Sie sind auf Seite 1von 36

Tropical alta

Por Melissa Buena

El vestíbulo del hotel estaba lleno de gente, hombres vestidos de traje y mujeres con trajes
igualmente apropiadamente adaptados. La alfombra de felpa silenciaba la conversación,
pero el zumbido hizo cosquillas en los sentidos cuando parte del público se agitó, miradas
sofisticadas, reuniones, bocas tensas y sonrisas corteses.

Detrás de la larga mesa cubierta de mármol, al frente, dos agentes de con reserva
observaron el cóctel con expresiones ligeramente aburridos. "Odio estas cosas." Confió
Uno. "Son tan estúpidos."

Su compañera se encogió de hombros. "Están bien.. este grupo está bien, por lo menos.
Ellos dejan propina. Esa convención que tuvimos la semana pasada ... debió terminó en el
Motel Six."

"En eso tienes razón." La mujer jugueteó con su terminal, luego se inclinó sobre el
mostrador y suspiró. "¿Cuánto tiempo más?"

"Dos horas". El hombre de pelo oscuro se inclinó a su lado, viendo la multitud. "Uh oh ..."

"¿Qué?" La mujer miró en la dirección que el estaba viendo. "Oh." Ella puso los ojos.
Entrando por los elegante cristal de la puerta giratoria del hotel estaba obviamente alguien
fuera de lugar en el vestíbulo lleno de ropa cara, y chic.

La figura jeans azul y sueter hizo su camino a través del vestíbulo, recogiendo miradas a lo
largo del camino, se dirigió sin dudar al mostrador. Pantalones rotos por encima de las
rodillas, y unas las botas de montaña que rozadas por la alfombra gruesa.

"Fuente de agua." El hombre adivinó.

"Cuarto de baño". La mujer respondió.

"Instrucciones".

"Cambiar por un dólar."

Ambos sonrieron dulcemente como la figura desaliñada llegó a la mesa, y reposó en manos
largas y poderosas en la superficie pulida. "Sí ... señora?" El recepcionista masculino
preguntó. "Algo que puede hacer por usted?" Su tono indicaba duda.

Una de las manos se levantanto, y quitó los lentes de sol que ocultan un par de ojos muy
penetrantes, que ahora perfora a través de él. Una ceja oscura, en forma perfecta se
levantó con ironía, y la mujer respondió. "Roberts. Tengo una reserva." Era una voz baja,
pero clara, con la indirecta más leve del sur en el mismo.

El recepcionista masculino parpadeó. "Um .." Él sacudió unas cuantas teclas, y luego se las
arregló para obtener el nombre escrito, el era consciente de su compañero de trabajo
mirando con avidez por encima del su hombro. Para su inmensa sorpresa, el nombre
obedientemente volvió con una reserva efectiva, y estudió los detalles. "Sí .. sí, la Sra.
Roberts. Lo tenemos aquí ... um ... ¿tiene equipaje?"

"Sólo esto." La mujer levantó una bolsa de viaje de cuero desgastada colgando casualmente
sobre un hombro. Ella tomó la llave que el secretario entregó. "Los ascensores?"

"A la derecha hay, señora." El tono del hombre se había alterado a uno de respeto tenso.
"¿Hay algo que podemos enviar para usted?"

Dar dio vuelta y observó a la multitud, algunos de los cuales estaban mirándola
indiscretamente sus jeans rasgados con disgusto. "Aspirina". Ella anuncio la palabra con
cuidado, luego se volvió y se dirigió hacia los ascensores elegantes, agachándose en el
interior de uno y golpear a su piso. Las puertas se cerraron con pereza, atrapándola en un
pequeño ataúd de bronce con olor a esmalte, pero al menos era tranquilo.

Los dos secretarios la vieron salir, y luego se miraron. "Hijo de puta." El hombre negó con
la cabeza.

"Esa es su CIO?" La mujer se quedó mirando la pantalla del ordenador. "Ella tiene la suite
VIP?" Ella levantó la vista hacia el ascensor ahora cerrado. "Mierda."

Dar suspiró y se apoyó contra la pared, la deglución, mientras sus oídos aparecieron con el
nacimiento del coche. Ella ya se estaba arrepintiendo de acuerdo para presentar los
resultados trimestrales de la compañía en su reunión de los accionistas en la Ciudad de
Nueva York, y más aún porque era tan cerca de las vacaciones de Acción de Gracias, y
eso significaba que los aviones llenos de gente, y los aeropuertos llenos de gente, y mucha,
mucha tráfico.

Dar cerró los ojos. Y pequeños ascensores. Sintió un comienzo náuseas familiar en su
estómago, y se concentró en tomar respiraciones profundas y prolongadas, apretando sus
manos alrededor de las correas de su bolsa, y la caja del ordenador portátil sobre su otro
hombro. Eso se suma al dolor de cabeza sinusal ella siempre tiene cuando se vuela en el
invierno, y el calor seco, y para cuando el ascensor maldita mala gana le permitió salir, su
cuerpo estaba tenso y tembloroso, haciéndola nauseus.

El pasillo era pequeña en sí, y ella bajó, encontrando su habitación y abrir la puerta,
avanzando en una felpa, afortunadamente aceptablemente amplio salón, y dejar la partición
pesada se cerró detrás de ella. Dejó caer sus maletas en la cama enorme y se desplomó
en la silla cercana, con la cabeza caída hacia atrás para apoyarse en el tejido blando.
"Alastair .. voy a conseguir que para esto."

