Sie sind auf Seite 1von 12

Tema I Geotecnia de Suelos

 Introducción a la geotecnia
La Geotecnia es la rama de la Ingeniería que se ocupa del estudio de la interacción de
las construcciones con el terreno. Se trata por tanto de una disciplina no sólo de la
Ingeniería Civil, sino también de otras actividades, como la Arquitectura y la
Ingeniería Minera, que guardan relación directa con el terreno.
Los problemas geotécnicos básicos son:
 El terreno como cimiento: todas las obras deben apoyarse en el terreno; debe
por tanto definirse la forma de este apoyo, y la transmisión de cargas de la
estructura al terreno, para lo que debe estudiarse la deformabilidad y
resistencia de éste.
 El terreno como productor de cargas: en ocasiones, para crear un desnivel, o
con otro motivo, se construyen estructuras cuyo fin es contener el terreno (p.
ej., muros de contención, revestimientos de túneles); para su
dimensionamiento, debe calcularse la magnitud y distribución de los empujes
ejercidos por el terreno.
 El terreno como propia estructura: otras veces, para crear un desnivel no se
construye una estructura de contención, sino que se deja al propio terreno en
talud; debe en este caso estudiarse la inclinación que debe darse a este talud
para garantizar su estabilidad. − El terreno como material: en obras de tierra
(rellenos, terraplenes, presas de materiales sueltos), el terreno es el material de
construcción, por lo que deben conocerse sus propiedades, y la influencia que
en ellas tiene el método de colocación (compactación).
Los terrenos sobre los que se construyen las obras son de naturaleza muy
variada, desde un macizo granítico sano hasta un fango de marisma en el que
no es posible caminar. Las diferencias de comportamiento obedecen a varias
causas:
 Diferencias de naturaleza mineralógica de los componentes: silíceos,
calcáreos, orgánicos, etc.
 Diferencias de tamaño de las partículas:
o de milímetros o decímetros en gravas y bolos
o de décimas de milímetro en arenas de centésimas de mm (decenas de
micras) en limos inferiores a una micra en arcillas.
 Diferencias de la forma de contacto y unión entre granos; puede tratarse de:
una simple yuxtaposición, en el caso de una arena seca, uniones por meniscos
capilares entre granos si está húmeda, fuerzas eléctricas entre partículas en el
caso de arcillas, soldadura entre granos o cristales en rocas.
 Diferencias del proceso de deposición y de tensiones a que está sometido: la
compacidad o consistencia de un elemento de terreno varía entre los casos:
Recién sedimentado, a pequeña profundidad, y por tanto a pequeñas
compresiones; profundo y, por tanto, sometido a un gran peso de
terreno situado por encima; que haya estado a gran profundidad y luego
por erosión se haya eliminado parte de la presión (procesos de sobre
consolidación); en rocas, por la fracturación producida por plegamiento
y empujes tectónicos, o con diferentes grados de meteorización por
agentes atmosféricos.
Todo ello da lugar a la gran diversidad de terrenos señalada. [ CITATION
Jar02 \l 3082 ]
 Origen, composición y propiedades físicas y químicas de los suelos

ORIGEN
Constitución interna del globo terrestre
La corteza terrestre, de espesor medio 30-40 km en las placas continentales, está
constituida por grandes masas heterogéneas con depresiones ocupadas por los mares y
océanos. Toda esta corteza se encuentra aproximadamente en estado de balance
isostático, flotando sobre el magma terrestre, más denso. La separación entre la parte
fluida y la corteza que la envuelve suele considerarse abrupta, antes que gradual
(Discontinuidad de Mohorovicic).
Supra yaciendo a la corteza terrestre propiamente dicha, existe una pequeña capa
formada por la disgregación y descomposición de sus últimos niveles; esta pequeña
patina del planeta, es el suelo, del cual se trata en la mecánica de suelos. [ CITATION
Bad05 \l 3082 ]

