Sie sind auf Seite 1von 10

Un Colombia mejor

Santiago Velez Colorado

¿Dónde está la franja amarilla?

William Ospina

10-1

Pereira-Risaralda
2019

Instituto Técnico Superior


INTRODUCCION
En esta obra el autor pretende que el lector llegue a través de una larga reflexión
llegue a comprender la situación de nuestro país de carencias, males y
debilidades y recapacite cual sería la mejor forma de salir de esta encrucijada, es
así como inicia haciendo un recuento de su historia donde cuenta que este país el
poder siempre ha estado en manos de unos pocos gobernantes distinguidos por
los colores rojo y azul , llamados liberales y conservadores, y pretende que se
busca una tercera opción para poder salir de esta crisis sociales y económica a
través de una opción nueva que sería está la franja amarilla. Es así como propone
la formación de ciudadanos éticos, el fortalecimiento de la educación con el fin de
crear conciencia y poder mejorar la calidad de vida de los habitantes es así como
la franja amarilla es esa fuerza popular y consiente 
TESIS QUE EL AUTOR PLANTEA EN EL TEXTO

Por medio de esta obra el autor intenta hacernos ver y comprender la situación
que hemos vivido durante más de tres siglos y como el poder siempre a estado en
manos de unos pocos a quienes solo les preocupa el interés particular y pasan por
encima de las clases menos favorecidas las cuales se ven en ocasiones obligadas
a convertirse en guerrilleros, paramilitares, narcotraficantes, sicarios, o ladrones.
De igual forma trata de mostrarnos como los gobernantes han sido tocados por la
corrupción y han empezado a actuar no a favor del país entero sino de aquellos
que son dueños de las empresas, o tienen el dinero para manejar al gobierno
siempre buscando aquello que les conviene más, por esta razón el autor nos invita
a explorar y explotar aquellas cosas positivas que tiene nuestro país cosas como
los recursos naturales, fauna y flora, el arte, la música, la ciencia e incluso nuestra
propia historia, a sentirnos dueños de nuestro país y buscar eso que nos haga
salir del lodazal en que nos encontramos y ha mantenernos a flote junto con esos
países que teniendo menos riquezas que nosotros han logrado colarse entre los
más importantes del mundo
Un Colombia mejor

