, promover la educación de toda la
sociedad en materia de Derechos Humanos aplicados a la identidad de género.

Sr. Juez, usted estuvo a la altura de las circunstancias, escuchó nuestras voces (generalmente
silenciadas), estudió en la materia y se ajustó a derecho y eso para nuestra comunidad no es
menor.

Para nosotres es reparador este fallo, nos arrima tranquilidad y re inventa el vínculo que
históricamente tuvimos con el poder judicial y con el Estado en general.

Fueron muchos años de trabajo de articulación y organización por parte de organizaciones sociales
de diversidad, feministas y agentes del estado para que Paraná comience a avanzar en cuestiones
de derechos de personas LGBTTTTIQP+, los pasos más concretos se habían visto en la ciudad con la
creación del Consejo Representativo de Diversidad Sexual en 2016, y la realización del
Relevamiento de la Población Trans.

En la agenda nacional - luego de avanzar en la Ley de Identidad de Género y dar pasos en el


acceso a la educación y la salud de las personas travestis y trans - aparecía la inclusión laboral
trans como demanda urgente, y en Paraná, nuestra contratación - con contrato de servicio, sin
mediación judicial ni cupo - se constituyó en un hecho histórico, que se tradujo en el inicio de una
relación de confianza de nuestro colectivo hacia el Estado, como un agente comprometido y
dispuesto a la garantía de sus derechos, esos mismos que fueron históricamente vulnerados.

La realización del Relevamiento, la contratación, la inclusión en el Centro Municipal de


Perfeccionamiento de 12 personas trans para terminalidad educativa y capacitación en oficios,
capacitaciones a agentes de salud, comenzaba a trazar un esquema institucional que colocaba al
municipio, en articulación con la universidad y el INADI, en el lugar que debería ocupar en estos
casos, el de reparar daños ocasionados por las sociedades y el estado para con un grupo de
personas cuya identidad de género era diferente a la asignada al momento del nacimiento. Todo
ello plasmado en una Ordenanza única en su tipo a nivel nacional y latinoamericano, como lo es la
Ordenanza Nº 9834 de Inclusión Integral y Acciones de Reparación a Travestis y Trans de la ciudad
de Paraná, sancionada y promulgada este mismo año.
El problema surgió cuando estas POLÍTICAS DE ESTADO Y ACCIONES POSITIVAS Y DE REPARACIÓN
se mezclaron con el momento que el municipio pasa en su crisis económico-financiera, que se
agravó con la contratación de cientos de personas sin la previsión presupuestaria correspondiente.
Fue en la omisión de la renovación del contrato de las 6 personas trans, que no fueron atendidas
diferencialmente como el mismo estado municipal sugería que debía hacerse, que se generó una
revictimización - no por primera vez- a una población históricamente marginada.

La situación de las personas trans da cuenta de históricas vulneraciones, que Ud. pudo palpar con
la lectura de los datos del relevamiento de la ciudad y los diferentes informes que se han
elaborado a nivel nacional e internacional. Pero, evitemos los datos y apelemos a la empatía
¿cuántas personas trans vemos cuando subimos al cole?¿cuántas vemos cuando llevamos a
nuestros hijos e hijas a las escuelas? ¿cuántas docentes trans hay? ¿cuántas personas trans vemos
atendiendo tiendas en la peatonal?, o al revés, ¿donde vemos siempre a las personas trans? Se
nos niega el acceso al empleo por estigmatización, por la falta de comprensión de la diversidad de
género, por transfobia o por las exigencias de una sociedad heteronormativa.

Este fallo del Juez Barbirotto intentar poner a la justicia a la altura de las circunstancias en las que
alguna vez estuvo el municipio, definiendo que se restaure la misma situación que existía antes de
la vulneración de nuestros derechos y de todo el colectivo al que pertenecemos.

Gracias a los medios de comunicación por tanto apoyo y respeto.

Es lamentable ver los comentarios de la gente en general que las noticias generan. Eso nos habla
de la educación y el cambio cultural pendientes.

En cuanto a los medios debemos reconocer el buen trato, el respeto a nuestras identidades y el
compromiso por visibilizar esta lucha.

Los medios, las universidades, la justicia, el ejecutivo y el legislativo, así como la sociedad toda,
debemos realizar un balance permanente sobre el trato que tenemos para con los grupos de
personas que no se adecuan a supuestos estándares de normalidad que sostenemos día a dia.
Muchos, innumerables, son los grupos que luchan permanentemente por la inclusión y el respeto
de sus derechos: las mujeres, las personas LGBTTTIQP+, personas adultas mayores, niños, niñas y
adolescentes, personas con discapacidad, pueblos originarios, y un largo etc. que no encuentran
reparación a tanto daño causado.
Sr. Juez, usted entendió al derecho como un sistema normativo con base constitucional, que el
derecho tiene carácter dinámico, que el derecho debe tener perspectiva de género y de
diversidad, reconociendo como “sujetos de derecho” a personas que pertenecemos a colectivos
históricamente vulnerabilizados dejando de lado criterios jurisprudenciales de derecho
administrativo, abriendo un nuevo camino en el reconocimiento de derechos humanos.

Sr. Juez, Usted fue muy valiente y utilizó la empatía como una herramienta fundamental para la
educación y promoción de conductas prosociales, entendiendo que el trabajo es la única forma de
comenzar a dignificar nuestras vidas.

En este día internacional de los Derechos Humanos reafirmamos que rste fallo es histórico, ojalá
no lo fuera, ojalá no fuera necesario. La justicia, el municipio, los medios de comunicación y la
sociedad en su conjunto tienen mucho que aprender y empatizar para una sociedad mejor.