PROPIEDADES FÍSICAS

Las características físicas son en gran parte responsables del buen desarrollo de las
plantas, pero muy pocas veces se les tiene en cuenta. Pues generalmente sólo se
consideran las características químicas.
En realidad, para que exista un medio óptimo para el crecimiento de las plantas debe
darse una interacción dinámica entre las características físicas. químicas y biológicas
del suelo. Las propiedades físicas pueden ser:
Fundamentales, aquellas que no se derivan de otras y se encuentran dentro de este
grupo el color, la textura, la estructura, la densidad, la consistencia, la temperatura.
etc. Derivadas, que, como su nombre lo indica, son todas las que nacen de la
Interacción de las fundamentales.
DENSIDAD APARENTE
Es la relación existente entre la
masa y el volumen de suelo. En
este volumen está considerado
todo el espacio poroso existente.
Es una característica que nos da a
conocer las condiciones en las
cuales se encuentra el suelo con
respecto a la compactación, la
porosidad, la disponibilidad de
agua y de oxígeno, etc. Los suelos de
los Llanos presentan una densidad
aparente que oscila de 1.2 a 1.95 g/
cc.
El suelo empieza a tener
problemas por compactación
cuando estos valores son
superiores a 1.6 g/ cc. A continuación se presenta una tabla de la relación entre la
densidad aparente y la porosidad total. Según Duchaufour. 1965. a medida que
aumenta la densidad aparente disminuye la porosidad total, viéndose así afectada la
disponibilidad de agua y de oxígeno, la penetrabilidad de las raíces y otras
características.
DENSIDAD REAL
Es la relación entre el volumen de las partículas de suelo y el volumen de éstas sin
considerar el espacio poroso. La densidad real, cuando no se presentan cantidades
considerables de materia orgánica, fluctúa entre
2.5 y 2.6 g/ cc, y alcanza el mayor valor (2.65 g/ cc) en suelos arcillosos o arenosos
con muy poca materia orgánica. En suelos con abundante contenido de hierro se
pueden alcanzar valores superiores a 2.7 g/ cc (suelos ferralíticos) (según
"propiedades físicas de los suelos". IGAC).
El estado de porosidad del suelo se puede conocer mediante la siguiente relación:
PT - (Dr - Da)/ Dr xl 00
Dónde: PT: porosidad total expresada en porcentaje
Dr: densidad real
Da: densidad aparente
También se pueden deducir los macro poros (espacios donde se encuentra el oxígeno
disponible) y el micro poros, que contienen el agua aprovechable por las plantas:
Micro poros = Da x %HE
Macro poros = PT - Micro poros
Dónde: HE es el contenido de humedad equivalente del suelo, expresado en
porcentaje.

TEXTURA
Es la distribución de las partículas del suelo,
expresada en porcentaje.
Estas partículas son: la arena (2 - 0.02 mm). El
limo (0.02 - 0.002 mm) y la arcilla (0.002).
Esta característica Influye sobre la velocidad de
infiltración del agua, la facilidad de
preparación o laboreo del suelo, el drenaje. etc.

ESTRUCTURA
Forma como se agregan las partículas del
suelo. Es la responsable de las relaciones de aireación. Infiltración, humedad y
temperatura del suelo. Se caracteriza por la estabilidad estructural. Es decir. la
resistencia que los agregados del suelo hacen para no ser destruidos.

