Sie sind auf Seite 1von 9

VERDAD EN ACCIóN a través de los Salmos (Libro primero: Salmos 1-41).

Un paso hacia el conocimiento de Dios Saber y creer que Dios es omnisciente nos
ayuda a no escondernos de él.
10.11-15
Comprende que Dios ve y conoce todas las cosas. Cree que nada de lo que haces está
oculto a los ojos de Dios.

Orientaciones para crecer en piedad Vivir en piedad es algo completamente diferente


a vivir como nos enseña el mundo. Ella se opone a nuestra naturaleza carnal y pecaminosa.
Por lo tanto, como la piedad no se aviene con el pecado, necesitamos la ayuda sobrenatural
del Espíritu Santo. Para vivir en piedad hace falta un cambio radical en nuestra manera de
hablar, conducirnos y pensar.
2.12
Honra al Señor en tu conversación y conducta.
4.4
Rehúsa responder airadamente. Consúltalo con la almohada y dedica tiempo a la
reflexión.
10.4
Deja que Dios llene tus pensamientos y evita así las debilidades.
15.4
Honra tus compromisos y tu palabra aunque ello sea costoso para ti.
19.14
Habla y piensa sólo de la manera que sabes agrada a Dios.
36.4
Comprende que la justicia rechaza por completo las conductas incorrectas.

Pasos hacia la santidad Los creyentes consagrados viven de una forma distinta a la
gente del mundo, y no permiten que el sistema de valores del mundo domine sus vidas. Si
damos un lugar al mundo en nuestras vidas sufriremos las consecuencias.
1.1
No conduzcas tu vida por los caminos que el mundo propone, no participes en
actividades dudosas y no seas sarcástico . Vive de manera diferente como parte del
pueblo de Dios.
7.14
Comprende que permitirle al mal desarrollarse en tu corazón traerá desilusión y
problemas innecesarios a tu vida.

Pasos hacia una devoción dinámica . Estar junto a Dios constantemente da lugar a
cambios permanentes en nuestras vidas. Intentos no sinceros en este sentido conducen a
una devoción dividida. Aquellos que convierten su devoción a Dios en un objetivo
prioritario son quienes conocen la devoción verdadera.
1.2
Practica la meditación regular en la Biblia. Deléitate en las Escrituras y deja que ellas te
guíen.
5.3
Busca al Señor en la mañana. Espera en él para que hable a tu corazón y a tu espíritu.
5.7
Prioriza la adoración privada y colectiva.
19.7-11
Da gracias a Dios todos los días por su revelación, su voluntad y sus promesas para ti en
su Palabra.
27.4
Haz que el tiempo que pasas con Dios y con su pueblo constituya tu deleite y lo más
importante para ti en la vida.
29.1, 2
Testifica regularmente de las bondades de Dios.
40.6-8
Escoge vivir una vida de disciplina y obediencia como siervo de Dios.

Lecciones clave en la fe La gente de Dios debe confiar plenamente en que la Palabra de


Dios es verdadera y que él siempre actúa de acuerdo con ella. Cada situación que
enfrentamos es una oportunidad para confiar en Dios en lugar de en nuestras propias
inclinaciones. La fe involucra un elemento de riesgo, pero siempre rinde los más ricos
beneficios.
9.10
Escoge creer que el Señor no te abandonará nunca si crees en él.
12.6
Conoce que la Palabra de Dios ha sido probada. Y es absolutamente confiable.
23.1-6
Confía en el cuidado pastoral de Jesús. él te sostendrá y protegerá; además, restaurará tu
vida.
26.1
Cree en el Señor para alcanzar justicia, no la busques tú mismo.
37.5
Dedícale conscientemente todos tus planes diariamente al Señor. No presumas que
su ayuda llegará si no lo invitas a hacerlo.

Pasos para enfrentar el pecado Enfrentarse de forma adecuada al pecado supone que
permitamos a la Palabra de Dios examinar nuestro corazón. Ocultar el pecado e intentar
esconder sus consecuencias da lugar a sentimientos de angustia y a menudo a mayores
pecados. Acepta lo que Dios dice sobre la conducta pecaminosa, aléjate de ella, y el perdón
gratuito de Dios hará el resto.
19.12, 13
Deja que la Palabra de Dios te examine y corrija. Comprende que haciendo eso te
mantendrás alejado del pecado.
25.7
Confiésate y abandona el pecado y la rebelión. Recibe el perdón de Dios. Comprende
que Dios también olvida.
32.1-5
Reconoce y confiesa el pecado. Comprende que Dios desea perdonarte y restaurarte,
pero no tomes a la ligera el perdón divino.

