Sie sind auf Seite 1von 70

“Módulo:

Lengua Castellana IV”


MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN
UNIDAD 1: DEFENDEMOS NUESTRAS OPINIONES
Lo que vas a aprender
Capítulo 1. La argumentación
El discurso argumentativo
Ejemplo de un texto argumentativo: El artículo de opinión
Comprueba lo que sabes
Capítulo 2. La estructura de un discurso argumentativo
Partes y estructura
Comprueba lo que sabes
Capítulo 3. Tipos de argumentos
Clases de argumentos
Argumentos por analogía
Argumentos de hecho
Argumentos de ejemplificación
Argumentos de autoridad
Argumentos de carácter afectivo
Contraargumentos
Comprueba lo que sabes
Recuerda
Capítulo 4. Modalidades oracionales
Clasificación de las oraciones
Oraciones enunciativas
Oraciones interrogativas
Oraciones exclamativas
Oraciones imperativas
Oraciones desiderativas
Oraciones dubitativas
Comprueba lo que sabes
Recuerda
Capítulo 5. Conectores textuales
Concepto y clases
Conectores aditivos
Conectores contrastivos
Conectores consecutivos y casuales
Conectores temporales
Comprueba lo que sabes

2
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Recuerda
Resumen de la unidad
Cuestionario
Créditos

UNIDAD 2: NOS EXPLICAMOS


Lo que vas a aprender
Capítulo 1. El texto expositivo
¿Qué es un texto expositivo?
Comprueba lo que sabes
Capítulo 2. Estructura del texto expositivo
Partes del texto expositivo
La lengua española y sus tres formas de estar en el mundo
Comprueba lo que sabes
Recuerda
Capítulo 3. Procedimientos lingüísticos del texto expositivo
Recursos lingüísticos del texto expositivo
Oraciones subordinadas y coordinadas en el texto expositivo
Comprueba lo que sabes
Recuerda
Capítulo 4. Tipos de texto expositivo
Textos divulgativos y textos especializados
Comprueba lo que sabes
Recuerda
Capítulo 5. El mapa conceptual
Cómo realizar un mapa conceptual
Comprueba lo que sabes
Capítulo 6. Mecanismos de referencia interna
Mecanismos lingüísticos que aportan cohesión a un texto
Comprueba lo que sabes
Recuerda
Resumen de la unidad
Cuestionario
Créditos

UNIDAD 3: NOS COMUNICAMOS CON LA ADMINISTRACIÓN


Lo que vas a aprender
Capítulo 1. Los textos propios de la vida cotidiana
Los textos jurídicos y administrativos
Comprueba lo que sabes

3
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Capítulo 2. El lenguaje jurídico-administrativo


Rasgos gramaticales y léxicos de los textos jurídicos y administrativos
Comprueba lo que sabes
Capítulo 3. Los registros de la lengua
Registro formal y registro coloquial
Comprueba lo que sabes
Recuerda
Capítulo 4. Solicitudes y reclamaciones
Estructura de las solicitudes y reclamaciones
Comprueba lo que sabes
Recuerda
Capítulo 5. La comunicación administrativa a través de Internet
Internet como instrumento para comunicarnos con la Administración
Comprueba lo que sabes
Resumen de la unidad
Cuestionario
Créditos

UNIDAD 4: DISFRUTAMOS CON LA LECTURA


Lo que vas a aprender
Capítulo 1. El texto literario
Características y finalidad del texto literario
Comprueba lo que sabes
Capítulo 2. Las figuras retóricas
Los recursos estilísticos de los textos literarios
Comprueba lo que sabes
Recuerda
Capítulo 3. Géneros épicos
Características de los textos pertenecientes a los géneros épicos
Comprueba lo que sabes
Recuerda
Capítulo 4. Géneros líricos
Características de los textos pertenecientes a los géneros líricos
Comprueba lo que sabes
Recuerda
Capítulo 5. Géneros dramáticos
Características de los textos pertenecientes a los géneros dramáticos
Comprueba lo que sabes
Recuerda
Resumen de la unidad
Créditos

4
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

ACTIVIDADES PARA ENVIAR AL PROFESOR


Unidad 1
Unidad 2
Unidad 3
Unidad 4
SOLUCIONES A LAS ACTIVIDADES DEL MÓDULO
GLOSARIO

5
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

INTRODUCCIÓN

El presente módulo forma parte del Ámbito de Comunicación y se incluye en el Nivel 2.2 de la Educación
Secundaria para Personas Adultas a Distancia.

Consta de cuatro unidades. En la primera unidad trabajaremos con artículos de opinión con los que
analizaremos las características del texto argumentativo, que es el tipo de discurso que utilizamos cuando
queremos defender nuestros puntos de vista.

En la segunda unidad estudiaremos los rasgos más destacados de los textos expositivos y reflexionaremos
sobre el uso del castellano en el mundo y sobre la diversidad lingüística del territorio español.

En la tercera unidad nos familiarizaremos con distintos tipos de textos jurídicos y administrativos que tan
frecuentemente tenemos que manejar en nuestra vida cotidiana.

Por último, en la cuarta unidad intentaremos conocer un poco mejor el uso del lenguaje que se da en los
textos literarios y algunas de las características de los tres géneros principales: épico, lírico y dramático.

En cada una de las cuatro unidades se irán trabajando los contenidos, explicados con unas actividades que
aparecen bajo el epígrafe: Comprueba lo que sabes. Estas actividades vienen acompañadas de sus
correspondientes soluciones que te ayudarán a evaluarte tú mismo.

En cada capítulo encontrarás otro epígrafe: Recuerda, bajo el cual aparece un pequeño resumen o
esquema de las cuestiones más importantes del capítulo.

Observarás que a lo largo de las unidades se ofrecen intercalados distintos enlaces a páginas web que en
ocasiones tendrás que manejar necesariamente para realizar las actividades propuestas, y otras veces se
tratará de páginas donde puedes consultar materiales para ampliar o afianzar los contenidos trabajados.

Igualmente intercalados, descubrirás enlaces a un glosario que proporciona la definición de algunos


términos técnicos que te pueden resultar desconocidos.

Al final de cada unidad te presentamos un resumen, unas últimas actividades de autoevaluación y las
Actividades para entregar al profesor o profesora. En este caso no aportamos las soluciones porque, como
indica el epígrafe, debes resolverlas y entregarlas a tu profesor o profesora, que valorará a través de su
corrección lo que has aprendido y lo tendrá en cuenta en la nota final.

6
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 1: Defendemos nuestras opiniones

Lo que vas a aprender

A comprender e interpretar con espíritu crítico la opinión de los demás.


A defender tus ideas o tu posición respecto a cualquier tema aportando razones convincentes de
distinto tipo.
También conocerás algunos de los recursos lingüísticos que están a tu disposición para expresar
esas ideas de forma clara, coherente y ordenada, tales como las distintas modalidades textuales y
los conectores textuales.
Al final de la unidad deberás ser capaz de:

Identificar la tesis y los distintos argumentos en un texto argumentativo.