COLOR
Es una de las características que guarda relación directa con la temperatura, la
dinámica de los elementos y la movilidad dpl agua en el suelo, el contenido de
materia orgánica, la cantidad de organismos, la evolución de los suelos etc. A simple
vista se pueden deducir diferentes procesos y fenómenos que han ocurrido en el suelo
a través del tiempo y en épocas actuales.
A continuación se dan diferentes tablas para la interpretación de otras propiedades
físicas.
CARACTERÍSTICAS QUÍMICAS
CAPACIDAD DE INTERCAMBIO CATIÓNICO
Dentro de todos los procesos que se dan en el suelo, el más importante es el
intercambio iónico. Junto con la fotosíntesis, son los dos procesos de mayor
importancia para las plantas. El cambio iónico es debido casi en su totalidad a la
fracción arcilla y a la materia orgánica. La capacidad de intercambio catiónico se
define como el número de cargas negativas del suelo y se expresa en meq/ 100g de
suelo. Aumentos en el pH traen como consecuencia un incremento en las cargas
negativas, ya que el aluminio se precipita, la concentración de hidrogeniones
disminuye, por lo tanto la ClC aumenta.
A valores altos de la ele existe una gran disponibilidad de los diferentes elementos en
el suelo. Menores a 10 meq/ 100g.s. son bajos, entre 10 y 20 medios, de 20 a 30 altos
y mayores a 30 meq/100g.s, muy altos. Los suelos de la Orinoquia presentan en su
mayoría ele menor a 10 meq/100g.s ,reflejándose en este valor la baja cantidad de
cargas negativas debido a la escasa materia orgánica y a la presencia de arcillas de
relación 1: l. como lo es la caolinita.
PH
Es una de las propiedades fisco-químicas más Importante en los suelos, ya que de él
depende la disponibilidad de nutrientes para las plantas, determinando su solubilidad
y la actividad de los microrganismo, los cuales mineralizan la materia orgánica.
También determina la concentración de Iones tóxicos, la ele y diversas propiedades
Importantes que en últimas apuntan a la fertilidad del suelo.
Influencia del pH sobre los diferentes elementos en el suelo, y otras características:
Nitrógeno: La disponibilidad de este elemento depende de la mineralización de la
materia orgánica por parte de los microrganismos. Esta mineralización se da en
valores cercanos a pH 7, que es donde mayor desarrollo presentan las bacterias
encargadas de la nitrificación y la fijación de nitrógeno.
Fósforo: Si el pH es ácido, la solubilidad del aluminio y del hierro es alta.
Estos compuestos precipitan con el fósforo como compuestos insolubles.
En pH alcalino, es decir, superior a 7.5, el calcio aumenta su solubilidad y reacciona
con los fosfatos precipitándolos y formando compuestos Insolubles como la apatita;
por lo tanto, e! fósforo presenta su mayor disponibilidad con pH entre 6.5 y 7.5,
siendo en ese rango donde se presenta la mayor mineralización de compuestos de
fósforo orgánico y mineral.
Calcio, magnesio y potasio: Estos elementos aumentan su solubilidad con pH de 7 a
8.5. En suelos ácidos, la ele disminuye y, por 10 tanto, aumenta la posibilidad de que
estos elementos sean lavados del perfil.
Azufre: Se presenta en forma asimilable como S04. A pH ácidos, éstos reaccionan y
son absorbidos por el hierro y el aluminio haciéndolos Inasimilables por parte de las
plantas. La elevación de! pH a valores cercanos a la neutralidad aumenta la
disponibilidad del azufre, ya que se favorecen las reacciones biológicas y la
solubilidad de los compuestos Inorgánicos que contienen este elemento; el pH óptimo
está entre 6 y 8.
Hierro y manganeso: Se encuentran disponibles en valores ácidos, ya que en pH alto
precipitan en compuestos Insolubles como hidróxidos y óxidos, respectivamente. El
pH óptimo para manganeso está entre 5 y 6.5, para hierro entre 3.5 a 6.5.
Cobre y zinc: La solubilidad de estos elementos, al Igual que los anteriores, es muy
limitada a pH elevados, además de Incrementar su adsorción con compuestos
orgánicos e Inorgánicos. Por lo tanto, su mayor disponibilidad se encuentra en pH
ácidos a neutros, de 5 a 7.
Boro: Incrementos en el pH limitan la solubilidad del boro. Por lo tanto, la mayor
solubilidad de éste se presenta en pH entre 5 y 7, debido a que con valores mayores
reacciona con compuestos orgánicos.
Molibdeno: Este es el único micronutriente que aumenta su disponibilidad con el
Incremento en el pH, debido a que se encuentra retenido por óxidos hidratados de
hierro y aluminio. Al elevarse el pH, se precipita el hierro y el aluminio dejando
disponible este elemento.
% de saturación de bases: Un incremento en el pH, a valores cercanos a
7, da corno resultado mayor solubilidad para los diferentes elementos, por lo que
provoca un mayor porcentaje de saturación de bases.
Capacidad de intercambio catiónico: Un aumento en el pH origina cargas negativas
libres y que pueden ser posiciones intercambiables entre los cationes presentes en la
solución del suelo.
Concentración de iones tóxicos: A pH ácidos existe mayor solubilidad del aluminio
y el manganeso, los cuales pueden alcanzar concentraciones que son tóxicas para las
plantas. Se ha encontrado que un contenido de aluminio mayor del 1meq/100g suelo
empieza a afectar notoriamente el desarrollo de los cultivos. Lo mismo ocurre con el
manganeso, el cual empieza a presentar niveles de toxicidad cuando alcanza una
concentración en el suelo de 100 ppm.[CITATION Ram97 \l 3082 ]

