Sie sind auf Seite 1von 1

PRINCIPIO PRECAUTORIO

El principio precautorio es un principio que antecede al de prevención y cuyo objeto no es


controlar y minimizar daños, sino evitar riesgos cuyas consecuencias puedan ser graves. En este
entendido, ante la existencia de un riesgo conocido es aplicable una medida preventiva, pero
cuando los riesgos son desconocidos es aplicable el principio precautorio.

Al respecto, el principio precautorio tiene los siguientes elementos: una dimensión intertemporal
(implica la existencia de un riesgo a corto, mediano y largo plazo que puede afectar a las
generaciones futuras), la falta de certeza científica, la existencia de riesgos graves e irreversibles, y
la inversión de la carga de la prueba (cuando las actividades respecto de las cuales no existe
certeza científica de sus riesgos no pueden ser autorizadas salvo que quien pretenda llevarlas a
cabo demuestre que en realidad no existen tales riesgos)

PROTOCOLO ADICIONAL A LA CONVENCION AMERICANA SOBRE DERECHOS HUMANOS EN


MATERIA DE DERECHOS ECONOMICOS, SOCIALES Y CULTURALES

(También conocido como Protocolo de San Salvador), que es el principal instrumento vinculante
en materia de DESC de dicho sistema. En él se reconocen entre otros el derecho a la salud (art.
10), a un medio ambiente sano y a contar con servicios públicos básicos (art. 11) y a la
alimentación (art. 12); también se hace referencia a la jurisprudencia que emana del Sistema
Interamericano y que, como se anticipó, es una fuente vinculante a nivel nacional. También en
este caso, se ha recurrido a algunas sentencias emitidas por tribunales internacionales y
nacionales sobre la materia. En relación al derecho a un medio ambiente sano, el principal
documento internacional al cual se recurre es el Protocolo de San Salvador por ser el único tratado
internacional con carácter vinculante que explicita este derecho y le dota de contenido,
incluyéndolo entre los demás derechos humanos reconocidos. En dicho documento se establece
que:

“1. Toda persona tiene derecho a vivir en un medio ambiente sano y a contar con servicios
públicos básicos.

2. Los Estados partes promoverán la protección, preservación y mejoramiento del medio


ambiente