Sie sind auf Seite 1von 5

UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL

UNIDAD 22-A, QUERÉTARO


LICENCIATURA EN INTERVENCIÓN EDUCATIVA
EPJA 7° SEMESTRE

Documento elaborado por: Julio Cesar Ramírez Zamudio

El adulto mayor como sujeto histórico

La educación de adultos o educación de personas jóvenes y adultas (EPJA) constituye una


de las más importantes líneas de intervención en educación donde la educación de adultos se
define como “el conjunto de procesos de aprendizaje, formal o no, gracias al cual las personas
cuyo entorno social considera desarrollar sus capacidades, enriquecen sus conocimientos y
mejoran sus competencias técnicas o profesionales o las reorientan a fin de atender sus
propias necesidades y las de la sociedad”. (UAM, 1998), en donde se tiene en cuenta los
aprendizajes que han tenido a lo largo de su vida y se toman en cuenta para generar nuevos
aprendizajes educativos o no.

Esta idea tiene que partir de una idea más inclusiva debe partir de las necesidades de los
adultos, de cada grupo y con sus características y necesidades específica, por ello se dice
que la educación de adultos se debe concebir la idea de aprender a aprender o aprender a lo
largo de la vida.

Por otra parte, la concepción que se tiene de las personas de edad avanzada o adulta no es
muy positiva: se asocia al adulto mayor con ideas como una etapa productiva concluida,
incapacidad y soledad. Es común que nos olvidemos de que aún son personas con
capacidades, intereses e inquietudes muy particulares que como miembros de una sociedad
siguen existiendo sus derechos de toda personas donde muchas veces se cree que los
padecimientos de la tercera edad son originados por la vejez en sí misma, sin embargo
durante la vida de toda persona adulta sea o no mayor aun el envejecimiento se da de manera
paulatina y hay personas que enviejen más que otras y por otra parte hay personas que dejan
de ser productivos e independientes a muy corta edad.

La estimación social del anciano ha ido cambiando a lo largo de la historia, esta estimación
ha ido modificándose con el paso del tiempo, en donde enfrentar el envejecimiento, tiene que
ser conceptualizado primeramente como un proceso natural y adaptativo, donde se tiene que
intervenir en la fuerza física, el concepto que tiene el adulto de sí mismo y su autoestima, la
energía al desarrollar actividades , el conocimiento generado y lo que ha aprendido durante
toda su vida, la motivación que lo impulsa a hacer cosas y seguir luchando por su vida y su
dependencia puesto que normalizamos el cuidado con adultos al querer proporcionarles todo,
recordándoles , acercándoles objetos donde esto los hace ser más dependientes de terceros.El
cuidador es quien participa directamente en la atención del adulto mayor y puede ayudar en
la detección de síntomas de alarma de su estado físico y psíquico, es la persona más cercana
a él, quien lo conoce más a profundidad, sabe y conoce de él.

Es muy importante poner énfasis especial en las características del adulto mayor con respecto
al padecimiento de enfermedades, sobre todo de las crónicas, y el efecto que producen en su
bienestar físico, psíquico y social considerando que el contexto, ejerce una gran influencia,
y con quienes convive marcara su estado de salud psíquico y social como emocional, por
naturaleza un adulto mayor no podrá desplazarse de un lugar hacia otro, no podrá levantarse
de la cama fácilmente, no podrá coger un vaso de agua con facilidad, pero el que ya no pueda
seguir haciendo actividades básicas que anteriormente podía hacer sin problema no quiere
decir que todo el tiempo el cuidador lo esté haciendo por el si no que deberá mostrar
capacidades en las que ayudara al adulto mayor hacerlas tal vez con un grado de dificultad
como lo estaba haciendo pero siempre ayudándolo a que el las siga haciendo.

Aspectos tan importante en la vida de todo adulto mayor deben ser considerados para quienes
trabajar directamente con ellos y no necesariamente tienen que ser personas profesionistas o
altamente capacitadas, por poner un ejemplo de esto un adulto mayor no podrá comer lo
mismo que una persona de 25 años, desde el tipo de alimento como su estado del alimento,
podrá comer manzana solo si esta esta hervida ayudando a ingerirla más fácilmente, un adulto
mayor no podrá consumir la misma azúcar que una persona joven, estos aspectos son los que
todo cuidador deben considerar a la hora de trabajar con adultos mayores, aspectos de
alimentación, cuidados físicos y psicológicos, el usar tono de voz adecuada etc.

Antes de la vejez, el eje estructurador de la vida de toda persona adulta es el trabajo. Sin
embargo cuando pasas a edad adulta este eje cede su lugar al tiempo libre. Se puede decir
que en los adultos mayores la vida gira en torno al tiempo libre, a la falta de trabajo; este
tiempo sustituye al tiempo productivo y por lo tanto se convierte en lo que brinda sentido a
la existencia. En ese mismo sentido la jubilación es uno de los factores sociales que puede
ocasionar una interrupción en el desempeño ocupacional del adulto mayor, por lo cual desde
un enfoque preventivo, la terapia ocupacional interviene en la exploración de intereses, tanto
en el repaso de los pasados como en la adquisición de nuevos saberes en lo que se tienen
intereses o inquietud para aprender el cuidador de adultos debe de promover la ejecución de
actividades que sean significativas y que logren constituir un desempeño ocupacional
equilibrado.