Cómo refrenar la lengua Muchos pecados tienen que ver de alguna forma con la
maledicencia. La disciplina y las decisiones correctas dan como fruto la sana conversación.
Muy fácilmente hablamos demasiado, con mucha dureza y libertad. Hablar menos y más
cuidadosamente traerá como resultado una disminución del pecado.
17.3
Habla sólo lo recto. Comprométete a hablar de las cosas de Dios.
18.6
No te quejes cuando estés en dificultades o problemas. Clama a Dios. Confía en que el
Señor te escuchará y responderá.
34.12-14
Sé cuidadoso con tus palabras. Conoce que la recta conversación trae consigo la
promesa de una larga vida.

VERDAD En Acción que Salmos enseña


Orientaciones para crecer en piedad Aquellos que deciden vivir en piedad no
quedarán sin recompensa y buscarán oportunidades para contar a otros lo que Dios ha
hecho por ellos y a través de ellos.
62.12
Comprende y conoce que Dios recompensará a cada uno según sus obras.
64.1; 69.9 Comunica cualquier lamento solamente a Dios. Sé celoso porque sean
cumplidos en la iglesia los propósitos de Dios.
45.17 Da testimonio de Jesús como tu Señor y Salvador.
Pasos hacia una devoción dinámica La adoración y las formas de culto que
prescribe la Biblia son parte importante de nuestra devoción a Dios. Equivocadamente, a
veces menospreciamos ciertos elementos del culto a que no estamos acostumbrados. Dios
hace sentir su presencia junto a los que le adoran como él desea. También olvidamos
dedicar suficiente tiempo a escuchar la voz de Dios cuando oramos. Esto es asombroso si
se tiene en cuenta con quién nos comunicamos al orar.
42.1, 2, Cultiva conscientemente el hambre y la sed de Dios.
63.1, 2 Debes saber que esta decisión supone pasar más tiempo junto a él.
59.16, 17 Canta a Dios cuando estés solo con él.
47.1-7 Adora a Dios con tu boca alegremente. No desprecies dirigir aplausos sentidos al
Padre.
46.10 Comprende que conocer a Dios implica pasar regularmente silencio y momentos
de expectante quietud en su presencia.
44.22 Ofrécete diariamente a Dios en sacrificio vivo. Considérate muerto a la ambición
personal.
Claves para una vida sabiaMucha confusión se ha generado en el pueblo de Dios
porque se ha aceptado sin reservas la creencia en la innata bondad de los seres humanos.
Muchos han caído por haber confiado más en la gente que en Dios.
53.3
Acepta el testimonio de Dios sobre la naturaleza humana. Comprende el impacto del
pecado sobre los seres humanos.
44.3-8 Comprende que la victoria espiritual no depende de las manos, la mente o la
fortaleza física. La victoria sólo viene de Dios.
Lecciones clave en la fe La fe es una decisión consciente de actuar conforme a lo
que Dios dice que es verdadero, no una reacción pasiva del cristiano ante su circunstancia.
Como todo, la fe requiere que se la practique para que crezca y se fortalezca. La fe viene de
la Palabra de Dios iluminada por el Espíritu Santo y se manifiesta por medio de la
obediencia. La fe requiere un compromiso indiviso que nos aparte de la duda y la
vacilación.
56.3, 4, 10, 11 Cuando seas tentado a sentir temor, decide confiaren el Señor
conscientemente, no como una reacción emocional. Toma la firme decisión de no
dejarte arrastrar por el temor.
55.22 Pon en manos de Dios sin dilación tus preocupaciones y problemas, que él se
hará cargo de ellos.
51.10 Ruega al Señor que obre en ti para que mantengas un único propósito en tu
corazón. Pídele que te fortalezca para permanecer firme en la verdad.
43.3 Espera en el Espíritu de Dios que ilumina las Escrituras para que te guíe cada día.
La necesidad de humildad El orgullo y la arrogancia no agradan a Dios.
Debemos humillarnos, reconociendo nuestros pecados y nuestra necesidad de ser
limpiados por Dios.
51.1-19
Comprende que el espíritu de humildad abre las avenidas del gozo en tu corazón.
Pasos para enfrentarse al pecado Para enfrentarse al pecado hay que reconocer
que el pecado se origina en el corazón.
66.18
Evita anular tus oraciones permitiendo que el pecado o las debilidades se alojen en tu
corazón.