Identificar la modalidad de las distintas oraciones de un texto.
Reconocer los conectores textuales y la clase a la que pertenecen.
Escribir un texto argumentativo utilizando las modalidades oracionales y los conectores textuales
más oportunos.

7
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 1: Defendemos nuestras opiniones

Capítulo 1. La argumentación

El discurso argumentativo

Muchas veces nos encontramos en situaciones en las tenemos que convencer a los demás de que tenemos
razón o necesitamos manifestar nuestra postura respecto a un tema y dejarla bien clara. En esas
situaciones usamos un tipo de discurso* que se llama "argumentación".

Mediante la argumentación queremos expresar nuestra postura o convencer a alguien

8
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Ejemplo de un texto argumentativo: El artículo de opinión

Ejemplo de artículo de opinión

Los artículos de opinión que aparecen habitualmente en los periódicos usan el tipo de discurso que
acabamos de presentar: la argumentación; porque, como su nombre indica, expresan la "opinión" de su
autor o autora sobre algún acontecimiento reciente o alguna cuestión de interés general, y ese autor o
autora va a explicarnos por qué piensa así y a intentar convencernos de que tiene razón a través de
argumentos.

Fíjate en el siguiente artículo de Francisco García Pérez, publicado en La Nueva España el 17 de


noviembre de 2009. En los siguientes capítulos trabajaremos sobre este texto los distintos aspectos de los
discursos argumentativos.

9
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

La pobre tilde

Ya sé que se nos llama «gramanazis» a quienes andamos a vueltas con el


imposible afán de que el idioma español se lea y escriba en idioma español. La verdad es que
no me veo en uniforme de las SS, pistola inquieta al cinto y encefalograma plano y ario,
gaseando a quienes escriben «vurro» con «v», internando en campos de concentración a los
leístas, obligando a llevar en la solapa una «A» amarilla de «analfabeto» a quienes confunden
el complemento directo con el circunstancial, invadiendo los países que no tienen «ñ» en sus
ordenadores. Pero sí me encabronan los poderes públicos cuando hacen dejación de sus
funciones ortográficas y se dejan caer en brazos de muchos diseñadores gráficos, esa nueva
peste, para eliminar tildes, por ejemplo.

Me pregunto qué demonios les habrá hecho la pacífica tilde a esos señores, cuando sólo se
trata de una virgulilla (o sea, un signo ortográfico de forma de coma, rasguillo o trazo) que se
pone sobre algunas letras para denotar su acentuación o para distinguirla de otras, como el
sombrerito de la «ñ» para diferenciarla de «n», que no son lo mismo «mona» que «moña»,
«cano» que «caño», ni un «cono» que un «coño», digo yo. Pero ahí están dale que dale los
«diseñonazis», cobrando una pasta del contribuyente y justificando ante los políticos
analfabetos funcionales sus ocurrencias de pintamonas a base de que donde esté el diseño,
que se quite la ortografía. Ya dio la nota Telefónica con su famoso «Telefonica», por mucho
que los estilistas hayan ido estirando de a poquitos la «f» para cubrir su error inicial, y la sigue
dando con su «RECARGAME», que valdría en la Argentina, pero que aquí es
«RECÁRGAME». Dice una placa chovinista en Alcázar de San Juan: «En esta casa situada en
este mismo lugar nacío Miguel de Cervantes», como recoge una web benemérita, defensora
de la correcta acentuación. No tiene desperdicio la bobada: ni Cervantes «nacío», ni
Cervantes nació en Alcázar de San Juan, ni las casas son muebles que necesiten
especificación de que están situadas en el mismo lugar en que están situadas. «JAEN,
COLEGIO PUBLICO», así de mayúsculo escribe sus dos errores por ausencia de tildes un
colegio público de Jaén. Y hay una Consejería de Educación que afirma en sus panfletos
pertenecer a la JUNTA DE ANDALUCIA, país acaso ficticio, inexistente, a no ser que quisieran
decir «ANDALUCÍA», con tilde sobre la vocal débil del hiato.

Estos ejemplos proceden de la ignorancia. Se ha transmitido por quién sabe qué maestros
analfabetos que las mayúsculas no se acentúan, y tamaña majadería se mantiene, dura y
dura, a pesar de que la Ortografía de la Real Academia es diáfana al respecto: «Las
mayúsculas llevan tilde si les corresponde según las reglas». Y remacha, por si alguien no se
ha enterado: «La Academia nunca ha establecido una norma en sentido contrario». Nunca es
nunca, jamás. No cuesta ningún trabajo aceptar y cumplir unas normas ortográficas tan
sencillas como democratizadoras.

10
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Pero sigo leyendo gracias a nuevos logotipos, muy bien nazidiseñados, que hay una «JUNTA
DE CASTILLA Y LEON», en vez de «LEÓN»; y que el «AYUNTAMIENTO DE MALAGA», nada
de «MÁLAGA», tiene un «AREA DE MEDIO AMBIENTE» y no un «ÁREA». La última memez
ágrafa que me ha sido dado sufrir la protagonizan ciertos responsables sanitarios con el
siguiente pasquín: «Frente a la gripe tipo A SI PODEMOS PREVENIR». El ignaro que lo
diseñó no vale (contrátenme a mí), porque no sabe ni que hay tildes, ni que hay comas, ni que
hay dos puntos. Le bastaría con haber escrito (o diseñado): «Frente a la gripe tipo A: SÍ
PODEMOS PREVENIR» o «Frente a la gripe tipo A, SÍ PODEMOS PREVENIR», y todo
correcto. Pero quién sabe lo que pasó por su cabeza, porque tan confusa parece tenerla que,
a lo peor, quiso escribir: «Frente a la gripe, tipo, ASÍ PODEMOS PREVENIR». Pero, claro está,
el diseño queda guay, hay buen rollito, mejor talante, y a la ortografía que le vayan dando por
las tildes.

Francisco García Pérez

11
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

12
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 1: Defendemos nuestras opiniones

Capítulo 2: La estructura de un discurso argumentativo

Partes y estructura

La tesis defiende la opinión o postura de quien lo escribe

En un texto de tipo argumentativo se distinguen dos partes fundamentales:

La tesis: La tesis es la opinión o la postura que está defendiendo el autor o autora en el texto. No
siempre aparece expresada claramente, tal cual, en el texto, sino que se deduce de lo que nos va
contando: las razones que nos va dando, los datos que nos va aportando, los ejemplos que nos
plantea...
El cuerpo de la argumentación: Constituido por las distintas razones o argumentos que
fundamentan, demuestran o explican esa opinión o postura.
Dependiendo de cómo se organicen esos elementos, el texto puede presentar dos tipos de estructura:

Estructura deductiva: La tesis que se defiende aparece ya al principio del texto, a continuación se
van presentando los distintos argumentos y se cierra con una conclusión que puede repetir la idea
de la tesis que encontrábamos ya al principio, pero expresada con otras palabras.
Estructura inductiva: En este caso, se empieza aportando datos y argumentos para llegar a una
conclusión que es la tesis que nos plantea el autor o autora del texto.

13
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

14
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 1: Defendemos nuestras opiniones

Capítulo 3: Tipos de argumentos

Clases de argumentos

Los argumentos que utilizamos cuando estamos fundamentando nuestra postura pueden ser de distinto
tipo:

Argumentos por analogía.