Como si en respuesta psíquica, sonó su móvil. Con una maldición silenciosa, Dar sacó de
ella del clip en el cinturón y lo abrió. "¿Sí?"

"Bueno, bueno ... buenas tardes, Dar." Su voz sonaba calmada jefes alegre. "¿Dónde
estás?"

"El hotel". Dar respondió, manteniendo los ojos cerrados. "Finalmente ... dimos vueltas
durante más de dos horas antes de que nos dejaron aterrizar en Laguardia." Ella exhaló.
"Maldito el tiempo."

"Bueno .."

"Damned Noreste .. ¿por qué demonios no pueden tenemos estas reuniones en Houston?"

"Ahora Dar ..." La voz de Alastiar creció aplacar. "No es tan largo .. además, pensé que te
gustaba viajar."

Dar pensó en las horas pasadas en el interior del avión lleno de gente, presionando sobre
los nervios hechas recientemente sensible por un accidente semanas antes, que había
vuelto a despertar un claustrofobia latente Dar había pensado que había conquistado años
atrás. "No tanto como solía hacerlo." Ella admitió, después de haber sido sorprendido por
el nivel de molestia que había tenido que soportar. "Tal vez estoy viniendo abajo con algo
.. de todos modos, ¿sabía usted necesita cualquier cosa o simplemente estás llamando a
mi busto chuletas?"

Alastair McLean, el CEO de ILS se rió entre dientes. "Eso suena más como tú. En realidad,
yo quería invitarte a cenar. Hay un bonito lugar justo al otro lado de la carretera desde aquí
... bueno italiano".

Dar dejó que sus ojos película alrededor de la sala, consciente de repente de que es el
silencio.

"Me doy cuenta que no estoy compañía tan interesante como la Sra. Stuart es, pero ..."
Alastair engatusé. "Vamos, Dar ... Te prometo que no voy a hablar de fútbol en ti."

Sólo escuchar el nombre de Kerry trajo una sonrisa a la cara de Dar. Su amiga, amante y
compañera de cuarto estaba atascado de nuevo en Miami, la consolidación de un gran
acuerdo con uno de sus principales clientes. "Está bien." Ella finalmente respondió. "No vas
a traer a toda la junta, ¿verdad?"
Un resoplido. "No ... Me llenar no pierdo la salsa de almejas. Sólo tú y yo, Dar." Alastair la
tranquilizó. "Pasaré por tu habitación a las seis, ¿de acuerdo?"

Dar miró el reloj. Apenas eran las cuatro, y eso le dio tiempo para ducharse y descansar un
poco. "Me parece bien." Soltó una sonrisa cruza su rostro. "Hasta entonces, Alastair." Cerró
el teléfono y se relajó un poco, ahogando un bostezo con el dorso de la mano. "Maldita
sea". La mano se levantó y se frotó los ojos. "Necesito un poco de café." El teléfono del
hotel estaba cerca, pero su cuerpo se resistió en movimiento, contento con permanecer
acurrucado en el sillón de cuero, ahora bien caliente y cómodo.

Ella se dejó caer sin fuerzas allí por un momento, luego levantó su teléfono móvil y pulsó
un número en él sin mirar. Dar levantó el instrumento a su oído, y escuchó que está
zumbando anillo. Una vez, dos veces .. entonces el ruido se detuvo, y un suave gruñido
emitido por la línea que dibujó una sonrisa en la cara de Dar.

"¿Hola?" La voz de Kerry sonaba casi sin aliento.

"Evitar los ascensores?" Dar a consultar.

"Oh." Kerry exhaló, entonces aparentemente dejado de moverse. "¿Cómo lo adivinaste?


Me acaban de llamar hasta el décimo piso, y yo pensé que iba a ir de vuelta para arriba."
El sonido de una puerta que se abre una de cierre, entonces el eco de la escalera
desapareció, reemplazado por un suave zumbido. "¿Dónde estás? ¿Acabas de llegar?
¿Cómo estuvo el vuelo?"

Dar imaginó a su amante a grandes zancadas por el pasillo, con ese distintivo, paseo
atractivo, y su nariz se arrugó en el placer. "Hotel, sí, el dolor en el culo." Ella respondió de
manera sucinta. "Sólo quería comprobar in Nos llevamos tiempo sobre Virginia."

"Lo sé." Kerry respondió, sobre el sonido de una puerta cerrándose. Ahora el rumor se había
ido, y era muy tranquilo. "I.. Um .. rastreado su vuelo."

Dar estiró sus largas piernas, y sintió que sus músculos se relajan. "Oh, lo hiciste, ¿eh?"

"Sí, lo hice." La voz de Kerry bajó un poco, tomando una pizca de ronquera. "Me preocupo
por ti, ya sabes."

Mmm. Dar sonrió mirando el techo. "Bueno, lo hice aquí ... Alastair me llevará a cenar, y
luego me voy a dormir un poco. La reunión empieza a las ocho de mañana."

"Ew." Kerry respondió. "Tengo esa reunión de grupo en la iglesia en esta noche, entonces
Colleen y Ray me están cumpliendo y vamos a caminar por la playa y ver qué problemas
podemos conseguir."
Uh oh. Dar imaginó los posibles resultados. "Ten cuidado, ¿de acuerdo?" Ella aconsejó a
su amante.

"Tú también." Kerry respondió seriamente. "Esa ciudad puede ser un lugar aterrador."

