Sie sind auf Seite 1von 6

Reporte de lectura: De amor y de Sombra

Datos del autor:


Nombre: Isabel Allende
Nacionalidad: Chilena
Época en que nació: 1942
Datos de la obra:
Nombre de la obra: De Amor y de Sombra
Personajes principales y descripción:
 Irene Beltrán: Gitana metropolitana. Muchacha que comienza a abrir los ojos del mundo
de cuento de hada en el que vivía hasta conocer a Francisco Leal, futuro amante y mejor
amigo. Delgada y de piel tostada, cabello oscuro y hermoso, ojos expresivos y manos
pequeñas. Es inteligente pero inocente, se arriesga y lucha por lo que cree correcto,
apasionada y valiente.
 Francisco Leal: Psicólogo, rebelde, doctor y aventurero. Lucha por la justicia desde las
sombras. Vive en el seno de una familia unida y amorosa; emigrados de España, su padre
es un maestro, acérrimo anarquista, y su madre es una mujer menuda llena de amor. Es
moreno, muy guapo y misterioso, con los ojos negros impresionantes y magnéticos.
Personajes secundarios: Beatriz Alcántara, José y Javier Leal, Profesor Leal y su
esposa Hilda, Evangelina y Pradelio Ranquileo, Teniente Juan de Dios Ramírez, Sargento
Faustino Rivera, General Gustavo Morante, y Rosa.
Narrador: Tercera persona.
Manejo del tiempo: Arbitrario
Lugar donde sucedió la acción: Chile
Tiempo en que transcurre la obra: 1973
Ambiente: Misterio y romance
Genero literario: Novela.

Opinión de la lectura:
Me gustó mucho la historia, por que no solo es una historia de amor en tiempos
difíciles; habla de hechos históricos que ocurrieron en la vida de los protagonistas (y también
de la autora), habla de la opinión popular sobre el gobierno y habla también de la situación y
el contraste entre los ricos, que tenían todo y los pobres, que de todo carecían; la manera en
que abusaba el gobierno (una dictadura militar) y como salían libres de toda acusación, con la
frente en alto y derrochando cinismo, luego de haber dado un buen soborno o amenazado de
muerte a los jueces.
Te hace sentir en carne propia la impotencia de los protagonistas en esas situaciones,
la angustia de ser perseguidos. Me gusta mucho el estilo de la autora, describe
minuciosamente cada detalle, maneja sentimientos con facilidad y puede pasarte bruscamente
de una escena desesperante y trágica a una de amor, y en ambas puedes sentir perfectamente
lo que sienten los protagonistas; luego de un tiempo de leer, dejas de ver letras para ver las
imágenes.
A algunas personas puede parecerles cursi la historia, pero a mí en lo personal me
dejó con un muy buen sabor de boca.

Reporte de lectura:
Beatriz Alcántara es una mujer frívola, que vive en un mundo utópico donde la
dictadura es lo mejor que pudo haberle pasado al país. Se la pasa amargada por los pecados
que cometió su marido hace años, cuando se esfumó en el aire dejando tras de el un millón de
deudas y a hija que lo adoraba: Irene Beltrán. La muchacha crece independiente y soñadora,
haciendo todo lo que sabe que le molesta a su madre. Alquilan una parte de la casa como hotel
geriátrico.
Es amiga de Francisco Leal, fotógrafo de la revista en la que ella es reportera. Los
padres de Francisco, en Profesor Leal y su esposa Hilda, llegaron a Chile luego de la guerra
civil española, y ahí criaron a sus hijos en medio de panfletos revolucionarios, libros de
historia y mucho cariño; los tres, Francisco, el menor, José, el sacerdote de la familia, y Javier
el mayor, son hombres alegres y buenos.
La historia comienza cuando Irene, sobre la moto de Francisco y aferrada a su
espalda, se dirigen a un pueblito donde una santa comienza a tomar fama. Es una niña de doce
años, pequeña y frágil, rubia y de dulces ojos azules, pero que al medio día, en medio de
convulsiones y gritos hace temblar las paredes y la vajilla de la alacena, mientras “cumple” las
peticiones de los rústicos fieles que se congregan cada día en su casa. Ese mismo día, un
escuadrón del ejército se presenta en la vivienda de los Ranquileo; Pradelio, hombre tosco,
fuerte y de enormes proporciones, hermano de Evangelina, forma parte de ese escuadrón; le
avisó a su superior de los fenómenos que se presentaban en su casa; pero el Teniente Juan de
Dios Ramírez cometió el error de meterse con los fenómenos sobrenaturales, y fue lanzado
por los aires por una enloquecida niña hasta aterrizar en un charco de lodo. Furioso y
humillado manda por la noche a otro grupo y secuestran a la niña… Pero de esto no se enteran
Irene y Francisco hasta pasada una semana. Los amigos le ofrecieron todo su apoyo a la
familia y volvieron a sus casas. Casi habían olvidado lo ocurrido, cuando una noche Digna
Ranquileo, madre de los hermanos Ranquileo, se presenta en la casa de Irene en medio de la
cena, y les da la noticia de que su hijo en perseguido por sus camaradas y se esconde en un
inhóspito cerro. Intrigados deciden intervenir y le hacen una visita. Luego de más de una hora
de escalar entre piedras y zarzas, bajo un sol hiriente, llegaron a la gruta donde subsistía
Pradelio. El les contó toda su historia, desde el romance frustrado con su hermana adoptiva
(Ella y la otra Evangelina fueron cambiadas al nacer con otra familia, y aunque eran
conscientes del error de las enfermeras, decidieron criar a la niña que les dieron como propia,
así que crecieron como hermanos aunque no lo eran), su temprana inclinación al servicio
militar para escapar de esos deseos impuros, el día en que le contó a su teniente sus
sentimientos hacia su hermana y luego como lo habían encerrado en la celda de los
incomunicados durante casi un mes, para cuando pudiera por fin salir, fuera tarde para su
hermana.