Argumentos de hecho.
Argumentos de ejemplificación.
Argumentos de autoridad.
Argumentos de carácter afectivo.
Contraargumentos.

Argumentos por analogía

En los argumentos por analogía se comparan dos casos

En el caso de los argumentos por analogía, se trata de establecer una comparación entre el caso o la
opinión que se defiende y otro caso u otra situación similar. Es como decir: "Lo que es válido o se acepta en
un caso debe valer también en este caso que estoy exponiendo".

Por ejemplo: Un niño intenta convencer a sus padres de que le dejen ir a una fiesta. Sus padres insisten en
que es demasiado joven y el niño argumenta que a su amigo de la misma edad que él sí le dejan ir.

15
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Argumentos de hecho

Los argumentos de hecho son comprobables con datos estadísticos

Se trata de dar explicaciones objetivas, comprobables en la realidad que nos rodea o incluso datos estadísticos.

Por ejemplo: La DGT intenta convencernos de que no se puede conducir mientras se habla por el móvil, y aporta datos y cifras
sobre el número de accidentes ocasionados por distracciones al utilizar el móvil al volante.

Argumentos de ejemplificación

La ejemplificación ilustra con casos concretos


lo que queremos decir

Se trata de explicar casos concretos, situaciones, anécdotas... que ilustran lo que queremos decir con
nuestra tesis.

Por ejemplo: Una persona escribe a la sección Cartas al director de un periódico local para quejarse de los
trastornos que ocasionan las obras que se están llevando a cabo en las calles de su pueblo, y cuenta una
aparatosa caída que ha presenciado recientemente en una de esas calles en obras.

16
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Argumentos de autoridad

Los argumentos de autoridad se apoyan


en la opinión de personas de prestigio

Se trata de utilizar en nuestra argumentación las palabras o la opinión de ciertas personas de prestigio, o
que se consideran autoridades en el tema que nos ocupa. Viene a decir: "Esta persona que es experta
piensa lo mismo que yo, así que tengo que estar en lo cierto y por tanto debes creerme".

Por ejemplo: Una persona escribe un artículo sobre los errores que cometen muchos padres hoy en día en
la educación de sus hijos y cita palabras textuales de alguna publicación de un psicólogo o pedagogo de
reconocido prestigio.

Argumentos de carácter afectivo

Los argumentos afectivos apelan a los sentimientos de las personas

Se trata de apelar a los sentimientos de las personas a las que queremos convencer, intentar provocar en
ellas pena, enfado, simpatía... para que se pongan de nuestra parte.

Por ejemplo: Una madre intenta que su hijita pequeña se coma las espinacas, y como no le ha servido de
nada explicarle lo sanas que son, las vitaminas que tienen, que están muy ricas... le dice que, si no las
come, su mamá se va a poner muy triste (pena), o que va a venir el Coco y se la va a comer a ella (miedo).

17
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Contraargumentos

Los contraargumentos contradicen las opiniones contrarias a las nuestras

Se trata de refutar, contradecir o presentar como erróneas otras opiniones o argumentos contrarios a los
que nosotros estamos defendiendo.

Por ejemplo: Un político está dando un discurso electoral en el que no se limita a defender con argumentos
su propio programa para convencernos de que es la mejor opción, sino que a la vez ataca, contradice o
desmonta los razonamientos de los otros partidos políticos.

18
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

19
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 1: Defendemos nuestras opiniones

Capítulo 4: Modalidades oracionales

Clasificación de las oraciones

Podemos clasificar las oraciones* de maneras muy diferentes según el criterio que utilicemos. Si tomamos
como criterio la actitud del hablante o emisor hacia lo que está expresando, podemos clasificar las
oraciones en distintos tipos que llamamos "modalidades".

Son las siguientes:

Oraciones enunciativas.
Oraciones interrogativas.
Oraciones exclamativas.
Oraciones imperativas.
Oraciones desiderativas.
Oraciones dubitativas.

Oraciones enunciativas

Las oraciones enunciativas pueden ser afirmativas o negativas

El emisor* expresa su certeza y/u objetividad sobre lo que está diciendo utilizando esta modalidad oracional.

Las oraciones enunciativas pueden ser afirmativas o negativas. Las oraciones enunciativas suelen utilizar el
modo indicativo* del verbo y las enunciativas negativas llevan además algún adverbio* de negación: "no",
"nunca"...

20
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Fíjate en estos ejemplos:

Colón descubre América en 1492 (enunciativa afirmativa)


Marisa ya no vive en ese piso (enunciativa negativa: no)
Nunca le contaré a nadie tu secreto (enunciativa negativa: nunca, nadie)

Oraciones interrogativas

Las oraciones interrogativas pueden ser directas o indirectas

El emisor manifiesta su desconocimiento, su falta de información utilizando esta modalidad oracional.

Las oraciones interrogativas pueden ser interrogativas directas o interrogativas indirectas. Las interrogativas
directas van escritas entre signos de interrogación y tienen una entonación particular, y las indirectas
aparecen detrás de verbos como: "saber", "conocer", "ignorar", "preguntarse"... e introducidas por la
conjunción* "si", "qué" o cualquier partícula interrogativa que ha de llevar tilde puesto que se trata de
oraciones interrogativas.

Por ejemplo:

¿Dónde vamos a cenar esta noche?


¿Quedamos a las diez?
Me pregunto dónde habré puesto las llaves.

21
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Oraciones exclamativas

Las oraciones exclamativas se escriben entre signos de admiración

El emisor transmite sus sentimientos, emotividad y subjetividad a través de esta modalidad oracional.

Estas oraciones tienen, al igual que las interrogativas, una entonación diferente, y además van escritas
entre signos de admiración.

Por ejemplo:

¡Qué día tan bonito hace!


¡Te has cargado el jarrón favorito de mamá!

Oraciones imperativas

En las oraciones imperativas, el emisor pide u ordena algo al receptor

El emisor necesita algo por parte del receptor* y se lo pide o se lo ordena utilizando esta modalidad
oracional.

Estas oraciones suelen expresarse con el verbo en modo imperativo* y el subjuntivo* si la oración es
además negativa, pero también podemos utilizar otros recursos y procedimientos: las perífrasis verbales*
("hay que... "), el infinitivo* , el futuro, incluso interrogaciones y exclamaciones.

22
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Por ejemplo:

Abre la ventana (imperativo "abre")


No pongas los pies encima de la silla (subjuntivo: "pongas")
Hay que portarse bien (perífrasis verbal "hay que portarse")
A lavarse los dientes y a la cama (uso coloquial del infinitivo: "lavarse")
¡Harás lo que yo te diga! (futuro y exclamaciones: "¡harás!")
¿Me echas una mano con esto? (interrogativa para dar un tono cortés a la petición)

Oraciones desiderativas

El emisor expresa sus deseos


a través de oraciones desiderativas

El emisor formula sus deseos a través de esta modalidad oracional.

Las oraciones desiderativas normalmente se expresan con el verbo en modo subjuntivo y con el apoyo de
otros elementos gramaticales como interjecciones*, adverbios*...