 Composición de los suelos

El suelo tiene cuatro grupos de componentes:


• Materia mineral
• Materia orgánica
• Agua
• Aire
La materia mineral es el componente más abundante del suelo. Está formada por
partículas que varían de tamaño desde pequeñas piedras hasta partículas de arcilla que
no se pueden ver siquiera con un microscopio común. La materia mineral que forma
el suelo se agrupa según su tamaño en tres fracciones:
Arena: de 2 a 0.05 mm
Limo: de 0.05 a 0.002 mm
Arcilla: menor a 0.002 mm
La materia orgánica (humus) se forma con la incorporación de restos animales y
vegetales. Es muy importante para la fertilidad ya que desde ella, los
microorganismos que viven en el suelo, liberan nutrientes para las plantas. La materia
orgánica le da al suelo su color oscuro característico.
Entre los sólidos del suelo (minerales y materia orgánica) se ubican los poros que son
ocupados por agua y aire, de manera variable.
En general los poros más grandes están llenos de aire, necesario para que respiren las
raíces y pequeños animales que viven en el suelo.
Los poros pequeños son los que almacenan agua. El agua es importante pues tiene
sustancias minerales necesarias para la nutrición de las plantas. [ CITATION Per15 \l 3082
]

 Granulometría y Plasticidad de los suelos

GRANULOMETRÍA
La granulometría es la medición de los granos de una formación sedimentaria y el
cálculo de la abundancia de los correspondientes a cada uno de los tamaños previstos
por una escala granulométrica
Sus aplicaciones son para dar nombre a un suelo, por ejemplo no es lo mismo tener
una arena, que una arena limosa, o una arena arcillosa, su nombre, el tamaño de sus
granos se determina en el estudio de granulometría.
También sirve para ver si un suelo te sirve como material de construcción, en otras
palabras para ver si un suelo puede emplearse en la elaboración de concreto, para esto
del estudio de granulometría te determina su tamaño máximo de agregado y
dependiendo de sus porcentajes del material retenido en las mallas te vas a tablas para
ver si te sirve o no.
Su finalidad es obtener la distribución por tamaño de las partículas presentes en una
muestra de suelo. Así es posible también su clasificación mediante sistemas como
AASHTO o USCS. El ensayo es importante, ya que gran parte de los criterios de
aceptación de suelos para ser utilizados en bases o sub- bases de carreteras, presas de
tierra o diques, drenajes, etc., depende de este análisis.
PLASTICIDAD
La plasticidad es atribuible al contenido de partículas escamosas de tamaño coloidal
presentes en los suelos. Las partículas escamosas además son responsables de la alta
compresibilidad y la baja permeabilidad de los suelos.
En relación con la plasticidad de los suelos, durante un proceso de deformación, el
volumen de una arcilla permanece constante. Por el contrario el volumen de una arena
cambia continuamente durante el mismo. Si se intenta deformar una masa de arena
húmeda rápidamente, esta se desagrega (la arena es friable).
La plasticidad de un suelo es controlada por el contenido de minerales arcillosos: el
tipo de mineral y la cantidad presente.
En mecánica de suelos se define la plasticidad como la propiedad de un material por
la cual es capaz de soportar deformaciones rápidas, sin rebote elástico, sin variación
volumétrica apreciable y sin desmoronarse ni agrietarse. [ CITATION Jar02 \l 3082 ]
 Identificación de Suelos

