Sie sind auf Seite 1von 10

Universidad Abierta Para Adultos UAPA

Presentación:
Jennifer Sánchez Hidalgo

Matricula:

19-02387

Carrera:

Mercadeo

Asignatura:

Sociología

Tema:

Trabajo Final

Facilitador/a:

Felicia Ramirez

Fecha:

La Altagracia, Republica Dominicana


Diciembre 10 de 2019
ÍNDICE

Introducción ……………………………………………………………………………1

La desigualdad social en la República Dominicana ……………………………. 2

Causas de la desigualdad social………………………………………………. 3

Estratificación social …………………………………………………………………4

Consecuencias…………………………………………………………………5

Posibles soluciones ………………………………………………………………... 6

Opinión personal ……………………………………………………………………. 7

Conclusión …………………………………………………………………………… 8

Bibliografía …………………………………………………………………………… 9
INTRODUCCÍON

En el presente trabajo se pretende llevar a cabo las diferentes etapas donde se


ven envueltas las causas, consecuencias y posibles soluciones para la
desigualdad social en nuestro país, teniendo como meta llevar otro concepto de
la situación que se vive en nuestro país correspondiente a este tema.

Entre ellos: la estratificación social donde la clase alta y baja es donde parte la
gran división social entre ellos recaen, en que uno tiene el control de los medios
de producción y el otro vende su fuerza de trabajo. Evidentemente todo indica
que vivimos en una sociedad enferma y por ese derrotero se pudieran estar
creando las condiciones para un estallido social.

Una sociedad como la nuestra, tan desigual y con tantos rezagos en educación
y salud, constituye una bomba de tiempo justamente en una coyuntura en la que
se verifican grandes movimientos sociales a nivel internacional que han puesto
fin a regímenes gubernamentales y han variado el curso político. La desigualdad
Social en la República Dominicana.
La desigualdad Social en la Republica Dominicana

La realidad socioeconómica de la República Dominicana, al igual como sucede


en gran parte de la región, es una mezcla entre satisfacción y pesimismo. Lo
primero obedece a los importantes avances que hemos alcanzado en la última
década, que se reflejan en una mejora de las economías, la institucionalidad
política y social y la mejora de los principales indicadores del bienestar. El
pesimismo, por el otro lado, proviene de los grandes retos que enfrentamos como
región y como país, especialmente desde el año 2015, que se han presentado
retrocesos en materia de pobreza extrema.
La realidad es que el PIB es una medida muy limitada para reflejar el bienestar
de una sociedad, y que habría que construir un conjunto sencillo de medidas que
reflejen las principales inquietudes de la nueva economía.
En su Panorama Social 2018, la CEPAL advierte sobre el retroceso del país en
desigualdad social, medida por el Índice de GINI. Aunque el retroceso es mínimo
y, como ha dicho el Banco Central también podría responder a una fluctuación
aleatoria y estadísticamente no significativa, no menos cierto es que la falta de
una mejora en el indicador de la desigualdad social es una alerta para quienes
hacemos parte de las políticas públicas.
El informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, por su parte,
revela un conjunto de factores que profundizan la desigualdad social y resultan
en una distribución ineficiente del crecimiento económico constante que
experimenta la República Dominicana. Estas desigualdades que arroja el estudio
se correlacionan con la realidad geográfica de los municipios del país y la
condición social de los ciudadanos.
Al evaluar este informe, encontramos un conjunto de municipios y provincias que
no han recibido el desarrollo económico al mismo ritmo que las comunidades
más privilegiadas. De la misma manera, observamos las serias brechas sociales
que existen entre ricos y pobres, hombres y mujeres, jóvenes y adultos, personas
con y sin discapacidad.

Ambas publicaciones coinciden en un punto esencial para el debate en nuestro


país. Mientras CEPAL aduce el aumento de la desigualdad social a la necesidad
de aumentar los ingresos, es decir, el salario; el PNUD, por su parte, vincula la
desigualdad social no solo al salario, sino también a un mayor acceso a servicios
sociales y una mejora en el gasto público.

Así como el crecimiento económico medido por el PIB ha sido por muchos uno
de los objetivos principales de los gobiernos y proyectos políticos, en la misma
medida, la reducción de la desigualdad social debe convertirse en objetivo
prioritario de cualquier proyecto político, ocupando la primacía de los programas
electorales.
Causas de la desigualdad social

 Causas Económicas

Como son el desempleo, desigual distribución de los ingresos, bajos salarios,


desatención a la producción agrícola para el consumo interno.

 Causas Institucionales Estructurales

Las cuales han sido la centralización de la gobernabilidad en el poder


ejecutivo, un sistema de salud escasamente regulado y en proceso de
reformas, alta tarifa de los servicios, un sistema de seguridad social que
recientemente inicia su implementación, escasez en la generalización del
agua potable, entre otras.

