Sie sind auf Seite 1von 1

Discurso de bienvenida

La Patria, después de Dios, tiene derecho a que nuestra alma, nuestro talento y razón, le
consagren sus mejores y más nobles facultades.

Lic. Ramón Cedeño Meza Rector de la Unidad Educativa Olga Meza Santana
Distinguidos miembros de la mesa directiva
Compañeros que forman parte del consejo ejecutivo de la institución
Colegas maestros
Estimados padres y madres de familia
Queridos estudiantes

Es un honor para mí, en nombre de la Unidad Educativa Olga Meza Santana brindarles la más
cordial bienvenida a tan prestigioso auditórium a este acto lleno de civismo, fervor y
Patriotismo”

Recordar 191 años de una trascendental gesta histórica es mantener viva la llama cívica que
arde en nuestros corazones, es darle el valor merecido a aquel camino recorrido por grandes
personajes que nos legaron la tan ansiada libertad luego de esas páginas sombrías que
vivieron nuestros antepasados en la época colonial.

Todo pasado glorioso ha dado seguridad y porvenir a los pueblos. Ha consolidado


aspiraciones de manera exultante penetrando en la mente de las generaciones que respetuosas
y orgullosas de sus epopeyas, elevan el sentimiento cívico para conducirse afanosamente en
bien de la comunidad.

Queridos estudiantes del tercer año de Bachillerato ustedes llevan en sus mentes esa herencia
que nos han dejado nuestros próceres en busca de la libertad.

En este acto cívico y solemne es un mandato proclamar a los abanderados y escoltas de


nuestra Institución Educativa, además de distinguir a estudiantes que también han sobresalido
en esta etapa estudiantil, reconociendo su empeño y sus méritos.

Jóvenes galardonados, hombres y mujeres que se forman en esta prestigiosa institución, el


compromiso que adquieren hoy con su Patria demanda de una gran responsabilidad porque es
su deber mantener vivo el coraje de nuestros héroes … pero sobre todo el valor de los
ecuatorianos y ecuatorianas para vencer las adversidades; que sea ésta la oportunidad para
conjugar los más sublimes ideales, junto con el trabajo tesonero y creador que traen redención
a los pueblos; reflexionemos en los grandes deberes y obligaciones que debemos cumplir para
alcanzar merecidamente los derechos que otorgan las leyes, fundamentemos nuestras acciones
en hechos transparentes y trascendentes, que nos liberen de ataduras esclavizantes. Seamos
visionarios y entes prácticos de acciones positivas, porque ese esfuerzo se convertirá en
realizaciones personales, socioeconómicas, culturales, artísticas que mucho bien hacen a la
sociedad. “Para triunfar en la vida, no es importante ser el primero.
Para triunfar simplemente hay que saber llegar, levantándose cada vez que se cae en el
camino, venciendo obstáculos, siendo constantes.” Finalmente, que esta conmemoración… se
plasme en el momento para renovar el amor con la Patria.”