Dar sonrió. "Voy a. Hable con usted mañana, ¿de acuerdo?"

"Está bien." Kerry también sonreía, fácil de escuchar en su voz. "Te amo."

"Yo también te amo." Dar exhaló con satisfacción. "Buenas noches."

"Buenas noches." Kerry escuchó, hasta que la llamada terminó con un leve chasquido,
considerado entonces el teléfono por un momento antes de que ella se recostó en la
cómoda silla de escritorio y golpeó su pluma en su bloc de notas. Su escritorio estaba
ordenada y limpia - la pantalla LCD y su teléfono en un lado, su bandeja de entrada, bloc
de notas, y la pequeña imagen, de madera enmarcada por el otro. Sin hacer nada, ella se
acercó y levantó la foto, sonriendo a la cara hermosa mirando a cabo en ella. "¿No ser que
se pierda por cualquier túneles del metro, cutie pie". Ella instruyó a la fotografía. "Tenemos
planes de vacaciones en unos pocos días."

Acción de Gracias. Kerry establece la imagen hacia abajo, y comenzó a enderezar sus
cosas en preparación para irse. Su primera acción de gracias de verdad, donde estaba a
cargo, y había decidido lo que harían, y que habían invitan. Ella había decidido en un pavo,
y una de las partes, y Dar había acordado amistosamente, ya que nunca había
experimentado la ocasión como anfitrión a sí misma. Había conseguido su pavo, una cosa
enorme, congelados, y todos los adornos, y Colleen se había ofrecido a venir temprano esa
mañana y ayudar en la cocina.

Los padres de Dar estarían allí. Kerry sonrió, mientras recogía su portátil y se lo guardó en
el bolso de cuero que llevaba, y recorta su teléfono celular a su cinturón. Ella oyó un ligero
golpe y levantó la vista cuando la puerta se abrió y su secretaria Mayte asomó pulg "Hey".

La joven chica latina delgada le sonrió. "Te vas a casa, ¿no?"

"No exactamente." Kerry respondió fácilmente. "Tengo una reunión para ir, a continuación,
algunos de socialización hacer .. ¿y tú?"

"Tengo mi grupo esta noche." Mayte respondió. "Yo iba a preguntar, si no es mucha
molestia, si pudiera conseguir un paseo con usted justo después de la parada del autobús."

"Por supuesto." Kerry dio la vuelta al escritorio. "Vamos ... vamos a vencer el tráfico." Hizo
un gesto a la chica delante de ella, y salió de la oficina, caminando juntos por el pasillo
Ambos estaban vestidos con elegancia casual, y Kerry le divirtió notar que Mayte había
llevado a estudiar detenidamente sus propias decisiones de camisas de seda, y bien
adaptados pantalones y artículos escogidos lo más cerca que pudo sin la mera copia de las
selecciones de Kerry.

Kerry enderezó los hombros en el reflejo, mientras entraban en el ascensor y le sacaron los
ojos de los ocupantes ya en el interior, su vino camisa de colores, con sus pequeñas flores
bordadas en contraste perfectamente con su cabello claro y tez blanca. "Evening". Kerry
volvió los murmullos con una breve sonrisa, reconociendo el silencio un poco incómodo de
los empleados de marketing que eran años mayor que ella, y probablemente agravada allá
de las palabras que alguien que se parecía a punto de la edad de Mayte de baja veinte algo
había sido promovido a Vicepresidente independientemente de cuáles eran sus
calificaciones.

O, admitió irónicamente, también podrían ser fundimentalists que dissaproved de su estilo


de vida alternativa muy conocido públicamente. Las puertas se abrieron en la planta baja,
y las otras mujeres se movieron rápidamente hacia fuera, en dirección a través de la enorme
latón y vestíbulo de mármol hacia las puertas de entrada al edificio.

"La Sra. Kerry?" Mayte murmuró mientras seguían con más lentitud. "No creo que esas
mujeres como tú."

"Pues no." Kerry dio el guardia de seguridad de una sonrisa, y recibió a cambio una medida
que salían del edificio. "Hay gente por ahí que no lo hacen." Ella llevó Mayte hacia el verde
oscuro Mustang convertible, y abrió las puertas, asomando la escotilla para establecer su
bolsa de ordenador portátil por dentro. Luego se puso en el asiento del conductor y se
abrochó el cinturón de seguridad, viendo a su asistente que haga lo mismo. "Ya sabes cómo
es."

Mayte estaba tranquilo, ya que arrancó el coche y lo respaldó de ella del lugar. El espacio
al lado de ella estaba visiblemente vacía, en el lote completo, después de haber sido lleno
de Dar Lexus hasta que el CIO había dejado para el aeropuerto. Kerry surpressed un deseo
irracional de haber dejado la derecha junto con ella, y volvió su atención al tráfico ya que
se retiró de la playa de estacionamiento.

"¿Acaso la jefa llegar a Nueva York ¿de acuerdo?" Mayte preguntó tímidamente. "Mamá
estaba preocupada, le dijo que había una gran tormenta en alguna parte."

"Sí. .." Kerry asintió. "Ella me llamó justo antes de irnos ... les llevó para siempre a la tierra,
pero ella está allí, sano y salvo." Su frente se contrajo. "Debería haber llamado a su madre
y le dijo .. Yo sé que ella se refiere." Ella giró hacia el oeste e hizo una mueca, como el sol
invadió el coche. "Vaya". Una mano se pescó en la consola central y salió con sus gafas de
sol, que se ponía, el corte de la brillantez y la restauración de su visión.

