Sie sind auf Seite 1von 3

Aceites esenciales para la fatiga y el cansancio

Muchas personas usan aceites esenciales para la fatiga, pero ahora nos preguntamos ¿Qué es, en
realidad, la fatiga?

Ésta puede presentarse de muchas formas, desde un ligero cansancio por la tarde después de una
comida hasta el agotamiento crónico por falta de sueño, enfermedad o lesión.

La fatiga temporal generalmente tiene varias explicaciones lógicas, y se puede remediar con una dieta
mejorada, mejores patrones de sueño, reducción en el consumo de alcohol o sustancias y un
conocimiento general de las señales de su cuerpo.

La fatiga crónica y el agotamiento, sin embargo, pueden indicar una afección subyacente más grave,
como enfermedad renal, diabetes, enfermedad cardíaca, estrés, obesidad, depresión, enfisema o apnea
del sueño.

Cuando te sientes fatigado, no solo restringe tu capacidad física, sino también la energía disponible para
tu cerebro.

En otras palabras, los síntomas de la fatiga son físicos y psicológicos, por lo que esta afección puede
afectar sus experiencias profesionales, emocionales, personales y sociales.

Con el tiempo, puede experimentar dolores musculares adicionales, malos hábitos de sueño, insomnio,
mal funcionamiento cognitivo, confusión, dificultad para respirar, problemas cardíacos y una calidad de
vida generalmente reducida. Si bien hay muchos enfoques farmacéuticos para tratar la fatiga y el
agotamiento crónico, muchas personas recurren a más remedios naturales, debido a su disponibilidad y
facilidad de uso.

El uso de aceites esenciales para reducir la fatiga es una opción popular debido a las propiedades
energizantes, estimulantes, antioxidantes, sedantes o suavizantes de diversos aceites.

Lista de aceites esenciales para reducir la fatiga


Cuando se trata del uso de aceites esenciales para reducir la fatiga, pocos aceites son más efectivos que
el romero, la menta, el limón, la picea negra, la albahaca, el geranio, el eucalipto, la lavanda y la
bergamota, entre otros. Algunos de estos aceites ayudan a superar el cansancio, mientras que otros
aseguran un sueño más reparador, lo que puede eliminar la fatiga a largo plazo.

Aceite de bergamota Verter un par de gotas de este aceite en un difusor de aromaterapia y respirar
profundamente. La bergamota es comúnmente utilizada por personas que sufren fatiga y agotamiento,
así como también ansiedad, depresión y trastornos del sueño. No solamente puede volver a equilibrar
sus ritmos circadianos y aumentar su energía, sino también elevar el estado de ánimo.

Aceite de geranio Verter gotas de aceite de geranio a una olla de agua humeante y luego inhalar
profundamente. Conocido por su capacidad para equilibrar los niveles hormonales y estimular el estado
de ánimo, este aceite esencial puede ayudar a aliviar los síntomas de depresión y ansiedad, al tiempo
que reduce los niveles de la hormona del estrés en la sangre, lo que puede reducir el estrés oxidativo y la
fatiga. Sin embargo, este aceite no debe usarse por la noche, ya que puede interrumpir su horario de
sueño.

Aceite de abeto negro Mezclar 5 gotas de aceite de abeto negro en un baño tibio, y luego simplemente
introducirse en la bañera durante media hora. Es importante observar que este aceite puede calmar los
nervios y ayudar a promover un sueño reparador y revitalizante. También puede reducir la inflamación y
el dolor crónico, lo que puede conllevar con el tiempo a una fatiga incesante.

Aceite de romero Verter unas gotas de este aceite en un recipiente que contenga agua hirviente e
inhalar profundamente. El impacto directo del aceite de romero en el sistema nervioso central es el
motivo por el cual es uno de los mejores aceites esenciales para reducir la fatiga. Puede estimular la
producción de energía y fortalecer la función cognitiva, mejorando el concentrado, la memoria y el
enfoque, que a menudo sufren cuando te sientes cansado. Sin embargo, nunca debe usarse este aceite
por la noche, ya que sus efectos a menudo pueden durar de 4 a 5 horas.

Aceite de eucalipto Verter unas gotas de este aceite en un difusor de aromaterapia o agregar a un baño
tibio. Los compuestos aromáticos son casi tan efectivos como la aplicación tópica, dejándote sentir lleno
de energía y alerta.

Aceite de lavanda Poner unas gotas de este aceite en la almohada para asegurar un sueño reparador, y
puede inhalar este aceite directamente o ponerlo en un difusor de la habitación para proporcionar
sensaciones elevadas durante todo el día.
Aceite de menta Mezclar 3 gotas de aceite de menta en 1 cucharadita de aceite de almendra y frotar
directamente sobre el pecho o el cuello para un impulso energético rápido.

Aceite de albahaca Mezclar 10 gotas de aceite de albahaca con 1 cucharada de aceite de coco y aplicar
tópicamente sobre el pecho, el cuello y las muñecas, ya que esto ayudará a estimular el flujo sanguíneo
del cuerpo y a mejorar los niveles de energía.

Precauciones

Muchas personas recurren a los aceites esenciales para reducir la fatiga, pero hay algunas
contraindicaciones que los usuarios potenciales deben tener en cuenta.

Esto puede incluir reacciones alérgicas, inflamación de la piel, malestar gastrointestinal, presión arterial
baja, niveles bajos de azúcar en la sangre y sedación, entre otros.

Por lo tanto, es necesario hablar con su médico sobre su caso específico y preguntar si le resulta
adecuado el uso de aceites esenciales.