Por ejemplo:

¡Ojalá lleguemos a tiempo!


¡Que lo paséis muy bien en el crucero!
¡Así se te caiga todo el pelo y te quedes calva!

23
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Oraciones dubitativas

Las oraciones dubitativas manifiestan incertidumbre

El emisor pronuncia sus dudas, sus incertidumbres, usando esta modalidad oracional.

Las oraciones dubitativas suelen llevar el verbo en modo subjuntivo y adverbios o locuciones adverbiales*
tales como: "quizá", "tal vez", "probablemente", y también perífrasis verbales como: "puede que..." o "debe
de...".

Por ejemplo:

Quizá lleguen tarde.


Puede que se hayan perdido.
Probablemente hayan tomado un atajo.
Debe de tener veinte años.

24
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

25
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

26
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 1: Defendemos nuestras opiniones

Capítulo 5: Conectores textuales

Concepto y clases

Los conectores textuales unen distintos enunciados

Los conectores textuales son palabras o expresiones que no pertenecen a una categoría gramatical
determinada y que utilizamos para unir distintas partes de un texto que llamamos enunciados*, expresando
además una relación de significado entre ellas.

Los conectores textuales se pueden clasificar en los siguientes grupos, según sea la relación de significado
que exista entre los enunciados que unen.

Aditivos.
Contrastivos.
Consecutivos y causales.
Temporales.

27
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Conectores aditivos

Los conectores aditivos añaden


más información a la que teníamos

Con estos conectores se unen enunciados que simplemente añaden más información a la que teníamos en
el enunciado* anterior. Se usan con frecuencia en los textos descriptivos.

Algunos son: y, además, asimismo, encima, igualmente, también, incluso, más aún...

Ejemplo:

El agua mineral natural contribuye al buen funcionamiento de nuestro organismo al incorporar


distintos minerales esenciales. Además, ayuda a nuestro organismo a eliminar deshechos sin
aportar calorías.

28
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Conectores contrastivos

Los conectores contrastivos


unen enunciados que contrastan o se oponen

Con estos conectores unimos enunciados cuyos significados contrastan o se oponen. Predominan en los
textos expositivos y argumentativos.

Algunos son: pero, no obstante, sin embargo, en cambio, por el contrario, de todas formas, de todas
maneras, de todos modos, ahora bien, antes bien, con todo, aunque, aún así, tampoco...

Ejemplo:

En ocasiones se le ha descrito como frío y distante, pero es sumamente correcto y educado.

Conectores consecutivos y causales

Los conectores causales unen enunciados


entre los que hay una relación de causa-efecto

Estos conectores unen enunciados entre los cuales hay una relación de causa-efecto, es decir, el enunciado
introducido por el conector expresa la causa o el efecto del enunciado anterior. Al igual que los anteriores se
utilizan frecuentemente en los textos expositivos y argumentativos.

29
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Algunos son: porque, por esta razón, por tanto, por consiguiente, por eso, en consecuencia, así pues, de ahí
que, así que, de modo que...

Ejemplo:

La misma inercia que nos evita pensar también nos evita que cambiemos nosotros, la televisión, la
política, el mundo... Por eso, seguramente, la pereza sigue ganando terreno al esfuerzo.

Conectores temporales

Los conectores temporales ordenan en el


tiempo los acontecimientos que se expresan

Con estos conectores ordenamos en el tiempo los acontecimientos expresados por los enunciados, es
decir, nos sirven para expresar si uno pasa antes del otro o si ambos ocurren a la vez. Se usan sobre todo
en los textos narrativos.

Algunos son: antes, después, a continuación, más tarde, más adelante, luego, entonces, mientras, al mismo
tiempo...

Ejemplo:

Se baten las claras a punto de nieve. A continuación, se añaden las claras a la mezcla anterior.

30
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

31
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 1: Defendemos nuestras opiniones

Resumen de la unidad

32
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 1: Defendemos nuestras opiniones

Cuestionario de la unidad

33
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Cuestionario (continuación)

34
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 1: Defendemos nuestras opiniones

Créditos

LENGUA CASTELLANA IV

Unidad 1. Defendemos nuestras opiniones

© Consejería de Educación y Ciencia del Principado de Asturias, 2009

Dirección técnica:
Arturo García Fernández
Coordinación general:
Antonio Reguera García
Asesoría pedagógica:
Julia Magdalena García
Equipo técnico:
Alfonso Careaga Herrera
Ascensión Solís Fernández
Yolanda Álvarez Granda
Luis María Palacio Junquera
Juan Carlos Quirós Quirós
Textos de esta unidad:
María Milagros Alonso Vázquez
Revisión de contenidos:
Jorge Lueje
Fotografías de esta unidad:
Pág. 8: Jorge Alarte, Socialistes Valencians
Pág. 9: Revista Magisterio 27/02/08
Pág. 13: Tesis de JJ Samper, fernand0
Pág. 15: Comparing apples and oranges, istockphoto
Pág. 16: Estadísticas e-galeradas, Sergio M. Mahugo
Training, istockphoto

35
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Pág. 17: Dr. Fander Falconí, Presidencia de la República del Ecuador


Face to face, Elysden
Pág. 18: Bussiness conflict, istockphoto
Pág. 20: Galería de la Presidencia de la República del Ecuador
Pág. 21: Pregunta, Chesi-Fotos CC
Pág. 22: That´s important, Adamci, stock.xchng
You!, istockphoto
Pág. 23: Pedí tres deseos, Marina Cast
Pág. 24: Me, myself and again, Maartenuil, stock.xchng
Pág. 27: Hands above 4, Eastop, stock.xchng
Pág. 28: Investing, istockphoto
Pág. 29: Direcciones 5, Josterix, stock.xchng
Domino, Guido Capi, stock.xchng
Pág. 30: Blue clock with alarm, iprole, stock.xchng
Diseño:
Objetivo Creativo
Edición y maquetación:
One Point Contenidos Audiovisuales S.L.
Materiales adaptados al currículo aprobado por Resolución de 29 de diciembre de 2008, de la Consejería de
Educación y Ciencia (BOPA n° 10, de 14 de enero de 2009)

36
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 2: Nos explicamos

Lo que vas a aprender

A comprender un texto expositivo y sus características.


El uso del castellano en otros países.
Reconocer las ideas principales y secundarias de un texto y representarlas en un mapa conceptual.
Algunos mecanismos de referencia interna.
Las relaciones que se dan entre lenguas en contacto.
Las distintas lenguas y dialectos que se hablan en España.
Al final de la unidad serás capaz de:

Escribir un texto expositivo con una organización clara, enlazando las oraciones de forma coherente
y acorde con la intención comunicativa.
Representar las ideas principales y las secundarias en un mapa conceptual.
Valorar el uso del español en el mundo.
Reflexionar sobre la situación de contacto entre el castellano y las otras lenguas que se hablan en el
territorio español, y entre el castellano y el asturiano en nuestra región.
Reconocer los mecanismos de referencia interna y utilizarlos de forma adecuada en un texto
expositivo.

37
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 2: Nos explicamos

Capítulo 1: El texto expositivo

¿Qué es un texto expositivo?

