Sie sind auf Seite 1von 25

FACULTAD DE ENFERMERÍA

DIABETES GESTACIONAL DE
PRECLAMSIA Y ECLAMCIA

Curso : NUTRICIÓN Y DIETÉTICA

Docente : _________________________

Integrante : RUIZ MENDEZ YESICA

Semestre : ______

Huancayo Perú
2019

1
DEDICATORIA

Este trabajo de investigación está dedicado a


Dios primeramente por darnos la vida y
fortaleza cada día, a nuestros padres por
confiar en nosotros y brindarnos el apoyo
necesario y a nuestro profesor que nos ayudó
a mejorarnos y no rendirnos ante tantos
tropiezos de la vida .

2
Introducción

La diabetes gestacional es la intolerancia a los hidratos de carbono de severidad


variable, que comienza o se diagnostica por primera vez en el embarazo.

A diferencia de los otros tipos de diabetes, la diabetes gestacional no es causada


por la carencia de insulina, sino por los efectos bloqueadores de otras hormonas
en la insulina producida, una condición denominada resistencia a la insulina, que
se presenta generalmente a partir de las 20 semanas de gestación. La respuesta
normal ante esta situación es un aumento de la secreción de insulina, cuando
esto ocurre se produce la diabetes gestacional.

Es reconocida la repercusión de la diabetes gestacional sobre el embarazo y sus


efectos perinatales adversos tanto en la madre como en el feto, donde luego del
embarazo los niveles de glucosa en sangre retornan a la normalidad después
del parto.

En la presente investigación se dará a conocer los factores de riesgo en la


aparición de Diabetes, las complicaciones, control y seguimiento, tratamiento,
recomendaciones para la conducción del embarazo de la mujer diabética, entre
otros temas.

3
ÍNDICE

DEDICATORIA ................................................................................................... 2
INTRODUCCIÓN .............................................................................................. 3

DIABETES GESTACIONAL DE PRECLAMSIA Y ECLAMCIA

1. DIABETES GESTACIONAL Y EMBARAZO ................................................... 6


1.1. Síntomas ................................................................................................. 6
1.2. Causas .................................................................................................... 7
1.3. Factores de riesgo .................................................................................. 8
1.4. Complicaciones ....................................................................................... 8
1.5. Prevención ............................................................................................ 10

2. PROBLEMAS DE LA DIABETES GESTACIONAL EN EL EMBARAZO ...... 11


2.1. Un bebé demasiado grande .................................................................. 11
2.2. Cesárea................................................................................................. 11
2.3. Presión arterial alta (preeclampsia) ....................................................... 12
2.4. Bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia) ................................. 12
2.5. 5 consejos para las mujeres con diabetes gestacional ......................... 12
1. Coma alimentos saludables ................................................................... 12
2. Haga ejercicio con regularidad ............................................................... 13
3. Controlar con frecuencia el azúcar en la sangre .................................... 13
4. Tome insulina, si la necesita .................................................................. 13
5. Hágase un examen de diabetes después del embarazo ....................... 13

3. PREECLAMSIA Y DIABETES GESTACIONAL ........................................... 14


3.1. Peligros para las mamás ....................................................................... 14

4. PREECLAMSIA Y ECLAMPSIA EN EL EMBARAZO ................................... 15


4.1. Causas de la preeclampsia en el embarazo ......................................... 16
4.2. Riesgos de preeclampsia y eclampsia en el embarazo ........................ 16
4.3. Síntomas de preeclampsia y eclampsia ................................................ 17
4.4. Tratamiento de preeclampsia y eclampsia ............................................ 17

4
5. PREECLAMPSIA, HIPERTENSIÓN Y DIABETES GESTACIONAL
AUMENTAN EL RIESGO DE DIABETES TRAS EL EMBARAZO ................... 18

CONCLUSIONES............................................................................................. 21
BIBLIOGRAFÍA ................................................................................................ 23
ANEXOS .......................................................................................................... 24

5
DIABETES GESTACIONAL DE PRECLAMSIA Y ECLAMCIA

1. DIABETES GESTACIONAL Y EMBARAZO


La diabetes gestacional es un tipo de diabetes
que aparece por primera vez durante el
embarazo en mujeres embarazadas que nunca
antes padecieron esta enfermedad. En algunas
mujeres, la diabetes gestacional puede
afectarles en más de un embarazo. La diabetes
gestacional por lo general aparece a la mitad del
embarazo. Los médicos suelen realizar estudios
entre las 24 y 28 semanas del embarazo.
La diabetes gestacional se puede controlar a menudo con una alimentación
saludable y ejercicio regular, pero algunas veces la madre también
necesitará insulina.