"Yo se lo diré cuando llegue a casa." Mayte la tranquilizó. "Creo que te preocupaba
demasiado ... no se comía su almuerzo."
Hm. La nariz de Kerry arrugada. Busted. "Bueno, todo salió bien, así que voy a compensar
por ello en la cena." Ella se echó a reír, y luego considerar la elección de las calles.
"Escucha, tengo que ir al centro de todos modos - ¿por qué no simplemente te deje en
casa" Ella se ofreció. "No tiene sentido que usted tenga que tomar un bus a esta hora."
Normalmente, Mayte regresó a casa con su madre, María, que fue ayudante de Dar, pero
la mujer mayor había salido temprano para una cita con el médico después de Dar había
ido al aeropuerto.

"Usted no tiene que hacer eso." Mayte miró tímidamente satisfechos con la oferta, sin
embargo. "Estás tan ocupado."

"Nah." Kerry produjo una sonrisa. "Además, después de lo que he oído acerca de los
Metrobusses, me gustaría ser un manojo de nervios hasta que te vi de nuevo mañana por
la mañana." Sacó a la carretera con decisión, casi de corte de un enorme camión como ella
se agachó con agilidad a través de dos carriles de tráfico.

"Oh. Si." Mayte cerró los ojos resolutley y agarró la manija de arriba. "Me siento mucho más
seguro ya."

****************************

Era, después de todo, la ciudad de Nueva York, y allí estaba ella, salir a cenar por la noche,
con el CEO de una de las más grandes son las empresas más importantes del mundo. Dar
cruzó los tobillos y revisó la tela oscura que cubre sus piernas. Por lo menos se pone los
pantalones sin los rasgones. Miró al otro lado de la mesa a su jefe, que la observaba con
una expresión de desconcierto. "¿Estoy arruinando su imagen?"

Alastair rió. "¿Quién, yo? Sólo porque la mitad de las personas aquí saben quién soy, y
están muriendo de curiosidad en cuanto a donde cogí la hermosa vagabundo que estoy
cenando con?" Asomó un tenedor en la manga sudadera de Dar. "Van a encontrar muy
pronto."

Dar devolvió la sonrisa. "Lo siento ... me habría cambiado, pero me quedé dormido después
de que hayas llamado, y apenas tuvo tiempo de conseguir mi cabeza bien puesta antes de
que usted llamó." Ella se estiró y cogió un palo de ajo fragante, mordisqueando su final con
aprecio. "Yo estaba en la oficina a las 04 a.m. ... necesario para conseguir ese nuevo
contrato cuadrado de distancia antes de irme."

"Ouch". Alastair hizo una mueca. "¿Cómo va eso?"

"No está mal." La mujer morena respondió. "Tengo una reunión programada la próxima
semana con el alto mando hacia abajo en el Comando Sudeste .. ahí es donde Gerry quería
que empezara."
"Cerca de casa".

"Mm". Dar reconoció. "Ellos han estado recibiendo un montón de quejas sobre los
programas de capacitación de ahí abajo. Él quiere que yo entro y hago unas instalaciones
completas y procesos de evaluación." Ella ignoró cuidadosamente su ensalada, y metió el
palito de pan en la sopa italiana picante. "Va a ser un poco extraño. Una de las bases que
quiere que revisar es la que yo crecí en su mayoría."

Pasos se acercaban, y ambos miraron hacia arriba para ver a un hombre elegantemente
vestido de pie en la mesa. "Hola, Al". El hombre tenía un ligero acento, pero era difícil saber
exactamente qué tipo. "" Tenía la esperanza de que tendría la oportunidad de ver que antes
de la reunión. "Él lanzó una mirada perezosa sobre el cuerpo de Dar, y la esquina de su
boca se torció." Lo siento .. ¿interrumpo algo? "

Dar consideró las repercusiones de apuñalarlo con el tenedor, y se pesa el valor de


diversiones de oír el grito, en comparación con el cierto pleito que tendría que lidiar. Ella
suspiró, y se limitó a seguir comiendo. La comida era excelente, y que había perdido el
desayuno y el almuerzo, que no había ayudado a la cabeza voladora le había dado. "Nah
.. seguir adelante. Sólo soy su nuevo interno." Ella comentó a la ligera, chupando en un
espagueti.

Alastair ocultó una sonrisa detrás de su mano, y exhaló. "Buenas noches, Bob .. siéntate
Willya? ¿Qué puedo hacer por ti?" Bob Trancet era el jefe de Ventas Corporativas de la
oficina de Nueva York, que se encargaba de gran parte de su negocio internacional.

El hombre alto se sentó y cruzó las manos, ignorando Dar ahora. Él era un corte limpio, y
de buen aspecto, con el pelo negro plateado y un perfil fuerte. Su cuerpo atlético fue
equilibrada y él tenía un aire muy segura de sí misma. "Nada importante. Sólo tenía la
esperanza de poner un insecto en el oído acerca de una posible nueva alianza. Datacom
contactarse conmigo hoy, y comenzó a olfatear alrededor de los bordes de lo que sugiere
que ellos quieren que tomemos sobre sus operaciones de red."

"En serio". Alastair apoyó la barbilla en un puño. "Son grandes competidores nuestros en
algunos lugares."