ERDAD EN ACCIÓN a través de los Salmos (Libro tercero: Salmos 73–89)

¡Que la vida del Espíritu Santo vivifique en el creyente las obras de la fe!

VERDAD que Salmos enseña y ACCIÓN a que Salmos invita

Un paso hacia el conocimiento de los cominos de Dios Debemos saber que Dios honra su
nombe y debemos buscar que éste sea exaltado.

79.9 Comprende que Dios salva y bendice a su pueblo a causa de Su nombre, esto es de Su
honor, y no debido a las obras de justicia humanas.

Orientaciones para crecer en la piedad La piedad hace suya la preocupacíon de Dios por las
viudas, los huérfanos, los extrajeros, los pobres y los necesitados, proque estos son los
preferidos de su corazón, como también del cuidado y la instrucción de los propios hijos.
También recurre a Dios cuando tiene problemas en lugar de lanzarse en brazos de la carne.

82.3, 4 Comprende que Dios prioriza ministrar al desamparado, el pobre y necesitado.

78.4–8 No Falles a la hora de instruir a tus hijos y prepararlos para que caminen por los
senderos del Señor.

73.21, 22 Impide que un corazón agraviado se convierta en un espíritu lleno de amargura.

73.16, 17 Cuando estés confundido pasa tiempo en presencia del Señor para ganar en
comprensión y en perspectiva.

Pasos para una devoción dinámica Dios desea que los corazones de todos nosotros se
consagren por entero a Él. Hace falta dedicación para desarrollar ral devoción: Es
neccesario perseverar en la búsqueda de Dios por sobre todas las cosas.

86.11 Busca a Dios continuamente para que poseas un corazón indiviso y temeroso ante el

Señor.

76.11 Comprende que los votos son un medio bíblico aceptable para realizar avances
espirituales en áreas difíciles de la vida.

Claves para una vida sabia Crecer en sabiduría significa aprender a discernir sobre los
tiempos en que vivimos aplicando los principios que encontramos en la Palabra de Dios.
También significa renunciar a la búsqueda de los honores que sólo pueden venir de Dios.
75.6, 7 Conoce que toda promoción o exaltación viene del Señor.

74.9 Comprende que cuando rechazamo los caminos de Dios podemos perder las
beniciones y la guía de su Espíritu, lo cual convertiría nuestras vidas en un desierto.

Pasos para crecer en humildad El humilde, en tanto reconoce su necesidad de crecimiento


continuo, nunca asume una actitud arrogant.

84.5 Conierte tu corazón en peregrino. Humílate a tu mismo y acepta que “nunca llegarás”,
o swa, nunca te detengas en u búsqueda de conocimiento y creyentes y edificar su fe.

Lección clave en la fe Nunca subestimes el poder del testimonio humano al persuadir a las
personas para que den pasos que den pasos decididos por el camino de la fe.

77.10–20 Piensa en los prodigios que Dios hace entre su pueblo y da testimonio de ellos
para animar los creyentes y edificar su fe.

Guía para obtener la victoria Más fuerte que cualquier oposición externa pueden ser las
infuencias negativas que se anidan en nuestros corazones.

81.13–16 Ora para que seas liberado de la desobediencia y la testarudez que impiden a la
mano de Dios ofrecerte la victoria espiritual.

VERDAD EN ACCIÓN a través de los Salmos (Libro cuarto: Salmos 90–106)

¡Que la vida del Espíritu Santo vivifique en el creyente las obras de la fe!

VERDAD que Salmos enseña y ACCIÓN a que Salmos invita

Orientación sobre la piedad La ferviente intercesión por la iglesia es una señal que
distingue a los piadosos.

106.23 Intercede por el pueblo de Dios para traer arrepentimiento y evitar el castigo.

Mostrando respeto por Dios La postura humilde en el culto refleja humildad de corazón.

95.6–11 Humíllate ante el Señor arrodillándote e inclinando la cabeza mientras le rindes


culto.

Abre tu corazón a Dios y a su voluntad.