Tipos de Diabetes

tipo I diabetes insulino dependiente

tipo II diabetes insulino independiente

tipo III diabetes gestacional

tipo IV diabetes secundaria

1.1. Síntomas
En la mayoría de las mujeres, la diabetes gestacional no produce
signos ni síntomas perceptibles.
Cuando consultar al médico
En lo posible, solicita atención médica lo antes posible (en cuanto
pienses en buscar un embarazo) para que el médico pueda evaluar el
riesgo de diabetes gestacional dentro de tu plan de salud reproductiva
general. Una vez que estés embarazada, tu médico te revisará para
detectar si tienes diabetes gestacional como parte de la atención

6
prenatal. Si padeces diabetes gestacional, es posible que necesites
chequeos más frecuentes. Es más probable que estos se realicen en
los últimos tres meses del embarazo, cuando el médico supervisará
tu nivel de azúcar en sangre y la salud del bebé.
El médico puede derivarte a otros profesionales de salud
especializados en diabetes, como un endocrinólogo, un dietista
registrado o un educador en diabetes. Ellos pueden enseñarte a
controlar tu nivel de azúcar en sangre durante el embarazo.
Para verificar que tu nivel de azúcar en sangre haya vuelto a la
normalidad después del nacimiento del bebé, el equipo de atención
médica comprobará tu azúcar en sangre inmediatamente después del
parto y nuevamente seis semanas después. Si ya has tenido diabetes
gestacional, es recomendable medir tu nivel de azúcar en sangre en
forma regular.
La frecuencia de las pruebas de azúcar en sangre dependerá, en
parte, de los resultados de las pruebas realizadas poco después de
que des a luz.

1.2. Causas
Los investigadores no saben por qué algunas mujeres contraen
diabetes gestacional. Para comprender cómo se produce, puede
resultar útil entender de qué forma el embarazo afecta el modo en el
que el organismo procesa la glucosa.
El cuerpo digiere los alimentos que comes para producir azúcar
(glucosa) que ingresa al torrente sanguíneo. En respuesta a ello, el
páncreas glándula de gran tamaño que se encuentra detrás del
estómago produce insulina. La insulina es una hormona que ayuda a
que la glucosa viaje desde el torrente sanguíneo hasta las células del
cuerpo, donde se utiliza como energía.
Durante el embarazo, la placenta, que conecta al bebé con tu
suministro de sangre, produce niveles altos de otras hormonas. Casi
todas ellas inhiben la acción de la insulina en las células, lo que eleva
el nivel de azúcar en sangre. Durante el embarazo, es normal que
haya un leve aumento del azúcar en sangre después de las comidas.

7
A medida que el bebé crece, la placenta produce cada vez más
hormonas que contrarrestan la insulina. En la diabetes gestacional,
las hormonas de la placenta provocan un incremento del azúcar en
sangre hasta un nivel que puede afectar el crecimiento y el bienestar
del bebé. Por lo general, la diabetes gestacional se manifiesta durante
la última mitad del embarazo —en algunos casos, incluso, en la
semana 20, pero normalmente sucede más adelante.

1.3. Factores de riesgo


Todas las mujeres pueden padecer diabetes gestacional, pero
algunas mujeres tienen mayor riesgo. Algunos de los factores de
riesgo de la diabetes gestacional son:
 Ser mayor de 25 años. Las mujeres mayores de 25 años tienen
más probabilidades de padecer diabetes gestacional.
 Antecedentes médicos familiares o personales. Tu riesgo de
contraer diabetes gestacional aumenta si tienes prediabetes —
nivel de azúcar en sangre ligeramente elevado que podría ser
precursor de diabetes tipo 2— o si un miembro cercano de la
familia, como tu padre, madre, hermano o hermana, tiene diabetes
tipo 2. También tienes más probabilidades de presentar diabetes
gestacional si la tuviste en un embarazo anterior, si diste a luz a un
bebé de más de 9 libras (4,1 kilogramos) o si tuviste un embarazo
con muerte fetal sin causa aparente.
 Sobrepeso. Tienes mayor probabilidad de manifestar diabetes
gestacional si tienes sobrepeso considerable con un índice de
masa corporal (IMC) igual o mayor que 30.
 Grupo étnico. Por razones que no están claras, las mujeres de
origen afroamericano, hispánico, indígena estadounidense o
asiático tienen un riesgo mayor de padecer diabetes gestacional.

