Sie sind auf Seite 1von 20

MAFALDA

EL HUMOR GRÁFICO SEGÚN QUINO

ANA MARÍA PEPPINO BARALE*

Se dice que la historieta es un género menor. El diccionario de la Real Academia Espa-


Claro, ¡los cuadritos son chiquitos!
ñola la define como: “Conjunto de mo-
ROBERTO FONTANARROSA1 dos de vida y costumbres, conocimientos
y grado de desarrollo artístico, científico,
industrial, en una época, grupo social,
INTRODUCCIÓN etcétera”. Igual, la práctica de tradiciones,
estilos de vida, maneras de pensar y ac-

L os medios de transmisión de informa-


ción actuales –particularmente internet y
tuar colectivamente, son parte de la cultu-
ra de una sociedad, así como sus sistemas
de comunicación, verbales o no, cuyos
sus derivados– sumados a los más tradi- signos y códigos están integrados por ele-
cionales como la producción editorial, mentos universales y otros particulares o
el cine y la televisión, nos han acercado característicos de un núcleo específico.
a otras formas de vida y con ello, el con- En todo caso, se trata de una serie de fe-
cepto de cultura se ha extendido por nómenos heterogéneos en continuo rea-
los intercambios y da por resultado una comodamiento, de ahí la dificultad pa-
“cultura híbrida” donde se van perdien- ra encerrarlos en una sola definición. Los
do, reemplazando y/o, fundamentalmente, componentes de esa compleja urdimbre
entrecruzándose los referentes culturales. son aprendidos, compartidos y transmiti-
No existe una definición única de cultu- dos de una generación a otra por los in-
ra; se puede decir que cada autor que tra- tegrantes del grupo social, mismos que
ta el tema genera una propia de acuerdo constituyen un factor que determina la
con su disciplina y hasta con su ideología. identidad tanto individual como colectiva
y que los caracterizan frente a los demás.
En este sentido, la figura que destaco
* Departamento de Humanidades, UAM-A .
1 El genial rosarino que vio la luz un 26 de noviem- del circuito de producción, circulación y
bre de 1944 (provincia de Santa Fe, Argentina) y, consumo cultural es la del creador, pues
“qué lo parió” –como diría Mendieta–, un ángel su labor constituye, precisamente, el es-
envidioso se lo llevó a las nubes el 19 de julio
de 2007, dejándonos la obligación de releer su pacio de entrecruzamiento de las fases
Inodoro Pereyra o su Boggie El Aceitoso. de ese sistema, y donde se precisará el

27
ANA MARÍA PEPPINO BARALE

valor estético y social de su obra que, en terpretado desde una semiología estruc-
este caso, se enfoca a un producto de cul- turalista, que identificó “estructuras hí-
tura popular por excelencia: la historie- bridas de significación”, entendiendo por
ta humorística. ello a ciertos lenguajes o formas expresi-
vas constituidas por códigos plurales que
Quien ocupa la escena enunciativa, y responden a “materialidades significan-
el universo de conceptos acerca de la tes” particulares.3 De ese modo, la histo-
historieta como objeto de estudio, se- rieta resulta un tipo de narrativa producto
rá aquí el sujeto-autor: la imagen del de la hibridación entre imagen y texto,
“creador” como mediador cultural, esto
con proporciones significativas variables
es, como esa instancia esencial por don-
según cada creador, dándose el caso de
de la cultura se anuda a su sociedad.2
unir dos talentos, uno dedicado al guión
y otro al dibujo. Tal el brillante resultado
Ciertamente es en una sociedad en par-
de Asterix en que se conjuntaron René
ticular y como fruto de ella, que se desa-
Goscinny y Albert Uderzo. Así, la historie-
rrolla una mirada capaz de captar ciertos
ta puede desmenuzarse en su parte icó-
rasgos o aspectos del quehacer cotidiano
nica únicamente, o abocarse al significado
que trascienden lo particular, lo cercano y
del propio discurso escrito para analizar
familiar, y toman un carácter intercultural.
su trascendencia política o cultural, por
Entre la literatura y el arte, la historieta
dar un ejemplo.
es un género compuesto cuya definición
En la historieta se articula un lenguaje
constituye la primera dificultad para pre-
visual y uno verbal, el primero imprescin-
cisar su abordaje; se trata de un medio
dible y el segundo prescindible, para esce-
de comunicación popular sumamente he-
nificar un mensaje desplegado sobre un
terogéneo que permite abordarlo como
soporte plano y estático que permite su
objeto de estudio de diferentes discipli-
reproducción masiva; su creador debe
nas tales como: comunicación, semiolo-
tener una competencia comunicativa ad
gía, sociología, psicología y diseño gráfico
hoc, es decir, debe aplicar el conjunto de
y artístico, entre las más probables. De la
reglas y dinámicas –códigos–, que per-
misma manera, otra percepción distin-
miten la posterior decodificación del
guirá, y hará hincapié, en la consolidación
mensaje por los receptores.
de un sistema de producción, circulación
Una de las circunscripciones de la his-
y consumo cultural, cuya integración se
torieta tiene que ver con una mirada crí-
inicia con el creador, inserto tanto él co-
tica sobre las rutinas cotidianas de la
mo sus personajes en una realidad social
vida familiar y social, refiriéndose a situa-
determinada, que elabora un producto-
ciones reconocidas por el lector, y esa ca-
obra que llega al lector-consumidor cul-
racterística marca una de las razones de
tural a través de un medio o proveedor
la popularidad de las historietas y explica
editorial. Los estudios sobre la cultura de
el número de seguidoras y seguidores. Si-
masas fueron perfilando un discurso in-

2 Lucas R. Berone, “El discurso sobre la historieta 3 Lucas R. Berone. “La historieta como estructu-
en Argentina. Intertextualidad, conciencia y mer- ra híbrida de significación. Principios críticos”,
cado”, en línea. en línea.