"Mm .. pero no pueden competir con la nueva red, y ellos lo saben." Bob sonrió. "Están
hablando asociación estratégica ahora ... la negociación fuera de ellos vendiendo nuestra
red, la hora de conseguir un montón de sus cosas de América del Sur."

"No vale la pena." Dar comentó, mordiendo una albóndiga en medio. "Ellos tienen la
infraestructura de veinte años, y que nos va a costar más de un millón de dólares para
actualizar sus nodos a nuestras especificaciones."
Se hizo un silencio absoluto durante un momento, dando Dar un poco de paz y tranquilidad
para sorber sus fideos pulg

"Intern Spunky." Bob comentó secamente. "Pero, de repente, me doy cuenta de que la voz
es familiar." Esperó Dar a levantar los ojos y se encontró con ellos, con un brillo de diversión.
"Por fin voy a conocer el infame Dar Roberts .. eso era extraordinariamente estúpido de mi
parte, ¿no es así? Debería haber dado cuenta desde el principio." Le tendió una mano, que
Dar se acercó y estrechó. "Intern, ¿eh?"

Dar le sonrió, y sus ojos vallada brevemente, dos voluntades fuertes pruebas suavemente
entre sí. Podía sentir el intenso magnetismo que estaba poniendo, y como su mirada vagó
sobre ella y mostró una admiración distinta, su ego pinchado sus pequeñas orejas de
murciélago enseguida. "Bueno .." Ella arrastró las palabras. "Era mejor que la otra
conclusión obvia."

Él sonrió de vuelta. "Mejor para quién? Eso habría hecho maravillas por la reputación de
Al".

Alastair se aclaró la garganta y miró entre los dos. "No me había dado cuenta de que nunca
conociste a Dar, Bob ... Sé que has hablado por teléfono, sin embargo."

"No, no." Bob meneó lentamente la cabeza, todavía aparentemente fascinado por Dar.
"Nunca he tenido el placer .. y lo hago por placer significa."

Dar tomó aire y volvió a consumir su cena. "Si Datacom quiere tratar, que tienen que pagar
por sus propias actualizaciones antes de firmar nada. No quiero que nos cuellos de botella".
Afirmó, luego suspiró, como su teléfono celular sonó. "¿Sí?"

"Dar .. es Marcos ... tenemos una situación."

Figuras. "Espera". Dar se levantó y metió la servilleta debajo de su plato. "Ya vuelvo". Rodeó
donde Bob estaba sentado y se dirigió a la puerta, fuera del ruido en el que pudiera oír
mejor.

Alastair tomó un sorbo de vino y miró burlonamente a su socio de largo tiempo. "Ponga su
lengua dentro de su boca, Willya?"

"Hijo de puta." Bob se echó a reír, sacudiendo un dedo. "Usted me dijo que era inteligente,
duro, y obstinado .. ¿cómo es que nunca has mencionado que ella era hermosa?" Sus ojos
se quedaron puestas en la figura desgarbada de altura apoyada en la puerta de la calle,
teléfono pegado a la oreja. "Eso es un pedazo serio de la mujer, Al".

Alastair rodó los ojos. "Uno nunca cambia." Él soltó un bufido. "Limpie la barbilla .. estás
babeando."
"El infierno sí, yo soy!" Bob afirmó. "Eso es un elemento atractivo que pretendo conseguir
una mirada más de cerca."

"Ella esta tomada." Alastair levantó una mano.

». Nadie la posee mierda, no en esta vida, hombre." Bob negó firmemente con la cabeza.
"No te pongas tan serio, Al. .. sólo quiero tomar una copa con ella, no casarme".

"Bob, ella es gay." Alastair lanzó su carta de triunfo.

"¿Y? Su punto es qué?" Su vendedor en jefe respondió. "A quién le importa? Estoy seguro
que a mi no." Él hizo una bola con la servilleta que había estado jugando con y se enderezó.
"Yo sólo lo intentare. Eh .."

Alastair había llegado a través de la mesa, y se sujeta con una mano en su muñeca. Ahora
él se abalanzó, y tiró, una mirada repentinamente serio, concentrado en su rostro.
"Escúcheme, señor. No juegues con ella."

Un pequeño bolsillo de la quietud conmocionado los rodeaba. Bob parpadeó y miró a su


jefe, no muy entusiasmado. "Hey .. vamos, Al .." Él dijo, en voz baja. "Tómalo con calma".

"Lo digo en serio." El CEO afirmó rotundamente.

El joven tomó aire y le tendió la otra mano, la palma hacia arriba en un gesto de conciliación.
"Está bien .. bien, jefe .. te escucho." Reunió a su compostura como Alastair le soltó y se
echó hacia atrás. "¿Está bien si yo sólo hablo con ella? Ella es realmente brillante, y yo
realmente podría pasar un tiempo platicando con ella "

Un dedo apuntando a él. "Si usted va un paso más allá que eso, yo personalmente voy a
despedir su culo. ¿Entiendes?"

"Entendido". Bob reconoció en voz baja, como Dar volvió a entrar en el restaurante,
volviendo hacia ellos y tomar su asiento. Ojos azules se posaron primero en alerta Alastair,
y luego a él, y él se la curiosa sensación de que se está analizando como una pieza
defectuosa de código por el crudo, la inteligencia potente que acechan detrás de la mirada
vigilante de ahora Dar.

"Trouble, Dar?" Alastair tomó un trago de su vino, y se arremolinaba en torno a la


remaineder su vaso. "No creo que teníamos mucho que hacer esta semana."