1.4. Complicaciones
La mayoría de las mujeres con diabetes gestacional da a luz a bebés
sanos. Sin embargo, la diabetes gestacional que no se controla con
cuidado puede producir un nivel de azúcar en sangre descontrolado y

8
causarles problemas a ti y al bebé, incluida una mayor probabilidad
de que deban hacerte una cesárea al momento del parto.
Complicaciones que pueden afectar a tu bebé
Si tienes diabetes gestacional, tu bebé puede tener un mayor riesgo
de padecer lo siguiente:
 Sobrepeso al nacer. El exceso de glucosa en el torrente
sanguíneo atraviesa la placenta, lo que hace que el páncreas del
bebé produzca insulina adicional. Esto puede hacer que el bebé
crezca demasiado (macrosomía). Los bebés muy grandes —que
pesan 9 libras (4 kg) o más— tienen más probabilidades de
atorarse en el canal de parto, sufrir lesiones en el nacimiento o
requerir un parto por cesárea.
 Nacimiento prematuro (pretérmino) y síndrome de dificultad
respiratoria. Un nivel alto de azúcar en sangre en la madre puede
aumentar el riesgo de que tenga un trabajo de parto prematuro y
de que el bebé nazca antes de la fecha prevista. O bien, el médico
puede recomendar un parto prematuro porque el bebé es muy
grande.
Los bebés que nacen antes de tiempo pueden padecer el síndrome
de dificultad respiratoria —trastorno que complica la respiración—.
Los bebés con este síndrome pueden necesitar asistencia
respiratoria hasta que sus pulmones maduren y se hagan más
fuertes. Los bebés de madres con diabetes gestacional pueden
padecer el síndrome de dificultad respiratoria incluso si no nacen
antes de tiempo.
 Nivel bajo de azúcar en sangre (hipoglucemia). A veces, los
bebés de madres con diabetes gestacional tienen un nivel bajo de
azúcar en sangre (hipoglucemia) poco después del nacimiento
porque su propia producción de insulina es alta. Los episodios
graves de hipoglucemia pueden provocar convulsiones en el bebé.
La alimentación a horario y, a veces, una solución de glucosa
intravenosa puede hacer que el nivel de azúcar en sangre del bebé
vuelva a la normalidad.

9
 Diabetes tipo 2 más adelante en la vida. Los bebés de madres
con diabetes gestacional tienen un mayor riesgo de padecer
obesidad y diabetes tipo 2 en el futuro.

Complicaciones que pueden afectarte


La diabetes gestacional también puede aumentar el riesgo de que la
madre tenga lo siguiente:
 Presión arterial alta y preeclampsia. La diabetes gestacional
aumenta el riesgo de tener presión arterial alta y preeclampsia, una
complicación grave del embarazo que provoca presión arterial alta
y otros síntomas que pueden poner el riesgo tanto la vida de la
madre como la del bebé.
 Diabetes en el futuro. Si tienes diabetes gestacional, tienes mayor
probabilidad de que vuelvas a padecerla en un futuro embarazo.
También es más probable que tengas diabetes tipo 2 a medida que
envejeces. Sin embargo, si eliges opciones de vida saludables,
como comer alimentos sanos y hacer ejercicio, puedes contribuir a
reducir el riesgo de diabetes tipo 2 en el futuro.
Entre las mujeres con antecedentes de diabetes gestacional que
alcanzan su peso ideal después del parto, menos de 1 cada 4
presenta diabetes tipo 2 con el tiempo.

1.5. Prevención
No hay garantías cuando se trata de prevenir la diabetes gestacional,
pero cuantos más hábitos saludables adoptes antes del embarazo,
mejor. Si tuviste diabetes gestacional, estas opciones saludables
pueden reducir el riesgo de padecerla en futuros embarazos o de
tener diabetes tipo 2 más adelante.
 Consume alimentos saludables. Elige alimentos ricos en fibra,
con bajo contenido graso y pocas calorías. Céntrate en las frutas,
los vegetales y los cereales integrales. Intenta consumir alimentos
variados para alcanzar tus metas sin resignar el sabor ni la
nutrición. Presta atención a los tamaños de las porciones.

