Sie sind auf Seite 1von 2

ORACIÓN PARA EL MOMENTO DE SALIR

ADIOS REINA DEL CIELO


Santa María de Guadalupe, que con tu presencia y tu
ADIOS REINA DEL CIELO, MADRE DEL mensaje quisiste hacer de México un pueblo santo
SALVADOR concédenos a todos tus hijos seguir a Cristo con
fidelidad, ser templos vivos de Dios. Comportarnos
ADIOS OH MADRE MÍA, ADIÓS, ADIÓS, como hijos tuyos imitando tus virtudes y con el
ADIÓS, ADIÓS corazón lleno de confianza en tu poder y
misericordia poner siempre en tus manos
De tu divino rostro, la belleza al dejar maternales todos nuestros intereses espirituales y
permíteme que vuelva, tus plantas besar temporales, por Cristo nuestro Señor. Amén

Al dejarte oh María, no acierta el corazón, te


lo entrego Señora, dame tu bendición ROSARIO GUADALUPANO
Adiós oh Madre Virgen, más pura que la luz, GUIA: Por la señal de la Santa Cruz de nuestros
jamás, jamás me olvides delante de Jesús enemigos, líbranos Señor Dios nuestro.

Adiós del cielo encanto, mi delicia y mi TODOS: En el nombre del Padre y del Hijo y del
amor Espíritu Santo. Amén

TODOS: Señor mío Jesucristo Dios y hombre


Adiós oh Madre mía, adiós, adiós, adiós
verdadero Creador y Redentor mío, por ser tu quien
eres y por qué te amo sobre todas las cosas, me
pesa haberte ofendido; propongo firmemente
enmendarme y confesarme y cumplir la penitencia
que me fuere impuesta por mis pecados, confió en
tu bondad y misericordia infinitas que me los
perdonaras y me darás gracia para nunca más pecar
en mi vida, Amén

ORACIÓN PARA EL MOMENTO DE SALIR


ADIOS REINA DEL CIELO
Santa María de Guadalupe, que con tu presencia y tu
ADIOS REINA DEL CIELO, MADRE DEL mensaje quisiste hacer de México un pueblo santo
SALVADOR concédenos a todos tus hijos seguir a Cristo con
fidelidad, ser templos vivos de Dios. Comportarnos
ADIOS OH MADRE MÍA, ADIÓS, ADIÓS, como hijos tuyos imitando tus virtudes y con el
ADIÓS, ADIÓS corazón lleno de confianza en tu poder y
misericordia poner siempre en tus manos
De tu divino rostro, la belleza al dejar maternales todos nuestros intereses espirituales y
permíteme que vuelva, tus plantas besar temporales, por Cristo nuestro Señor. Amén

Al dejarte oh María, no acierta el corazón, te


lo entrego Señora, dame tu bendición ROSARIO GUADALUPANO

Adiós oh Madre Virgen, más pura que la luz, GUIA: Por la señal de la Santa Cruz de nuestros
jamás, jamás me olvides delante de Jesús enemigos, líbranos Señor Dios nuestro.

Adiós del cielo encanto, mi delicia y mi TODOS: En el nombre del Padre y del Hijo y del
Espíritu Santo. Amén
amor
TODOS: Señor mío Jesucristo Dios y hombre
Adiós oh Madre mía, adiós, adiós, adiós verdadero Creador y Redentor mío, por ser tu quien
eres y por qué te amo sobre todas las cosas, me
pesa haberte ofendido; propongo firmemente
enmendarme y confesarme y cumplir la penitencia
que me fuere impuesta por mis pecados, confió en
tu bondad y misericordia infinitas que me los
perdonaras y me darás gracia para nunca más pecar
en mi vida, Amén
MISTERIOS GOZOSOS MAÑANITAS GUADALUPANAS
LUNES Y SABADOS Oh Virgen, la más hermosa del Valle de Anáhuac, tus
hijos muy de mañana te vienen a saludar. Despierta,
PRIMER MISTERIO: LA ANUNCIACIÓN Madre, despierta, mira que ya amaneció, ya los
pajarillos cantan la luna ya se metió.
Si hay algún momento de la vida en que
requiramos de la presencia de quien nos quiere, Aquella alegre mañana en que apareciste a Juan
sin duda es en el dolor y en la necesidad; María mientras Dios me de la vida nunca se me olvidará
de Guadalupe vino a darnos la alegría que había
Cuando miro tu carita llena de tanto candor, quisiera
desaparecido de nuestros antepasados darte mil besos para mostrarte mi amor.
después de todo habían perdido especialmente
las ganas de seguir viviendo oh María, jamás Envidia no tengo a nadie sino al ángel que a tus
nos dejes solos, contigo saldremos adelante pues, hace cuatrocientos años que te sirve de
escabel
UN PADRE NUESTRO, DIEZ AVES MARÍAS Y
A Juan Diego tu escogiste para mostrar tu voluntad,
GLORIA…
de escuchar nuestras dolencias y poderlas remediar
GUIA: ¡SANTA MARÍA DE GUADALUPE REINA
Madre de los mexicanos dijiste venías a ser pues ya
DE MÉXICO! lo ves, Morenita, sí te sabemos querer.
TODOS: ¡SALVA NUESTRA PATRIA Y Preferiste a un indio débil para ser tu embajador y
CONSERVA NUESTRA FE! ahora quieres que los pobres vivan un fraterno amor
CANTÓ GUADALUPANO… Mira que soy mexicano y por eso tuyo soy y busco
en el mundo en vano quien te quiera más que yo.

Despierta Madre despierta mira que ya


amaneció, mírame a tus pies postrado y dame
tu bendición

MISTERIOS GOZOSOS MAÑANITAS GUADALUPANAS


LUNES Y SABADOS Oh Virgen, la más hermosa del Valle de Anáhuac, tus
hijos muy de mañana te vienen a saludar. Despierta,
PRIMER MISTERIO: LA ANUNCIACIÓN Madre, despierta, mira que ya amaneció, ya los
pajarillos cantan la luna ya se metió.
Si hay algún momento de la vida en que
requiramos de la presencia de quien nos quiere, Aquella alegre mañana en que apareciste a Juan
sin duda es en el dolor y en la necesidad; María mientras Dios me de la vida nunca se me olvidará
de Guadalupe vino a darnos la alegría que había
Cuando miro tu carita llena de tanto candor, quisiera
desaparecido de nuestros antepasados darte mil besos para mostrarte mi amor.
después de todo habían perdido especialmente
las ganas de seguir viviendo oh María, jamás Envidia no tengo a nadie sino al ángel que a tus
nos dejes solos, contigo saldremos adelante pues, hace cuatrocientos años que te sirve de
escabel
UN PADRE NUESTRO, DIEZ AVES MARÍAS Y
A Juan Diego tu escogiste para mostrar tu voluntad,
GLORIA…
de escuchar nuestras dolencias y poderlas remediar
GUIA: ¡SANTA MARÍA DE GUADALUPE REINA Madre de los mexicanos dijiste venías a ser pues ya
DE MÉXICO! lo ves, Morenita, sí te sabemos querer.
TODOS: ¡SALVA NUESTRA PATRIA Y Preferiste a un indio débil para ser tu embajador y
CONSERVA NUESTRA FE! ahora quieres que los pobres vivan un fraterno amor
CANTÓ GUADALUPANO… Mira que soy mexicano y por eso tuyo soy y busco
en el mundo en vano quien te quiera más que yo.

Despierta Madre despierta mira que ya


amaneció, mírame a tus pies postrado y dame
tu bendición