Al hacer un examen elaboramos una exposición

Continuamente necesitamos consultar documentos y publicaciones, de tipo muy diverso, en busca de


información sobre temas tanto de interés personal como profesional. En esos documentos se utiliza un tipo
de discurso que se llama la "exposición".

Por otra parte, también a veces nos toca a nosotros elaborar exposiciones, por ejemplo: cuando
desarrollamos una pregunta en un examen, cuando escribimos una carta de reclamación, cuando le
explicamos a alguien cómo debe realizar una tarea o le transmitimos una información que desconoce... En
todos esos casos es tan importante la información que queremos transmitir como el que esa información
aparezca estructurada y cohesionada correctamente.

Cuántas veces nos ha ocurrido que nos sabíamos perfectamente los apuntes para un examen y luego no
obtuvimos la nota esperada, porque no fuimos capaces de expresar de una forma clara y ordenada todo
aquello que queríamos contar.

Los textos expositivos, en definitiva, son textos cuya finalidad es informar, transmitir conocimientos sobre un
tema, demostrar una hipótesis con datos o explicar unos hechos, siempre de forma objetiva.

38
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

39
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 2: Nos explicamos

Capítulo 2: Estructura del texto expositivo

Partes del texto expositivo

En los textos expositivos la información suele aparecer estructurada en tres partes, que pueden presentarse
de distintas maneras:

Estructura analizante. Se comienza presentando el tema que vamos a tratar y se continúa con el
desarrollo ordenado y progresivo de ese tema. Cada párrafo va ampliando la información del
anterior con una nueva aportación.
Estructura sintetizante. Se empieza proporcionando datos e información que, también de forma
progresiva, nos llevan a una conclusión que, en realidad, recoge la cuestión o el tema que
pretendemos exponer.
Estructura de encuadre. Comenzamos el texto con el tema, continuamos desarrollándolo y
terminamos con una conclusión que retoma la idea o el tema con el que empezamos nuestra
exposición.

La lengua española y sus tres formas de estar en el mundo

El español es una de las grandes lenguas mundiales

A continuación, te presentamos un texto de tipo expositivo extraído de un artículo de los Anuarios sobre la
situación del Español en el mundo, una publicación del Instituto Cervantes. Con él trabajaremos los distintos
contenidos de esta unidad.

40
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

La lengua española y sus tres formas de estar en el mundo

«Todo lo anterior convierte al español en una de las grandes lenguas mundiales, la tercera o la
cuarta en el cómputo total y la segunda entre las occidentales. Según Calvet, que maneja tres repertorios
diferentes, la situación es la que se expone a continuación.

La «hispanidad» incluye la veintena de países en los que el español es lengua materna y manifiesta como un
icono la entidad étnica y cultural de sus habitantes: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba,
Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto
Rico, la República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

La «hispanofonía» es una categoría diferente. El término, formado a imitación de francophonie, se refiere a


países en los que el español no es la lengua materna de la mayor parte de sus habitantes pero éstos se
mueven en su ámbito lingüístico con relativa fluidez: en otras palabras, el español es «fonía», lo entienden y lo
usan, aunque no piensen el mundo en español como sucede en la «hispanidad». Por ello, goza de algún tipo
de reconocimiento institucional. Es el caso de muchas zonas de Estados Unidos, aunque en algunos reductos,
como Miami o ciertos distritos de Nueva York o de Los ángeles hay que hablar propiamente de «hispanidad».

También habría «hispanofonía» en Guinea Ecuatorial, antigua colonia española independizada en 1968,
donde el español funciona como lengua de intercambio entre hablantes de distintos idiomas africanos (fang,
ibo, bubi...). En Filipinas fue la lengua de sus primeros textos -Rizal, el líder de la independencia filipina,
escribió toda su obra en español-, es todavía la lengua materna de miles de personas (como tal o en forma de
criollo, según sucede en Zamboanga) y así lo reconoce la Constitución.(...) Otro colectivo afecto a la
«hispanofonía» es Israel: originariamente los sefarditas -de Sefarad, nombre de España en hebreo-
pertenecían a la «hispanidad», pues eran comunidades hispanohablantes que se dispersaron por el
Mediterráneo (en Salónica, Monastir, Estambul, Sarajevo, Marruecos, etc.) tras la expulsión de los judíos en
1492; sin embargo, la tragedia de la Shoah* llevó a los supervivientes a refugiarse en el Estado de Israel,
donde perdieron el español como lengua materna pero lo conservan como referencia cultural (...).

La «hispanoproclividad» es una nueva categoría semántica que me gustaría introducir aquí y que se refiere a
países en los que el español no es lengua materna ni fue lengua colonial, pero en los que lo están
aprendiendo numerosas personas como segunda lengua impulsadas por ventajas de orden práctico.

El ejemplo prototípico es Brasil, donde la constitución de Mercosur ha acelerado el proceso de integración


comercial y cultural de los países del Cono Sur y ha tenido el efecto de extender el español en Brasil y el
portugués en Argentina, Uruguay y Paraguay (...).

*Shoah: Catástrofe natural o de origen divino; también significa devastación, desgracia, castigo o desastre. En
este texto, se aplica al genocidio de los judíos europeos durante la Segunda Guerra Mundial.»

«Ángel López García»

41
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

42
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

43
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 2: Nos explicamos

Capítulo 3: Procedimientos lingüísticos del texto expositivo

Recursos lingüísticos del texto expositivo

El texto expositivo suele usar el presente como recurso lingüístico

En este tipo de discurso se suele recurrir a los siguientes procedimientos lingüísticos:

Tiempo presente. Se suele utilizar el presente, al que también se llama presente gnómico, porque
aporta un sentido de intemporalidad, ya que normalmente no estamos situando hechos en un
momento concreto, sino hablando de situaciones generales.
Oraciones coordinadas y subordinadas. Las oraciones coordinadas y subordinadas permiten
expresar explicaciones con muchos datos y matices, pero también conviene no abusar de la
coordinación y la subordinación, pues si utilizamos oraciones demasiado largas, encadenadas unas
a otras, nuestro texto perderá claridad.
Léxico preciso. Normalmente en cada texto expositivo se utilizarán unos términos determinados,
específicos de la materia que se esté tratando y que reciben el nombre de "tecnicismos".
Textos mixtos. También es habitual que en un texto expositivo aparezcan otros tipos de discurso,
sobre todo el argumentativo, el narrativo y el descriptivo.

44
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Oraciones subordinadas y coordinadas en el texto expositivo

Para ampliar y matizar la información, los textos expositivos usan oraciones coordinadas y subordinadas

Anteriormente hemos explicado que en los textos expositivos se usan oraciones subordinadas y
coordinadas, que nos permiten ampliar la información y matizarla. Un ejemplo de este tipo de oraciones
sería las oraciones subordinadas adjetivas que funcionan como lo hacen los adjetivos: expresan una
característica, cualidad o aspecto del sustantivo al que acompañan.

Al igual que ocurre con los adjetivos, unas veces restringen o especifican el significado del sustantivo, y
otras veces, sencillamente, añaden algún tipo de explicación o aclaración adicional y prescindible.