1.1 Esta práctica describe un procedimiento para identificar suelos y se basa en el


sistema de clasificación convencional. La identificación se hace mediante un
examen visual y mediante ensayos manuales, lo cual debe indicarse claramente al
elaborar el respectivo informe.
 Cuando se requiera una identificación precisa de suelos para usos con fines de
Ingeniería, deberán usarse los procedimientos descritos en los sistemas
corrientes de clasificación.
 En esta práctica, la parte de la identificación que asigna un símbolo y un
nombre al grupo se limita a las partículas menores de 75 mm (3").
 La porción del suelo identificable con esta norma está limitada a suelos que se
presentan naturalmente, pero puede también usarse como sistema descriptivo
de materiales como los esquistos, las arcillo litas, las conchas, la roca triturada,
etc.
1.2 La información descriptiva de esta norma puede usarse con los demás sistemas de
clasificación de suelos o con materiales diferentes a los que se presentan de
manera natural.
Esta norma puede incluir materiales, así como operaciones y equipos que ofrecen
algún riesgo, pero no pretende dar directrices en relación con los problemas asociados
con su empleo, y es responsabilidad de quien la use, consultar y establecer las
prácticas apropiadas de seguridad y sanidad, y determinar la aplicabilidad de las
mismas. En cuanto a precauciones específicas, éstas pueden leerse más adelante.
 Flujo de agua a través de los suelos

Generalidades
Existe un dicho en geotecnia que dice que toda vez que se quiera buscar una
explicación técnica de un deslizamiento, esta búsqueda debe comenzar por el
agua. Esta frase revela la importancia del agua en el análisis de estabilidad.
Interesa en este módulo establecer antes que nada los conceptos básicos que
permitirán comprender el flujo de aguas en suelos y sus leyes físicas, para con ello
desarrollar la capacidad de: (a) prever cómo el agua se desplazará a través del
suelo, (b) evaluar cómo la estabilidad de los taludes es afectada por el flujo y (c)
proyectar sistemas de drenaje que controlen el flujo del agua asegurando la
estabilidad. [ CITATION Flo00 \l 3082 ]

 Ensayos de laboratorio: resistencia y deformación del suelo

Ensayos de resistencia
Existen varios ensayos de laboratorio para medir la resistencia y deformabilidad de
suelos. Puesto que el modo fundamental de rotura es por esfuerzos de corte (cf. Apdo.
6.1.1), el objetivo fundamental es hacer actuar esfuerzos tangenciales sobre la
probeta. Hay dos tipos de ensayos:
− Ensayos de corte, caracterizados por la aplicación directa de tensiones tangenciales
sobre las caras de la muestra. El más primitivo de ellos es el de corte directo, (Figura
6.9-b) en el que la muestra solo puede deformarse por deslizamiento a lo largo de un
plano predeterminado. Se trata del ensayo más antiguo, y a pesar de sus limitaciones
se continúa empleando. En el ensayo de corte simple, de desarrollo más moderno, se
permite a la muestra deformarse de forma homogénea, distorsionándose
uniformemente en todo su volumen (Figura 6.9-c). Salvo en algunos países de centro
y norte de Europa, este ensayo se utiliza solo en investigación y estudios especiales,
pero no en trabajos convencionales.
− Ensayos triaxiales, en los que una probeta cilíndrica es sometida a tensiones
normales verticales y horizontales. No se aplican directamente tensiones tangenciales,
pero al ser distintas las tensiones aplicadas en direccion horizontal y vertical, hay
tensiones tangenciales sobre cualquier otro plano inclinado del interior de la probeta.
Una variante simplificada, de gran uso en la práctica, es el ensayo de compresión
simple, en el que no se aplica ninguna tensión horizontal.
En los Apartados que siguen, se describen estos ensayos y se estudia el
comportamiento de los suelos en ellos. Se sigue un orden de complejidad creciente,
desde el de corte directo al triaxial. Para cada uno, se describe el ensayo y su
interpretación. El comportamiento de los suelos reales se analiza a la luz de las teorías
de estado crítico, pero manejando únicamente los conceptos, sin entrar en su
formulación matemática.