Claves para una vida sabiaEl sabio recibe con gratitud la disciplina divina. También evita
dejar las cosas para después y otras formas de malgastar el tiempo.

94.12–15 Espera y sé agradecido por la disciplina del Señor.

90.12 Usa bien el tiempo con sabiduría. Comprende que perder el tiempo es desperdiciar
una parte de tu vida.
Lecciones clave en la fe La fe centra su atención en Dios, su Palabra y sus promesas. Pero la
fe también vuelve la vista hacia las bendiciones recibidas de Dios para fortalecerse. La fe
nos permite acudir confiadamente a Dios cuando hay problemas y recibir de Él protección.

103.2–5 Haz periódicamente un recuento de las bendiciones de Dios como una fuente de
fortaleza y fe.

94.19 Acude al Señor para que halles consolación cuando te asalte la ansiedad.

91.9–13 Reposa en Cristo, deposita tu afecto en Él, y reconócelo en todo. Descansa en su


protección.

Pasos hacia la santidad Como pueblo santo es mejor no mirar ni pensar en cosas que no
son propias de una vida separada para servir a Dios y a sus propósitos.

101.3 Cuida tus ojos celosamente. Tu vida interior se afecta con las cosas en que centras tu
atención.

104.34 Descansa sólo en aquello que agrada al Señor.

VERDAD EN ACCIÓN a través de los Salmos (Libro quinto: Salmos 107–150)

VERDAD que Salmos enseña y ACCIÓN a que Salmos invita

Orientaciones para crecer en piedad Vivir tu vida de acuerdo con las Escrituras y sus
enseñanzas te hará crecer en piedad.

133.1 Lucha por la unidad dela iglesia.

126.5, 6 Siembra la justicia por medio de una actuación obediente, para recoger una rica
cosecha.

119.56 Practica la obediencia a la Palabra de Dios.

119.9 Organiza todo en tu vida de acuerdo con la Palabra de Dios como la clave de la
pureza.

111.10; 112.2 Busca a Dios y cultiva el temor del Señor; esto conduce a la sabiduría y trae
bendiciones.

Pasos hacia la santidad La santidad implica confiar en el Señor y no en el mundo, lo cual


frecuentemente requiere que decidamos a favor del primero y en contra del segundo.
Mientras más caminamos junto al Señor más nos alejamos del mundo.

115.2–8 No pongas tu confianza en las cosas que has procurado por seguridad. Es idolatría.

119.105,130 Busca que te ilumine la eterna Palabra de Dios y no la finita sabiduría humana.

119.36 Pon empeño en hacer la voluntad de Dios más que en las ganancias.

127.1, 2 Conoce que emplear tus habilidades al servicio del Señor es inútil sin que Él las
bendiga con su Espíritu.
Pasos hacia una devoción dinámica Dios quiere nuestros corazones, no sólo tributo verbal,
y desea que nuestros sentimientos le pertenezcan exclusivamente. Desarrollar los hábitos
de disciplina que conducen a este tipo de vida debe ser algo prioritario para nosotros. Esto
significa que debemos reexaminar nuestras metas en la vida.

139.23 Pide cada día al Señor que examine tu corazón.

131.2 Concédete momentos de quietud y tranquilidad como parte regular de tu devoción a


Dios.

119.23, 24 Medita regularmente en las Escrituras para profundizar en sus enseñanzas.

119.11 Practica diligente la memorización de la Biblia para evitar el pecado.

107.22 Emplea los cánticos de alabanza como un vehículo para expresar tu gratitud a Dios.

Claves para una vida sabia Sólo es sabia la vida vivida a la luz de la Palabra de Dios. Por
esta razón, nuestro estudio de la Biblia debe estar acompañado permanentemente por la
petición de sabiduría y comprensión, para que podamos vivir como a Él le agrada.

143.10 Pide al Señor que te enseñe y te guíe para que puedas cumplir con su voluntad.

119.128 Ponte de parte de la verdad que proclama la Palabra de Dios.

119.27 Busca el conocimiento, pero, sobre todo, busca comprender.

119.18 Pídele diariamente a Dios que abra tu corazón al mensaje de la Escritura.

Lecciones clave en la fe Dios quiere que examinemos seriamente su Palabra y que le demos
todo su valor. La verdad que encierra sólo nos será revelada de esa forma.