Ejemplo:

«La "hispanoproclividad" es una nueva categoría semántica que se refiere a los países en los que el
español no es la lengua materna ni fue lengua colonial».
En este caso la oración subrayada aclara algo importante acerca de "categoría semántica", especifica en
qué consiste esa "categoría semántica" o de qué "categoría semántica" estamos hablando concretamente.

"El ejemplo prototípico es Brasil, donde la constitución de Mercosur ha acelerado el proceso de


integración comercial y cultural de los países del Cono Sur".
En este caso la oración subrayada añade información adicional sobre Brasil. La información que nos aporta
"Brasil" sería suficiente, sin esa oración subordinada, pues sólo podemos estar hablando de un Brasil.

En cuanto a las oraciones coordinadas, se trata de proposiciones* independientes que se unen por medio
de conjunciones.

Los significados expresados por las proposiciones coordinadas copulativas se suman sin más.

Los significados de las proposiciones disyuntivas se excluyen: sólo puede ocurrir lo que expresa una de las
dos proposiciones.

Las proposiciones coordinadas adversativas expresan un contraste u oposición entre sus significados.

45
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Ejemplos:

El español tiene más hablantes maternos que el francés y su uniformidad también es mayor que la
de éste o que la del inglés. Oraciones coordinadas copulativas.
España tiene ya más de 44 millones de habitantes gracias a procesos migratorios de personas que,
o eran hispanohablantes cuando llegaron, o bien han aprendido la lengua. Las dos últimas
proposiciones son coordinadas disyuntivas.
Esto, desde el punto de vista de una organización como el SIL, resulta admisible, pero no debería
salir de los repertorios científicos. Oraciones coordinadas adversativas.

46
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

47
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Comprueba lo que sabes (continuación)

48
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

49
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 2: Nos explicamos

Capítulo 4: Tipos de texto expositivo

Textos divulgativos y textos especializados

La conferencia es un ejemplo de texto especializado

Los textos expositivos pueden presentar información sobre los temas más variados que te puedas imaginar
y, según el tema, público al que van dirigidos y grado de dificultad, pueden ser:

Textos divulgativos. Son textos que tratan temas de interés general y, como van dirigidos al
público en general, que puede no tener muchos conocimientos previos sobre esos temas, han de
presentar la información con mucha claridad y pocos tecnicismos. Textos divulgativos serían por
ejemplo: los reportajes de los periódicos o las revistas de divulgación, los libros de texto, las
explicaciones de las enciclopedias...
Textos especializados. Tratan temas de distintos campos científicos o humanísticos muy concretos
y, por tanto, utilizan muchos tecnicismos pertenecientes a esos campos. Para entender esos textos
sí que es necesario tener conocimientos previos en la disciplina a la que pertenezca el texto. Textos
especializados son por ejemplo: los informes, los artículos de las revistas especializadas, las
conferencias de científicos y catedráticos...

50
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

51
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

52
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 2: Nos explicamos

Capítulo 5: El mapa conceptual

Cómo realizar un mapa conceptual

Observa la siguiente forma de presentar lo más importante acerca de los textos expositivos:

Texto expositivo

Esa forma tan vistosa de presentar la información esencial de un texto se llama "mapa conceptual". El mapa
conceptual es una herramienta de estudio muy valiosa, ya que te ayuda a organizar e interrelacionar las
ideas principales y secundarias de los textos trabajados y estudiados y, por tanto, te ayuda a comprenderlos
y a aprenderlos mejor.

Para elaborar un mapa conceptual has de seguir los siguientes pasos:

53
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Tienes que comprender muy bien el texto e identificar las ideas principales y las secundarias y las
relaciones entre ellas.
Utiliza figuras geométricas tales como cuadrados, círculos, óvalos... dentro de los cuales escribes
una idea.
Utiliza palabras de enlace y líneas para unir esas figuras geométricas que contienen las ideas.
Las ideas dentro de su figura geométrica se van exponiendo de arriba abajo, partiendo de las más
generales y continuando con las más específicas. Es decir, primero dibujas una figura geométrica
con el tema, a continuación, unida a ella con líneas, dibujas otras figuras con las ideas principales y
partiendo de cada una de ellas, con líneas y alguna palabra de enlace, escribirías las ideas
secundarias relacionadas con cada una de las ideas principales.
Dale color. Los mapas conceptuales tienen que ser muy llamativos y visuales para que la
información se capte y se recuerde mejor.

54
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

I. aprende
II. Reconocimiento institucional
III. una veintena de países suramericanos
IV. Israel
V. Hispanidad
VI. Filipinas
VII. Entiende y usa
VIII. lengua materna
IX. Brasil
X. Entidad étnica y cultural
XI. lengua materna
XII. Hispanofonía
XIII. lengua materna ni colonial
XIV. zonas de EEUU
XV. Hispanoproclividad
XVI. Guinea Ecuatorial
XVII. Situación del español en el mundo

55
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 2: Nos explicamos

Capítulo 6: Mecanismo de referencia interna

Mecanismos lingüísticos que aportan cohesión a un texto

Los mecanismos de referencia interna aportan cohesión a un texto

Los mecanismos de referencia mediante los cuales se establecen, en un texto, una serie de relaciones
gramaticales y léxico-semánticas que aportan cohesión a ese texto y, por tanto, coherencia y corrección.

Vamos a agrupar los principales tipos en dos grupos:

Gramaticales
Léxico-semánticos
A. Los principales mecanismos gramaticales son los siguientes:

Elipsis: consiste en omitir un elemento del enunciado, bien porque se ha mencionado con
anterioridad, bien porque se sobreentiende en el contexto de comunicación.
Ejemplo: De postre, Juan pidió tarta de fresa y Luisa, tiramisú. (se omite: pidió).
Deixis: consiste en utilizar elementos lingüísticos que no tienen significado por sí mismos, sino que
hacen referencia a otros que ya aparecieron antes en el enunciado (anafóricos), o que aparecerán
después (catafóricos). Los elementos deícticos son los pronombres personales, demostrativos y
posesivos y los adverbios de lugar y tiempo.
Ejemplo: Paula, Pedro, Luis y yo fuimos a la Senda del Oso el domingo y allí nos encontramos a
Ana y María. Ésta nos contó que su hermano se va a divorciar pero que no se lo han contado a sus
padres. (Allí hace alusión a la Senda del Oso. Ésta se refiere a María. Nos se refiere a Paula,
Pedro, Luis y yo. Se hace referencia a sus padres. Lo se refiere a que su hermano se va a divorciar.
Su indica que es el hermano de ella, de María, y sus que son los padres de ambos, de María y de
su hermano).

