Sie sind auf Seite 1von 6

TÉCNICAS DE RECOGIDA DE ORINA EN EL

LACTANTE

Bolsa perineal
Se trata de una bolsa de plástico adhesiva que se coloca en el peri-
né del niño incluyendo sus genitales y que recoge la orina. Se suele uti-
lizar como método inicial de recogida de orina en el lactante.
• Material necesario:
– Agua con jabón y gasas estériles.
– Bolsa perineal estéril.
– Aguja y jeringa estéril para extraer la orina de la bolsa.
• Técnica. Antes de colocar la bolsa se debe limpiar con agua y jabón
el periné, secar con gasas estériles y luego adherir la bolsa con
firmeza. Cada 30 minutos, en caso de que no se haya producido la
micción, se debe cambiar de bolsa, repitiendo toda la operación.
• Complicaciones. Como tal, es una técnica muy segura y únicamente,
en algunos casos se produce irritación perineal, cuando es preciso
realizar múltiples cambios de bolsa.
• Inconvenientes. El problema principal viene derivado de la escasa
fiabilidad de la muestra de orina que se obtiene por este método,
con un número muy alto de contaminaciones. Por este motivo, los
resultados alterados del sedimento o tira reactiva practicados en
la orina recogida por este método deben ser confirmados por otros
medios de recogida más fiables, como el sondaje uretral o la pun-
ción suprapúbica. Además, como norma general, no se debe reali-
zar un cultivo de orina con las muestras recogidas mediante bolsa
perineal. Otro problema de este método es la demora, en ocasiones
2-3 horas, para conseguir una muestra de orina.

Sondaje uretral (SU)


El SU puede utilizarse para introducir una sonda permanente en la
vejiga (Foley) o como un procedimiento intermitente para conseguir
una muestra de orina. Este segundo caso es el más frecuente en Urgen-
cias, resultando un método menos traumático que la punción suprapúbi-
ca y con un porcentaje de contaminaciones muy inferior al de la bolsa
perineal. Es un método rápido y sencillo, obteniéndose orina en casi el
100% de los casos.
• Material necesario:
– Guantes estériles.
– Suero para la limpieza de los genitales.
– Gasas estériles.
– Paño estéril.
– Lubricante.
– Envase estéril para la orina.
– Sonda del tipo y tamaño adecuados (Tabla I): para el sondaje per-
manente se escoge una Foley (8-14 French) y para el intermitente
una sonda de alimentación o de oxígeno del 3 o 5.
• Indicaciones. Existen dos grupos de indicaciones:
– La sonda permanente (Foley) está indicada en pacientes muy gra-
ves, politraumatismo o shock, que precisan reanimación o esta-

Tabla I. Tamaño y modelo de sonda urinaria según la edad y sexo del niño
Niño (french) Niña (french) Tipo

Recién nacido 3 3-5 Sonda alim. (SA)


1-2 años 5 5-8 SA o Foley
3-5 años 8 8 Foley
6-10 años 8 - 10 8-10 Foley
12 años 10 - 12 12 Foley
> 12 años 12 12-14 Foley
Vejiga

Uretra
posterior
Sonda Meato urinaria
Introito vaginal
Uretra
anterior Ano

Figura 1. Técnica de introducción de la sonda uretral en el niño y localización del meato


urinario en niñas.

bilización en Urgencias y en niños con incapacidad para orinar


espontáneamente.
– La cateterización intermitente en urgencias está indicada funda-
mentalmente para obtener una muestra en el proceso diagnósti-
co de la infección del tracto urinario (ITU).
• Contraindicaciones. La contraindicación fundamental es la sospe-
cha de traumatismo uretral o de vejiga (sangre en el meato ure-
tral, fractura de pelvis, hematoma perineal, etc.).
• Complicaciones. Las complicaciones más importantes del sondaje
uretral (roturas de vejiga o uretra, infección urinaria) se dan casi
exclusivamente en la cateterización permanente (Foley). En la cate-
terización intermitente es frecuente la presencia de microhematu-
ria, apareciendo macrohematuria en el 1% de los casos, siendo el
resto de complicaciones excepcionales.
• Técnica: Esta técnica es realizada habitualmente por enfermería.
Se limpia con abundante suero el periné y genitales y sobre un paño
estéril colocamos la sonda que seguidamente lubricamos. Si se uti-
liza un lubricante con lidocaína en los 10 minutos previos se dis-
minuye el dolor durante el procedimiento. Una segunda persona
sujeta y abre las piernas del niño para facilitar la visualización del
meato uretral y la realización del sondaje. Se limpia el meato ure-
tral con una gasa estéril con suero y se procede a introducir la sonda
Tabla II. Longitud de la uretra según la edad y sexo del niño
Niño (cm) Niña (cm)

Recién nacido 6±2 1,5-2


2 años 8±2 1,5-3
5 años 10 ± 2 1,5-3 ± 2
10 años 12 ± 2 1,5-3 ± 2
12 años 16-20 ± 2 4-6 ± 2

a través de la uretra, no forzando si se encuentra resistencia a su


paso (Fig. 1). La sonda se introduce hasta que aparece orina (Tabla
II), se rechazan las primeras gotas, para evitar contaminaciones y
se recoge la muestra en el bote estéril. En el caso de que se trate
de una sonda permanente, una vez que la sonda está en la vejiga
se hincha el globo de la misma con agua o suero estéril y se trac-
ciona de la misma suavemente, hasta que se nota resistencia. Luego
la sonda se conecta a un sistema colector de orina.