"Ah." Dar hizo girar el tenedor lleno de espaguetis y comía él, tragando antes de contestar.
"Es que la conversión condenados en Redmond ... ellos han estado tratando de vincular en
ese oleoducto ATM grande hasta Alaska durante dos semanas, y cada vez que lo hacen,
se llevan hasta la mitad de la costa oeste maldito." Tomó un sorbo de su propio vino. "Voy
a tener que enviar a un equipo que hay."

"Tiempo pésimo a estar viajando." Bob aventuró. "Vacaciones y todo."

"Mm". Dar acordó, mirándolo a los ojos. "Viene con el territorio, sin embargo .... Mi gente lo
sabe." Ella terminó sus albóndigas y se sentó, cruzando un brazo sobre el pecho y mientras
bebía el vino. El problema era agravante, a ciencia cierta, y no estaba del todo convencido
de que no iba a tener que ir allí en persona para cuidar de él.

¿Qué realmente, realmente chupado.

"Hey, Dar?"

Ella levantó la vista, para encontrar Bob inclinado hacia adelante, con una mirada de interés
amistoso en su rostro. "Mm?" Algo había pasado entre él y Alastair, eso lo sabía, pero lo
que era ...

Probablemente no involucrarla. "Tienes algo en mente?"

La comisura de su boca se torció. "Llegar a la ciudad mucho?"

Eso la sorprendió. "No ... yo trato de no cruzar la línea Mason Dixon menos que tengo que
hacerlo." Ella respondió con sequedad, dando Alastair un vistazo. "¿Por qué?"

Bob juntó las manos. Dar cuenta de que eran buenos, fuertes, con las uñas bien cuidadas
y un toque de insensible a lo largo de la parte superior de sus dedos índices. "Estoy muy
orgulloso del lugar ... yo la he vivido desde que era más corta que las bocas de incendio
fuera ... ¿me dejarás a dar una vuelta rápida?"

Dar consideró la solicitud. "Si pones un intinerario juntos para mañana por la noche, por
supuesto." Ella accedió amablemente. "Ha sido un día largo." Él era atractivo, y un fuerte
hombre de negocios, y no hace daño a construir algunos puentes cuando tuviste la
oportunidad de hacerlo.

"Acepto." Bob sonrió, luego se apartó de la mesa y se levantó. "Al, que ha sido un placer,
como siempre." Él inclinó la cabeza. "Nos vemos en la velada de mañana." Sus ojos se
movieron. "Y así, escucho, señora .. con ganas de escuchar la presentación." Con una leve
inclinación de cabeza, se dio la vuelta y se abrió paso entre el restaurante ahora
verdaderamente ocupado, desapareciendo en la noche de Nueva York, una vez que se
aclaró la puerta.

***********************************
El pequeño grupo se sentó en un círculo, en sillas tan coincidentes que habrías pensado
que era a propósito, hecho por un diseñador con una racha sin duda retorcido. Todos eran
jóvenes, la mayoría en su adolescencia salvar a la mujer sentada con las piernas cruzadas
en el gran sillón cercano a la puerta.

"Está bien, Barbara .. qué te hace pensar que lo tiene para ti?" Kerry le preguntó en voz
baja, poniendo su mente a los problemas de estos jóvenes con problemas, a medio camino
entre los niños y los adultos, y se trata de una sexualidad emergente no estaban seguros
de que entendieron. No estábamos muy seguros de que querían, por lo demás, que es
diferente en esta etapa de sus vidas, en una edad en diferentes paria significado de muchas
maneras conmovedoras.

Ella compartió sus deberes councilling con otras dos mujeres de edad avanzada, y
descubrió que disfrutaba de su tiempo con el grupo. Eso significaba tener que escuchar, y
hacer frente a problemas muy diferentes de los que normalmente manipula, y le recordó
una vez más que su propia aceptación de su estilo de vida ha sido mucho más suave que
cualquier número de otras personas. En este momento, el miembro más joven del grupo de
discusión, Barbara Gonzales, había confesado que ella pensaba que su jefe en el Burger
King se había dado cuenta de que era gay y estaba tratando de deshacerse de ella a causa
de ella.

"No lo sé." El, marrón chica de pelo delgado pasó un brazo alrededor de una rodilla.
"Cambió mi turno .. ahora me hace que me hago todas las cosas difíciles, como calcular
cuánto pan y carne a la orden para la próxima semana, y que me echa un vistazo a los
baños, y cosas por el estilo."

"Hm." Kerry se sentó de nuevo, consciente de los ojos de la niña sobre ella. "¿Le
preguntaste por qué hizo eso?"

Un encogimiento de hombros. "No. Sólo pensé que era porque él me vio con Sally en el
congelador que una vez ... fuimos tan estúpidas acerca de eso."

Kerry refleja. "¿Usted hace un buen trabajo?"

"Supongo ... los clientes como yo. Me pongo cosas por hacer, y estoy siempre a tiempo, y
todas esas cosas."

"Bueno, él podría venir abajo en usted, pero hay otra posibilidad." Kerry le dijo. "Él podría
estar tratando de empujar hacia una posición más responsable en el restaurante."

Barbara miró parpadeando, obviamente sin haber siquiera lo consideró. "¿Eh?"

"Si yo fuera un gerente de comida rápida." Kerry especuló. "Y yo tenía una posición que
necesitaba para llenar .. digamos, y asistente del gerente o un líder de turno ... me iba a
encontrar a alguien que era digno de confianza .. que era rápido, y ordenada, y en el trabajo
bien, y doy un poco más responsabilidad todos los días para ver cómo se manejaron ".