Interrogantes, más aún cuando esta pregunta está relacionada con diferentes
hechos que han tratado de tener respuesta en cada uno de nuestros hogares por
generaciones; hasta llegar a una como la nuestra en la que ni siquiera nos
hacemos esta clase de interrogantes…
Para responder a estos interrogantes el autor se ha tomado el trabajo de resumir
la historia, el desangramiento del pueblo y el estado colombiano; quizá basado en
que quien no conoce su pasado está destinado a repetirlo; su relato cuenta cómo
desde hace siglos atrás se acostumbro a los dirigentes, a las riquezas y
el poder de manejar los bienes y patrimonios del pueblo según los intereses de
unos pocos; explica como cuando el pueblo teniendo todavía voz y voto (no como
lo tenemos ahora que es solo un engaño para que nos sintamos menos oprimidos
y menos olvidados) permitieron que ante sus ojos los gobernantes manipularan
sus intereses, guiados por su retorcidos criterios.
Es doloroso como la fe y esperanza de una mejor nación estén extintos casi por
completo, cada vez más en unos que en otros Una pregunta puede ser no solo el
desenlace de una respuesta si no suscitar muchas, y la palabra patria carezca
completamente de significado, que además de esto usen a las personas que son
más afectadas y a quienes más las beneficiaran cualquier tipo de reforma real,
para cumplir propósitos de odio y muerte hacia quienes quieren cambiar en algo o
en mucho el destino de este país, cada una de las personas que actúan en los
desafortunados hechos de impunidad y maldad se mueven quizá por la falta
de fuerza, amor y la supuesta pasión que ahora incentivan en el exterior, muchas
personas pobres que por el mismo dinero que los burócratas reciben por vender
nuestros sueños asesinan las únicas palabras de estima que quieren aclarar el
camino para una democracia menos imperfecta.
El dinero indudablemente puede dañar corazones, mentes y en el caso de un país
como el nuestro, el futuro sin estimar que más adelante sus hijos y nietos
afrontaran las consecuencias de su felicidad y estabilidad momentánea; deben
tener cegado el entendimiento para que precisamente quienes están encargados y
en la capacidad de hacer algo por lo demás no quieran hacerlo, que no entiendan
o entendieran la dimensión que tienen estos altibajos en la economía, el empleo y
el nivel de vida a mediano y largo plazo.
Aparte de no poder en Colombia acceder a muchas zonas que podrían ser las de
mayor explotación por causa de la violencia de los diferentes gruposarmados al
margen de la ley, tampoco hay interés para la buena utilización de todos
los recursos, y los pocos explotados son vendidos a diferentes países para
acumular riquezas sobre los mismos de siempre.
Llegamos a entender por medio de este libro la falta de compromiso de los
jóvenes por la paz y que este es un fenómeno que no se experimenta en todos los
países, pero como juzgar si el futuro para nuestros jóvenes en particular no es
solo incierto sino gris obscuro, las condiciones de violencia no solo causan miedo
en ellos si no en el resto de las familias, y solo los más adinerados pueden librara
a sus hijos de este suplicio.
Para esta nueva generación de jóvenes y adolecentes es una fase llena de
interrogantes esta época que se vivió en Colombia donde literalmente se mataban
por un color; y en las aulas de los colegios se tratan en clase de historia como
hechos importantes sin más que unas páginas y no como el verdadero rio de dolor
y engaño que desencadeno una serie de hechos mas allá de la historia incluso
hacen parte de nuestras vidas; ellos luchaban unos por mantener las cosas como
estaban y otro por cambiar de un día para el otro el país, legítimamente quienes
se odiaron por generaciones por estas ideas eran colombianos con las sangres de
un mismo color, con las mismas montañas que los vieron nacer, y la mayoría con
los mismos ancestros; por años se mantuvo entretenido al pueblo con estos
engaños mientras los hostigadores se hacían dueños y accionistas de la economía
colombiana.
Es muy interesante la apreciación que hace William Ospina donde anota que en
las páginas de los periódicos, la televisión y las tablas económicas la situación de
este país sube unos puntos, se elevan y la condiciones mejoran; sin tener en
cuenta las condiciones de la familias de cada niño que muere de hambre o cada
joven que empuña un arma en el campo o en la ciudad para sobrevivir y obtener el
dinero.
Cuenta este texto a grandes rasgos los ideales que tenia Gaitán los sueños de un
país más dignos en el que una mejor industria aportara las condiciones necesarias
para ayudarse los unos a los otros, donde las personas tuvieran la conciencia de
condiciones más dignas para sus empleados con horarios ysalarios dignos y
equitativos, si pensar en las cifras que podrían perder que realmente representa
una pequeñez en sus carteras; que entendieran tanto ricos como pobres la
incalculable belleza de Colombia, que la a amaran, que les doliera o que más bien
les alegrara el hecho de vivir en ella. Que verdaderos representantes asumieran
de buen ánimo este reto y no discriminaran y excluyeran a su pueblo en la toma
de decisiones; que las elecciones dejaran de ser farsas.
Seguramente Gaitán tenía en sus planes metas distintas a las realidad de ahora,
pero en fin, esta es la verdad y no es bueno vivir en los hubiera y cuando
volvemos ella es como si constantemente un extintor estuviera apagando la llama
de la fe en cada uno de nosotros, quienes en ocasiones como esta tratamos de
entender un poco el porqué de esta iniquidad, de esta inseguridad y porqué en un
país lleno de alimento mueren niños de desnutrición, con casos de países como
los africanos; será que las personas que tomas las decisiones ahora son
consientes de la destrucción y odio que desencadenan en millones de familias que
cada vez pierden mas el acceso a los derechos que solo se escriben en libro que
ellos nunca podrán leer.
La forma práctica y realista en la que el autor narra los hechos tiene la buena
intención dejar en medio del relato su propia visión sobre los hechos, es
una persona a la que le duele y se conmueve por cada uno de los detalle, que han
logrado que las cosas estén como están, expresa cada punto de las diversas
batallas ideológicas que han sido para mí solo testigos de las verdaderas causas
de esta inestabilidad, quizá sí alimentaron odios, que aun ahora se trasmiten como
genéticamente y en la realidad creo que quienes en tiempos pasados y ahora
manejan las cosas no imaginan el efecto domino que tienen abuso del poder en
quienes nacen y crecen entre la extorción y el sicariato, los que ven en ellos las
posibilidades de seguir el ejemplo de quitar a algunos lo que tienen para lograr su
propio beneficio.
Cabe aún en el relato la opinión emotiva de el autor en la que no solo idealiza los
corazones de las personas con sentimientos de amor y pertenencia, si no que
también sueñan con una PATRIA en la que vivamos como en una ilusión de siglos
atrás; y que vive aún en personas que sin intereses de poder o riquezas, porque
naciendo algunos ricos miran los rostros de dolor de la gente que sienten como
suya. Estas personas que tienen la fuerza para expresar las verdades y la
grandeza que se siente al caminar en este país, que expresa las cosas buenas
que están escondidas en zonas que todavía no descubrimos; mundos mágicos de
culturas que se dibujan en las mentes y corazones de muchos que
afortunadamente están llenos de grandeza; que empiezan por si mismos; no en
el cambio, ni en el poder, y tampoco en la oposición, si no es la realidad
de conocimiento y pasión por lo que hemos sido y seremos si cada persona
buscara y brindar equidad, igualdad y mejores condiciones para quienes están en
sus manos, con la conciencia que esta generación es joven y que intenta
prepararse mejor que las anteriores, creo que esta es la franja que no pertenece ni
al azul ni el rojo, que se debatió durante años;
Está a la que el autor llamó franja amarilla, una que toma nuevas fuerzas sin
una herencia de odio, pero tampoco desinteresada de las dolencias y victorias de
este pueblo que puede ser grande si se lo propone.
 1. El dinero sin duda es uno de los grandes responsables o quizá la avaricia
de casos que lamentamos no solo hoy en día si no durante décadas
las estructuras han sido modificadas y sobornadas para entregar manipular y
subestimas los bienes y patrimonios que debías administrar; ocupan además
cargos, compran y venden a su antojo donde supuestamente si en algo se ha
respetado la democracia quienes elegían era el pueblo mismo, la sociedad ha
tomado decisiones armadas, de partidos, de guerra, o de paz, de tradiciones,
de cambios, o simplemente se han mostrado ausentes de la realidad de este
país que ha luchado fuertemente a muerte y han perdido ideales y muchos de
ellos han perdido la fe; cada persona que hace parte de la sociedad ha tomado
la decisión que aun es libre de tomar aunque hayan perdido
muchos objetivos que no se permitan lograr… la cultura ha sido mantenida
oculta en muchas etnias y tribus indígenas protegidas como patrimonio, otras
tantas han desaparecido a manos de muchos participantes de la guerra que se
ha librado por años en los campos de la nación, y queda además la cultura que
existe dentro de las mentes renovadas de nuestros pensadores quienes hacen
lo posible para que se mantengan y surjan nuevas ideologías.
El poder y las funciones que se derivan de este pueden ser bien aprovechados
ahora con resultados no muy visibles n acciones inmediatas, pero si a plazos, al
fin y al cabo estas condiciones no se han dado por casos de pocos años ni de
pocas personas, así lentamente se puede construir el buen nombre del país.
 2. Muchas veces se buscan culpables y está visto que es importante
reconocer las causas de la situación que vivimos hoy en día, saber que ha
pasado nos evitaría el penoso hecho de permitir que lo mismo nos suceda;
quizá de un momento hacia acá hacemos parte de los culpables porque somos
causantes y cómplices de la violación de los derechos humanos o victimas sin
hacer nada. La falta de sentido propio, de esperanza de que las cosas mejoren
s un problema imperante y una gigantesca barrera para el avance de este nivel
de estancamiento político económico y social, somos el futuro y tenemos
muchos no las mismas condiciones pero si las mismas capacidades para dirigir,
ser jefes, o empleados con conciencias justas, intelectos fuertes, y preparados
para vivir, y luchar por una tierra que es más que eso, por la democracia
nuestra y la de las otras personas una democracia que no garantizara mejores
condiciones para unos pocos si no para las mayorías.
Mejores industrias empleos y medios para dignificar un poco las clases más
fuertes y que más han ayudado durante siglos tener las mejores condicione por
las que todos luchan, condiciones que están lejos de ellos con beneficios que
jamás han disfrutado, precisamente ellos quienes merecen todo el mérito y
reconocimiento por sus labores y no la exclusión y el abandono al que se les ha
sometido moral y éticamente, esto sería lo correcto y nosotros quienes
luchamos por tener un mejor futuro mejores condiciones y
mejores empresas estamos en el deber ético y la obligación moral de tener a
estas personas en cuenta para proporcionarles lo que en nuestras manos y
futuras metas esté.
 Sentencia William Ospina -y esto tiene mucho que ver con la Colombia y los
colombianos de hoy-: “La guerrilla, el narcotráfico y la delincuencia común no
pueden ser conjurados con meras soluciones policivas, su desaparición no
depende de una costosísima política de guerra. La guerra puede servir para
justificar presupuestos gigantescos, pero no para alcanzar la reconciliación ni la
superación efectiva de esos conflictos...”. Y eso lo sabemos con certeza los
colombianos, a pesar de vivir atontados con el discursito de Álvaro Uribe que
prometió hace cinco años una reconciliación nacional a punta de bala y plomo
que lo único que ha generado en el pueblo colombiano es hambre, pobreza y
miseria. Nos duele decirlo, pero es verdad; los colombianos erramos nuestro
camino y dentro de diez años continuaremos repitiendo las desgarradoras
palabras de William Ospina: “Después de siglos de un esfuerzo vergonzoso y
esnob por fingir ser lo que no somos, es urgente descubrir qué es Colombia;
que surja entre nosotros un pensamiento, una interpretación de nosotros
mismos, una alternativa de orden social, de desarrollo, un sueño que se
parezca a lo que somos”. Un sueño donde la guerra no sea nuestra realidad
más próxima.
CONCLUSION 

