Sie sind auf Seite 1von 2

Profesores ven difícil enseñar a niños

indígenas
Una prueba revela que en promedio cuatro de cada diez
maestros no hablan el idioma de los alumnos que
atienden
01/05/2011 02:49 Lilian Hernádez y Miguel García Tinoco
CIUDAD DE MÉXICO, 1 de mayo.- Alrededor de la mitad de los maestros de las escuelas
indígenas de México, sin importar si sólo estudiaron la primaria o cursan una maestría,
dejan con “cara de what” a sus alumnos. La razón es muy simple: no imparten la clase en la
lengua indígena que hablan los niños.
La Prueba de Diagnóstico de competencias docentes para la educación básica intercultural,
realizada por la Universidad Iberoamericana a profesores del sistema de educación indígena
de preescolar y primaria, revela que en promedio cuatro de cada diez maestros tiene
dificultades para comunicarse con sus estudiantes.
Su formación docente no les ayuda a lograr que los niños indígenas aprendan
adecuadamente, debido a que no se comunican en la misma lengua, tienden a
castellanizarlos y el resultado es un aprendizaje mediocre, señaló Enrique Hamel,
académico de la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Iztapalapa.
Son niños que ingresan a primaria hablando su lengua materna y, por tanto, se quedan con
muchas dudas cuando el profesor sólo les habla en español o habla su lengua en casos muy
necesarios.
“La formación de docentes de escuelas indígenas es muy diversa, hay maestros en el
sistema de educación indígena que sólo tienen primaria completa, hay profesores que
apenas tienen el bachillerato y hay otros que están cursando una maestría; sin embargo, esta
formación no les sirve para enseñar a los niños indígenas”, aseveró el académico con más
de 25 años de experiencia en este tema.
A partir de extensos trabajos de campo en regiones purépechas, Hamel ha detectado que los
profesores buscan castellanizar lo más rápido posible a los pequeños, con la errónea
creencia de que en español van a aprender mejor.
Se les olvida, dijo, que cuando entran al kínder o primaria son monolingües o hablan poco
español, y que, por tanto, necesitan aprender las diferentes asignaturas en su propia lengua,
además de estudiar el español.
La enseñanza no funciona, aseguró el especialista de la UAM, porque les exigen aprender
en una lengua que no dominan, se dedican a castellanizarlos y su aprovechamiento escolar
es deficiente.
Se concentran en que hablen español, para que ellos puedan impartir sus clases en este
idioma, cuando deberían empezar por dar clases en la lengua de los alumnos. Con base en
sus investigaciones, comentó que lo más recomendable es alfabetizarlos en la lengua
indígena y en el tercer año de primaria transferir lo aprendido al español.
“Hemos hecho pruebas comparativas y estos niños acaban leyendo mejor en lengua
indígena y en español que en otras escuelas donde se impone el español desde primer grado
de primaria”, dijo.
El Diagnóstico, hecho por la Iberoamericana, muestra que sólo 37.4% de los maestros
enseña la lengua indígena como primera lengua; mientras que el resto sólo da clases en
español.
Este dato reciente confirma lo ya señalado antes por el Observatorio Ciudadano de la
Educación. Los profesores no aplican el sistema bilingüe como lo marca el artículo 7,
fracción 4 de la Ley General de Educación.
Dicho artículo estipula que se debe “promover mediante la enseñanza el conocimiento de la
pluralidad lingüística de la nación y el respeto a los derechos lingüísticos de los pueblos
indígenas”, aspecto que la SEP no cumple, porque los maestros no son bilingües o no usan
la lengua de sus alumnos.
“El bilingüismo no ha sido asumido como tal por los docentes indígenas. En el caso de los
alumnos que han tenido poco contacto con el español, la enseñanza se vuelve ininteligible,
y el aprendizaje se obstaculiza”, subrayan los expertos del Observatorio.
El académico y otros especialistas en educación indígena coincidieron en que la
dependencia, a cargo de Alonso Lujambio, sabe que las escuelas bilingües no funcionan
como tal, pero no les interesa corregir un error educativo que impacta para toda la vida en
los niños de estas zonas.
En Michoacán entrarán a clases hasta el 6 de mayo por la violencia
La Secretaría de Educación estatal reanudará clases en el municipio de Cherán hasta el 6
de mayo, luego de considerar que no existen condiciones para la apertura de las aulas en
aquella región, donde la crisis de seguridad y conflictos entre comuneros y talamontes se ha
agudizado.
La titular de la dependencia, Graciela Carmina Andrade Peláez, anunció que mientras no se
regularice la situación que se vive en aquella región y no se resguarde la integridad de los
menores que acuden a educación básica no se podrán reanudar las clases.
En estos momentos, expuso, evalúan la situación con los supervisores de la zona para
establecer si existen riesgos para los niños, estamos en comunicación con los supervisores
y, en efecto, consideran que no es pertinente la apertura de las escuelas el lunes (mañana),
nosotros estamos colaborando en lo que sea necesario para que la situación se regularice;
estaremos al pendiente de que los niños no corran ningún riesgo”, refirió Andrade Peláez.
Tras conflictos que se viven en la zona y que en esta semana dejaron como saldo dos
muertos, los profesores consideraron necesario no regresar a las escuelas en tanto no se
normalice la situación.