Investigando los amigos hallaron una pista muy grande en una mina abandonada, y
sin demora se dirigieron a Los Riscos. El espectáculo que vieron los lleno de horror y
repulsión: el cuerpo de Evangelina Ranquileo en avanzado estado de descomposición…

La iglesia era la única institución que aun tenia suficiente poder como para enfrentar
al monstruo que tenían por adversario: el sistema. El ejército controlaba con mano dura y
despotismo, sus métodos eran incuestionables y quien les hiciera frente desaparecía en un
despeñadero en menos de doce horas. Llevaron reporteros y muchos testigos al momento en
que sacaron de la mina los cadáveres de numerosos desaparecidos, todos de la región.

Francisco e Irene se habían, prácticamente, puesto la soga al cuello y sus vidas


estaban en peligro; esto quedó demostrado el día que balearon a Irene en plena vía pública. Su
vida estuvo en peligro por varias semanas, pero luego de los enormes esfuerzos de Francisco
y de su amigo Mario, pudo recuperarse.
Era un hecho que tenían que abandonar el país; ironías de la vida: Francisco había
ayudado a escapar a numerosos perseguidos por la justicia, y nunca creyó necesitar de sus
propios servicios…

Una mañana, luego de flaquear los numerosos controles policíacos, por fin veían la
frontera por donde escaparían; de sus labios brotó la promesa ve volver…

Glosario
Pedestre: Que anda a pie. Llano, vulgar, inculto, bajo
Sinónimo: Común
Antónimo: Fino
Alforza: Pliegue o doblez que se hace en ciertas prendas como adorno o para acortarlas y
poderlas alargar cuando sea necesario.
Sinónimo: Costura
Antónimo: Tersura
Perentorio: Dice del último plazo que se concede, o de la resolución final que se toma en
cualquier asunto.
Sinónimo: Concluyente
Antónimo: Provisional
Ilíaco: Perteneciente o relativo a Ilión o Troya.
Abalorio: Conjunto de cuentas agujereadas, con las cuales, ensartándolas, se hacen
adornos y labores.
Sinónimo: Collar
Requisar: Dicho de la autoridad militar, en tiempo de guerra, o de la autoridad civil, en
caso de calamidad pública: Expropiar, con efecto inmediato y sin seguir el procedimiento
ordinario, cosas, derechos y servicios.
Sinónimo: Decomisar
Antónimo: Restituir
Hampa: Conjunto de maleantes que, unidos en una especie de sociedad, cometían robos
y otros delitos, y usaban un lenguaje particular, llamado jerigonza o germanía
Sinónimo: Pandilla
Antónimo: Aristocracia
Monolítico: Que está hecho de una sola piedra
Sinónimo: Rígido
Antónimo: Flexible
Porfiado: Terco, obstinado en su dictamen y parecer
Sinónimo: Tenaz
Antónimo: Manejable
Búnker: Grupo resistente a cualquier cambio político
Sinónimo: Resistencia
Antónimo: Conformidad
Amnistía: Olvido legal de delitos, que extingue la responsabilidad de sus autores
Sinónimo: Indulto
Antónimo: Sentencia
Escarapela: Riña, principalmente entre mujeres
Sinónimo: Disputa
Antónimo: Acuerdo
Quepis: Gorra cilíndrica o ligeramente cónica, con visera horizontal, que como prenda de
uniforme usan los militares en algunos países
Sinónimo: Gorra
Aherrojar: Poner a alguien prisiones de hierro
Sinónimo: Encadenar
Antónimo: Soltar
Zorzal: Papanatas
Sinónimo: Tonto
Antónimo: Astuto
Dédalo: Laberinto
Sinónimo: Enredo
Antónimo: Sencillez