28 FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER


MAFALDA. EL HUMOR GRÁFICO SEGÚN QUINO

tuación que se suma a su capacidad pa- más o menos universales. Se trata de una
ra entretener y su fácil lectura, ya que manera muy personal de interpretar si-
se trata de textos breves y contundentes tuaciones cotidianas representativas de la
que sirven de anclaje a la imagen. Por sus clase media argentina, capturando rasgos
contenidos, las historietas cubren también sociales, psicológicos, conductuales, que
otros nichos de intereses particulares co- corresponden igualmente a otros ámbi-
mo los de ciencia ficción, de aventuras, tos nacionales.
futuristas, eróticos, pornográficos, épicos,
policiales, sentimentales, feministas y un
largo etcétera. Ante tal diversidad es ne- LOS INICIOS
cesario delimitar el campo de estudio pa-
ra enfocar el interés en una clase particu- Resulta sorprendente que Mafalda de
lar de historieta e, igual, por el límite Quino, pasados 36 años desde que su au-
mismo de un artículo. tor comunicó a sus lectores de Siete días
Estas narrativas gráficas se dirigen a (25 de junio de 1973), que no volvería a
un sector de niños o de adultos, o bien dibujar nuevas tiras, no haya declinado
tienden a dirigirse a toda la familia como su popularidad sino que, por el contrario,
el caso de Mafalda, la tira creada por su personaje principal se ha transforma-
Joaquín Salvador Lavado, Quino,4 que es do en un referente cultural común y mo-
el motivo de este recorrido por sus sende- tivo de homenajes y reconocimientos. Al
ros fundacionales y sus personajes. respecto, Quino5 se refirió a esa asombro-
Dentro del género en Argentina, escogí sa actualidad –no sólo de Mafalda sino
dicha tira de humor gráfico con el fin de en general de su extensa producción de
resaltar el hecho de que sus referentes humor gráfico–, como “prueba que tantos
culturales le han permitido trascender no problemas que hoy nos agobian vienen
sólo el ámbito cultural local sino también repitiéndose gracias al talento que pone
el tiempo generacional. Se trata de un la sociedad en reciclar sus errores”.6
proceso comunicativo que ha superado La singularidad del fenómeno referido,
los códigos particulares y que ha sido de- su éxito de distribución en otros países, sus
codificado por destinatarios externos al traducciones a otros idiomas, se produce
ámbito en donde se generaron las narra- en un contexto de larga y rica historia ar-
ciones jocosas, con igual éxito. Esto últi- gentina de la historieta ligada a revistas y
mo da a entender que Quino ha plas- diarios que han o siguen siendo puntales
mado gráfica y verbalmente situaciones del consumo cultural de chicos y mayores.
cotidianas cuya temática sobrepasa el con- Señalar el origen de la historieta argentina
texto mediato, porque su humor resulta
comprensible también en otras socieda-
des por referirse a problemáticas coti- 5 Según reconoce en su página oficial, el apelativo
dianas, a modos de interpretar la realidad de “Quino” se le impuso para distinguirlo de su
tío Joaquín Tejón, pintor y dibujante publicitario
“con quien a los tres años descubre su vocación”.
Así al entrar a la escuela primaria Quino “des-
4 Hijo de emigrantes andaluces, nació en Guay- cubre” que se llama Joaquín.
mallén, provincia de Mendoza, Argentina, el 17 6 “Hasta luego, amigos”. Viva. La revista de Clarín,
de julio de 1932. 19 de abril de 2009, pp. 4, 5.

FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER 29


ANA MARÍA PEPPINO BARALE

tiene el mismo problema que precisar el dibujado por Richard Felton Outcault11
de la historieta en el mundo, depende de y publicado en 1896 en The New York
cómo se define, en lo que tampoco existe Journal de William Randolph Hearst, si
un consenso general; sin embargo, parece bien su antecedente se dio en The New
haber una aceptación con respecto a York World de Joseph Pulitzer cuando
las tres características que la distinguen el 7 de julio de 1895, apareció a página
como tal: 1) secuencia de la narración en completa en el primer suplemento cómi-
viñetas7; 2) con uno o varios personajes co a color de la prensa estadounidense,
que se continúan; y 3) los textos –habla Alley. Se trata de un gag-panel12
Hogan’s Alley
de los personajes– en globos8. Agregamos donde entre otros personajes Outcault
la otra particularidad que importa para dibujó, con rasgos aún no muy bien de-
Mafalda: se trata de una tira de humor, finidos (arriba izquierda), un pequeño ni-
un tipo de historieta que forma parte ori- ño vestido con un camisón amarillo que
ginalmente de diarios y revistas, aunque se asoma al balcón, quien posteriormente
después se recopile en volúmenes. El asumiría el rol principal como Mickey Du-
nombre de tira sugiere la principal ca- gan, mejor conocido como Yellow Kid.13
racterística formal de este género: ser un
espacio rectangular compuesto por cuatro
o cinco viñetas de carácter humorístico.9
Apegados a esas características, es co-
mún relacionar el nacimiento de la his-
torieta10 con el personaje The Yellow Kid

7 En la historieta, una viñeta es un recuadro de-


limitado por líneas generalmente negras que re-
presenta un momento de la historia.
8 En Wikipedia “el globo (“balloon” en inglés) o Hogan’s Alley
bocadillo es una convención específica de his-
torietas y caricaturas, destinada a integrar gráfi-
camente el texto de los diálogos o el pensamien-
to de los personajes en la estructura icónica de Las tiras de humor en la Argentina, a
la viñeta. Se trata de un indicador fonético con
múltiples formas posibles, aunque predomina diferencia de lo sucedido en Estados
la de óvalo, y que apunta a un personaje deter- Unidos donde estaba relacionadas con los
minado, al cual se atribuye su contenido sono- grandes rotativos diarios, comenzaron a
ro”. El DRAE al referirse a bocadillo dice: “En
grabados, dibujos, caricaturas, chistes gráficos, publicarse en revistas populares famosas
tebeos, etc., espacio generalmente circundado
por una línea curva que sale de la boca o cabe-
za de una figura, en el cual se representan pala- 11 Nació el 14 de enero de 1863 en Lancaster,
bras o pensamientos atribuidos a ella”: Ohio y falleció el 25 de septiembre de 1928 en
9 Hernán Martignone y Mariano Prunes, Historie- Flushing, Nueva York.
tas a diario, p. 12. 12 Panel humorístico dedicado a contar anécdotas
10 Por lo menos en el continente americano, ya que divertidas en las que los protagonistas respon-
ingleses y franceses han presentado ejemplos dían a estereotipos de los barrios bajos de Nue-
anteriores. Cf. Harry Morgan, Principes des litté- va York en esa época de inmigrantes, de ahí su
ratures dessinées (2003); Benoit Mouchart, La nombre del Callejón del Cerdo.
bande dessinée (2004) 13 Román Gubert, El lenguaje de los cómics, en línea.

