Sie sind auf Seite 1von 2

Veintidós consejos sobre tipografía

(Que algunos diseñadores jamás revelarán)

1- No te equivoques de medio.
Casi todas las letras han sido pensadas para un medio determinado.
Ten en cuenta siempre cómo va a reproducirse la que has escogido.

2- No escojas dos tipos que se parezcan demasiado.


A menos que sean distintos, no necesitas dos tipos de letra.

3- No combines letras con distintos grados de condensación.


Fuentes con distintos anchos de letra no funcionan entre sí, ni siquiera
aunque que lleven el mismo nombre.

4- No utilices sucedáneos.
Si puedes utilizar la fuente original, ¿para qué vas a utilizar una copia?

5- No recrees estilos históricos.


No trates de simular con tu diseño que algo parezca antiguo. Puede pa-
recer una parodia.

6- No escojas fuentes de fantasía.


No necesitas una letra con hojas de vid para hacer una etiqueta de vino
ni necesita unas letras de tijera para hacer las tarjetas de un sastre.

7- No hagas demasiadas categorias.


No utilices un tipo que no necesites. No utilices un peso que no necesi-
tes. No utilices un cuerpo que no necesites.

8- Evita las sript.


Las letras que imitan escrituras manuales puede ser un buen recurso
decorativo, pero no son exactamente tipografías.

9- Rechaza los tipos con caracteres caprichosos.


No utilices tipografías con caracteres que llamen la atención.

10- No compongas con mayúsculas si no tienes una razón clara.


Piensa bien si debes componer un texto en mayúscula o en minúsculas.
Puede ser la diferencia entre un buen y un mal diseño.

11- Olvida el cícero, las picas y los puntos.


Si no quieres complicarte la vida pero sí ayudar al progreso de la hu-
manidad, utiliza el sistema métrico decimal.
12- No intentes convertir la letra en una imagen.
La letra ya es una imagen. Para utilizar el texto como llamada hay que
dejarlo tal y como está.

13- No hagas líneas demasiado largas ni demasiado cortas.


Si quieres una columna que se lea con comodidad calcula que tenga
unos 65 espacios.

14- No dejes palabras sueltas. Evita las viudas y huérfanas.


No dejes partículas colgando.

15- Evita los sistemas que no sean intuitivos.


olvida la etiqueta tipográfica cuando se trate de ayudar al lector.

16- No utilices letras pequeñas.


Si de verdad crees que debes diseñar para todo el mundo, no utilices
cuerpos de letra pequeños.

17- Evita las negritas romanas.


Las romanas no acostumbran a tener buenas negritas. Sustituyeras por
letras de palo.

18- No añadas espacio extra entre minúsculas.


A menos que tengas una buena razón para ello, no apliques más inter-
letreado del necesario entre minúsculas.

19- No combines columnas centradas con otras no centradas.


No utilices columnas centradas si no vas a centrar también los demás
elementos.

20- No inclines letras a la izquierda ni compongas en vertical letras h.


A menos que trates de ser gracioso, no utilices estos efectos.

21- Evitas según que ligaduras.


Si las ligaduras llaman la atención, mejor no utilizarlas. Y en letras de
palo seco, evítalas si no es estrictamente necesario.

22- De entrada no emplees cursivas ni versalitas.


Si quieres invitar a que tus textos sean leídos, considera las cursivas y
versalitas como las excepciones, no como la norma.