Sie sind auf Seite 1von 8

Vamos a empezar a entrometernos en la sucesión abintestato y es la que tiene mayor

aplicación en el sistema chileno, en chile por muchas razones la gente no otorga


testamento, muchos por razones económicas, etc, pero debido a esto se empiezan a aplicar
las normas de sucesión abintestato y es muy poca la disposición que tiene una persona para
después de sus días y que si la tendría con la sucesión testada.

Cualquiera sea la razón, en la sucesión abintestato:

1. La primera hipótesis es que no se haya otorgado testamento


2. Que se haya otorgado testamento, pero sólo se realicen declaraciones (por ejemplo
el reconocimiento de un hijo, de una deuda, etc)
3. Que se haya otorgado testamento pero este no haya sido válido, después vamos a
ver que en Chile, el testamento es más o menos solemne pero siempre es solemne,
por lo tanto podría otorgarse un testamento que no cumple con las solemnidades y
por lo tanto aplicar las normas de la sucesión abintestato.

Las normas de la sucesión abintestato están sobre la base de la idea del legislador de una
especie de voluntad presunta, de lo que habría hecho la persona con la distribución de sus
bienes y que no lo hizo por vía testamentaria, pero lo que el legislador estima que hubiera
hecho de poder hacerlo por testamento.

Los llamados a la sucesión abintestato, se denominan herederos abintestato, son personas


llamadas a suceder al causante en el caso que no se haya otorgado testamento, son
personas y no son parientes, porque hay varios de ellos, por lo menos 2, que no son
parientes, nos referimos al cónyuge sobreviviente, el conviviente civil y el fisco.

El sistema está compuesto por un engranaje, que debemos usar y aprender a aplicar y se
traduce en una prelación de herederos abintestato que realiza el legislador, es decir, el
legislador hace el llamado hace la delación a diferentes personas, en diferentes supuestos.

En el fondo cada sucesión es un problema en si mismo ¿Qué es lo primero que determina


el contenido de una sucesión? - Los llamados, los que concurren a la sucesión, de eso
dependerá la distribución.

Estos herederos abintestato son llamados técnicamente a través de lo que se denomina los
órdenes sucesión.

ORDENES DE SUCESION

Son 5 órdenes de sucesión.

Los órdenes de sucesión son agrupaciones de herederos abintestato y son llamados de


diferentes formas a suceder al causante, es decir, cada uno de estos órdenes establecen en
si mismo un mecanismo de distribución de la herencia. Y dentro de cada orden a su vez,
otra subdistribución de la herencia.

Estos órdenes se aplican a través de un mecanismo de prelación, es decir, cada mecanismo


de distribución de la herencia será aplicado desde el primer orden al quinto orden, la
primera posibilidad de distribución de la herencia se va a dar en el primer orden, trataremos
de aplicar el primer orden, si no podemos aplicar el primero, pasaremos al segundo, sino
podemos aplicar el segundo, pasaremos al tercero y así hasta el quinto.

Estas personas que acabamos de mencionar son los herederos abintestato, técnicamente
aquellas personas llamadas por la ley a suceder al causante ¿cómo son llamados? –
Depende del tipo de contenido de la sucesión, pero lo que nos interesa es como ordena la
ley o distribuye.

El sistema chileno establece 5 ordenes de sucesión que se aplica en forma descendente y


supletoriamente uno del otro, hay que tener ojo porque cada orden de sucesión representa
una distribución de la herencia distinta. Entonces, si se aplican en línea descendente lo que
nosotros tenemos que aplicar o tratar de aplicar es el primer orden de sucesión.

Cada orden establece un mecanismo de distribución de la herencia distinta, no sólo cada


orden, sino que dentro del orden hay mecanismos de distribución distintos también dentro
del orden.

Y la primera labor que hay que hacer es determinar como aplicar o cuando aplicar el primer
orden, porque se aplica en línea de prelación, porque un error en la determinación del
orden es catastrófico.

¿cuándo aplicar el primer orden o por qué pasar al segundo?

La respuesta dice relación con los cabeza de ordenes: Son los que determinan la aplicación
del orden.

Son los herederos del orden que determinan la aplicación del orden, porque si viene cierto
tenemos que partir del primer orden, para aplicar el primer orden debe concurrir el cabeza
de orden del primero.

Cada orden tiene un cabeza de orden que determina la aplicación del orden.