30 FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER


MAFALDA. EL HUMOR GRÁFICO SEGÚN QUINO

como Caras y Caretas (1898-1941)14 y PBT distancia”, o sea, ver sus dibujos en las
(1904)15, y posteriormente en las propias revistas que llegaban a casa, sino tam-
revistas de humor como la célebre Rico bién, una vez que lo conocí, verdaderas
Tipo creada por José Antonio Guillermo lecciones personales de dibujo.16
“Willy” Divito (1914-1969). El primer nú-
mero apareció el 16 de noviembre de En 1920 el diario La Nación publicó por
1944 y al año siguiente alcanzó 350,000 primera vez una tira, nada menos que
ejemplares de tirada semanal. Divito ha- la estadounidense Bringing Up Father de
bía salido de la emblemática revista Pato- George McManus,17 traducida como Pe-
ruzú creada por Dante Quinterno en 1936, queñas delicias de la vida conyugal. Si-
para crear su propia revista y así poder guieron otros importantes rotativos por-
desarrollar a las “Chicas Divito” tal como teños como el muy popular Crítica, al que
se las imaginaba: desenfadadas, sensuales, se fueron añadiendo La Razón, La Prensa
cinturita de avispa y falda corta. “El otro yo y El Mundo. Progresivamente los rotativos
del Dr. Merengue” fue otra de sus exitosas porteños fueron incorporando dibujan-
creaciones que incluían a otros persona- tes nacionales y el tabloide Clarín, el dia-
jes que captaban aspectos representativos rio de mayor circulación en Argentina, es-
de la sociedad argentina en general. El tableció la pauta el 7 de marzo de 1973
éxito de Rico Tipo se dio también por la cuando les dio espacio en la contratapa.18
pléyade de talentosos dibujantes que pa- Finalmente, en 1980, “la página pasa a
saron por ella y donde se formaron las ge- estar integrada solamente por autores ar-
neraciones siguientes. Entre ellos estuvo gentinos” y este matutino es la primera
Joaquín Salvador Lavado que tiene a Di- publicación diaria masiva en dedicar su
vito como a uno de sus mentores, pues espacio de humor exclusivamente a los
reconoce que: creadores argentinos.19
Si bien, las primeras historietas esta-
Lo que más influyó sobre mí fueron sus dounidenses se publicaron en la prensa,
historias sin texto y el manejo del tiem- posteriormente se fueron distinguiendo
po entre un cuadro y otro, también una
temática más amplia y universal que el 17 McManus (San Luis, Missouri, 23 de enero de
resto de los dibujantes argentinos. De 1884-Santa Mónica, California, 22 de octubre
de 1954; en 1904 comenzó a trabajar en The
Divito recibí no sólo “la influencia a
New York World de Joseph Pulitzer, donde su tira
más exitosa fue The Newlyweds; en 1912, pasó
14 Periodismo totalizador que registró cuatro déca- a The New York American de William Randolph
das de historia; revista popular y variada don- Hearst y ahí, el 12 de enero de 1913, creó la tira
de se reflejaban las preocupaciones nacionales de que lo hizo famoso: Bringing Up Father (Educan-
toda índole, así como los sucesos internacionales. do a papá
papá). En Argentina los personajes toma-
En sus páginas quedó impreso el fenómeno de ron el nombre de Pancho (inmigrante irlandés
la inmigración, el desarrollo del comercio y la que enriquece pero se niega a abandonar sus
producción y, sobre todo, la metamorfosis de antiguas costumbres y amigos), y su esposa Ra-
la Gran Aldea, convertida en ciudad. Mendele- mona (que lucha para pulirlo y adaptarlo a la
vich, Pablo. “Las revistas argentinas”, en línea. nueva clase social).
15 Fundada por el periodista, humorista y poeta es- 18 Los lectores generalmente comienzan a leer el
pañol Eustaquio
ustaquio Pellicer
Pellicer, el primer número apa- diario por su página final porque en Clarín es
reció el 24 de septiembre de 1904 con artícu- el espacio característico para el humor.
los de costumbres y política. Néstor Giunta, La 19 Hernán Martignone y Mariano Prunes, Historie-
historia del comic en la Argentina, en línea. tas a diario, p. 40.

FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER 31


ANA MARÍA PEPPINO BARALE

dos formatos: la tira humorística y la de solo de regocijarse con los chistes del dia-
aventura. Esta última da lugar a la histo- rio sino que se identifican con los perso-
rieta narrativa que despliega una estruc- najes y sus peripecias y hasta son motivo
tura más compleja tanto visual como de comentarios; igualmente, no les repor-
verbal. En cambio, en la historieta humo- ta ninguna pena leer públicamente las ti-
rística, el creador sólo dibuja lo que es ras en un respetable matutino, mientras
significativo para el humor de la historia, que tal vez no estén tan dispuestos a ha-
no hay elementos de más porque distraen cerlo con una historieta. De esta manera,
la atención: el humor gráfico necesita la lo que a simple vista parecería una des-
concentración en un punto porque de- ventaja –por las restricciones impuestas
pende del instante. Esta singularidad ex- por sus características intrínsecas–, se
presiva no depende del humorista, sino transforma en causa de prestigio.
que es determinada por el medio impre- Tal como Martignone y Prunes expo-
so que impone su ritmo temporal, que nen en su esclarecedor estudio sobre las
determina el espacio particular destinado “historietas a diario” argentinas, el reco-
a tal fin y, sobre todo, el sentido de su nocimiento de la autoría de una tira es
incorporación a un medio impreso don- mucho más común que la identificación
de las noticias, artículos de fondo, cola- del creador de una historieta, porque ésta
boraciones, son su razón de ser. Así, la se conoce principalmente por su persona-
tira incorpora un rincón amable que pre- je central (Tarzán, Fantomas, Superman).
tende despertar en el lector una sonri- Esta notoriedad mayor del primero, se tra-
sa que le aligere la lectura posterior o duce en una retribución económica más
lo prepare para no desmoronarse ante la significativa para los pocos que logran un
realidad expuesta en las notas del diario. espacio en un periódico, a la que se suma
Esta situación determina la característica la resultante obtenida por las compilacio-
de este particular tipo de historieta: la nes en libro, que logran traducciones a
repetición de sus personajes y situacio- otros idiomas y múltiples reimpresiones;
nes. En este sentido, el lector decodifica cuenta, también, los productos derivados
rápidamente el mensaje que, si es pro- de los personajes de la tira que responden
ducto de un virtuoso, encerrará en su a una práctica comercial muy difundida
aparente simplicidad el esfuerzo de sín- y cuyos derechos corresponden, general-
tesis del creador que ha sido capaz de mente, directamente al autor –mientras
plasmar una situación que se inicia, de- que en el caso de las historietas es más
sarrolla y concluye en un número limita- frecuente que las ganancias queden ma-
do de cuadritos. yoritariamente en la editorial, excepto en
Por publicarse en un medio masivo, el el caso de “la reina de las historietas”
contenido de la tira debe ser accesible pa- mexicanas, doña Yolanda Vargas Dulché
ra todo público, sin importar su compe- (1926-1999), quien fundó su propia edi-
tencia lectora, lo que le asegura una gama torial para controlar no sólo los derechos
amplia de seguidores que, si bien muchos sobre su variada obra, sino también el
de ellos se niegan a leer “historietas” por proceso de producción y distribución de
considerarlo un género menor o para ni- la misma, con lo cual las ganancias que-
ños –entre otras razones–, son capaces no daron siempre en casa.

32 FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER


MAFALDA. EL HUMOR GRÁFICO SEGÚN QUINO

Por lo anterior, pese a las restricciones importancia de sus contenidos rebeldes.


que el soporte de la tira le impone –for- Sirva lo que a continuación se anota co-
mato, temática, espacio, periodicidad–, mo un mapa que permite establecer re-
no se la puede considerar una víctima del corridos particulares en investigaciones,
medio impreso; cierto es que dicha situa- o placeres, más puntuales.
ción editorial exige un proceso de creación En 1954, el semanario Esto es de Bue-
singular que puede resultar demasiado nos Aires, le publica por primera vez a
limitante para el creador quien, en retri- Quino su trabajo de humor gráfico sin
bución, obtiene un reconocimiento mul- texto y, en 1963, aparece su primer li-
tiplicado por el número de lectores de la bro, Mundo Quino, con prólogo de Miguel
publicación que lo recibe. Brascó,20 mismo que lo relaciona con una
agencia de publicidad que requería un di-
bujante que creara una historieta para el
CRONOLOGÍA “QUINIANA” lanzamiento de la línea de productos
electrodomésticos Mansfield, de ahí que
Situar la obra de Joaquín Salvador Lavado el nombre del personaje debe comenzar
en el contexto temporal de los semana- con la letra M. La campaña publicitaria no
rios y diarios, aunque sea brevemente, se lleva a cabo y el propio Brascó le publi-
permite sopesar la importancia de dichas ca unas tiras en “Gregorio”, el suplemen-
publicaciones en el consumo cultural ar- to de humor de la revista Leoplán que
gentino de la época y que ahora, a punto él dirigía. Así, circunstancialmente, nació el
de concluir la primera década del siglo personaje más famoso de la historieta ar-
XXI, son referencia obligada para entender gentina inspirado gráficamente en “Peri-
la influencia e importancia de la prensa quita” de Henry Bushmiller,21 tal como
en el devenir de una nación. El humor ju-
gó un papel estelar, y eso permitió que 20 Nació en Sastre, provincia de Santa Fe, Argenti-
en caricaturas e historietas se pudiera na, en 1926; abogado, periodista, escritor,
scritor hu-
scritor,
decir lo que de otra forma hubiera sido morista, dibujante, editor
editor, crítico y enólogo, agu-
censurado. Así, la saña con que los go- do observador de los hábitos y tendencias de la
realidad argentina y mundial.
biernos autoritarios acabaron con estas 21 A Ernie Bushmiller (23 de agosto de 1905-15 de
formas de expresión icónica, demuestra la agosto de 1982, Bronx, Nueva York), se le ofrece