A mi parecer el autor pretende hacernos ver la opinión que se pueden hacer los
otros países de nosotros, y el poco interés y decidía de la mayoría de los colombianos
por defender nuestros recursos, nuestra cultura para poder consolidar una identidad
como miembros de una comunidad.
El libro es muy interesante ya que a través de recorrido que el autor hace por la historia
nos permite reflexionar sobre la verdadera situación en la que todos los colombianos
hemos vivido, donde mucho autores nos muestran como una de las mejores épocas ,
pero que en realidad es que unos pocos privilegiados la clase política que a través de
maniobras se perpetuaron en poder y han hecho de este país un sitio para satisfacer
sus apetitos económicos, dejando al país sumido en una pobreza absoluta, no han
hecho nada para incentivar el progreso lo que ha ocasionado que la situación del país
sea cada día más grave con una enorme intolerancia .
Es así como propone la formación de ciudadanos éticos, el fortalecimiento de la
educación con el fin de crear conciencia y poder mejorar la calidad de vida de los
habitantes es así como la franja amarilla es esa fuerza popular y consiente de su
destino.
También es una invitación a analizar que está pasando y buscar una salida digna, para
que la historia no se vuelva a repetir, buscar una nueva vía a las soluciones que sería
la franja amarilla que no pertenece ni el azul ni el rojo, que no cuenta con una herencia
de odio y que ayude a nuestro pueblo a crecer.