10
 Mantente activa. Hacer ejercicio antes del embarazo y durante
este puede ayudarte a evitar que contraigas diabetes gestacional.
Apunta a realizar, por lo menos, treinta minutos de actividad
moderada la mayoría de los días de la semana. Haz una caminata
a paso ligero todos los días. Anda en bicicleta. Nada algunos largos
en la piscina.
Si no puedes hacer treinta minutos de ejercicio seguidos por día,
varias sesiones más cortas pueden ser igual de beneficiosas.
Estaciona en un lugar más alejado cuando hagas mandados. Baja
del autobús una parada antes de llegar a destino. Cada paso que
des aumenta tus posibilidades de mantenerte saludable.
 Baja los kilos de más que tienes antes del embarazo. Los
médicos no recomiendan adelgazar durante el embarazo. Sin
embargo, si estás planificando un embarazo, bajar el peso adicional
que tienes antes de quedar embarazada puede ayudarte a tener un
embarazo más saludable.

2. PROBLEMAS DE LA DIABETES GESTACIONAL EN EL EMBARAZO


El azúcar de la sangre que no está bien controlado en la diabetes
gestacional puede llevar a problemas en la madre y su bebé:

2.1. Un bebé demasiado grande


La diabetes que no se controla bien causa un aumento en el azúcar
de la sangre del bebé. El bebé está “sobrealimentado” y crece
demasiado. Además de causar incomodidades a la madre en los
últimos meses del embarazo, un bebé extra grande puede originar
problemas durante el parto tanto para ella como para él. Puede que la
madre necesite una cesárea para poder dar a luz. El bebé puede
nacer con daño en los nervios debido a la presión en los hombros
durante el parto.

2.2. Cesárea
La cesárea es una operación para sacar al bebé a través del vientre
de la madre. Una mujer con diabetes mal controlada tiene una

11
probabilidad más alta de requerir una cesárea. Cuando el bebé nace
por cesárea, a la madre le toma más tiempo recuperarse del parto.

2.3. Presión arterial alta (preeclampsia)


Cuando una mujer embarazada presenta presión arterial alta, proteína
en la orina y una inflamación frecuente en los dedos de las manos y
los pies que no se alivia, puede ser que tenga preeclampsia. Este es
un problema grave que amerita ser vigilado muy de cerca por el
médico. La presión arterial alta puede causar daños tanto a la madre
como a su bebé en gestación. Puede provocar un nacimiento
prematuro del bebé y también convulsiones o accidentes
cerebrovasculares (un coágulo sanguíneo o sangrado en el cerebro
con posible daño cerebral) en la mujer durante el trabajo de parto y el
alumbramiento. Las mujeres con diabetes tienen presión arterial alta
con más frecuencia que las mujeres que no la tienen.

2.4. Bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia)


Las personas con diabetes que toman insulina u otros medicamentos
para la diabetes puede que sufran una baja en su nivel de azúcar en
la sangre. El bajo nivel de azúcar en la sangre puede ser grave y hasta
mortal si no se atiende rápidamente. Las mujeres pueden evitar una
disminución peligrosa de su azúcar en la sangre si vigilan
cuidadosamente sus niveles y se tratan en forma oportuna.
Si la madre no se ha controlado su diabetes durante el embarazo,
puede que los niveles de azúcar en la sangre del bebé disminuyan
rápidamente después de que nace. Los niveles de azúcar del bebé se
deberán mantener bajo observación durante varias horas después de
su nacimiento.

2.5. 5 consejos para las mujeres con diabetes gestacional


1. Coma alimentos saludables
Coma alimentos saludables incluidos en un plan de comidas para
personas con diabetes. Un nutricionista puede ayudarle a crear un

12
plan de comidas saludable y enseñarle a controlar su azúcar en la
sangre durante el embarazo.
Sabrosas recetas para personas con diabetes y sus familias.

2. Haga ejercicio con regularidad


El ejercicio es otra manera de controlar el azúcar en la
sangre, ya que ayuda a nivelar el consumo de
alimentos. Después de consultar a su médico, puede
realizar ejercicio de manera regular durante y después
del embarazo. Procure hacer un mínimo de 30 minutos
de actividad física, de moderada a intensa, al menos cinco días a la
semana. Esto puede ser caminar a paso rápido, nadar o jugar
activamente con los niños.

3. Controlar con frecuencia el azúcar en la sangre


Dado que el embarazo produce cambios en las necesidades de
energía del cuerpo, los niveles de azúcar en la sangre pueden cambiar
muy rápido. Revise su azúcar en la sangre a menudo, como se lo
indique su médico.