Se tratará de aplicar el primer orden buscando el cabeza de orden, si concurre el cabeza de


orden nos quedamos ahí, sino concurre el cabeza de orden, pasamos al segundo, se pasará
a buscar en la cabeza del segundo orden, sino está el cabeza del segundo orden, se pasará
al del tercero, etc, llegando al fisco.
Entonces nuestro análisis va a partir tratando de ubicar el cabeza de orden del primer orden,
eso vamos a tratar de buscar siempre.

Órdenes:

1) De los descendientes y el cónyuge sobreviviente (hijos personalmente o


representados en línea recta descendiente o cónyuge sobreviviente/Conviviente
civil) (el cabeza de orden son los descendientes, el concurrente es el cónyuge) ¿por
qué? Por que si nos fijamos el cónyuge sobreviviente concurre en el primer y
segundo orden, en el primero como concurrente y en el segundo como cabeza de
orden, por lo tanto concurre con derechos distintos.

2) De los ascendientes y el cónyuge sobreviviente (es el único orden que tiene 2 cabeza
de orden)

3) Los hermanos

4) Los colaterales hasta el sexto grado

5) El fisco

La complejidad acá es que existen herederos abintestato que son llamados a más de un
orden, como es el caso del cónyuge sobreviviente, pero en el primer orden concurre como
concurrente y en el segundo como cabeza de orden, por lo tanto, los derechos en la
sucesión son distintos.

Ejemplo:

María muere dejando 3 hijos y 2 nietos

Es decir, dejó descendientes, los descendientes son los cabeza de orden del primer orden,
en otras palabras, como concurren descendientes nos quedamos en el primer orden.
Si no hay descendientes pasamos al segundo orden.

El segundo orden, es el único orden que tiene 2 cabeza de orden que son los ascendientes
y el cónyuge sobreviviente, el cónyuge sobreviviente es concurrente al primer orden no es
cabeza de orden, es decir, la sucesión que tenemos que analizar para aplicar el primer orden
tiene que tener descendientes sino pasamos al segundo donde ahí si es cabeza de orden

¿si no hay descendientes en el primer orden no pasa al cónyuge? – No, pasa directamente
al segundo orden, porque la única forma de aplicar el primer orden es que concurra el
cabeza de orden, y el cabeza de orden son exclusivamente los descendientes, hay que tener
mucho cuidado con esto, porque en cada orden hay formas de distribución distintas, es
decir, son llamados los herederos a formas distintas.
En el segundo orden, hay 2 cabezas de orden, es decir, si concurre el cónyuge sobreviviente,
nos quedamos en el segundo orden, si concurren los ascendientes nos quedamos en el
segundo orden, si concurren ambos, son concurrentes ambos.

Si no están los concurrentes del segundo orden, se baja al tercero y tendremos que buscar
el cabeza de orden que en este caso son los hermanos, si concurren los hermanos nos
quedamos en el tercer orden.

Si concurre el cabeza de orden, bajamos al cuarto orden, que son los colaterales hasta el
sexto grado, y si no concurre ninguno tendremos que bajar necesariamente al fisco.

PRIMER ORDEN: En el primer orden, hay 3 formas de distribución de la herencia.

Si concurre el cabeza de orden del primer orden, que son los descendientes, nos quedamos
en el primer orden y si concurre el concurrente es el cónyuge sobreviviente hay 3 reglas:

1. Concurrencia de 1 hijo + el C.S


2. Concurrencia de 2 a 6 hijos + el C.S
3. Concurrencia de 7 ó más hijos + el C.S

Ejercicios:

1.María muere dejando en la sucesión 2 nietos y 1 hermano viva.

Nieto 1
Nieto 2
1 hermana

Lo primero es ver si está el cabeza de orden del primer orden (descendientes + cónyuge
sobreviviente), en este caso concurre el cabeza de orden del primer orden que son los
descendientes, es decir, los nietos, por lo tanto nos quedamos en el primer orden.

2.Pedro muere dejando en la sucesión 1 hijo y C.S.

1 hijo
C.S

Lo primero es identificar el cabeza de orden del primer orden, en este caso está el hijo, por
lo tanto aplicamos el primer orden y además también va a concurrir el cónyuge
sobreviviente

3.Alberto muere dejando a sus padres vivos y 2 hermanos

Padres
Hermanos

Lo primero identificar si está el cabeza de orden del primer orden, en este caso no concurre
el cabeza de orden del primer orden, por lo tanto necesariamente pasaremos al segundo
orden, el segundo orden los cabeza de orden son los ascendientes y el cónyuge
sobreviviente, que en este caso son los padres, por lo tanto nos quedamos en el segundo
orden, los hermanos quedan excluidos

4.Clara muere dejando 1 nieto, C.S y sus abuelos vivos.