"¿Lo harías?" Casey ladeó la cabeza, cubierta con una explosión de rizos oscuros.

"Por supuesto." Kerry sonrió. "Pedir Barbara para hacer las proyecciones de ordenación y
supervisión de la limpieza de los baños parece a mí, ser una indicación de que el hombre
confía en ella, y tal vez quiere ver si ella está lista para ser promovido." Sus ojos brillaron a
Barbara, que estaba mirando con la boca abierta a ella. "Te diré algo. Piense en ello de esa
manera durante una semana, y tratar de ver todo lo que hace de manera positiva, en vez
de negativa. Vea lo que sucede."

Barbara apartó un mechón de pelo detrás de la oreja. "Wow ... bueno, sí, supongo que
podría hacer eso." Ella reflexionó. "Tal vez podría, como, planchar mis camisas y esas
cosas .. ver si se da cuenta." Ella sonrió, y todo su rostro se iluminó. "Gracias, Kerry ... eres
tan cool."

Kerry se puso de pie y rodeó la silla, apoyándose en la espalda y mirando a ellos. "A veces,
es fácil entrar en el modo en que usted piensa que todo el mundo está contra ti .. o que su
preferencia sexual te hace automáticamente una víctima. Eso no es cierto." Hizo una pausa
y considerar. "No es que eso no sucede, por supuesto que sí .. que todos ver las noticias ..
o han tenido cosas suceda para que sepa lo que hace." Una breve sonrisa tocó sus labios.
"Pero no siempre."

"Eres bastante a cabo en el trabajo, ¿no es así?" Preguntó Casey, con curiosidad.

Kerry asintió.

"¿Le da una mierda por eso?" Las chicas la observaban, intensamente interesado en su
respuesta. Kerry tendió a convertir charla lejos de su vida a la de ellos, y ellos siempre
estaban cavando para pequeñas pepitas sobre su aspecto personal. Ellos sabían que ella
trabajaba para una gran compañía, y que ella era gay y no mucho más. La mayoría de ellos
ni siquiera habían conocido Dar, ya que el grupo se había formado después del último día
de campo a su amante había asistido.

"A veces, hay personas que se encuentran fuera, y no les gusta." Kerry dejó. "Pero sobre
todo, yo sólo hago mi trabajo, y no me importa."

"Tu jefe no le importa?"

Ella no pudo evitar la sonrisa. "No. Definitivamente no."

"Cool". Casey asintió. "Tal vez voy a conseguir un trabajo allí, entonces ... que suenan bien."
Kerry revisó la fornida mujer joven, cuyo pelo oscuro estaba teñido en tres tonos de púrpura,
para que coincida con los seis diferentes tipos de piedras pendiente, y el contraste con los
tatuajes bailando a través de su cuello. "Por supuesto." Ella estuvo de acuerdo con
suavidad. "Dame una hoja de vida para ti, y lo daré para el personal."

Sólo la mirada en el rostro de Mariana sería más que digno de él.

"Está bien." Casey se quedó junto a ella, como el resto del grupo salió en fila. "Eres muy
fresco, para una anciana."

Las cejas de Kerry levantó. "¿Qué tan antigua es lo que crees que soy?" Ella preguntó,
ligeramente indignado, poniendo sus manos en sus caderas. "Sólo tengo tres canas, ya
sabes."

Casey sonrió, luego bajó los ojos tímidamente. "Yo sé .. Estaba Ragging que ... debe ser
genial tener todo tan junto como tú."

Hm. Sí, como una cuestión de hecho, fue bastante maldito frío. "He tenido mucha suerte."
Ella admitió. "He tenido buenas oportunidades que me han dado, y me las he arreglado
para encontrar a alguien que quiero pasar el resto de mi vida contigo. Doy gracias a Dios
por eso todos los días, créeme, Casey."

El adolescente miró hacia abajo, cruzando los brazos con un marcado aire de incomodidad
ante eso. "Así que. ¿Cuándo conoceremos a esta mujer misteriosa tuya? Usted sigue
hablando de ella ... suena bastante caliente."

Kerry se volvió e hizo un gesto hacia la puerta. "Vamos .. Tengo que cerrar. Tendrá la
oportunidad de conocer a Dar en la fiesta de la semana que viene .. que te gusta de ella.
Ella es muy agradable." Bueno, bueno no era realmente lo que era Dar, pero ...

Casey salió, y la vio cerrar la puerta a la sala de atrás de la iglesia. Pasearon juntos por el
pasillo estrecho más allá de la tribuna, y hasta las dos escaleras cortas a la puerta principal
del edificio. Kerry celebró el portal pesada abierta, luego la dejó cerró detrás de ellos, y la
cerró con la llave que le habían dado. Las otras chicas estaban esperando afuera, dándole
miradas tímidas.

"Hey". Casey fue, al parecer, eligió a la portavoz de esta semana. "Vamos a ir a tomar una
cerveza .. quieres venir?"

