Sie sind auf Seite 1von 9

INTRODUCCION

El control prenatal es un conjunto de acciones que involucra serie de


visitas de parte de la embarazada a la institución de salud y la
respectiva consulta médica, con el objeto de vigilar la evolución del
embarazo, detectar tempranamente riesgos, prevenir complicaciones y
preparar a la paciente para el parto, la maternidad y la crianza. La
organización Mundial de la Salud considera que el cuidado materno es
una prioridad que forma parte de las políticas públicas como estrategia
para optimizar los resultados del embarazo y prevenir la mortalidad
materna y perinatal .En el continuo de servicios de atención de la
salud reproductiva, la atención prenatal representa una plataforma

para llevar a cabo importantes funciones de atención de la salud,

como la promoción de la salud, el cribado y el diagnóstico, y la

prevención de enfermedades. Se ha constatado que, cuando se

realizan en tiempo oportuno prácticas apropiadas basadas en

datos objetivos, la atención prenatal puede salvar vidas. Su

objetivo es complementar las directrices existentes de la OMS

sobre la atención de determinadas complicaciones relacionadas

con el embarazo. Su finalidad es reflejar y responder a la compleja

naturaleza de las cuestiones que rodean la práctica y la

prestación de la atención ir más allá de la prevención de la

mortalidad y la morbilidad y priorizar la atención de la salud

centrada en la persona y el bienestar, conforme a un enfoque

basado en los derechos humanos.


CONCEPTO

Concepto de prenatal

La palabra prenatal se formó con los siguientes términos de origen


latino: el prefijo de antelación, “pre”, “natus” que significa “nacido” y el
sufijo que indica relatividad o pertenencia, “al”. Prenatal es todo
aquello que acontece antes de producirse el nacimiento.

El nuevo ser, que se gesta en el útero materno, en el que se albergará


durante alrededor de cuarenta semanas, requiere de muchas
atenciones para que al cabo del embarazo se dé a luz a un bebé
saludable. Eso se conoce como cuidados prenatales o atención
prenatal, que consiste en chequeos médicos periódicos para verificar
que la madre se encuentre en óptimas condiciones de salud y que el
niño se vaya desarrollando dentro de los parámetros considerados
normales.
ETIOLOGIA

El diagnóstico y manejo prenatal de enfermedades raras involucra un


estudio multidisciplinario. Desde una visión obstétrica, herramientas de
imagenología como la ultrasonografía y en menor medida la
resonancia magnética fetal (RMF) son esenciales para el diagnóstico
de anomalías morfológicas y sospecha de defectos cromosómicos.
Para el diagnóstico de enfermedades cromosómicas el estudio de
cario grama obtenido de vellosidades coriales, líquido amniótico o
sangre fetal mediante técnicas invasivas tal como biopsia corial,
amniocentesis o cordocentesis ha sido hasta hace poco el gold
standard del diagnóstico. Nuevas técnicas moleculares capaces de
detectar microdeleciones como es el microarra y nos ha permitido
aproximarnos al origen de las enfermedades raras. Se revisarán
además algunos de los defectos anatómicos raros y su enfoque
neonatal.
SIGNOS Y SINTOMAS

Los signos y síntomas de alarma por los que una gestante, en caso de
presentarlos, debe acudir inmediatamente a un hospital o centro de
salud más cercano son los siguientes: fuerte dolor de cabeza o
zumbido en el oído, visión borrosa con puntos de lucecitas, náuseas y
vómitos frecuentes, disminución o ausencia de movimientos del feto,
palidez marcada, hinchazón de pies, manos o cara, pérdida de líquido
o sangre por la vagina o genitales o aumentar más de dos kilos por
semana, entre otros, como fiebre y las contracciones uterinas de 3 a 5
minutos de duración antes de las 37 semanas. Hemorragia obstétrica
es la principal causa de muerte materna en el Perú, siendo un 79,2%
de estas muertes durante el parto y en el posparto. Los signos y
síntomas asociados a la enfermedad hipertensiva del embarazo como
la cefalea, presentada hasta por tres cuartas partes de mujeres,
antecede a las convulsiones eclámpticas, siendo no necesariamente
opresiva y holocraneal; por otro lado, las alteraciones visuales como
los escotomas se deben a hiper-perfusión cerebral a los lóbulos
occipitales. La pérdida vaginal del líquido amniótico es otro signo de
alarma muy importante, debido a que es indicativo de rotura prematura
de membranas (RPM). Entre sus complicaciones encontramos la
sepsis ovular, sepsis puerperal, prematuridad, sepsis del neonato,
corioamnionitis y la morbilidad neonatal elevada por la inmadurez. La
disminución o la ausencia de los movimientos fetales pueden indicar
sufrimiento fetal agudo o insuficiencia placentaria. Por lo tanto, las
gestantes deben ser cuidadosamente monitorizadas, ya que hay un
riesgo inminente de muerte fetal.
DIAGNOSTICO

Los elementos clínicos que se utilizan para el cálculo de la edad


gestacional, el tiempo de amenorrea a partir del primer día de la última
menstruación y el tamaño uterino. Para que estos elementos tengan
importancia en su utilidad práctica, el control prenatal debe ser precoz,
para evitar el olvido de información por parte de la embarazada, y,
porque la relación volumen uterino/edad gestacional es adecuada,
siempre que el examen obstétrico se efectúe antes del quinto mes.