4. Tome insulina, si la necesita


Algunas veces las mujeres con diabetes gestacional necesitan tomar
insulina. Si su médico le prescribe insulina, utilícela como se lo indica
para controlar su azúcar en la sangre.

5. Hágase un examen de diabetes después del embarazo


Hágase un examen de diabetes entre las 6 y 12 semanas después de
que nazca su bebé y luego cada 1 a 3 años.
En la mayoría de las mujeres con diabetes gestacional, la diabetes
desaparece después del parto. Cuando esta no desaparece, entonces
se le llama diabetes tipo 2. Aún cuando la diabetes desaparezca
después de que nace el bebé, la mitad de las mujeres que han tenido
diabetes gestacional padecerán diabetes tipo 2. Es importante que
una mujer que haya tenido diabetes gestacional continúe haciendo

13
ejercicio y manteniendo una alimentación saludable después del
embarazo para prevenir o retrasar la diabetes tipo 2. También debe
recordarle al médico que le revise su azúcar en la sangre cada 1 a 3
años.

3. PREECLAMSIA Y DIABETES GESTACIONAL


3.1. Peligros para las mamás
El embarazo es una de las etapas más delicadas de las mujeres
debido a diversos cambios del organismo que pueden ser factor para
presentar enfermedades, entre las que destacan preeclampsia y
diabetes gestacional.

El embarazo es una de las etapas más delicadas de las mujeres


debido a diversos cambios del organismo que pueden ser factor para
presentar enfermedades, entre las que destacan preeclampsia y
diabetes gestacional. En ambas, una mala atención representa poner
en riesgo la vida de mamá y bebé, advirtió el doctor Gerardo Buendía
Díaz, especialista en gineco-obstetricia y miembro de la Red Crea,
sistema de atención integral al paciente que requiere de tratamientos
de reproducción asistida.

La preeclampsia es la primera causa de embarazos de alto riesgo y


se reconoce como un síndrome que puede surgir en una mujer con
más de 20 semanas de embarazo, caracterizada por presión arterial
elevada y exceso de salida de proteínas por la orina, conocida como
proteinuria, por lo que debe administrarse una dieta especializada
para neutralizar los efectos que aquejan a la futura madre, explicó el
médico.

La diabetes gestacional es el segundo factor de riesgo y en México ha


aumentado su incidencia, por lo que ahora se aplica la prueba del
tamiz de glucosa a todas las mujeres gestantes durante las semanas
24 y 28 del embarazo; posteriormente se les realiza la curva de
tolerancia oral de glucosa para determinar si padecen de diabetes

14
gestacional, además de poder localizar alteraciones en la placenta
debido a descuidos en los niveles de azúcar. Cabe mencionar que
toda mujer embarazada debe mantener la concentración de glucosa
en sangre entre 70 y 100 miligramos por decilitro.

Al enlistar los principales riegos a los que se enfrentan la madre y el


bebé en ambas enfermedades, el doctor Buendía refirió que en el
caso de la diabetes gestacional se produce demasiado líquido
amniótico y en consecuencia el niño puede morir dentro de la matriz.
Cuando los niveles de azúcar son muy elevados los vasos sanguíneos
que van hacia la placenta manifiestan alteraciones, lo que
generalmente responde a un descontrol de glucosa muy
pronunciado.

A su vez, en la preeclampsia los riesgos son el desprendimiento de la


placenta, así como fallas de riñón en la madre, afectaciones en
corazón y pulmones o muerte del bebé en el útero.

El especialista subrayó que lo esencial en las pacientes es regularizar


lo que está mal por medio de medicamento especial dada su
condición, y medidas dietéticas como la reducción notable de sal y el
consumo de carbohidratos para un desarrollo favorable del bebé.
Buendía explicó que la edad ideal para concebir es entre los 24 y 34
años, pues el sistema inmunológico femenino en este periodo es más
resistente a enfermedades; sin embargo, actualmente muchas
mujeres, dada su vida profesional, se embarazan superando los 35
años, lo cual puede aumentar el riesgo de padecer diabetes y
preeclampsia.