Por un momento, Kerry fue tentado. Ser el centro de este tipo de atención de los
adolescentes era muy nuevo y muy extraño para ella, y ella sintió la necesidad de explorar
más a fondo. Sin embargo, los planes eran los planes, y ella sospecha que la invitación se
repetiría.
Frecuentes. "Esta noche no, chicos .. Le prometí que me encontraría a unos amigos en la
playa .. pero gracias por preguntar." Kerry sonrió cálidamente a ellos. "Ve y pasar un buen
rato .. pero ten cuidado, ¿de acuerdo?" No tiene sentido que ella señalando la mayoría de
ellos eran menores de edad, ya que ella sabía que sólo tendrían Casey, el único que tenía
una identificación militar comprar la cerveza para ellos. El joven se había alistado y duró
exactamente dos semanas, en los infantes de marina, luego arrestaron a cabo, pero ella
había guardado el ID.

Ella los vio pasean, luego se dio la vuelta y se dirigió a su coche, aparcado cerca, mirando
el reloj mientras caminaba. A media hora hasta que su tiempo de reunirse con Col y Ray,
que le daría más margen de maniobra suficiente para bajar a la playa, y la inmersión sushi
espera. Su estómago comenzó a gruñir ante la idea, y el almuerzo y el desayuno saltado
repentinamente hizo mareado.

"Maldita sea". Afortunadamente, ella estaba junto a su coche, y un agarre rápido en el marco
de la puerta del Mustang dejó a mantener el equilibrio. "Supongo que el concierto ayuno
ascético no es para mí." Ella abrió la puerta y se sentó, esperando a que la sensación de
mareo que no se desvanecen. Lo hizo después de un momento, y ella cerró la puerta y
arrancó el coche. "Pronto". Ella acarició su estómago. "Aguanta chaval ... pollo teriyaki es
recto."

************************************

"¿Hola?"

"Gracias."

"Ah."

Te quiero.

"Aw".
"Dar"

"Buenos días."

"Está bien." "Bueno." "Se ve bien".

"Tú lo sabrías."

"Gracias."

"Bueno." Se enderezó.

Silencio.
Jesús. ¿Y ahora qué?

Ah. Eso era bueno. "Así es."

"Si."

"Chica Atta."

"Cool".

Kerry asintió.

"Si."

"Lo siento."
"Ugh." "¿Sí?"

Ambos guardaron silencio durante un rato.

"Gracias."

Dar respuesta. Otra pausa. "Hey".

Una sonrisa. Ella preguntó con curiosidad.

"Si." Dar admitió.


"¿Qué es?"

Pausa.

"No."

"Mm".

"Lo haré."

"Más tarde".

"Está bien."

"Bite me". "Ah."

Quizá.

Figuras.

"Oh."
Ella comentó.

Kerry se rió entre dientes.

"Oh."

"Algo por el estilo."

Hm.

"¿Por qué?"

Oo. "No." Ella se echó a reír.

"Whoa".

Oh boy.
"Espera!"

*******************************************

"Ah." Señaló.

"¿Qué?"

"Hey?" "¿Qué pasa?"

Una pausa.

"No."
"¿Estás bien?"

"Está bien."

************************************

Okay.
Y entonces se detuvo.

*******************************************

"No."

Una pausa.

"¿Por qué?"

Pausa.

"Sí, señora".
************************************

Eso fue todo.

"Por supuesto."

Josh murmuró.

"Gracias."
Pero no lo hizo.

¿Cierto?

*******************************************

Y así fue.

Dar parpadeó. Una vez más.

"¿Sí?"
"Si."

"Hm."

"¿Qué pasa?" Preguntó Kerry.

"No."

Dar respuesta. "Te amo."

"Yo también te amo." "Más tarde".


Dar considerado.

**************************************************

"¿Señora?"

"¿Sí?"

Kerry asintió.

"Sí".

"Wow."

"Puedes decir eso otra vez."


Kerry se rió entre dientes.

Él parpadeó.

"Pues no."

"Hm." Tragó saliva.

Kerry consideró la pregunta. Ella le sonrió.

"Bueno."

Ella suspiró.

"¿No?" "Oh."

"Ugh."

*******************************************

Oh, bueno.
"Si."

Kerry le dijo.

"Gracias." "¡Qué asco."

"¿Qué?"
"Yo también." Dar murmuró.

Kerry sonrió.

Ella se echó a reír.

Josh le dijo.

Dar rió.

Josh le dijo.

"Gracias."

Dar respuesta. Dar una pausa.

"Bueno."

Kerry sonrió.
***********************************************

"No, gracias."

"Buena chica".

"Me lo prometes?"

"Bueno."

Oh boy.

Dar rió. "Lo siento."

"¿Qué hora es?"


"Ew."

Kerry se rió entre dientes.

"Hey".
"Bueno."

"Mmhm."

"Wow."

"Mm".

"No."

"Bueno, sí."

"¿Qué demonios fue eso?"

"Ugh."

"¿Sí?"

"Ker?"
"Hm."

"Buenas tardes".

"Mm". "Oo".

"Si." Kerry sonrió.

"¿Sí?"

"Estoy bien."

"¿Estás seguro?"

Fue la respuesta.

"Está bien."

Hizo una pausa.


Se había acabado.

"Dar?"

"No."

"¿En serio?"

Kerry sonrió.

"Si."

"Está bien."

Verdadero.
"¿Por qué?"

Se miraron el uno al otro. "Weird". Hizo una pausa.

"No."

"Si."

Preguntó Kerry.

"Pues no." "¿Por qué?"

"Sólo por curiosidad."

"Yo también te amo."

"Gracias."

"¿Eh?"

"No."

"¿Cuándo?"

"No lo recuerdo". "¿Importa?"

Oh, bueno.

Quizá.

Verwandte Interessen