Sie sind auf Seite 1von 7

Universidad Abierta Para Adultos.

(UAPA)

Participante:

Natali Azor Francisco

Matricula

17-4869.

Asignatura:

Psicopatología I.

Facilitadora:

Griselda Núñez

Tema

Tarea 4

Fecha:

05-4-2020
Distinguido Participante:
En esta semana vas a continuar leyendo el libro básico, para desarrollar
las siguientes actividades:

1. Elabore un Mapa Mental con los diversos trastornos del


lenguaje, incluyendo un ejemplo de cada uno.

Hablar
rápido, fuga
Disfasia es la
de palabra Habla y pérdida parcial
erróneas sonido y afasia es la
pérdida total del
Dificulta a una
habla debida a
persona producir Taquifemi Fonológico una lesión cortical
palabras debido a
a en las áreas
problemas con los
músculos que le específicas del
ayudan a hablar. Trastorno del lenguaje lenguaje

Disartria Asfacias y
Disfacias

Dislexia y
alexia
Disfemia.

Dificultades
en la
lectura , Disglosia Hiperlexia Tartamudez.
Bloqueos que
escritura y
interrumpen el
también
ritmo habitual
dificultades Poca del habla.
personas con retención de
labio leporino material
o con leído
malformacion
es faciales.
2. Elabore un Ensayo Argumentativo sobre las disfasias producida por
los déficits psicolingüísticos y los daños cerebrales.

La disfasia, también conocida como trastorno específico del lenguaje, TEL es


un trastorno en la adquisición del lenguaje oral, originado por una lesión en las
áreas del cerebro específicas del lenguaje. Se manifiesta en una alteración en
la expresión y comprensión del lenguaje.

Las personas con disfasia pueden tener dificultades para entender lo que otra
persona está diciendo, y no ser capaces de expresarse de forma coherente. Al
hablar, les cuesta encontrar las palabras adecuadas, por lo que algunas veces
utilizan palabras que no tienen sentido. Suelen utilizar mímica o gestos para
poder expresarse.

La disfasia forma parte de los trastornos específicos del aprendizaje, junto con
la dislexia o discalculia, y, a pesar de ser un trastorno poco conocido, afecta a 1
niño de cada 100; siendo tres veces más común en niños que en niñas.

Este trastorno específico del lenguaje está reconocido como una discapacidad,
y los niños que padecen este trastorno tienen más dificultades para memorizar
y comprender, así como para estructurar la información que quieren expresar.

3. Desarrolla un Glosario sobre los conceptos de esta semana.

4.1. Psicología del Lenguaje.


Tiene como finalidad principal el estudio de los procesos psicológicos
implicados en la comprensión y producción del lenguaje humano.

4.1.a. Concepto y clasificación de los Trastornos del Lenguaje.

Un trastorno del lenguaje es “el deterioro o el desarrollo deficiente de la


comprensión y/o utilización de un sistema de símbolos hablados, escritos u
otros, incluyendo la morfología, la sintaxis, la semántica y la pragmática”.
Belloch A. y otros, Manual de Psicopatología Vol I, Madrid, McGraw Hill, 1995,
pág. 374.

Existen distintas propuestas de clasificación de los trastornos específicos


del lenguaje. La clasificación más simple y quizás más ampliamente aceptada
distingue dos tipos de trastornos básicos: Trastorno del
lenguaje expresivo. Trastorno mixto del lenguaje receptivo-expresivo.

4.1.b. Afasias en Adultos: Definición y clasificación.

Las afasias se definen como un trastorno del lenguaje que está causado por un
daño cerebral. Además las lesiones que suelen causar afasia suelen ser de
carácter focal, por lo que suelen afectar únicamente a una región del cerebro.
Las afasias se dividen en afasias corticales (si la lesión es de la corteza) y
subcorticales (si la lesión es de los núcleos subcorticales). Entre las corticales
se hallan la afasia de Broca, la afasia de Wernicke, la afasia de conducción, la
afasia anómica... y entre las subcorticales se hallan la afasia putaminal
(anterior, posterior y global) y la afasia talámica. La subdivisión en cortical y
subcortical nos permite clasificar el 80% de las afasias, y el 20% restante no
están clasificadas por que están causadas por la lesión simultanea de varias
áreas que causan afasia, acumulándose los efectos.

Clasificación

Los principales términos que han llevado a la clasificación de las afasias son
los siguientes:

Articulación: los pacientes con afasias en muchas ocasiones tienen


problemas para articular correctamente las palabras. Por articulación se
entiende la capacidad para emitir los sonidos de cada vocal y consonante. Hay
enfermos que son incapaces de pronunciar ningún sonido del habla y hay otros
menos severos en los que se dificulta la vocalización de grupos de
consonantes mas complejos. Para saber la etiología de el problema
articulatorio se puede observar si el paciente es capaz de realizar gestos
faciales involuntarios, y si es así se sabe que el problema es por la afasia y no
por problemas musculares (disártrico).

Fluidez: una fluidez normal es la pronunciación de un número determinado de


palabras por unidad de tiempo. Muchos enfermos de afasia presentan baja
fluidez y por tanto expresan menos palabras por unidad de tiempo de las que
deberían. Puede darse el caso de que la falta de fluidez se deba a la dificultad
de encontrar palabras.

Encontrar palabras: prácticamente todos los enfermos de afasia tienen


problemas para encontrar palabras dentro de su repertorio. En muchas
ocasiones tienen que buscar palabras que tengan los mismos significados para
poder expresarse, lo que se conoce como circunloquios. Si además de la
dificultad para encontrar palabras no existieran otros síntomas afásicos la
patología se denominaría anomia.