4. PREECLAMSIA Y ECLAMPSIA EN EL EMBARAZO


La eclampsia y la preeclampsia son complicaciones graves del embarazo
La preeclampsia, también conocida como toxemia del embarazo, es una
enfermedad relacionada con la hipertensión, que ocurre en algunas

15
mujeres durante el embarazo. Puede suceder a partir del quinto mes, es
decir, a partir de la semana 20 de gestación.
Su incidencia es mayor durante el primer embarazo, en embarazadas
adolescentes o mayores de 40 años, y en aquellas mujeres cuyas madres
o hermanas tuvieron preeclampsia.

4.1. Causas de la preeclampsia en el embarazo


Las causas de la preeclampsia
todavía se desconocen. Existen
muchas teorías que indican que
las causas pueden estar
relacionadas con factores
genéticos, alimentarios,
vasculares o neurológicos, pero ninguna de ellas ha llegado a
confirmarse.
Normalmente, la preeclampsia se reconoce por la hipertensión
arterial, el aumento de peso y la pérdida de proteínas en la orina.
La eclampsia va más allá. Se caracteriza por ser el cuadro más grave
de la preeclampsia y la toxemia del embarazo se agrava
con convulsiones.

4.2. Riesgos de preeclampsia y eclampsia en el embarazo


Mientras la preeclampsia se presenta en aproximadamente entre el 5
y el 8 por ciento de todos los embarazos, la eclampsia suele ocurrir
en 1 por cada 2.500 embarazos. El riesgo de padecer una
preeclampsia es mayor en las mujeres que gestan embarazos
múltiples, en madres adolescentes y en mujeres mayores de 40 años
de edad. También se incluyen aquellas que tienen la presión
sanguínea alta o enfermedades de los riñones.

En cuanto al feto, la mayoría de las mujeres con preeclampsia dan a


luz a bebés saludables y sólo unas pocas desarrollan una eclampsia.
La preeclampsia puede favorecer que la placenta, que es la que
proporciona aire y alimento a tu bebé, no obtenga suficiente sangre.

16
Si eso ocurre, el bebé recibirá menos aire y alimento, lo que podrá
hacer que el bebé nazca con bajo peso o con otros problemas.

4.3. Síntomas de preeclampsia y eclampsia


Cuando la mujer embarazada padece de una eclampsia,
generalmente suele presentar síntomas como convulsiones, agitación
intensa, pérdida de conciencia y ausencia de respiración durante
breves periodos, además de posibles dolores músculo-esqueléticos y
alteraciones en la retina, ocasionadas por la hipertensión.

En el caso de que padezca una preeclampsia, puede presentar


síntomas como hinchazón de manos, cara, tobillos y pies, ganancia
de peso exagerada, dolor de cabeza fuerte y persistente, algunos
trastornos visuales, dolor en el abdomen superior, presión sanguínea
alta, sangre en la orina, taquicardia, náuseas y vértigo.

Tanto la eclampsia como la preeclampsia pueden también alterar los


resultados analíticos del hematocrito, ácido úrico, creatinina y
diferencial sanguíneo. Una analítica de orina puede demostrar si hay
proteínas presentes en la orina de la mujer embarazada.

4.4. Tratamiento de preeclampsia y eclampsia


En el caso de que la mujer embarazada tenga preeclampsia, la mejor
forma de protegerse a sí misma y al bebé, es dar a luz. Si no es
posible por la edad gestacional del bebé, se debe intentar manejar la
preeclampsia hasta el momento más adecuado para el parto.

Normalmente, el tratamiento de la preeclampsia en el embarazo


requiere reposo, seguimiento continuo del médico, medidas para
disminuir la presión sanguínea, y en algunos casos, puede ser
necesaria la hospitalización. De todas formas, el médico evaluará el
caso y determinará el tipo de tratamiento a seguir.

17
5. PREECLAMPSIA, HIPERTENSIÓN Y DIABETES GESTACIONAL
AUMENTAN EL RIESGO DE DIABETES TRAS EL EMBARAZO
Durante el embarazo, preeclampsia e hipertensión gestacional pueden ser
factores que aumentan el riesgo de tener diabetes en el futuro, según un
estudio canadiense publicado en PLoS Medicine, en el que han participado
más de 1 millón de mujeres.

Los investigadores dirigidos por Denice Feig de la Universidad de Toronto


(Canada) han descubierto que las mujeres con preeclampsia o hipertensión
gestacional podrían tener el doble de posibilidades de padecer diabetes
muchos años después del embarazo. Además, el riesgo de que se les
diagnostique esta patología es 13 veces mayor cuando la paciente ha
sufrido diabetes gestacional.