 Causas Sociales

Las cuales son el bajo nivel educativo en la población dominicana, escasa


atención a la formación técnico-profesional, desatención a los programas de
vivienda de bajo costo y programas de mejoramiento de viviendas. No
obstante, según el mismo informe, República Dominicana aumentó su índice
de desarrollo humano, en dos posiciones en el escalafón mundial de 187
países, y ocupa la posición 24 de 33 países de América Latina y el Caribe.
Consecuencias desigualdad social

 Pobreza:

Es la principal consecuencia frente a la desigual distribución de los recursos. En


los países menos desarrollados son las personas más pobres y los menos
favorecidos de la sociedad los que pagan mayores impuestos en proporción con
otros sectores de la sociedad.

 Derecho a Sanidad:

Las condiciones sociales en las que la gente nace viven y trabaja determinan
directamente el nivel de Salud de la población, según la Organización Mundial
de la Salud. En los países más pobres no todos tienen acceso al sistema
sanitario ni a medicamentos.

 Desnutrición:

Este mal afecta a 146 millones de niños en el mundo. La falta de recursos


económicos priva no sólo del alimento, sino también de la educación necesaria
para alimentarse de forma correcta.
 Inmigración:

La mayoría de las personas que emigran lo hacen por motivos económicos,


escapando de situaciones de hambre y miseria de países con una
alta desigualdad social.

 Enfermedades:

Los niños desnutridos tienden a morir de enfermedades comunes. El régimen


alimenticio que llevan estos niños no los protege contra las infecciones.

 Falta de educación:

Más de 550 millones de mujeres en el mundo son analfabetas. En países como


Níger, Burkina Faso, Pakistán o Bangladesh la desigualdad educativa es
marcada entre mujeres y hombres, ya que toda la población femenina tiene
menos posibilidades de acceder a la educación.
 Falta de Inserción laboral:

La pobreza, la exclusión social y la desigualdad en renta, disminuyen las


oportunidades de empleo de la población.

Posibles soluciones

 Aplicar medidas que tomen más en cuenta el capital humano y que


proporcionen un desarrollo estable en la población dominicana,
específicamente los sectores Pobres.

 Llevar como meta principal hasta su cumplimiento los Objetivos del Milenio.
Crear un ambiente de mayor participación ciudadana en los ambientes tanto
políticos como sociales. Integrar todos los partidos políticos a metas comunes
a largo plazo.

 Atacar de manera persistente los factores que fortalecen la pobreza y la


desigualdad.

 Fortalecer el sistema político del Estado dominicano con el fin de evitar el


maltrato de la corrupción por parte de funcionarios públicos.

 Generar un ambiente de espíritu emprendedor y positivo en el país. Debido


a que como se ha visto uno de los factores de la pobreza es la apatía, o sea
el sentimiento de derrota o de desinterés por algo.

 Establecer medidas que tomen en cuenta al desarrollo infantil y de los


jóvenes.

 Normalizar los salarios de los responsables bancarios. La crisis no ha servido


para que todos nos apretáramos el cinturón, mientras el gobierno vio como
solución de la crisis la reducción de los salarios, los que tuvieron gran parte
de la culpa de la crisis aumentaban de forma abusiva e indecente sus
retribuciones y se aseguraban sus pensiones con cantidades hirientes para
el resto de los ciudadanos.
 Reducir la financiación de la economía es una primera solución. Las finanzas
están contribuyendo de forma importante a la desigualdad de la riqueza y de
la distribución de la renta.

 Cuidar el Medio Ambiente es una riqueza común que disminuiría la


desigualdad.

Opinión personal

La desigualdad en nuestro país existe desde su nacimiento, fuimos


conquistados y colonizados, dichos procesos, sobre todo, los de colonización,
siguen existiendo de diversas formas más sofisticadas.
Las desigualdades son injustas y deben terminar, por ejemplo: la esclavitud, la
discriminación racial. Pero la desigualdad económica no tiene esa importancia
(no es injusta por sí misma), ni puede impedirse. Lo importante es que todo ser
humano disponga de suficientes calorías, proteínas, agua potable, ropa, techo,
vacunas, vitaminas; y esto es algo que se puede lograr. Lo que no tiene
importancia, ni se puede lograr, es que todos igualen a los demás.

Conclusión

Luego de finalizar este trabajo, puedo decir que la desigualdad social es un


problema de las sociedades contemporáneas, producto del desarrollo desigual
de las diversas regiones. De hecho, la desigualdad social es el origen de
la discriminación, ya que esta consiste en tratar de manera distinta a quienes
se vean desfavorecidos económica, social o moralmente.

Visto de esta manera, la desigualdad social implica una distribución inequitativa


de oportunidades, del respeto y del acceso a los bienes y servicios, que se
fundamenta en diversas razones de tipo cultural o social. No es, como muchos
quisieran hacer creer, un rasgo natural u obvio de la existencia humana, ni es
una forma de “justicia” o castigo divino.
Bibliografía

https://listindiario.com/puntos-de-vista/2019/02/05/552224/sobre-la-desigualdad-social

https://www.milenio.com/opinion/varios-autores/la-benemerita-opina/desigualdad-social

https://vicepresidencia.gob.do/vicerdo/articulos_vp/las-raices-la-desigualdad-social/