Sie sind auf Seite 1von 3

Pinceladas de historia.

La improvisación musical ha estado siempre presente a lo largo de la historia en mayor


o menor grado. Hasta el desarrollo de la notación escrita en siglos VIII y IX en los que aparecen
los primeros signos, la música se transmitía mediante la memorización. Por tanto las melodías
solo podían ser aprendidas o simplemente ser la base de una creativa improvisación.
Durante la Edad Media, sobre todo en su primera parte, no se sabe con seguridad si la
improvisación jugaba un papel importante ya que los manuscritos conservados se realizaron
años después de la creación de las obras.
En el Renacimiento encontramos numerosas manifestaciones de improvisación. El
ejecutante del siglo XVI tenía dos maneras principales de improvisar: mediante la
ornamentación de una línea melódica dada o por el añadido de una o más partes
contrapuntísticas a una melodía.

Con la llegada del Barroco, la práctica del bajo continuo o cifrado, se articula como eje
fundamental de la práctica instrumental. Su realización podía variar, dependiendo de las
habilidades de cada ejecutante, incorporando acordes sencillos, añadiendo notas de paso o
incorporando motivos melódicos.
En el Clasicismo, la improvisación sigue estando presente en ciertas formas musicales
como la del concierto para solista y orquesta. Es el caso de la cadenza. Dependiendo de la
época y autor, la cadenza podía escribirse o no, siendo improvisada en su caso por los
intérpretes. A principios del siglo XIX , algunos compositores comenzaron a escribir algunas de
sus cadenzas, como Beethoven, cuyas cualidades improvisatorias eran sobresalientes. Antes
incluso de haber escrito sus obras más representativas, se daba a conocer con sus
improvisaciones, a través de las cuales sondeaba los límites de la escritura pianística.
En el Romanticismo, la improvisación está cada vez a menos presente. No obstante,
podemos encontrar referencias que evidencian su práctica, como Chopin, que se veía obligado
en ocasiones a improvisar en algunos conciertos. Pero la figura de intérprete-creador va
desapareciendo, dejando al intérprete como mero ejecutor de las obras.

Ya en el siglo XX, tras una primera etapa de serialismo, con procedimientos


compositivos estrictos, se comienzan a explorar factores como la causalidad, la variabilidad y la
improvisación. J. Cage compuso numerosas obras en las que la indeterminación es evidente.
El Jazz es otro de los ámbitos en el que la improvisación es clave. Uno de los libros más
interesantes sobre cómo llevar a cabo las improvisaciones al piano lo tenemos en la obra de
Mark Levine: “The Jazz piano book” (El libro del Jazz piano).

Inicio​ > La Edad Media o Medievo

La Edad Media o Medievo


Este periodo histórico es el centro de los estudios de este Máster en Historia de la Formación del Mundo
Occidental

22 de marzo de 2016

La ​Edad Media o Medievo es el período histórico de la civilización occidental comprendido entre el siglo
V y el XV​. Su inicio se sitúa en el año 476, el año de la caída del Imperio romano de Occidente, y su final en
1492, año en el que Colón llegó a América. Esta es la división temporal más extendida, pero también se fecha
como año final de la Edad Media 1453, año que cayó el Imperio bizantino, Gutenberg inventó la imprenta y
acabó la Guerra de los Cien Años.

Esta época comprende diez siglos, un enorme espacio de tiempo, por lo que a su vez se subdivide en Alta Edad
Media y Baja Edad Media. La ​Alta Edad Media​comprende el periodo ​del siglo V al siglo X​, un total de cinco
siglos caracterizados por la lucha por la supremacía de los tres imperios coetáneos: el bizantino, el islámico y el
carolingio. La Baja Edad Media supone un periodo con ​enormes repercusiones y proyecciones en el futuro​:
las instituciones establecidas en la época y los valores sociales entraron en decadencia y comenzó su
institucionalización como medida para protegerlas.

La Baja Edad Media a su vez se subdivide en ​Plena Edad Media, del siglo XI al siglo XIII​, marcado por la
expansión del sistema feudal, el surgimiento de la burguesía y de nuevas instituciones de poder y la ​Crisis de la
Edad Media, los dos últimos siglos (XIV-XV)​ que supusieron el ocaso de esta época.
La aproximación a la vida cotidiana, el conocimiento del por qué de las nuevas instituciones y sobre todo la
comprensión de todos los pasos dados por la sociedad Occidental en la Edad Media o medievo y su
directa incidencia en la actualidad son los principales objetivos de estos estudios.

Etiquetas ​Edad Media​ , ​Cultura​ , ​Feudalismo​ , ​Mercados​ , ​Asignaturas​ , ​Máster​ , ​UV

Publicado por: ​Inés Luján