Agramatismo: consiste en una falta de capacidad para generar estructuras


sintácticas con sentido. Así, el sujeto no es capaz de hacer secuencias de mas
de cuatro palabras en discurso. En este caso el problema no está en el
significado de las palabras como ocurre en la dificultad para encontrar
palabras, sino que se trata de un problema en las palabras gramaticales como
los nexos, preposiciones... Si han memorizado y automatizado una frase larga
pueden repetirla posteriormente, lo que indica que el problema se da cuando el
habla es espontanea.

Parafasia: la parafasia consiste en la sustitución de una sílaba o palabra por


otra. En el primer caso hablamos de parafasia fonética, que puede dar paso a
la neo logística (cuando el sujeto cambia las sílabas crea palabras totalmente
nuevas que no existen en la lengua que habla). En el caso de que la sustitución
sea de palabras enteras se trata de parafasia verbal (no debe confundirse con
la sustitución de palabras que tiene lugar en los circunloquios).

Comprensión auditiva del habla: algunos enfermos de afasia no pueden


comprender el discurso hablado de otras personas. El paciente puede
presentar sordera para las palabras, síntoma en el que el paciente ignora el
significado de las palabras.

Repetición: hay enfermos que no pueden repetir las expresiones y frases que
escuchan de otros, aunque la mayoría de los afásicos si que lo puede hacer.

4.1.c. Disfasias Infantiles: Concepto y clasificación.

Así pues, se considera una dificultad innata de la persona. Además,


la disfasia se considera una afectación específica del lenguaje ya que no se
justifica por ningún déficit sensorial, motriz, intelectual o socioemocional,
sino que es un trastorno único y exclusivo del procesamiento del lenguaje.

Cada una de ellas se divide en dos clases. En la disfasia mixta o receptiva la


comprensión del lenguaje está alterada, y se clasifica en la sordera verbal y el
déficit sintáctico fonológico

4.1.c. 1. Influencia y relación con el daño cerebral.

El daño cerebral adquirido se considera a cualquier tipo de lesión o cambios


que sufre el cerebro por el que surgen alteraciones en el funcionamiento
normal, bien por un traumatismo craneal, una isquemia (también conocida por
ictus, accidente cerebro-vascular, infarto cerebral), tumores cerebrales,
hidrocefalias, anoxias,

Las alteraciones en el funcionamiento normal debido a daño cerebral adquirido


pueden aparecer en:

Alteraciones del lenguaje:


Trastornos de la voz como disfonías,
Trastornos del habla como disartrias,  y/o
Trastornos del lenguaje, como afasias

 Alteraciones físicas, con dificultades en la movilidad, el equilibrio, la


coordinación.

 Alteraciones cognitivas, emocional, con desorientación, pérdida de memoria,


lentitud de pensamiento, fatiga, irritabilidad, dificultades para tomar decisiones,

 Alteraciones en diversas actividades de la vida diaria con dependencia


funcional.

 Estas alteraciones son susceptibles de tratamiento, obteniendo los mejores


resultados en la dirección de un equipo multidisciplinar que conlleve a una
mayor autonomía funcional.

4.1. c. 2. Déficits Psicolingüísticos.

La psicolingüística es una rama de la psicología interesada en cómo la especie


humana adquiere el lenguaje y los mecanismos cognitivos que intervienen en el
procesamiento de la información lingüística. Para ello estudia los
factores psicológicos y neurológicos que capacitan a los humanos para
la adquisición y deterioro del mismo, uso, comprensión, producción del
lenguaje y sus funciones cognitivas y comunicativas.

En cuanto a los déficits psicolingüísticos se ha observado que:


El nivel fonológico no presenta desviación, sino que se desarrolla de forma
retrasada (es decir, que el desarrollo del nivel fonológico es el mismo que el de
niños normales pero se produce con retraso con respecto a ellos);

El nivel sintáctico: los niños normales son capaces de repetir estructuras


sintácticas que todavía no son capaces de usar en el habla espontanea (es
decir, un niño normal puede repetir el coche cuyo dueño... sin que lo haya
usado nunca en el habla espontanea), y se observa que en niños disfásicos el
patrón es inverso, pues no pueden imitar estructuras que en otras ocasiones
han usado;

Nivel semántico: en el nivel semántico no se observan demasiadas


deficiencias.

4.2. Disfasia Infantil Adquirida.

La disfasia infantil adquirida se puede producir o bien por una lesión cerebral
temprana o bien por sufrir un trastorno convulsivo (epilepsia). Se considera que
como límite inferior para padecer disfasia adquirida están los 3 años, ya que si
se produce la disfasia con menos edad se considera evolutiva, y como límite
superior están aproximadamente los 10 años (aunque este límite es mas
variable), por que si la lesión se produce con mas de 10 años de edad se
hablará de un trastorno del lenguaje adulto (será por tanto una afasia -esto es
lo que he entendido yo-).

El hecho de que la lesión se produzca entre los 3 años y los 10 favorece que
los sujetos tengan la posibilidad de recuperarse por dos motivos:

Por la plasticidad neuronal: es mas fácil que los circuitos del lenguaje se
reparen cuando el cerebro está en plena fase de establecimiento de
conexiones y melificación;

Porque una vez dañado el hemisferio dominante, es probable que el hemisferio


no dominante asuma las funciones del lenguaje.

4.3. Disfasias.

La disfasia es un trastorno en la adquisición del lenguaje que se manifiesta en


una alteración en la expresión y comprensión del lenguaje. Los niños difásicos
presentan déficit en el lenguaje, tanto a nivel comprensivo como expresivo.
Suelen utilizar gestos y mímica para poder expresarse.