56
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

B. Los principales mecanismos léxico-semánticos son los siguientes:

Sustitución: consiste en cambiar un elemento léxico por otro equivalente, con el que existe una
relación de contigüidad, semejanza o significado.
Ejemplo: Nunca usa paraguas; le parece un objeto engorroso (objeto por paraguas).
Recurrencia léxica: consiste en repetir una misma palabra en diferentes enunciados del texto.
Ejemplo: Vamos a regalar un chándal a Papá por su cumpleaños. Nos costó, pero creo que hemos
elegido el chándal más chulo de toda la tienda.
Recurrencia semántica: se trata de utilizar en el mismo texto varias palabras relacionadas entre sí
por su significado, es decir, palabras sinónimas*, antónimas*, hipónimas* e hiperónimas*.
Ejemplo: Celebraron el banquete de bodas en el jardín de su casa. Al ágape acudieron ochocientos
invitados (banquete y ágape son sinónimos). Encontramos un perrito abandonado en una cuneta. El
pobre animal estaba en muy malas condiciones (animal es un hiperónimo de perrito).

57
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

58
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 2: Nos explicamos

Resumen de la unidad

59
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 2: Nos explicamos

Cuestionario de la unidad

Dos perspectivas para abordar las situaciones de lenguas en contacto

Las situaciones de contactos de lenguas y sus consecuencias pueden abordarse desde dos
perspectivas distintas. La primera se refiere a la manera como el contacto afecta al corpus de cada una de las
lenguas en presencia, entendiendo por corpus el conjunto de palabras con sus significados que constituyen la
lengua y de las reglas o normas morfológicas y sintácticas que permiten modificarlas o combinarlas para
expresar la riqueza de nuestro pensamiento, reglas que incluyen también las fonéticas y ortográficas.

La segunda se refiere a la manera como el contacto se traduce sobre el estatus social de cada una de las
lenguas en presencia. Generalmente la coexistencia supone que una de las lenguas tiene un papel
predominante en la sociedad, es la lengua del poder, de la cultura o de la enseñanza, mientras la otra queda
reducida a funciones privadas o coloquiales. Este desequilibrio, para el que se ha popularizado la denominación
de diglosia, admite muchísimas variantes. E incluso es posible una diglosia cruzada en la que, en ciertos
lugares y para ciertas funciones una de las lenguas es la más prestigiosa, mientras en otros lugares y para otras
funciones lo es la otra.

A veces la lengua usada en las funciones cultas no es la primera lengua de nadie, sino que se usa
exclusivamente para estas funciones. Así ocurría con el latín en la Edad Media. Pero muy a menudo la
coexistencia de dos lenguas en un mismo territorio implica la coexistencia de dos poblaciones que tiene una u
otra lengua como su primera lengua. En estos casos el predominio de la lengua puede implicar el predominio
político o social de los que la hablan. En estos casos, por otra parte muy frecuentes, el índice más claro de la
diglosia es la proporción de bilingües en uno y otro grupo. Los hablantes de la lengua predominante no sienten
la necesidad de conocer y de utilizar la lengua débil, mientras que a los hablantes de la lengua débil les ocurre
lo contrario.

En principio las dos perspectivas: influencia sobre el corpus e influencia sobre el estatus, son independientes,
pero en la práctica el corpus de la lengua está fácilmente influido por su estatus. Es más fácil que la lengua débil
acepte préstamos o calcos de la lengua fuerte que no a la inversa. Y la presión de la lengua fuerte sobre la débil
puede ser tan fuerte que acabe con la desaparición de ésta, pero este proceso de decadencia está marcado
tanto por la disminución del número de hablantes como por el aumento de la contaminación en el léxico y en la
sintaxis.

Miguel Siguán

60
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

61
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

62
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

UNIDAD 2: Nos explicamos

Créditos

LENGUA CASTELLANA IV

Unidad 2. Nos explicamos

© Consejería de Educación y Ciencia del Principado de Asturias, 2009

Dirección técnica:
Arturo García Fernández
Coordinación general:
Antonio Reguera García
Asesoría pedagógica:
Julia Magdalena García
Equipo técnico:
Alfonso Careaga Herrera
Ascensión Solís Fernández
Yolanda Álvarez Granda
Luis María Palacio Junquera
Juan Carlos Quirós Quirós
Textos de esta unidad:
María Milagros Alonso Vázquez
Revisión de contenidos:
Jorge Lueje
Fotografías de esta unidad:
Pág. 38: Exámenes - Universidad de Navarra, Universidad de Navarra
Pág. 40: Globería, Marcos Esperón
Pág. 44: www.fueradeaula.wordpress.com, adaptada por Jorge Lueje
Pág. 45: Fiesta del libro, basti
Pág. 50: Conferencia inaugural - Banner, juglar del zipa
Pág. 56: Placa con texto de Luis Cernuda. Judería, Sevilla; González-Alba

63
MÓDULO: LENGUA CASTELLANA IV

Diseño:
Objetivo Creativo
Edición y maquetación:
One Point Contenidos Audiovisuales S.L.
Materiales adaptados al currículo aprobado por Resolución de 29 de diciembre de 2008, de la Consejería de
Educación y Ciencia (BOPA n° 10, de 14 de enero de 2009)

64
UNIDAD 3

SINTAXIS

65
SINTAXIS

1. ¿Qué es la sintaxis?

La sintaxis es la parte de la lingüística que estudia las relaciones existentes entre


las palabras que forman una unidad superior, que es la oración. En una oración,
las palabras no son elementos aislados, sino que se agrupan en sintagmas, y esos
sintagmas cumplen una función dentro de la estructura oracional. La sintaxis,
estudia cómo se agrupan las palabras en lo que llamamos partes de una oración,
y qué función (sujeto, complemento directo, complemento indirecto, etc.)
cumplen en ella.

Podemos decir que la sintaxis está muy relacionada con la morfología, parte de la
lingüística que estudia la forma de las palabras y las agrupa en categorías
(sustantivo, adjetivo, verbo, etc.). Como veremos más adelante, la categoría de las
palabras (lo que son) está íntimamente ligada a la función sintáctica que
desempeñan (cómo funcionan).

2. La oración

La oración ha sido definida tradicionalmente como un conjunto de palabras


separado por pausas en la entonación, con sentido completo para un contexto
dado y autonomía sintáctica.

Para que exista una oración es necesario un verbo en forma personal, es decir,
un verbo combinado con los morfemas de persona y número (o lo que es lo
mismo, un verbo conjugado). El verbo, pues, es el núcleo de la oración y, como
tal, el único elemento necesario.

“Llueve” es una oración, ya que es un verbo combinado con los morfemas de


persona (3ª) y número (singular).

3. Oración simple, compuesta y compleja

Dado que el verbo en forma personal es el núcleo oracional, tendremos tantas


oraciones como verbos conjugados. Si existe un único verbo conjugado, la
oración resultante será una oración simple: “El tren de las cinco salió con una
hora de retraso”.

Si hay más de un verbo conjugado, la oración podrá ser compuesta (todos los
verbos son independientes) o compleja (uno de los verbos es el núcleo de la
oración principal, y de él dependen el resto). Las oraciones compuestas pueden
ser coordinadas (“Llegaron tarde y se acostaron inmediatamente”, “Lo hice
rápidamente pero me arrepiento”) o yuxtapuestas (“Llegué, vi, vencí”), mientras
que las oraciones complejas contienen oraciones subordinadas (“Cuando salgas,
cierra la puerta”, “No me dijiste qué quieres comer”).

