Sie sind auf Seite 1von 4

1.

ACERO

El acero es un metal que se deriva de la aleación entre el hierro y el carbono. Se


caracteriza por su resistencia y porque puede ser trabajado en caliente, es decir
solamente en estado líquido. Una vez que se endurece, su manejo es casi
imposible. Los dos elementos que componen el acero (hierro y carbono) se
encuentran en la naturaleza, por lo que resulta positivo al momento de producirlo a
gran escala.

2. DIFERENCIA ENTRE ACERO Y HIERRO

Acero no es lo mismo que hierro. Y ambos materiales no deben confundirse. El


hierro es un metal relativamente duro y tenaz, con diámetro atómico (dA) de 2,48
Å, con temperatura de fusión de 1535 °C y punto de ebullición 2740 °C.

La diferencia principal entre el hierro y el acero se halla en el porcentaje de


carbono: el acero es hierro con un porcentaje de carbono de entre el 0,03% y el
1,075%.

El acero conserva las características metálicas del hierro en estado puro, pero la
adición de carbono y de otros elementos tanto metálicos como no metálicos
mejora sus propiedades físico-químicas, sobre todo su resistencia.

3. TIPOS DE ACERO
 Acero Laminado: una barra de acero sometida a tracción, con los
esfuerzos se deforma aumentando su longitud. Si se quita la tensión, la
barra de acero recupera su posición inicial y su longitud primera, sin sufrir
deformaciones remanentes. Todo esto dentro de ciertos márgenes, es decir
dentro de cierto límite al que denominamos Límite Elástico.
 Acero al Carbono: Acero constituido por un mínimo no especificado de
elementos de aleación; el aumento de la proporción de carbono reduce su
ductilidad y soldabilidad aunque aumenta su resistencia.
 Acero Aleado: Acero que en su constitución posee el agregado de varios
elementos que sirven para mejorar sus propiedades físicas, mecánicas o
químicas especiales. Los elementos que se pueden agregar son: carbono,
cromo, molibdeno, o níquel (en cantidades que exceden el mínimo
establecido).
 Acero Dulce o Acero Suave: Tipo de acero cuyos niveles de carbono se
sitúan entre el 0,15% y el 0,25%; es casi hierro puro, de
gran ductilidad y resistencia a la corrosión.
 Acero Efervescente: Acero que no ha sido desoxidado por completo antes
de ser vertido en moldes; contiene muchas sopladuras pero no aparecen
grietas. El acero efervescente se emplea para grandes requisitos
superficiales; suele usarse en perfiles, chapas finas y alambres.
 Acero Estirado en frío: Acero sometido a un tratamiento especial
mediante el cual se ha mejorado su límite elástico.
 Acero Estructural: Acero laminado en caliente y moldeado en frío; se lo
usa como elemento portante.
 Acero Intemperizado: Acero de gran resistencia que desarrolla una capa
de óxido sobre sus superficies cuando se lo expone a las lluvias y a la
humedad; tiene la ventaja de adherirse al elemento metálico principal
protegiéndolo de la posterior corrosión.
 Acero Negro: Es un acero con un contenido bajo de carbono, y sin ningún
tratamiento superficial adicional. Debido a eso, el proceso de fabricación
final y la ausencia de tratamiento hacen que se oscurezca la superficie, por
la fina capa de carbono que suele quedar encima.

4. ALEACIONES DEL ACERO

Los elementos más habituales y la forma en que modifican las propiedades del
acero son:

 Aluminio: se emplea como desoxidante en la fabricación de muchos


aceros.
 Boro: aumenta la capacidad de endurecimiento superficial, proporcionando
un revestimiento duro y mejorando la templabilidad.
 Cobalto: disminuye la templabilidad. Mejora la dureza en caliente. Se usa
en los aceros rápidos para herramientas. Se utiliza para aceros refractarios.
Aumenta las propiedades magnéticas de los aceros.
 Cromo: es uno de los más utilizados en la fabricación de aceros aleados.
Se usa en aceros de construcción, en los de herramientas y en los
inoxidables. Ya que aumenta la dureza y la resistencia a la tracción y la
tenacidad de los aceros, mejora la templabilidad, aumenta la resistencia al
desgaste, la inoxidabilidad. Se utiliza en revestimientos embellecedores o
recubrimientos duros de gran resistencia al desgaste, como émbolos, ejes.
 Estaño: es el elemento empleado para  conformar la hojalata, recubriendo
láminas delgadas.
 Manganeso: se añade para neutralizar la negativa influencia del azufre y
del oxigeno, actúa como desoxidante. De no tener manganeso, los aceros
no se podrían laminar ni forjar.
 Molibdeno: aumenta la profundidad de endurecimiento del acero, y su
tenacidad, mejorando la resistencia a la corrosión.
 Níquel: produce gran tenacidad, es un elemento de gran importancia en la
producción de aceros inoxidables, porque aumenta la resistencia a la
corrosión.
 Plomo: favorece la mecanización por arranque de viruta, (torneado,
cepillado, taladrado) ya que el plomo es un buen lubricante de corte, se
añade a los aceros porque mejora la maquinabilidad.
 Silicio: se usa como elemento desoxidante.
 Titanio: se usa para estabilizar y desoxidar el acero.
 Tungsteno o volframio: mejora muy significativamente la dureza y la
resistencia al desgaste, produce aceros rápidos con los que es posible
triplicar la velocidad de corte de las herramientas.
 Vanadio: desoxidante, proporcionan al acero una buena resistencia a la
fatiga, tracción y poder cortante en los aceros para herramientas.
 Zinc: es elemento empleado para producir acero galvanizado.