139.7 Consuélate en la verdad de que Dios está presente siempre y en todas partes.

138.8 No dudes de que, si te mantienes en su presencia, el Señor cumplirá su propósito


contigo.

Dios es fiel a su palabra Dios es firme e inmutable. Su naturaleza se refleja en su Ley.

[19:45, 5/5/2019] 💞: 119.71 Aun en medio de las aflicciones reconoce que Dios es fiel a su
Palabra. Puedes descansar en Él.

VERDAD EN ACCIÓN a través de los Salmos (Un resumen)

NOTA EDITORIAL: Además de las verdades que aparecen en cada uno de los cinco libros
en que están divididos los Salmos, cierto número de recomendaciones se repiten a
menudo. Este breve resumen destaca algunas de ellas.

VERDAD que Salmos enseña y ACCIÓN a que Salmos invita


Adora al Señor La adoración se dirige directamente a Dios; expresa reverencia ante sus
atributos, naturaleza y poder; y presenta agradecida alabanza por todo lo que es y hace.

a. Adora al Señor con todo tu corazón. Evita adorar de forma indiferente o rutinaria, o
mantenerte pasivo durante el culto. Entrégate de todo corazón a la adoración.

b. Canta con el espíritu y con la mente. Adora por medio de la palabra, los gestos, la danza,
poniéndote de rodillas, aplaudiendo y utilizando instrumentos musicales.

Alaba al Señor Alabar al Señor significa hablar de Dios con entusiasmo y ardor ante los
demás o ante Él por todo lo que ha hecho. «Alabad al Señor» (en hebreo, ¡Aleluya!)
equivale a un mandato para exaltar las virtudes de Dios y a Él mismo a causa de sus
prodigios. Una reunión de alabanza es una celebración del poder y el propósito de Dios.

a. Alaba a Dios con entusiasmo y a toda voz. Da palmadas y grita lleno de gozo tus
alabanzas. Participa en desfiles de acción de gracias. Habla y canta alabanzas a Dios.
Emplea al hacerlo expresiones físicas como levantar las manos, danzar, aplaudir y
arrodillarte.

b. Acostúmbrate a adorar a Dios por cada uno de sus beneficios. Sé disciplinado en el culto
de adoración. Sigue las orientaciones de quienes dirigen el culto.

Confía en el Señor Confiar es creer y descansar en la integridad, la fuerza, la habilidad y la


honestidad de una persona. Confiar en el Señor es creer en Él (esto es, tomar en serio

su Palabra) y en que es cierto aquello que dice.

a. Confía en el Señor y no en ti mismo.

b. Confía en el Señor y no en las riquezas.

c. Confía en el Señor y no en tus fuerzas ni en el poder militar de tu país.

d. Confía en el Señor y no en el poder ni las conexiones políticas.

e. Confía en el Señor y no en cosas que hayas edificado.

Acción de gracias Los salmistas llaman a que expresemos constantemente de palabra


nuestra sentida gratitud a Dios por todos los beneficios y dones que ha dado a los seres
humanos.

a. Da gracias a Dios, primero que todo, por lo que Él es.

b. Da gracias a Dios por todo lo que te ha dado.

c. Da gracias a Dios por su bondad y misericordia.

d. Da gracias a Dios por su protección.

e. Da gracias a Dios por su guía.

f. Da gracias a Dios por sus prodigios.


g. Da gracias a Dios porque sus propósitos prevalecerán.

Proclama Como uno de sus temas principales, los salmistas invitan al pueblo de Dios a
proclamar abiertamente su bondad, amor y misericordia hacia todas las naciones.

a. Proclama el amor, la misericordia y el perdón de Dios a todo Israel.

b. Proclama la verdad y la justicia de Dios a todas las naciones.

c. Proclama su justicia.

d. Proclama sus prodigios.

e. Proclama todas las cosas que Dios ha hecho.

f. Proclama su salvación, ¡día tras día!

Descansa en la protección de Dios Los salmistas alientan al pueblo a volverse a Dios y a


descansar en Él más que en sí mismo y en sus propias fuerzas en tiempos de dificultad.

a. Descansa en Dios cuando te amenace cualquier enemigo.

b. Descansa en Dios siempre que te halles en dificultad.

c. Descansa en Dios en tiempos de calamidades naturales.

d. Descansa en Dios en tiempos de crisis política.

e. Descansa en Dios cuando te enfrentes a la enfermedad o a las debilidades físicas.