Periquita y Mafalda, o cómo la inspiración permite crear algo nuevo con casi la misma imagen

FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER 33


ANA MARÍA PEPPINO BARALE

lo reconoce el propio Quino en una de La siguiente etapa la cumple Quino en


sus tiras. el matutino El Mundo al que traslada su
El 29 de septiembre de 1964 el sema- tira el 15 de marzo de 1965, año en el que
nario Primera Plana,22 comienza a publicar van apareciendo Manolito (29 de marzo)
Mafalda23 hasta el 9 de marzo de 1965, y Susanita (6 de junio); Miguelito lo hace
como tira principal que en las primeras en febrero de 1966 y en agosto de 1967
aparecen como personajes Mafalda y su la mamá de Mafalda se entera de que
papá, a los que se van sumando la ma- está embarazada, y el cierre del diario el
má (6 de octubre de 1964) y Felipe (19 22 de diciembre de 1967, priva a los lec-
de enero de 1965). Así, se va presentando tores de conocer el desenlace de tal si-
una familia típica de clase media con as- tuación por cinco meses, ya que Guille
piraciones comunes e inquietudes del mo- nace el 21 de marzo de 1968. En esta
mento que correspondían a la informa- ocasión, la frecuencia diaria le permitió
ción que la publicación ofrecía en sus a Quino relacionar más estrechamente a
páginas; salen dos tiras por número, lle- sus personajes con los sucesos de Argen-
gando a 48 cuando el autor rompe con tina y el mundo, situación que hasta la fe-
el semanario, al parecer por la titularidad cha se ha tomado como una representa-
de sus originales.24 ción del entorno cotidiano clasemediero,
así como se distinguen en sus personajes a
arquetipos hasta hoy reconocibles, a pesar
de los cambios generacionales y de la trans-
posición a otros ambientes culturales.
Mafalda vuelve ser publicada el 2 de
continuar con la tira “Fritzi Ritz”, creada en 1925 junio de 1968 en Siete Días Ilustrados, con
por Larry Whittington, y en 1933 introduce el
personaje “Nancy” como sobrina de la prota- cuatro tiras por semana; la representa-
gonista “la tía Dorita”; fue ganando tal popula- ción gráfica de la niña que da nombre a
ridad que el autor decide colocar su nombre a la tira tuvo un proceso de cambio hasta
la tira. La editorial Novaro de México, tradujo al
español la tira con el nombre de “Periquita”. obtener la definitiva:
22 Semanario argentino de actualidad nacional e
internacional, dirigido fundamentalmente a la
clase media, fundado en 1962 por Jacobo Ti-
mermann y clausurado en 1969 por Juan Carlos
Onganía a pesar del apoyo inicial, ya que la pu-
blicación simpatizaba con el sector “Azul” del
ejército argentino, que respondía a Onganía, con-
trario a los “Colorados” que querían imponer
una dictadura indefinida que hiciera imposible
el retorno del peronismo. Tomás Eloy Martínez Para cumplir una de las aspiraciones
fue el jefe de Redacción.
23 Quino recuerda que tomó el nombre de Mafalda del común de los empleados porteños,
de una niña que aparece en Dar la cara (1962), para fines de 1969, el papá realiza su tan
un film cuyo guión lo escribió David Viñas (1927) ansiado y expresado sueño de tener un
y que luego transformó en libro y que recibió el
Premio Nacional de Literatura. Personalmente me auto, y qué mejor que el famoso Citroën
gusta pensar que se inspiró en el nombre de mi 2CV, emblema del automóvil económico
hermana: Mafalda Regina. que causó furor en su natal Francia y que
24 En línea. http://www.historieteca.com.ar/Mafalda/
mafhistoria.htm en 1970 sería fabricada en Argentina la

34 FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER


MAFALDA. EL HUMOR GRÁFICO SEGÚN QUINO

versión 3CV.25 En 1970, surge el último y hasta en una rompe con su característi-
personaje de la pandilla de Mafalda, la ca principal y huye a toda prisa cuando
chaparrita Libertad. También, personajes la mamá de Mafalda intenta darle sopa,
secundarios aparecen fugazmente o son o cuando la dueña de la mascota la saca
off, aunque la tortuga Burocracia,
voces en off a pasear, lo que provoca la carcajada de
llamada así en clara referencia a la lenti- los amantes, demasiados, de los caninos
tud de la estructura administrativa públi- de todo tipo, tamaño y edad, que pululan
ca del mismo nombre, figura en varias tiras por las calles y parques porteños.

Según el propio Quino, al principio se llo de la historieta. Pero el que se agotó


trataba de una fórmula simple: la nena con el tiempo fue el propio Quino que
lanzaba una pregunta, los padres le contes- empezó a sentir que se repetía, por lo
taban y ella finalizaba con su comentario. que decidió concluir la serie, y el 25 de
El recurso se agotó pronto y fue agregan- junio de 1973 los pequeños personajes
do personajes según requería el desarro- se despiden:

La última tira (25 de junio de 1973)

25 En febrero de 1989 cesa la producción france- del 2CV y sus enamorados a través de todos los
sa del 2CV. Después de 3.868.633 de unidades clubes Citroën. Indiscutiblemente, el 2CV es in-
vendidas, el último 2CV sale de la fábrica de mortal. Igual que ese otro icono de la industria
Mangualde, en Portugal, el 27 de julio de 1990 automotriz, el Volkswagen sedán que tuvo una
a las 16 horas. Es el fin de la producción de este historia de 21.529.464 unidades durante el pe-
coche mítico y el comienzo de otra historia: la riodo 1938-2003.

FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER 35


ANA MARÍA PEPPINO BARALE

Si bien no volvió a publicar la tira, en LOS PERSONAJES


1976, Quino realizó un cartel que ilustra
los principios de la Declaración de los Describir el papel que cada personaje
Derechos del Niño con los personajes representa en esta vertebración narrativa
de Mafalda. con imágenes fijas, dibujo esquemático
y lenguaje simple, ayuda a comprender
el sentido de su inclusión en esta repre-
sentación burlona con la que Quino cap-
ta la cotidianidad y la disecciona pulcra y
graciosamente. En el resultado final, que
se puede apreciar con suficiente distancia
para decantar la correspondencia inme-
diata con la realidad original, destaca la
permanencia de su significado precisa-
mente por la universalidad de sus códigos
culturales. Puede entenderse que las so-
ciedades no cambian tanto como parece
superficialmente y que existe un compo-
nente sociocultural básico más permanen-
te, que corresponde a modos compartidos
de expresión de identidades y de idiosin-
crasia, nacionales y supranacionales.
Aunque el concepto de familia se ha
Tempranamente comenzaron a publi- ampliado y diversificado, lo mismo que
carse los libros que reúnen la tira humo- las conductas sociales, aún quedan restos
rística y que se han traducido a otros identificables que son reforzados por su
idiomas. Según la página oficial de Qui- reproducción en películas o fotografías,
no, en la Navidad de 1966, Jorge Álvarez en letras de canciones y en la literatura,
Editor publicó el primer libro de Mafalda acercando el pasado y sus componentes.
que reunió las primeras tiras en orden de De la misma manera, la memoria de los
publicación, tal como se hará en los si- mayores colabora para establecer el víncu-
guientes. En dos días se agotó la tirada lo generacional que todo grupo humano
de 5.000 ejemplares. La figura de la niña necesita para su supervivencia y conti-
respondona e irreverente, tal como la del nuidad. Por lo tanto, es factible identifi-
Che, es patrimonio universal y se la re- carse con esta particular familia –una
produce para ilustrar asuntos diversos, como tantas–, y con su entorno inmedia-
hasta los políticos, en clara contradicción to: la escuela, el parque, el almacén (tien-
con lo expuesto por su autor que no da de comestibles); también, con el lu-
autoriza ese tipo de relación. gar de vacaciones.

36 FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER


MAFALDA. EL HUMOR GRÁFICO SEGÚN QUINO

A la tradicional familia nuclear, se fue- debe enfrentarse a las expresiones o si-


ron sumando las amigas y amigos de la tuaciones correspondientes a la identidad
benjamina, que integran un microcosmo de cada uno de ellos que, por otra parte,
representativo de caracteres reconocibles se va reafirmando en las tiras donde son
en una sociedad, particularmente en dos protagonistas. Quino ha reconocido la in-
de sus ámbitos, la infancia y la vida de fluencia de Charles M. Schulz, el brillante
una familia de clase media –en este ca- y longevo creador de Peanuts –Snoopy
so, Argentina de los sesenta y setentas del o Charlie Brown en español–, en cuanto
siglo veinte–, y que Quino, con gran ca- a desarrollar un grupo pequeño de per-
pacidad de observación y síntesis, recrea sonajes complementarios para darle va-
un paisaje cotidiano de manera realista, riedad y profundidad psicológica a la vi-
dibujando una ambientación verosímil da en familia.26
que suele despertar comentarios caústi-
cos de Mafalda; por ejemplo, en los pri-
meros días de escuela, suena el timbre del
recreo y alumnas y alumnos salen corrien-
do del salón, pero ella se detiene a mirar
arriba y a los costados para observar el
estado de techo y paredes descascarados
y rotos, y le comenta a Felipe: “Es notable
cómo los decoradores del Ministerio de
Educación han logrado darle el mismo
estilo a toda la escuela”.
En el orden de aparición arriba ano-
tada, se van perfilando los personajes
que ocupan su lugar en el microcosmo
representado en la tira, y que permiten
ampliar el repertorio de situaciones posi-
bles, al mismo tiempo que enriquece el
26 Otras modalidades prefieren un número ilimi-
tado de personajes, a menudo anónimos como
poder de respuesta de Mafalda ya que en el caso de Mujeres alteradas de Maitena.

FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER 37


ANA MARÍA PEPPINO BARALE

La primera tira (29 de septiembre de 1964)

Como se ve arriba, Mafalda y su papá con sus observaciones, comentarios, ocu-


abren el elenco y ese diálogo inicial ya da rrencias y conclusiones. La misma que
cuenta del temperamento de la peque- cuando recibe una orden materna recla-
ña de seis años que seguirá asombrando ma airada el porqué debe obedecer: 27

Por medio del humor, este diálogo en ánimo por la mañana fumando “un rubio
cuatro viñetas resume una historia de obe- excelente” antes de abrir la puerta del
diencia en que los menores no podían dis- edificio de departamentos que habitaba
cutir la autoridad de los mayores: padre, para enfrentarse a la realidad, “donde la
madre, maestra; hoy día, se ha pasado al cosa deja de ser como en los avisos”; el
otro extremo para renegar de toda auto- cuidado de sus plantas es su pasatiem-
ridad. De este modo chistoso, es posible po favorito con la consiguiente guerra
motivar discusiones sustanciosas respec- contra las hormigas; además, aguanta pa-
to a los cambios de conductas de una so- cientemente las embestidas cuestiona-
ciedad, con objeto de razonar a favor o en dotas de su primogénita. Sin embargo,
contra de ellos y sus consecuencias, lo
que da otro valor a esta forma expresiva 27 Aquí se recurre a las negritas y al aumento del
popular: un valor pedagógico. tamaño de la fuente, como recurso gráfico para
El padre, sometido con resignación a denotar el aumento del tono de voz, además
del subrayado para destacar a cada una de
su papel de oficinista, a menudo se daba las “contrincantes”.