5. TIPOS DE ALEACIONES DE ACERO USADAS EN LA CONSTRUCCION

 Aceros al níquel: Son inoxidables y magnéticos, y adquieren una carga


de rotura y el límite de elasticidad, alargamiento y resistencia al choque,
disminuyendo las dilataciones por efecto del calor; cuando tienen entre
el 10% al 15% del níquel, se mantienen templados aún si se los enfría.
 Aceros al cromo: Tienen mayor dureza y penetración del calor, por lo
que pueden ser templados al aceite. Son utilizados para la fabricación
de láminas por su gran resistencia, ya que tienen de 1.15% a 1.30% de
carbono y de 0.80% a 1% de cromo.
 Aceros al cromo-níquel: Su uso es más corriente que el primero, y se
utilizan como aceros de cementación, con una proporción de carbono al
0.10%, de cromos al 0.70% y níquel al 3%; y uno de sus usos corrientes
sería el que tiene carbono 0.30%, cromo 0.7% y níquel 3%.
 Aceros al cromo-molibdeno: Son los más sencillos de trabajar con
maquinaria pesada y herramientas, y se emplean cada vez más en
construcción, tendiendo a la sustitución del acero al níquel. Entre los
más corrientes son los de carbono al 0.10%, el cromo al 1%, el
molibdeno al 0.2%; y el de carbono 0.3%, cromo 1% y molibdeno 0.2%.
 Aceros al cromo-níquel molibdeno: Son de muy buena característica
mecánica y el de mayor aplicación es el que tiene una aleación de
carbono 0.15% a 0.2%, cromo 1 a 1.25%, níquel 4% y molibdeno 0.5%.
 Aceros inoxidables: Son los más resistentes a la acción de los agentes
atmosféricos y químicos, y por tal motivo, los primeros fueron destinados
para la elaboración de cuchillería, con una proporción de 13% a 14% de
cromo; así como otros fueron utilizados para la fabricación de aparatos
de cirugía, siendo también resistentes a la acción del agua de mar.
 Aceros anticorrosivos: Tienen alta resistencia y bajo tenor de sus
componentes de aleación, compuestos por carbono, silicio, azufre,
manganeso, fósforo, níquel o vanadio, cromo y cobre, y aunque a la
intemperie se cubren de óxido, este efecto impide la corrosión interior,
permitiendo que sean utilizados sin otro tipo de protección.

6. APLICACIONES GENERALES DEL ACERO

El acero en sus distintas clases está presente de forma abrumadora en nuestra


vida cotidiana en forma de herramientas, utensilios, equipos mecánicos y
formando parte de electrodomésticos y maquinaria en general así como en
las estructuras de las viviendas que habitamos y en la gran mayoría de los
edificios modernos. En este contexto existe la versión moderna de perfiles de
acero denominada Metalcón.

El Acero también es muy usado en automóviles y maquinaria agraria, aparte de


para actividades ferroviarias. También cabe decir de la industria fabricante
de armamento, especialmente la dedicada a construir armamento pesado,
vehículos blindados y acorazados.

7. IMPORTANCIA DEL ACERO

El acero es uno de los materiales de fabricación y construcción más versátil, más


adaptable y más ampliamente usado. El acero combina la resistencia y la
posibilidad de ser trabajado, lo que se presta para fabricaciones mediante muchos
métodos. Además, sus propiedades pueden ser manejadas de acuerdo a las
necesidades específicas mediante tratamientos con calor, trabajo mecánico, o
mediante aleaciones. 

El acero se utiliza para la construcciones  en puentes de grandes claros, en


edificios altos y en estructuras con malas condiciones de cimentación ya que
posee una alta resistencia/peso, posee uniformidad ya que sus propiedades no
cambian apreciablemente, facilidad en la construcción y para la modificación de
estructuras ya que se adaptan bien a las posibles ampliaciones. Aunque posee
sus desventajas su mantenimiento es costosa  porque son susceptibles a la
corrosión al estar expuestos al aire y al agua, costo de la protección contra el
fuego ya que el acero pierde apreciablemente su capacidad de resistencia con el
aumento de la temperatura. Además es un excelente conductor de calor.