1 Nieto
C.S
Abuelos

Lo primero identificar si está el cabeza de orden del primer orden, en este caso esta el nieto,
por lo tanto vamos aplicar el primer orden y concurre también el C.S.

5.Clara muere dejando a su C.S.

Lo primero identificar si está el cabeza de orden del primer orden, aquí en el caso del
cónyuge sobreviviente no aplica el primer orden porque no concurre el cabeza de orden del
primer orden que son los descendientes, tenemos que pasar necesariamente al segundo
orden y buscar el cabeza de orden del segundo orden, que son los ascendientes y el cónyuge
sobreviviente ambos con cabeza de orden, entonces en este caso concurre el cónyuge
sobreviviente y nos quedamos en el segundo orden y además concurre solo.

PRIMER ORDEN

En el primer orden existen 3 reglas:

a) 1 hijo + el cónyuge sobreviviente


b) 2 a 6 hijos + el cónyuge sobreviviente
c) De 7 a más hijos + el cónyuge sobreviviente

Cada vez que el contenido de la sucesión se ve con alguno de esos compuestos debemos
aplicar la regla, cada regla establece un mecanismo de distribución distinto del orden. Por
lo tanto no es lo mismo que un hijo concurra a la primera regla, es decir, que sea hijo único
con el cónyuge sobreviviente a que sea hijo de una familia numerosa de más de 7 hijos que
concurra con el cónyuge sobreviviente o que sea un familia de 2.

Primera regla:

a) 1 hijo + el cónyuge sobreviviente


Hay que hacer una explicación previa, en Chile pueden existir 2 tipos de sucesiones
dependiendo la concurrencia o no de lo que se denomina técnicamente “asignatario
forzoso”, existen “asignatarios forzosos”, “asignaciones forzosas”, y son aquellas
asiganaciones que el testador está obligado a efectuar, que se suple aun en su silencio y
aún en contra de sus disposiciones testamentarias expresas.

Por lo tanto si estamos en una sucesión en donde concurren asignatarios forzosos (después
veremos quienes son), se va a conformar en la sucesión esto que se determina “Mitad
legitimaria” y:
“corresponde a la mitad de los bienes del causante que la ley asigna a ciertas personas
denominados legitimarios”.

Por lo tanto, esta mitad legitimaria, se va a conformar en una sucesión donde concurren
asignatarios forzosos, técnicamente donde concurren legitimarios.

En esta sucesión no hay nada, esta entera, es una sucesión donde no concurren legitimarios,
que quiere decir que no se configura la mitad legitimaria y también quiere decir que la
libertad de testar de este causante era plena.
Es decir, en una sucesión donde una persona tiene un contenido en una sucesión donde no
concurren legitimarios la libertad de testar es plena, en otras palabras, le puede dejar todo
a un vecino.

Si en cambio, en la sucesión concurren legitimarios, está persona tendrá la posibilidad


eventualmente de disponer de estas 2/4 de abajo, pero no lo haremos porque es propio de
la sucesión testada. Es decir, este dibujo alumnos es propio de una sucesión abintestato lo
que estamos viendo nosotros con concurrencia de legitimarios, este otro es propio de una
sucesión o intestada o testada sin legitimarios, es decir, no se conforma la mitad legitimaria.

Este dibujo, es un dibujito perfecto de una sucesión testada, cuidado que acá igual se
conforma la mitad legitimaria, después vamos a ver como se distribuye, pero el testador
dispuso, miren el dibujo, el testador no puede disponer de todo en el caso de que concurran
legitimarios, el testador sólo puede disponer de estas 2 cuartas y de acá no puede disponer
nunca porque esta es una asignación forzosa, que son aquellas que el testador está obligado
a efectuar, que se suplen en su silencio, es decir, si nada dice igualmente se van a constituir
la legitima, aun en contra de sus disposiciones testamentarias expresas, es decir, dejó
testamento y ocupó parte de esta legitima, para el vecino para el que sea, se tiene como no
escrita porque de esta parte nadie puede disponer salvo la ley.

Por lo tanto estamos viendo la sucesión abintestato y aquí no hay testamento, si no hay
testamento no se configuran las cuartas.