38 FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER


MAFALDA. EL HUMOR GRÁFICO SEGÚN QUINO

tenía sus momentos de rebeldía que no Quino a este personaje me parece el más
eran más que una muestra clara de un estereotipado y hasta cruel, como puede
hecho persistente y natural, que los gus- verse en la tira que resuelve, en tres viñe-
tos y actitudes de la juventud no corres- tas, dar un puñetazo a la figura materna.
ponden con la de los adultos, que en su En la escena, la mamá con la boca llena
momento sufrieron de la misma incom- de alfileres está marcando el dobladillo
prensión. Mafalda compungida le pregun- del vestido de Mafalda que la observa si-
ta si él sufrió “esa época espantosa” en que lenciosamente, hasta que por último le
“cuando hablaban los grandes los chicos dice: “No lo tomes a mal mamita, pero es
tenían que callarse”, con la consecuencia la primera vez que veo salir agudezas de
de no poder responder ni expresar su opi- tu boca”. No me hizo gracia y me extraña
nión, circunstancia que el padre minimiza; el papel tan limitado que el creador le
sin embargo, después de una viñeta en asigna, una de las pocas ocasiones en que
que él regresa a la lectura del diario y Ma- la mamá se acerca a la lectura, es cuando
falda a reflexionar calladamente, subido recorta del diario una receta de cocina,
al sillón grita con el dedo en alto lo que no por cierto, de una sopa de pescado, ante
pudo decir en su momento, que los gus- lo cual su hija clama contra la libertad de
tos musicales cambian: “¿Qué cuernos prensa, es proverbial su rechazo al plati-
tiene Gigli28 que no tenga Bing Crosby29? llo que sólo se vence cuando el premio
¿Ehé?”. Igual le podía alegar Mafalda, se- es su postre preferido: los panqueques
guidora de Los Beatles, con respecto a (crepas), que supongo rellenos de dulce
su opción. de leche (la otra pasión argentina, ade-
La madre de Mafalda y posteriormente más del dulce de batata). Mafalda, des-
de Guille, es la clásica ama de casa preo- pués de varias tiras en que ella y sus ami-
cupada por el aumento de los alimentos, gos piensan y piensan en un regalo para
por cocinar, limpiar, planchar, por cuidar el día de la madre, se decide por obse-
celosamente del bienestar de su familia quiarle un libro a la suya; ¿lo habrá leído?,
y que, de vez en cuando, al sacudir el pol- ¿por qué Quino no aprovechó para dejar
vo de sus viejos libros de estudio, recuer- claro que además de las labores domés-
da que hubo un tiempo en que quería ser ticas la madre dedicaba un espacio de
concertista de piano, carrera que aban- tiempo a leer y luego comentarlo con su
donó para casarse. El tratamiento que da hija?; en cambio, refuerza la condición
disminuida del ama de casa –¡como si
28 Beniamino Gigli (1890-1957) tenor lírico italiano fuera fácil!–, refiriendo el sueño de Ma-
considerado uno de los mejores tenores de la falda en donde su mamá le dice que ya
primera mitad del siglo XX, junto a Enrico Caruso. no es hija de una “mediocre” porque
En 1919, por primera vez cantó en el Teatro Co-
lón de Buenos Aires, Tosca y La Boheme que ya tiene un diploma, por lo que se levan-
repitió con enorme éxito ante tantos emigrantes ta gozosa y gritando “¡Mamá! ¡Anoche
connacionales, en 1925, 1928 y 1933, interpre- soñé que tenías un dipl…”, y se congela
tando además Rigoletto, Lucrezia Borgia, La Gio-
conda, La Traviata y su preferida Andrea Chénier. su risa en una mueca de disgusto y una
Vid Wikipedia. lágrima rueda por su mejilla mientras con
29 Harry Lillis “Bing” Crosby (1903-1977), cantante grandes ojos mira el rulero que su mamá
y actor estadounidense de gran éxito y populari-
dad. Vid Wikipedia. ha colocado en su cabello.

FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER 39


ANA MARÍA PEPPINO BARALE

Pero, aparte de mis personales razona- Felipe, el siguiente personaje, incorpora


mientos sobre el tratamiento de los perso- su pesadumbre por las tareas escolares, en
najes, reconozco la capacidad de Quino contraposición a la urgencia de la prota-
para mezclar el nivel doméstico, cotidia- gonista por incorporarse a la escuela, con
no, local, con preocupaciones o referen- la que comparte su gusto por los Beatles
cias a problemáticas mucho más universa- y por el ajedrez. Fantasioso incorregible,
les; igual, intercalar los juegos y actitudes supera las pedestres situaciones cotidia-
de los niños con los temas de los mayores, nas transformándolas en actos trascen-
logra un resultado que es posible trasladar dentes, como cuando lo envían a com-
a la realidad, lejos de lo grotesco o fantás- prar mantequilla y él se imagina que es
tico. Esta constante es una de las caracte- el comandante Neil Armstrong en misión
rísticas principales del manejo de la tira especial para tomar muestras de la Luna;
y lo que seguramente le da ese aire de o cuando va repitiendo la definición de
actualidad y de permanencia. Los chistes monocotiledóneas y patea una piedrita
no se repiten porque, si bien son sobre que entra por un agujero de la barda de
el mismo tema, lo hace desde diferentes madera e imagina que la hinchada grita
perspectivas. El combate de Mafalda con- “¡GOOOOOOL!”, mientras él corre con
tra la sopa es un pretexto para referirse los brazos en alto después del triunfal tiro
a asuntos diversos que, para sorpresa de al arco... Igual, evade la realidad, para él
los lectores, se despliegan en cuarenta y terrible, de ir a la escuela e imagina que
cinco chistes sobre la sopa donde el au- la escuela se quema o que se bloquea el
tor se ingenia para hablar de: camino a la misma; igual, su admiración
incondicional por el Llanero Solitario le
Marx, Fidel Castro, el Che Guevara, el lleva a fantasear situaciones donde se
comunismo, el psicoanálisis, los vaive- identifica con el personaje para llevar a
nes del amor maternal y filial, los usos cabo hechos osados, o para superar la ti-
pedantes del lenguaje literario y buro- midez que le impide, por ejemplo, abor-
crático, las rivalidades entre hermanos,
dar a la Muriel, la niña por quien siente
el yoga, la masacre de inocentes, la tor-
un interés particular.
tura policial, las multinacionales alimen-
ticias, la cultura suiza, los mártires reli- Seguramente que para contrastar, el
giosos, la fácil corrupción de principios siguiente personaje tiene los pies muy
morales e ideológicos, las asociaciones apoyados en tierra y su imaginación está
ilícitas y la subversión, los modales en dirigida a un fin práctico: ganar dinero.
la mesa, la superpoblación mundial, los Hijo del dueño del almacén del barrio,
Beatles, el día de la madre, la mafia, el el mayor sueño de Manolito es tener una
suicidio, el miedo a nadar en el mar, los cadena de supermercados; representa las
golpes militares, la geometría, los dis- ideas capitalistas y conservadoras y es una
cursos pedagógicos vacíos, la crítica caricaturización del inmigrante español.
generacional o la libertad de prensa
Bueno para los números, desarrolla una
–además de la sopa, claro está–.30
“teología del endeudamiento” con la que
explica el hecho de que los padres suspi-
30 Hernán Martignone y Mariano Prunes. Historietas ran preocupados mientras exclaman “Ay
a diario. Las tiras cómicas argentinas de Mafalda a
nuestros días, p. 140. Dios”, situación que se va recrudeciendo

40 FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER


MAFALDA. EL HUMOR GRÁFICO SEGÚN QUINO

mientras se acerca el fin de mes y el pago El otro lado de Mafalda se llama Su-
de las deudas. Le gusta la sopa, detesta sanita, es la figura necesaria para resaltar
a los Beatles y en lugar de vacacionar en la posición de la primera con respecto al
Mar del Plata debe seguir repartiendo las papel de las mujeres en la sociedad.
mercancías a domicilio.

Este sexto personaje también tiene muy por la lentitud de la cigüeña sugirió que
claro su objetivo de vida: casarse y tener sería mejor traerlo por Air France. Aporta
muchos hijos; para ella el futuro perfecto la ternura a la historieta pero también las
del verbo amar es “hijitos”. Su mayor en- travesuras inherentes a la edad, algunas
tretenimiento es pelearse con Manolito, productos de su afán por dibujar siguien-
es capaz de colocarle flores en su cabe- do las huellas de Quino, su creador.
za alegando que es para su inteligencia: Guille va creciendo –el único en la tira–,
“¡Queda tan triste una tumba sin flores!”. y aportando un aire fresco a las acciones
Si Felipe es un año mayor que el res-
to de la palomilla, Miguelito es el más pe-
queño e inocente pero también el más
egocéntrico: cuando la maestra lo nombra
al pasar lista, en lugar de decir presente,
aplaude. Se encontró con Mafalda en la
playa, durante el veraneo obligado en Mar
del Plata, y ella al despedirse le dice que
le alegra saber que vive cerca de su casa
por lo que se podrán ver para presentarle
a sus amigos y él, que creía que era SU
amigo y no UN amigo más, le grita: “¡SOS
IGUAL QUE TODAS!”. Influenciado por
su abuelo, admira a Mussolini y sus co-
mentarios corresponden a las ideas au-
toritarias del Duce y sus seguidores.
El penúltimo personaje es Guille, her-
manito de Mafalda quien desesperada

FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER 41


ANA MARÍA PEPPINO BARALE

del grupo a la vez que da pie a Quino pregunta si en ese juego pueden ganar
para poner en su boca comentarios que los dos y ante la respuesta de que sólo
aumentan la gama humorística. Si es uno puede hacerlo, reflexiona: “¿Y el otro
ante el reclamo de la hermana, “¡Dale pada qué juega?”
nomás!...Parece que vas a usar chupete La inclusión al final de Libertad agrega
hasta el último día de tu vida! ¿Ehé?”, actitudes contestatarias y desfachatadas
pregunta sorprendido “¿Pod qué? ¿Des- similares a las protagonizadas por Mafal-
pués qué me van a comprad? O cuando da; no tiene ningún empacho para negar-
observa a Mafalda y Miguelito que están se rotundamente a seguir las indicaciones
muy concentrados jugando ajedrez y les de la maestra:

Hasta su escasa estatura, semejante a genio de Quino, de tal modo que en el


la del pequeñín Guille, es motivo de co- microcosmo resultante se suceden prác-
mentario relacionándola con la situación ticas sociales que no sólo son expresión
económica: Mafalda apoyada displicen- de una idiosincrasia nacional temporal,
temente en un árbol, ve pasar a Libertad, sino que han tenido un efecto expansivo
ambas se saludan, y al verla alejarse la que ha superado su horizonte histórico y
primera dice compungida: “Bajita como geográfico. Los mensajes verbo-icónicos
nivel de vida, la pobre.” Más radical que la siguen despertando sonrisas y, a menu-
propia Mafalda aplica su sentido político do, sonoras carcajadas cuando la lectora
hasta en la geometría: la maestra insiste o lector encuentra la correspondencia
en que la pequeña alumna diga el nombre con su propia vida o con situaciones de
de un triángulo y ya perdiendo la pacien- su quehacer cotidiano. Es decir, que este
cia recalca: entretenimiento masivo ha logrado reunir
“!¡¡Pero no!! Un triángulo que tiene una cantidad de referentes culturales que,
todos sus lados iguales es… por una u otra razón, permanecen en la
!¡Ah!... ¡Socialista!” memoria colectiva y permiten la decodi-
Como se aprecia, cada personaje ficación adecuada, dado que su com-
cumple un papel representativo dentro prensión es producto del reconocimiento
de ese fresco costumbrista producto del de lugares comunes de su forma de vida.

42 FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER


MAFALDA. EL HUMOR GRÁFICO SEGÚN QUINO

CONCLUSIÓN a sabiendas de que otros libros canóni-


cos se le irán quedando en el camino.31
Ya se puede decir que Mafalda es una ti-
ra canónica, dado el título por los lecto- Quino es pues un humorista gráfico con
res que no han dejado en 45 años de gran cantidad de productos temáticos que,
leerla, de tomar sus palabras como dichos como dicen los argentinos, “nos hacen
cotidianos y de usar su imagen como ico- cagar de risa”, y así aligeran la vida ahora
no multicopiado de la cultura popular ar- tan llena de malas noticias –las preferi-
gentina. Y sin intención de ser irreverente, das indiscutiblemente por los medios de
es posible que con el correr del tiempo información que aún no comprenden que
el personaje de Quino abra a codazos la violencia ya no es noticia en el sentido
la estrecha lista de obras y autores “mayo- clásico del término–, y que se reúnen en
res” y se coloque como firme represen- volúmenes reimpresos en múltiples oca-
tante de una narrativa gráfica que supo siones. El mundo de Quino es mucho
–quizás sin quererlo el propio autor–, leer más que Mafalda, sin embargo esta ti-
críticamente la realidad cercana y así, ra ha adquirido un lugar preferencial en
apropiarse simbólicamente del “espíritu” la cultura (a secas, sin adjetivo) argen-
de una sociedad. En todo caso los lecto- tina, que ha reconocido a la niña inqui-
res continúan, no sólo en su país de ori- sitiva, irreverente y reflexiva, a la que se
gen, y el traspaso generacional es eviden- propuso reconocerla como Ciudadana
te como en mi propio caso, que releí a Ilustre de la Ciudad Autónoma de Bue-
Mafalda con mi hijo y ahora con mi nieto nos Aires con lo que hubiese sido el pri-
mayor quien comparte con su hermanito mero, y con seguridad el único persona-
la película del clásico de los dibujos ani- je de historieta en lograrlo. Pero a último
mados. Queda claro que el trabajo hu- momento tropezó con la zancadilla de
morístico de Quino, se ha incorporado al una reglamentación injusta.
imaginario colectivo de generaciones y El 26 de octubre de 1988 el intendente
que forma parte del canon personal de porteño, Facundo Suárez Lastra, y su se-
lectores de diversos países. En este senti- cretario de Cultura, Félix Luna,32 presen-
do, Tomás Eloy Martínez asienta que: taron ante el Concejo Deliberante un
proyecto de ordenanza para que Mafalda
En estos [comienzos] de siglo, después fuera reconocida como Ciudadana Ilus-
de incontables y caprichosas variacio- tre de la Ciudad de Buenos Aires, ya que
nes del canon impuestas por la crítica dicho personaje:
o las cátedras de literatura argentina,
son los lectores –parece– los que están […] simboliza lo mejor del espíritu de
reorganizando el mapa de los grandes muchos jóvenes argentinos, que no se
textos y los que deciden qué se puede
dejar de lado. Cada lector, después de
todo, va elaborando su propio canon a 31 Tomás Eloy Martínez, “Una mirada sobre la lite-
lo largo de la vida, teniéndolo con los ratura argentina. El canon argentino”, en línea.
libros que relee por pasión o por deseo, 32 Nació en Buenos Aires en 1925, durante años ha
sido el líder de la divulgación histórica nacional
en la Argentina, fundador y director de la revista
Todo es Historia (1967).

FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER 43


ANA MARÍA PEPPINO BARALE

resignan a acatar el orden establecido dibujante, se llevó a cabo una conferencia


y pretenden modificarlo y enriquecerlo de prensa donde el homenajeado, res-
con sus propias ideas. Mafalda hizo re- pondiendo a una pregunta, dijo:
flexionar muchas veces a sus lectores
sobre la validez de los hábitos, creencias, ¿Cómo me defino? Hay días que me
prejuicios y lugares comunes, ayudando considero un dibujante cuando me que-
de este modo a construir una sociedad do contento con mi trabajo... Pero más
mejor. […] Mafalda sigue siendo, en la que un dibujante, soy un comunicador
memoria colectiva de los argentinos, de ideas. O un periodista, si se quiere.
la chica preguntona, cuestionadora, irre- Mi tarea es más de hacerle notar a la
verente e inesperada, que planteó en su gente algo que sin uno no hubieran no-
momento tantos interrogantes moles- tado. Aunque sean tonterías o peque-
tos a la sociedad argentina.33 ñas cosas.35