18
Estos resultados son importantes ya que destacan posibles nuevos factores
de riesgo para la diabetes, lo que sugiere que los médicos deben ser
conscientes de la necesidad de hacer cribados para prevenir la diabetes en
mujeres con antecedentes de preeclampsia o hipertensión gestacional.

Los autores llegaron a esta conclusión utilizando de una base de datos de


salud canadiense integral para identificar a todas las mujeres que tenían
preeclampsia, hipertensión gestacional o diabetes gestacional en un
hospital de Ontario entre abril de 1994 y marzo de 2008. Después
comprobaron con la base de datos de Ontario Diabetes si estas mujeres
desarrollaron diabetes durante el período de 180 días después del parto
hasta marzo de 2011.

1.001.068 mujeres embarazadas se incluyeron en el análisis, de las cuales


22.933 tuvieron preeclampsia, 27.605 tenían sólo hipertensión gestacional
y 30.852 tenían sólo diabetes gestacional; 2.100 mujeres tenían sólo
diabetes gestacional e hipertensión gestacional y 1.476 mujeres tuvieron
preeclampsia y diabetes gestacional. 35.077 mujeres desarrollaron
diabetes (3,5 por ciento) durante el período de seguimiento.

En su análisis, los autores han descubierto que el riesgo de padecer


diabetes en el futuro fue 1,95 veces mayor en mujeres que sólo padecían
hipertensión gestacional, 2,08 veces mayor en mujeres con preeclampsia
únicamente y 12,77 veces mayor en mujeres con diabetes gestacional. Sin
embargo, cuando la hipertensión gestacional o la preeclampsia se
combinaron con la diabetes gestacional, el riesgo se elevó a 18,49 veces
más para la primera y 15,75 más para la segunda.

Los investigadores han afirmado que "en este estudio poblacional,


descubrimos que la presencia de preeclampsia o hipertensión gestacional
durante el embarazo fueron predictores fuertes para el desarrollo de
diabetes años después del embarazo y que la presencia de preeclampsia
o HTA gestacional en mujeres con diabetes gestacional incrementa el
riesgo de diabetes por encima del observado con diabetes gestacional sola.

19
Estos resultados tienen implicaciones importantes para la salud materna,
especialmente teniendo en cuenta el aumento en las enfermedades
relacionadas con la obesidad".

"Antecedentes de preeclampsia o hipertensión gestacional durante el


embarazo deben alertar a los médicos de la necesidad de asesoramiento
preventivo y de la realización de pruebas específicas" han añadido.

20
CONCLUSIONES

 Informar más a la población sobre la diabetes gestacional y la puérpera, muy


pocos son los entrevistados que tenían información y muchas mujeres
gestantes tuvieron complicación en el desarrollo de su hijo y en el momento
del parto.
 La manera mas saludable es comiendo frutas, verduras, y lo mas importante
hacer ejercicio, seguir una dieta baja en azúcar y bajar de peso puede ayudar
a reducir el riesgo de desarrollar diabetes.
 Es necesaria la administración de inyecciones de insulina diarias. Suele
desaparecer después del parto, pero las mujeres que la desarrollan tienen
riesgo de desarrollarla de nuevo en otros embarazos, o desarrollar diabetes
en el futuro.
 La diabetes gestacional sigue siendo una de las principales complicaciones
obstétricas con alta tasa de morbilidad materna, neonatal y pediátrica. El
tratamiento debe enfocarse a la dieta como primera medida y, de ser
necesario, una estrategia farmacológica de metformina e insulina como únicas
opciones.

Recomendaciones
 La mejor manera de mejorar su dieta es consumir una variedad
de alimentos saludables.
 Debe aprender a leer las etiquetas de los alimentos y consultarlas para tomar
decisiones respecto a los alimentos.
 Hable con su médico o dietista si usted es vegetariano o sigue alguna dieta
especial.

En general, su dieta debe:


 Ser moderada en grasa y proteína.
 Suministrar niveles controlados de carbohidratos a través de alimentos que
incluyan frutas, verduras y carbohidratos complejos (como pan, cereales,
pasta y arroz).
 Ser baja en alimentos que contienen mucha azúcar, como las bebidas
gaseosas, los jugos de frutas y los pasteles.

21
 Le solicitarán que coma tres comidas entre pequeñas y moderadas y uno o
más refrigerios cada día. No se saltee las comidas ni los refrigerios. Mantenga
la cantidad y los tipos de alimento (carbohidratos, grasas y proteínas) iguales
día a día.