Esta mitad legitimaria corresponde técnicamente a lo que se denomina técnicamente la


legitima rigorosa. La legitima que corresponde a la mitad de los bienes/mitad legitimaria
admite una clasificación entre legitima rigorosa y legitima efectiva.
La legitima rigorosa se produce cuando se ha producido una sucesión testada y se ha
dispuesto de ambas cuartas por vía testamentaria, pero como no estamos trabajando con
la sucesión testada sino que con la sucesión abintestato, no hubo testamento, esta parte
de la sucesión testada que no hubo aumenta la legitima rigorosa y la transforma en legitima
efectiva (cuando no hay testamento), cuando no hay testamento se produce el aumento de
la legitima rigorosa y se transforma en legitima efectiva.

Los órdenes de sucesión, cuando concurren legitimarios, se aplican exclusivamente en la


legítima, nunca acá abajo, el único que puede disponer de esa parte es el testador y si no
dispone, como es el caso nuestro porque estamos en la sucesión abintestato, esta parte
aumenta la legitima rigorosa y transforma la legitima en legitima efectiva.

Por tanto, ¿dónde vamos a aplicar los ordenes? – acá arriba, siempre arriba, pero en el caso
de la sucesión abintestato como no dispuso, la legitima será la legitima efectiva, en la
sucesión abintestato siempre trabajaremos sobre la base de la legitima efectiva, lo ordenes
nunca abajo.

La legitima efectiva, es la legitima rigorosa aumentada por el cuarto de mejoras o el cuarto


de libre disposición de que el testador no dispuso, por lo tanto técnicamente el supuesto
de la sucesión abintestato, es decir, como no hay testamento, no dispuso de ambas cuartas,
no se configuraron, por tanto, aumenta y transforma la legitima rigorosa en legitima
efectiva y nosotros aplicaremos entonces las reglas dentro de la legitima efectiva.

Mucho cuidado porque no siempre la legitima efectiva corresponderá al doble finalmente


aumentado, es decir, si fueran 200, la legitima rigorosa son 200, la legitima efectiva son? –
400, se produce el aumento si o no? – si, pero no siempre es así, porque la legitima efectiva
también se configura con una sola de las cuartas, es decir, la legitima efectiva en este
ejercicio también podría ser 300, por lo mismo tener cuidado, en el sentido que la legitima
efectiva no siempre corresponde al doble, también se transforma en efectiva por el cuarto
de que el testador no dispuso, puede que el haya dispuesto del cuarto de mejoras, pero
dispuso del cuarto de libre disposición? – como no dispuso ese cuarto de libre disposición
aumenta la legitima rigorosa y la transforma igualmente en efectiva, numéricamente no
corresponderá el doble, sino que si fueran 200 y 200, corresponderá 300, porque sólo la
cuarta aumenta, la otra se dispuso por vía testamentaria, igualmente la legitima aquí será
legitima efectiva, por eso hay que tener muchísimo cuidado y no siempre partir del
supuesto, ahora, estoy de acuerdo, si la sucesión es abintestato está claro que la rigorosa
se transformará y corresponderá el doble, por lo tanto, cuando hablamos de legitima
efectiva en la sucesión abintestato, claro que estamos hablando de la legitima rigorosa
aumentada transformada en efectiva, pero cuando hablamos de una sucesión mixta por
ejemplo o donde no hubo testamento sólo la disposición de una cuarta, la otra .. porque
fíjense si se dispone testamento de una cuarta y de esta (pizarra) no se dispone ustedes
deben ver como disponer de esto si o no?, como esta la única forma de disponer no es
testada y el testador no lo hizo, entonces aumenta la legitima rigorosa y la transforma en
efectiva y aplicaremos entonces nosotros los ordenes dentro de la legitima y en este caso
va a ser legitima efectiva.

¿eso sólo ocurre cuando hay testador profesora?

Profesora: Tu dices cuando la legitima efectiva aumenta un cuarto? – Es que el único que
puede disponer de esto es el testador, por tanto si no hay testamento vas a transformar
siempre la legitima en efectiva y corresponde a todo siempre.

Si no se otorgó testamento que es el caso nuestro aumenta la legitima rigorosa y se


transforma en efectiva y aplicaremos el orden a la legítima efectiva.

Explicamos todo esto porque hay que aplicar los órdenes y la regla hace alusión a la
legitima, es decir, la primera regla la aplicamos porque concurre el cabeza de orden del
primer orden, en esta sucesión concurre un hijo y el cónyuge sobreviviente y la regla es:

“Que el cónyuge sobreviviente concurre con el doble de la legitima rigorosa o efectiva de


cada hijo”