DEFORMABILIDAD
Las deformaciones medidas durante la aplicación del esfuerzo desviador se utilizan
para determinar la deformabilidad del suelo para niveles pequeños de tensiones. A
este fin, se suele ajustar el comportamiento a un modelo elástico, definido por un
módulo de elasticidad, E, y un coeficiente de Poisson, ν, cuyos valores se obtienen así
para cada probeta ensayada.
En el caso de compresión confinada (ensayo edometrico), ya se vio que incluso las
deformaciones elásticas (ramas de descarga - recarga) no eran lineales con las
tensiones, sino que seguían leyes de tipo logarítmico (índice Cs)., y estas leyes se
emplean para analizar la fase de consolidación (tramos OA). Sin embargo, en la
aplicación del desviador, la componente de esfuerzo cortante es importante, y, por
otra parte, la variación de la presión media durante esta fase no es tan grande. Por
ello, es usual para esta fase el empleo de una ley lineal, con parámetros elásticos, E y
ν (ecs. 6.12). Ello hace que los parámetros obtenidos dependan fuertemente de la
presión de consolidación aplicada en la primera fase del ensayo. La Figura 6.26
muestra un caso típico. Puede verse que el modulo (pendiente del tramo inicial de las
curvas) aumenta claramente con la presión de célula.
Es importante destacar que el modelo elástico predice que la deformación volumétrica
solo se produce por variaciones de la tensión octaédrica normal, mientras que los
esfuerzos tangenciales producen solo distorsiones. Los fenómenos de dilatación
(positiva o negativa) descritos en el párrafo anterior incumplen claramente esto, por lo
que este modelo solo es aplicable para tensiones pequeñas (tramos iniciales, AiBi, de
las trayectorias), o adoptando parámetros equivalentes que, para cada caso, engloben
de forma aproximada las deformaciones volumétricas.[ CITATION Ram04 \l 3082 ]

 Cimentaciones superficiales y profundas


CIMENTACIÓN
El cimiento es aquella parte de la estructura encargada de transmitir las cargas al
terreno. Dado que la resistencia y rigidez del terreno son, salvo raros casos, muy
inferiores a las de la estructura, la cimentación posee un área en planta muy superior a
la suma de las áreas de todos los soportes y muros de carga.
Lo anterior conduce a que los cimientos son en general piezas de volumen
considerable, con respecto al volumen de las piezas de la estructura. Los cimientos se
construyen casi invariablemente en hormigón armado y, en general, se emplea en
ellos hormigón de calidad relativamente baja, ya que no resulta económicamente
interesante el empleo de hormigones de resistencias mayores.
CLASIFICACIÓN GENERAL DE LAS CIMENTACIONES
Cimentaciones superficiales
Son aquellas que se apoyan en las capas superficiales o poco profundas del suelo, por
tener éste suficiente capacidad portante o por tratarse de construcciones de
importancia secundaria y relativamente livianas.
En estructuras importantes, tales como puentes, las cimentaciones, incluso las
superficiales, se apoyan a suficiente profundidad como para garantizar que no se
produzcan deterioros. Las cimentaciones superficiales se clasifican en:
o Cimentaciones ciclópeas.
o Zapatas:
o Zapatas aisladas.
o Zapatas corridas.
o Zapatas combinadas.
o Losas de cimentación.
Un caso que se puede considerar intermedio entre las zapatas y las losas es el de la
cimentación por medio de un emparrillado, que consiste en una serie de zapatas
corridas, entrecruzadas en dos direcciones.