66
4. La oración simple: funciones oracionales

Cuando analicemos sintácticamente una oración, lo primero que tenemos que


hacer es buscar el núcleo, que es el verbo conjugado. Ya hemos visto que el
núcleo es el único elemento imprescindible, por lo que a veces puede no haber
nada más (“Llueve”, “Llegamos”). No obstante, lo normal es que haya más
elementos cumpliendo las llamadas funciones oracionales.

a. Sujeto

Concuerda en número y persona con el verbo. Cualquier cambio de número y/o


persona en uno provoca siempre el cambio en el otro.

1. La niña comió pan / Las niñas comieron pan / Yo comí pan


Es de categoría sustantiva (sustantivo o elemento sustantivado)

2. María me preocupa. (sustantivo)


3. La chica me preocupa. (sustantivo, SN)
4. Eso me preocupa. (pronombre)
5. Que no comas me preocupa. (oración subordinada sustantiva)

b. Complemento directo

También llamado objeto directo e implemento. El CD es un constituyente que


completa el significado de los verbos transitivos (hacer, comer, escribir, etc.). Al
sustituirlo por un pronombre, nos deja como referente lo, la, los, las
(concordando en género y número).
6. Comió pan / tarta / pasteles  Lo / La / Los comió.

Si el CD es personal, en masculino singular puede sustituirse también por le en


lugar de lo.

7. Saludó a Ana / a Xuan  La / Lo-le saludó.

La función de CD es de categoría sustantiva: la cumple un sintagma nominal sin


preposición, excepto cuando es personal, que va precedido de la preposición a.
8. Veo un árbol / Veo a los niños.

El CD puede aparecer duplicado (el CD y su referente pronominal) cuando el CD


va delante del verbo.
9. Vio a Ana  A Ana la vio.

67
Cualquier elemento sustantivado puede ser CD.
10. Quiero lotería. (sustantivo)
11. Quiero el grande. (adjetivo sustantivado)
12. Quiero lo que compraste. (oración de relativo sustantivada)
13. Quiero que apruebes con nota. (oración subordinada sustantiva)

c. Complemento indirecto

También llamado objeto indirecto y complemento. Semánticamente, indica el


receptor o beneficiario de la acción del verbo. Al sustituirlo por un pronombre,
nos deja como referente le, les (concordando solamente en número, pero sin
marca de género).
14. Di la carta a Susana / a Mario  Le di la carta.
15. Di la carta a los empleados / empleadas  Les di la carta.

La función de CI es de categoría sustantiva: la cumple un sintagma nominal


siempre precedido de la preposición a.
16. Di una mano de pintura a mi habitación  Le di una mano de pintura

Cuando tanto el CD como el CI son sustituidos por los pronombres


correspondientes, el CD mantiene los suyos (lo, la, los, las), pero el CI se sustituye
por (se).
17. Di la carta a Susana  Le di la carta  Se la di

A veces puede aparecer duplicado (el CI propiamente dicho y su referente


pronominal).
18. Di la carta a Susana  Se la di a Susana

Cualquier elemento sustantivado puede ser CI.


19. No doy importancia al dinero. (sustantivo)
20. No doy importancia a lo nuevo. (adjetivo sustantivado)
21. No doy importancia a que me lleves la contraria. (oración subordinada
sustantiva)

d. Complemento circunstancial

También llamado aditamento. Es la función gramatical que señala algunas


circunstancias semánticas del verbo, tales como tiempo, lugar, modo, causa,
finalidad, cantidad, etc. Al contrario que el CD y el CI, al sustituirlo no nos deja
como referente un pronombre, sino un adverbio (aunque no siempre).

22. Pon el libro sobre la mesa  Ponlo ahí

68
El CC es una función de categoría adverbial, es decir, desempeñada por adverbios
o elementos adverbializados.

23. Caminó deprisa. (adverbio)


24. Caminó en ese momento. (sintagma preposicional)
25. Caminó de nuevo. (SPrep con adjetivo)
26. Caminó cuando quiso. (oración subordinada adverbial)

El CC puede ser de varios tipos, atendiendo a su contenido semántico:

27. Estudió inglés por la noche. (tiempo)


28. Responderé a su pregunta educadamente. (modo)
29. Dejó a los niños en la escuela. (lugar)
30. El teléfono sonó muchísimas veces. (cantidad)
31. Abandonó la sala con sus amigos. (compañía)
32. Cerró la puerta para guardar el calor. (finalidad)
33. Rompió el cristal de la ventana con un martillo. (instrumento)

e. Complemento de régimen

También llamado suplemento o complemento regido. Es un sintagma


preposicional exigido por el verbo. Frente al CC, que también puede ser un SPrep,
el CReg no es marginal, sino que es requerido por el verbo y, a veces, es
necesario.

34. Se arrepintió de su comportamiento.


35. Me agarré a la barandilla con fuerza.
36. La decisión final depende del presidente  ?La decisión final depende

El CReg se diferencia de un CC porque su relación con el verbo es más directa y,


además, cuando es sustituido deja como referente la preposición más un
pronombre tónico (él, ella, ello, eso, etc.)

37. Pienso en Madrid.  Pienso en ello / *Pienso allí


38. Este libro trata sobre la cama.  Trata sobre ella-eso / *Trata en ese lugar

f. Atributo: verbos copulativos

Los verbos copulativos son aquellos que unen (cópula) el sujeto con el predicado,
que en este caso se llama predicado nominal. Son los verbos ser, estar y parecer.
El complemento de estos verbos se llama atributo, y concuerda en género y
número con el sujeto.

39. María es la jefa. / Parecéis cansados. / Xuacu está deprimido.

69
Estas oraciones se llaman copulativas o atributivas. La función de atributo es
categorialmente neutra: puede cumplirla cualquier categoría (sustantiva,
adjetiva o adverbial).

40. Tú eres muy inteligente. (adjetivo)


41. La alcaldesa es una gran política. (sustantivo)
42. El ejercicio está bien. (adverbio)
43. La capital está en el extremo del país. (SPrep, adverbial)

Al ser sustituido, al atributo siempre deja como referente el pronombre neutro


lo, independientemente del género y número del mismo.

44. Tú lo eres. / La alcaldesa lo es. / El ejercicio lo está. / La capital lo está.

g. Atributivos del sujeto y del CD

También llamados complementos predicativos. En oraciones no copulativas


(=predicativas), algunos adjetivos modifican al sujeto o al CD, concordando con
él en género y número. Sin embargo, no son adyacentes nominales de ellos, ya
que tienen cierta libertad de movimiento.

45. Lleva la camisa rota.  Rota lleva la camisa / Lleva rota la camisa
46. Lleva la llave maestra.  *Maestra lleva la llave / *Lleva maestra la llave.

Pueden referirse al sujeto (atributivo del sujeto) o al CD (atributivo del CD).

47. Llara llegó a casa cansada. (Atrib. Suj)


48. Los niños viven tranquilos. (Atrib. Suj)
49. Las olas rugen furiosas. (Atrib. Suj)
50. Tengo la muñeca abierta. (Atrib. CD)
51. Compró el coche muy barato. (Atrib. CD)
52. El entrenador trajo la pelota desinflada. (Atrib. CD)
53. Dejó el hórreo niquelado. (Atrib. CD)

70