Sie sind auf Seite 1von 9

AFECTACIÓN A LOS SISTEMAS RELACIONALES

CRISIS: Un estado de las situaciones en el


que es inminente un cambio decisivo en un
sentido o en otro. Un punto de viraje en el que
las cosas mejoran o empeoran. (Webster)

PELIGRO

CRISIS

OPORTUNIDAD DE
CAMBIO

POR ESO:

- No conviene eludirlas
- Se deben atravesar agregando algo nuevo al
repertorio vivencial.

NO ES POSIBLE LOGRAR NINGÚN


CAMBIO SIN CRISIS PREVIA.

¿CUÁNDO APARECE LA CRISIS?


- Cuando una tensión afecta a un sistema y
requiere un cambio que se aparta del modo
usual que suele adoptarse para solucionar
problemas cotidianos.

Y ENTENDEMOS POR TENSIÓN LA


“FUERZA QUE TIENDE A
DISTORSIONAR”.

- Las reglas y los roles se confunden.


- Las expectativas y las prohibiciones se relajan.
- Las metas y los valores pierden importancia (hasta
pueden desaparecer).
- Se reviven conflictos “viejos” que no se
solucionaron.
- Aumenta la tensión entre los componentes del
sistema.
- El equilibrio se desmorona.
- Las viejas rencillas hacen acto de presencia y da
lugar a que se crea que ellas son el verdadero
problema.
SOLUCIÓN: ELIMINAR LA TENSIÓN A TODA
COSTA AUNQUE SEA DE FORMA
DISFUNCIONAL, YA QUE ASÍ SE REDUCIRÁ
ESA TENSIÓN AUNQUE NO SE “SANE” DEL
TODO.

EN OCASIONES SE OPTA POR:

- Disolver la familia
- Echar a alguien
- Obtener un divorcio
- Vivir una aventura amorosa (ya que la relajación
de los límites lo permite).
- Internar a alguno de sus miembros en el hospital.
- Focalizar el problema sobre el miembro más
vulnerable de la familia y someterlo a examen.

CUANDO LA VERDADERA SOLUCIÓN


ESTÁ EN:
- Definir la tensión con claridad y que
podamos hacerla tangible,
identificándola y definiéndola.
- Centrar la mirada en las realidades
emocionales y ver si la tensión viene
desde fuera del sistema o desde
A TERAPIA...

CUANDO LA GENTE ATRAVIESA UN


PERIODO TENSIONANTE, SE
CONCENTRA TANTO EN LO QUE LE PASA
QUE NO SE DA CUENTA QUE EL SUYO ES
UN PROBLEMA QUE TIENEN MÁS
PERSONAS Y QUE POR ELLO HAY
ESPECIALISTAS QUE PUEDEN
REESTRUCTURAR LA PARCELA VITAL
EN TENSIÓN, PARA VOLVERLA A LA
“NORMALIDAD” QUE LA FAMILIA O
SISTEMA REQUIERAN PARA SU
PARTICULAR FUNCIONAMIENTO.

...O POR LO MENOS ORIENTAR DESDE UNA


PERSPECTIVA DISTINTA, APORTANDO
SOLUCIONES QUE SIRVAN PARA PALIAR
SITUACIONES DE CRISIS, ACOMPAÑANDO Y
EVITANDO DECISIONES EN EXCESO
TRAUMÁTICAS.
ANTE LA CRISIS

- Analizar si el “enemigo” somos


nosotros.
- Las familias cuyas culpas siempre
se exteriorizan quizás no sientan la
necesidad de cambiar la conducta
que originan las tensiones.
- Centrar las evaluaciones en las
tensiones de la crisis y no
prioritariamente en los síntomas
asociados.
- La tensión no suele ser el factor
más importante del problema, sino
que se convierte en el más
inmediato, en “la gota que colma
el vaso”, y por lo tanto el punto de
acceso más neutral en el aparente
caos familiar.

¡¡OJO!! La culpa sólo es útil en dosis muy


pequeñas. No es aconsejable culpabilizar si no se
produce algún cambio de conducta positivo.
NOS ENFRENTAMOS A DOS RETOS

SITUACIÓN ACCIONES
DEL ADECUADAS
PROBLEMA SOBRE EL
PROBLEMA.
PERO ANTES DIFERENCIEMOS

DIFICULTAD
PROBLEMA
DIFICULTAD Estado de cosas indeseable
que, o bien puede resolverse mediante algún acto de
sentido común y para el cual no se precisan
especiales capacidades para resolver problemas, o
bien, con mayor frecuencia, nos referimos a una
situación de la vida, indeseable, pero bastante
corriente, y con respecto a la cual no existe solución
conocida y hay que saber conllevar, al menos
durante un tiempo.

PROBLEMAS Callejones sin salida,


situaciones sin solución aparente, crisis creadas y
mantenidas al enfocar mal las dificultades.

¿POR QUÉ LOS DIFERENCIAMOS?

- Se viven de manera diferente


- Parece que nuestro estado emocional se ve
menos colapsado/bloqueado (“No en todos
los problemas siento lo mismo”)
- Si nuestra posición es diferente, podemos
controlar algunos hechos que nos lleven a la
solución
- El suceso que nos preocupa no podemos
aislarlo del contexto en el que sucede.
APRENDER A RESOLVER
DIFICULTADES Y PROBLEMAS