La iniciativa no prosperó porque los con- Y será precisamente ese señalamiento de


cejales dijeron que el título honorífico só- las “pequeñas cosas” que pasan inadver-
lo es para las personas. No se detuvieron tidas, precisamente por ser ordinarias, lo
a pensar que, al fin de cuentas, Mafalda es que –ante el asombro del propio crea-
más humana que muchos seres humanos. dor–, le ha dado la permanencia y actua-
Y como tal, tiene partida de nacimiento lidad a Mafalda. No se trata de encontrar
impresa en letras de molde.34 en ella la respuesta a los grandes proble-
El mismo Quino reconoció que Mafal- mas que nos agobian actualmente; sin
da no logró cambiar nada, señal de ello embargo, se filtran los extrañamientos
es su actualidad, sigue la misma problemá- escépticos, y a menudo pesimistas, so-
tica. Pero, acaso ¿es el objetivo de una bre el andar del mundo y sobre la incapa-
historieta cambiar el mundo? Si bien Qui- cidad evidente de sus “hombres de prin-
no ha declarado incansablemente que su cipios” que, “lástima […] nunca los dejen
intención no era política, indudablemen- pasar del principio”, o su razonamiento
te ponía en “globo” de Mafalda frases co- respecto a la función de la presidencia de
mo: “señores, no es cuestión de romper un país como Argentina donde el “drama
estructuras sino saber qué hacer con los de ser presidente es que si uno se pone a
pedazos”. ¿Quién como él pudiera dar se- resolver problemas de estado no le que-
mejantes clases de filosofía, política, econo- da tiempo para gobernar”. Cualquier re-
mía y, sobre todo, con sentido del humor? ferencia a sucesos reales actuales ¿es pu-
El 28 de julio de 2005, en el Espacio ra coincidencia?
Contemporáneo de Arte de la ciudad de Y qué decir de las numerosas reflexio-
Mendoza y a propósito de la muestra nes de la lúcida piba que no entiende
“Mundo Quino” con que se celebró los por qué “habiendo mundos más evolu-
40 años de Mafalda y los 50 del Quino cionados [ella] tenía que nacer en éste”,
que renueva continuamente su afán pa-
33 “Los orígenes y la historia de Mafalda”. En línea. cifista que la llevan “desde esta humilde
34 Quino, el “papá” de Mafalda, fue reconocido
como Ciudadano Ilustre de la Ciudad Autónoma
de Buenos Aires, el 9 de diciembre de 2004 por
la Ley 1.567. 35 La muestra homenaje “Quino, 50 años”. En línea.

44 FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER


MAFALDA. EL HUMOR GRÁFICO SEGÚN QUINO

sillita [a formular] un emotivo llamado a BIBLIOGRAFÍA


la paz mundial!!!, que se entristece al oír
los noticieros –¿suena esto conocido?–, y Berone, Lucas Rafael. “El discurso sobre
que la llevan a opinar que “lo peor es que la historieta en Argentina (1968-1983)”,
el empeoramiento empieza a empeorar”, Diálogos de la Comunicación, Revista
y a preguntarse que “¿no será que en es- académica de la Federación Latinoame-
te mundo hay cada vez más gentes y me- ricana de Facultades de Comunicación
nos personas?” Social. Quito, julio-diciembre de 2009,
Joaquín, el reconocido Quino, como núm. 78. En línea. http://www.dialo gos
todo humorista que se aprecie, es un lú- felafacs.net/78/pdf/articulos/78Bero-
cido sociólogo y observador popular, un neLucas.pdf (julio 18 de 1009)
dibujante que encerró en sus globos las . “La historieta como estructura
palabras precisas para despertar la risa, híbrida de significación. Principios crí-
pero también para pensar en su conteni- ticos”, ponencia presentada en las VII
do y su relación con la experiencia perso- Jornadas “Teatro-Cine-Narrativa: abor-
nal del lector. Al respecto, reconoce co- dajes trandisciplinarios”, Buenos Aires,
mo a uno de sus maestros a Jean-Jacques octubre de 2006. En línea. http://
Sempé,36 y considera que juntos son: historietasargentinas.files.wordpress.
com/2008/04/lahistorietacomoestruct
[…] los últimos exponentes de un tipo urahibrida_ponenciaberone1.pdf (julio
de humor en extinción, el humor huma- 3 de 2009)
nista, no contaminado por la sátira po- Enciclopedia Británica. “Richard Felton
lítica del momento. Al igual que los
Outcault”. En línea. http://www.brita
míos, sus dibujos no producen la car-
nnica.com/ EBchecked/topic/435541/
cajada que viene de golpe, sino que
deben ser mirados con mucha atención, Richard-Felton-Outcault (4 de julio
inclusive pensados. Digamos que lo de 2009)
considero un hermano, no de leche Giunta, Néstor. La historia del comic en
porque sólo estuve fugazmente una vez la Argentina. En línea. http://www.
con él, pero sí de tinta.37 todohistorietas.com.ar/historia_argen
tina_1.htm (28 de junio de 2009)
Nota bene: Gubert, Román. El lenguaje de los cómics.
Todas las imágenes que ilustran este ar- Barcelona, Península, 1972. pp.13-34,
tículo pertenecen al titular de los derechos apud José Antonio Ortega Anguiano,
patrimoniales de Mafalda: Joaquín Salva- “Los mejores cómics: Hogan’s Alley”.
dor Lavado, Quino! En línea. http://www.moonshadow.
es/2006/03/11/los-mejores-comics-
hogans-alley/ (3 de julio de 2009)
“La muestra homenaje “Quino, 50 años”.
En línea.
36 Sempé nació en Burdeos, Francia, en 1932 –el
mismo año que Quino–, ilustró la serie de libros ht tp://w w w.prensa.mendoza.gov.ar/
infantiles “El pequeño Nicolás”, escritos por su modules.php?name=News&file=articl
compatriota René Goscinny (guionista de Astérix e&sid=3201 (julio 7 de 2009)
el galo).
37 “Sus maestros”, Quino.com.ar Página oficial. En línea.

FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER 45


ANA MARÍA PEPPINO BARALE

“Los orígenes y la historia de Mafalda”. En en la Argentina, año II, núm. 5, invier-


línea. http://www.todohistorietas. com. no-primavera de 2002. En línea.
ar/historiademafalda.htm (enero de http://www. revistacontratiempo.com.
2009) ar/revistasargentinas.htm (mayo 7 de
Martignone, Hernán y Mariano Prunes. 2009)
Historietas a diario. Las tiras cómicas Quino. Mafalda 10. México, Tusquets Edi-
argentinas de Mafalda a nuestros días. tores, 2007.
Buenos Aires, Libraria, 2008. 150 pp. . Mafalda 2. México, Tusquets
Martínez, Tomás Eloy. “Una mirada sobre Editores, 2007.
la literatura argentina. El canon argen- . Mafalda 8. México, Tusquets Edi-
tino”. Suplemento Cultura de La Nación, tores, 2005.
10 de noviembre de 1996. En línea. . Quino.com.ar Página oficial.
http://www.literatura.org/TEMartinez/ En línea.
Canon.html (mayo 25 de 2009) http://www.quino.com.ar/spain/quino_
Mendelevich, Pablo. “Las revistas argen- maestros.htm (mayo 25 de 2009)
tinas”. Contratiempo. El pensamiento

46 FUENTES HUMANÍSTICAS 39 DOSSIER