Punción-aspiración suprapúbica
Esta técnica se utiliza fundamentalmente para obtener una muestra
de orina para el diagnóstico de ITU en el lactante. Es una técnica rápi-
da y sencilla, con escasas complicaciones y con la gran ventaja de la
práctica ausencia de contaminaciones, de la muestra obtenida. La prin-
cipal desventaja es que en alrededor del 25-30% de los casos no se obtie-
ne orina. El rendimiento de la técnica se puede mejorar utilizando un
ecógrafo portátil para visualizar si la vejiga contiene orina. La prehi-
dratación del lactante y la percusión abdominal incrementan también
el éxito de esta prueba. Es una técnica que, a diferencia del sondaje ure-
tral realizado habitualmente por los técnicos de enfermería, es reali-
zada únicamente por el pediatra, lo cual la hace poco práctica en un
Servicio de Urgencias de Pediatría con gran presión asistencial.
• Material necesario:
– Guantes estériles.
– Jeringa de 5 cc.
– Aguja de 1,5-2,5 inch y 22 G.
– Antiséptico para la piel.
Sitio de Linea imaginaria
punción ombligo-pubis

Figura 2. Posición adecuada para realizar la punción suprapúbica y localización del sitio
de punción.

– Gasas estériles.
– Esparadrapo.
– Bote estéril para orina.
• Indicaciones. Diagnóstico de
ITU en el niño < 2 años.
• Contraindicaciones. La exis-
tencia de una coagulopatía o
trombopenia es una contrain-
dicación absoluta. Una con-
traindicación relativa es la exis-
tencia de distensión abdominal Figura 3. Posición para introducir la aguja
de etiología desconocida, la en la punción-aspiración suprapúbica.
sospecha de obstrucción intes-
tinal o la existencia de cirugía
abdominal reciente. No se debe realizar una punción suprapúbica
si el niño ha orinado en la media hora anterior.
• Complicaciones. Es frecuente la presencia de microhematuria, siendo
excepcional el sangrado importante. No es excepcional que se aspire
material fecal por perforación del intestino con la aguja. Esta última
complicación es habitualmente benigna y únicamente se debe obser-
var al paciente unas horas por si aparecen signos de peritonismo.
• Técnica. Sujetar las piernas del niño en posición de «rana» y apli-
car antiséptico en la piel y dejar que se seque. Trazar una línea ima-
ginaria entre el ombligo y la sínfisis pubiana y entre la mitad y tres
cuartas partes de la distancia al ombligo, se punciona con la aguja,
perpendicular a la piel (Figs. 2 y 3). Se va introduciendo la aguja al
mismo tiempo que se aspira con la jeringa acoplada a la misma,
hasta obtener orina, aproximadamente 1-2 cm de profundidad.

BIBLIOGRAFÍA
1. Benito FJ. Técnicas de recogida de orina en el lactante. En: Benito Fer-
nández FJ, Mintegui Raso S (eds). Diagnóstico y tratamiento de Urgencias
Pediátricas. 3ª ed. Ergon. 2002; 53-58.
2. Benito J, Sánchez J, Mintegui S, Montejo M. Infección urinaria en el lactante:
Comprobación por punción suprapúbica el rendimiento del cultivo de orina
obtenido por bolsa perineal. Anales Esp de Pediatria 1996;45:149-152.
3. Gausche M. Infecciones de las vías urinarias. Strange G. Ahrens W. Scha-
fermeyer R. Toepper W. Medicina de Urgencias Pediatricas. American
College of Emergency Physicians. Mc Graw Hill 2001;555-557.
4. Gerard LL, Cooper4 CS, Duethman KS, Gordley BM, Kleiber CM. Effec-
tiveness of lidocaine lubricant for discomfort during pediatric urethral cat-
heterization. Journal Urology 2003. Aug;170(2 Pt1):564-7.
5. González Balenciaga M, Benito J. Técnicas de recogida de orina. En: Orga-
nización de un Servicio de Urgencias Pediátrico.
6. Kiernan SC, Pinckert TL, Keszler M. Ultrasound guidance of suprapubic
bladder aspiration in neonates. J Pediatric 1993;123(5):789-91.
7. Li PS, Ma LC, Wong SN. Is bag urine culture useful in monitoring urinary
tract infection in infants. Paediatric Child Health 2002;38(4):377-81.
8. Munir V, Barnett P, South M. Does the use of Volumetric bladder ultra-
sound improve the success rate of suprapubic aspiration of urine? Pediatric
Emergency Care 2002 Oct;18(5):346-349.
9. Pollack CV, Pollack CS, Andrew ME. Suprapubic bladder aspiration vs
urethral catheterization in ill infants: succes, efficiency, and complication
rates. Ann Emerg Med 1994;23: 225-230.
10. Sande MB. Sondas urinarias y sistemas de recogida de líquidos. Blumer
J. Guía práctica de Cuidados Intensivos en Pediatría. 3º ed. 1993; 814-815.
11. Shaw KN, McGowan KL, Goerlick MH, Schwartz JS. Screening for uri-
nary tract infenction in infants in the emergency deparment: Which test is
best? Pediatrics 1998;101:e1.