CUADRO DE HECHOS

CAUSAS POLITICAS CAUSAS ECONOMICAS CAUSAS SOCIO-


CULTURALES
Se ven claras guerras En la obra se muestra Cuando en la obra son
armadas, por el poder y claramente la gran mencionadas las
sin motivo, haciendo sufrir distinción económica y la diferentes culturas y las
y perecer a personas falta de empleo en la insignias de Colombia "
inocentes. parte menos privilegiada su himno, la bandera,
del país. etc."

TERMINOS DESCONOCIDOS

·         Inequidad: no tienes respeto, tolerancia, justicia hacia una persona.

·         deploración: estado de arrepentimiento.

·         ineptitud: se aplica a la persona que no posee las aptitudes o


la preparación  necesarias  para  desarrollar una  actividad .

·         secesión: separación de una parte del pueblo o del territorio de un país para
formar un estado independiente o unirse a otro estado.

·         Monomanía: obsesión por una idea fija.

·         Segregación: actitud discriminatoria y racista de una comunidad que consiste en


separar y excluir de la sociedad a un grupo de personas que pertenecen a una
etnia o religión diferente que consideran inferior.

·         Clarividente: se aplica a la persona que posee clarividencia.  

·         restricto: limitado, ceñido o preciso.

·         aristocracia: clase social formada por las personas que poseen títulos nobiliarios.

·         axioma: principio evidente que constituye el fundamento de una ciencia, como las


matemáticas.

·         clerical: que es partidario del clero y de su influencia en asuntos de estado. 


Bibliografia

https://dle.rae.es/?w=diccionario
https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2013/08/26/1044908/4-puntos-clave-
escribir-buen-ensayo.html
https://estructura-politica.blogspot.com/2013/06/resumen-del-libro-la-franja-amarilla.html