La capacitación del personal es el medio para lograr que al trabajar con los adultos mayores
sean cambiadas desde otra visión donde se ponga al centro del trabajo a los intereses de los
adultos y se considere aspectos que ayuden al trato y salud de los mismos pues al recibir
capacitación se darán herramientas de trabajo para que ayude y facilite el trabajo y cambiar
la visión que se tiene de las cuidadoras y se rol dentro de la institución donde se trabaje con
adultos mayores, donde se busque la herramienta teórica que sustente la capacitación para
tener que acudir a él en el momento que una persona solicite el puesto de cuidadora.

Debería existir una herramienta que facilite el acceso al trabajo, se den consejos, opiniones
y formas de trabajar, así como medidas que ayuden a tener un trato digno con los adultos
mayores y lo que implica su hacer y que nivel de involucramiento le permitirá acercarse a
ellos, las cuidadoras no podrán realizar tareas de los médicos o enfermeras pero si se puede
considerar aspectos y situaciones que facilite el trabajo de ellas sin tener que recurrir a un
médico.

La exclusión a actividades hace referencia a la acción y al efecto de impedir la participación


de ciertos grupos de personas en aspectos valiosos de la vida colectiva en situaciones tales
como:

 La población está fuera de la sociedad y de sus familias


 La discapacidad y la dependencia, no permite la participación en actividades comunes
y corrientes.
 La población es silenciada, ya sea por medio del estigma o de la discriminación.
 El tiempo libre el visto desde pérdida de tiempo.
Algunas consideraciones médicas y especialistas donde no necesariamente las tienen que
realizar médicos si no las mismas cuidadoras como por ejemplo el cuidado de la
alimentación, el hidratarlos constantemente, cuidar los niveles de glucosa y más
consideraciones que se deberían de tomar por medio de la capacitación.

La exclusión a actividades dentro del centro geriátrico hace referencia a la acción y al efecto
de impedir la participación de ciertos grupos de personas en aspectos valiosos de la vida
colectiva en situaciones tales como:

 La población está fuera de la sociedad y de sus familias


 La discapacidad y la dependencia, no permite la participación en actividades comunes
y corrientes.
 La población es silenciada, ya sea por medio del estigma o de la discriminación.
 El tiempo libre el visto desde pérdida de tiempo.
 Realizar actividades desde una visión Asistencialista.
De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la
Cultura (UNESCO), la educación permanente es un paradigma educativo contrario al
paradigma educativo tradicional ya que implica un proceso en todas las etapas de la vida y
abarca todos los conocimientos que le permiten a un sujeto desenvolverse en la sociedad. A
diferencia del paradigma tradicional en la que la educación se reduce a un periodo de la vida
(infancia) y se legitima y hegemoniza la escuela como la única institución capaz de facilitar
el aprendizaje.
El sujeto “educado” es constructor de su propio conocimiento y los educadores sirven como
andamiaje en el proceso de construcción. Además, bajo esta visión, el aprendizaje es un
proceso colaborativo en el que los sujetos aprenden de la interacción con los demás. Ningún
sujeto aprende solo en donde el diálogo implica una relación horizontal, un rompimiento de
la idea de que el educador es el único poseedor del conocimiento e involucra una
democratización del saber.
En ese sentido, es necesario que los educadores construyan e implementen prácticas
educativas en las que se materialice el paradigma educativo de educación permanente. A
estas acciones en las que el educador juega el rol de mediador en el cual implementa acciones
que ayuden a los educados a construir conocimiento se le denomina mediación pedagógica.
Como parte de este documento decidí realizar técnicas que me facilitaran trabajar con adultos
mayores, como entrevistas informales a través de charlas al momento de realizar actividades,
les pedí que realizaran una carta en la que externaran necesidades que ellos consideraban al
centro geriátrico, escuche historias de vida como una forma de aproximarme a ellos,
narramos historias y uno que otro chiste para entrar en confianza, lo que motivo a realizar
este escrito fue la situación donde una ocasión le pedí a Rosa Linda, una señora del centro
geriátrico que escribiera calaveritas para el 02 de noviembre lo cual ella las oriento hacia
denuncias y quejas que tenia del centro y de las problemáticas que se presentan en el mismo,
el escuchar al otro fue algo que tuve que saber hacerlo sin tener que dar mi opinión ni
consejo, comprendí que con solo escucharlo era más que suficiente para poder entender su
realidad

A manera de conclusión, el ingreso a la sociedad de las personas mayores como sujetos


históricos implica el reconocimiento de ciertos aspectos específicos que como grupo de
población ubican un proceso de emancipación y lucha política por las formas de comprender
a las personas adultas, los propios sujetos se reconocen e identifican como tales

Un sujeto histórico es un concepto que define a un agente social que es capaz de transformar
su realidad y con ello producir acontecimientos históricamente relevantes y diferentes relatos
históricos, por ello el adulto mayor como sujeto histórico dentro del centro geriátrico deberá
ser conceptualizado desde una manera más humano donde se entienda que somos, actuamos,
pensamos, sabemos diferente.

El adulto mayor tiene consigo mismo una historia, un andamiaje, conocimientos previos, y
una historia, en una civilización en donde no hay lugar para los ancianos, en la que son
descartados porque crean problemas una sociedad que lleva consigo estigmas sobre la
ancianidad, es una sociedad capitalista en la que el mismo sistema nos ha ensañado a ser
sujetos individualistas donde se nos ha olvidado que los ancianos son los portadores de
sabiduría y que la edad no es más que un número más.