Sie sind auf Seite 1von 4

Walter Villanueva.

(Costa Rica)

Representación transparente

“El número (4.442 de sitios en el paréntesis de la izquierda está determinado por el


número de términos en el de la derecha.)”
Wittgenstein.

Esta mentira
la tomaste a bien,
y has figurado en los
Nombres de (este poema)
para poder llamarme.
“Viste la luces”
el parque,
Colores que complementan con el inicio de (este poema) donde pensó jurar por la
Verdad,
en lo consecuente del “yo” encerrado
que se repite
entre paréntesis.
(NOTA) Escribir esto

Recuerdas (leer)
las cartas del colegio.
Aún no sabíamos de
nombres que nunca se
escribieron juntos, ni por separado,
para
decir
a p(a)esar
de tiempo
¿Pudimos conocernos?
Dónde está el lugar de estas letras
–detenidas-
en las que:
“Las flores del jardín están en tu vestido,
yo saliendo de casa, te despide con un beso”
Parece otro poema,
sin la necesidad de
Responderse.
Libro I

Viene el nombre
A
decir lo propio.
Detenimiento de letras
con las que “yo” distraje la literatura,

el inicio.

Epígrafe

Hay otras formas para ser,


demasiado profundas para tanta superficie.

Roger Stinoalf

Historia falsa

De lo que podríamos haber dicho,


sosteniendo en ello
la aconsejable directriz del miedo.
Contestarse tranquilo, al margen,
sin ubicaciones de
superior/inferior en consejo práctico.
Y amanecer
adicionados a un poema que no acaba.