En niveles de atención prenatal de baja complejidad, y con


embarazadas de riesgo, los elementos clínicos enunciados pueden ser
suficientes para fijar la edad gestacional y proceder en consecuencia.
Idealmente, si se cuenta con el recurso ultrasonográfico, se debe
practicar ese procedimiento para certificar la edad gestacional,
teniendo en cuenta que su efectividad diagnóstica es máxima antes
del quinto mes (error 7 días) y deficiente a partir del sexto mes (error
21 días).

Es necesario enfatizar que el diagnóstico de edad gestacional debe


ser

establecido a más tardar al segundo control prenatal, debido a que


todas las acciones posteriores se realizan en relación a dicho
diagnóstico. El desconocimiento de la edad gestacional constituye por
sí mismo un factor de riesgo. La magnitud del riesgo estará dada por
la prevalencia de partos
TRATAMIENTO

El cuidado prenatal es más que solamente los cuidados de la salud


durante el embarazo. Este incluye las consultas con su proveedor de
atención de salud y las pruebas prenatales. El cuidado prenatal puede
ayudar a su bebé y a usted a mantenerse sanos.

MEDIDAS PREVENTIVAS

El cuidado prenatal es más que solamente los cuidados de la salud


durante el embarazo. Este incluye las consultas con su proveedor de
atención de salud y las pruebas prenatales. El cuidado prenatal puede
ayudar a su bebé y a usted a mantenerse sanos. También permite al
doctor prevenir y descubrir posibles problemas de salud antes, cuando
el tratamiento es más efectivo.

.
CONCLUSION

El control prenatal (CPN) es la estrategia respaldada por los


organismos internacionales para brindar atención adecuada a la
gestante y disminuir la morbilidad y la mortalidad de madres y niños.
Sus objetivos y atributos están claramente planteados, pero poco se
ha profundizado en el conocimiento de cómo estos esfuerzos se
materializan en acciones en el escenario real de la atención. Ahora
bien, a pesar de que el CPN es una prioridad en todos los planes y
programas de salud, no todas las mujeres asisten, y quienes lo hacen,
muestran insatisfacción con el servicio. Esto se debe a ciertos factores
individuales y barreras de acceso a los servicios, los cuales han sido
poco estudiados, e incluyen barreras estructurales evidenciadas por la
diferencia de acceso según el estrato socio económico .De igual
manera, dada la complejidad del CPN, es difícil evaluar todos sus
atributos a la vez. Por esto, la propuesta es iniciar la investigación
desde la percepción de las embarazadas, sus necesidades y
expectativas con respecto al CPN; preferiblemente, realizar estudios
poblacionales que permitan evaluar estrategias eficaces para mejorar
la adherencia al CPN, con énfasis en la prevención y que involucren la
participación de la comunidad. Esto daría algunas pistas para diseñar
y evaluar programas exitosos a nivel comunitario; y también permitiría
evaluar la adherencia de los trabajadores de la salud, las instituciones
Además, se debe tener en cuenta que el control prenatal por sí solo no
es suficiente para reducir la morbilidad y la mortalidad, ya que no
siempre se pueden predecir ciertas complicaciones del parto y
puerperio, por lo cual es necesarioque los servicios de salud estén
preparados para brindar cuidados obstétricos de emergencia de alta
calidad.

Finalmente, esperamos que ésta sea una invitación a una reflexión


profunda, fundamentada y ética sobre el papel de los profesionales,
los servicios de salud y la comunidad en la adherencia y evaluación
del control prenatal, con miras a fortalecer la toma de decisiones con
la mejor evidencia posible en bien de las gestantes y nuestros niños.
BIBLIOGRAFIA

https://www.elsevier.es/es-revista-revista-medica-clinica-las-condes-
202-articulo-diagnostico-prenatal-manejo-perinatal-enfermedades-
S0716864015000917

https://www.ecured.cu/Control_prenatal

https://deconceptos.com/ciencias-naturales/prenatal

http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2304-
51322014000200005

https://medlineplus.gov/spanish/prenatalcare.html

https://medlineplus.gov/spanish/prenatalcare.html