Cimentaciones profundas
Se basan en el esfuerzo cortante entre el terreno y la cimentación para soportar las
cargas aplicadas, o más exactamente en la fricción vertical entre la cimentación y el
terreno. Por eso deben ser más profundas, para poder proveer sobre una gran área
sobre la que distribuir un esfuerzo suficientemente grande para soportar la carga. Este
tipo de cimentación se utiliza cuando se tienen circunstancias especiales:
 Una construcción determinada extensa en el área de austentar
 Una obra con una carga demasiada grande no pudiendo utilizar ningún sistema
de cimentación especial.
 Que terreno al ocupar no tenga resistencia o características necesarias para
soportar construcciones muy extensas o pesadas.
Algunos métodos utilizados en cimentaciones profundas son:
 Pilas y Cilindros.
 Pilotes.
 Pantallas:
 pantallas isostáticas.
 pantallas hiperestáticas.[ CITATION Mon10 \l 3082 ]
 Mejoramiento del suelo
Se trata de un método constructivo que busca proteger y mantener firmes las
estructuras en diversos eventos. Técnicas que se han implementado en diferentes
obras del país para asegurar y mejorar el tratamiento de suelos.
El mejoramiento de suelo consiste en la modificación de una o varias características
del suelo a partir de su condición natural. Este puede desarrollarse temporalmente
para permitir la construcción de una obra o puede ser una solución permanente que
aborda el adecuado comportamiento y/o estabilidad mecánica de una obra. Entre las
propiedades o características del terreno que comúnmente se desean mejorar están: la
rigidez, resistencia, velocidad de consolidación, asentamiento sísmico, reducción de
hinchamiento, reducción de colapso y permeabilidad, entre otras. En general, el
mejoramiento de suelos se realiza a través de una acción física, como la aplicación de
una vibración o mediante la inclusión o mezcla en el suelo de otro material.
En el caso de estructuras de cimentación, usualmente los tratamientos de mejora del
suelo se enfocan en mejorar la capacidad portante del terreno, de modo que la
superficie existente pueda absorber convenientemente las cargas transmitidas por las
estructuras a través de las fundaciones.
El objetivo, muchas veces, también es controlar los asentamientos que se producirán
en las estructuras, ya sean asentamientos totales o diferenciales, para mantenerlos
dentro de los rangos admisibles para cada tipo de estructura. Otras veces lo que se
pretende es reducir la permeabilidad de un suelo o mejorar las condiciones de
estabilidad en taludes y excavaciones. Para el caso de Chile, la mitigación del riesgo
de licuación o licuefacción de los suelos, fenómeno recurrente asociado a los eventos
sísmicos característicos de la zona, es un factor a tener en cuenta a la hora de plantear
un tratamiento de mejora del suelo, además de los requerimientos. [ CITATION Ava18 \l
3082 ]
Bibliografía
Avaria R., P. (2018). Mejoramiento del suelo. Soluciones constructivas, 1,2.

Badillo, J. (2005). Mecanica de suelos. Mexico: Noriega.

Florez Berrones, R. (2000). Flujo de agua atravez del suelos. Mexico: Subcoordinación de Editorial y
Gráfica.

Jaramillo, D. (2002). Introduccion a la ciencia del suelo. Medellin.

Montoya, J. (2010). Cimentaciones. Merida.

Pereira, C. (2015). Semana de la Ciencia y Tecnología. INIA Tacuarembó.

Ramirez Carvajal, R. (1997). Propiedades físicas, quimicas y biologicas de los suelo. Santa fe de
Bogotá: Carlos Naranjo.

Ramirez Oyanguren, P., & Alejano Mogue, L. (2004). Mecanica de rocas:Fundamentos e ingenieria de
taludes.