CARBOHIDRATOS
 Los carbohidratos deben constituir menos de la mitad de las calorías que
usted consume.

GRANOS, LEGUMBRES Y VERDURAS CON ALMIDÓN


 Los alimentos como el pan, los granos, las legumbres, el arroz, la pasta y las
verduras con almidón son ricos en vitaminas, minerales, fibra y carbohidratos
saludables.
 Consuma panes más bajos en grasa, como tortillas, panecillos ingleses y pan
de pita.

VERDURAS (HORTALIZAS)
 Escoja verduras frescas o congeladas sin salsas, grasas ni sal agregadas.
Opte por hortalizas de color verde oscuro y amarillo profundo, como la
espinaca, el brócoli, la lechuga romana, las zanahorias y los pimientos.

FRUTAS
 Escoja frutas enteras con más frecuencia que los jugos, ya que tienen más
fibra. Las frutas cítricas, como las naranjas, las toronjas y las mandarinas son
las mejores. Opte por jugos de frutas sin edulcorantes ni jarabes agregados.
Escoja jugos y frutas frescas, que retienen más de su valor nutricional que las
variedades congeladas o enlatadas.

LECHE Y PRODUCTOS LÁCTEOS


 Escoja leche o yogur bajos en grasa o descremados. El yogur contiene azúcar
natural, pero evite el yogur con edulcorantes artificiales o azúcar agregado.

22
BIBLIOGRAFÍA

 https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/2013/04/17/preeclampsia-
hipertension-diabetes-gestacional-aumentan-riesgo-diabetes-embarazo-
29781.html
 https://vanguardia.com.mx/preeclampsiaydiabetesgestacionalpeligrospar
alasmamas-1118348.html
 https://www.guiainfantil.com/salud/embarazo/preeclampsia.htm
 https://www.cdc.gov/pregnancy/spanish/diabetes-gestational.html
 https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/gestational-
diabetes/symptoms-causes/syc-20355339
 https://www.monografias.com/trabajos94/diabetes-gestacional/diabetes-
gestacional.shtml
 https://www.msdmanuals.com/es-pe/professional/ginecolog%C3%ADa-
y-obstetricia/anomal%C3%ADas-del-embarazo/preeclampsia-y-
eclampsia
 https://www.monografias.com/trabajos94/diabetes-gestacional/diabetes-
gestacional2.shtml
 https://vanguardia.com.mx/preeclampsiaydiabetesgestacionalpeligrospar
alasmamas-1118348.html
 https://www1.nichd.nih.gov/espanol/salud/temas/preeclampsia/informaci
on/Pages/riesgos-feto.aspx

23
ANEXOS
Afecciones por la diabetes gestacional

24
Tabla 1: Complicaciones descritas en la mujer con Diabetes Gestacional
Durante el embarazo Trastornos hipertensivos
Parto distócico- Cesárea
Parto prematuro
Toxemia gravídica
Pielonefritis / Infección de tracto urinario
Polihidramnios / Oligoamnios

Tras el embarazo Intolerancia hidrocarbonada o Diabetes mellitus


(puerperio) Otros factores de riesgo cardiovascular
Síndrome de Ovarios poliquísticos

Tabla 2: Características de las mujeres con bajo y alto riesgo para


desarrollar Diabetes Gestacional

Mujeres con Edad inferior a 25 años


bajo riesgo Peso pregestacional normal
No pertenecer a un grupo étnico con alta prevalencia de Diabetes
Gestacional hispanos americanos, americanos nativos
americanos asiáticos americanos africanos y procedentes de las
islas del pacífico.
Ausencia de antecedentes familiares de diabetes mellitus en
primer grado.
Ausencia de historia de tolerancia alterada a la glucosa Ausencia
de malos antecedentes obstétricos previos
Mujeres con Obesidad marcada (IMC superior a 30Kg/m2)
alto riesgo Antecedentes personales de Diabetes Gestacional o de
tolerancia alterada a la glucosa.
Antecedentes obstétricos desfavorables abortos repetidos
macrosomía muertes fetales de causa desconocida
malformaciones y otros datos obstétricos o perinatales
sugerentes de diabetes).
Pertenencia a grupos étnicos de alto riesgo afroamericanos
norteafricanos asiáticos indios Pyma etc.) Intolerancia a la
glucosa o glucosuria
Antecedentes familiares de primer grado de diabetes tipo 2.

25