Sie sind auf Seite 1von 3

Literatura en el tiempo del cine Ejercicio 2 “Los muertos” Carlos Andrés Serrano

1. Aunque, en el cuento la fiesta tiene lugar en una sola noche, los personajes recorren grandes
espacios temporales: Gabriel recuerda varios poetas para insertar un verso en su discurso,
llega incluso a pensar en Shakespeare. En la mesa se recuerda la gloriosa temporada de la
ópera en Dublín, las iglesias dejan a las grandes coristas de otras épocas en el olvido, el
viejo Parkinson, cantante lírico de antaño.
El tiempo inicia como un eterno presente, nos centramos en la fiesta, en la noche, en el baile,
en la cena, sin embargo, empezamos tímidamente y luego más fuertemente a expandirnos en
el tiempo, como si fuera un eterno presente, mejor aún, un presente continuo. Esa forma de
divagar entre los recuerdos, de perderse en otros momentos, de recordar la misma fiesta del
año anterior donde Freddy no estaba tan ebrio y arruinó la velada es una forma de escapar
del estado actual.
Este recuerdo, este intento por ‘estar’ en el presente, pero aludiendo constantemente al
pasado como asiéndolo sin dejarlo ir se refleja en parte del discurso de Gabriel Conroy
después de la cena:
“Me ha tocado esta noche, como en años anteriores, cumplir con la agradable tarea...
Cada año que pasa siento con más fuerza que en nuestro país no hay tradición de la
que uno se sienta más orgulloso y que merezca ser conservada con más celo que la
hospitalidad… Nos ha tocado vivir una época de escepticismo… cultivando en
nuestro corazón la memoria de aquellos muertos…cuya fama el mundo no permitirá
que se extinga… Estamos aquí reunidos para degustar un breve momento de pausa
en el frenesí de la vida cotidiana… brindemos por las tres”

El discurso como centro narrativo muestra muy bien lo que el resto del cuento ilustra: es un
momento en medio del tiempo, detenido, como el concepto creyente de un eterno presente
con Dios, se rinde homenaje a la memoria, o se diluye, la memoria sería el centro del
problema y a la vez no lo es, Gabriel siempre ha sabido que Greta no lo ama, supone que es
Galway donde está el inconveniente, pero no lo ha descubierto, la música se le antoja una
floritura desdeñable, y él mismo no es un buen orador, ni un buen cantante, ni siquiera buen
bailarín, no es artista. Conroy no logra hacerse entender por su público ni aunque sea un
homenaje festivo (tía Julia no entiende la broma) tampoco su mujer lo entiende, y peor aún
él no la entiende.
El tiempo debería haber sepultado el amor juvenil de Greta y no lo ha logrado, porque como
Gabriel dice en el discurso se “cultiva la memoria de los muertos”, Joyce pretende revertir el
problema haciendo a los vivos de su narración como muertos, están pasmados, quietos
inmóviles en el presente ‘reviviendo’ (aunque no es exacta la expresión) el pasado glorioso.
Incluso el tiempo es suspendido, congelado, porque los invitados están allí, pero se ven
ausentes, Lily, la empleada, no ‘podía estar de pie’ lo que sugiere estar acostada, y aparece
en un nivel distinto al de la fiesta, sumamente tan cansada.
El discurso es centro porque refleja en las palabras proferidas lo que el narrador y los
personajes nos han ido presentando y presentarán después. El paso del tiempo es nostálgico,
el deseo es estar lejos de allí, afuera, en otro sitio, en otro momento. Así, también aparece
como inauténtica la pasión de Gabriel por Greta, y es el reflejo del final, el hombre desea a
su mujer y ella ya sin pudor le expresa que está muy lejos, ella murió con Furey, él se da
Literatura en el tiempo del cine Ejercicio 2 “Los muertos” Carlos Andrés Serrano

cuenta que su amor muere esa noche y que él mismo muere junto a ella pero lejos. Donde
fue sepultado el joven amor de su mujer.

2. En la película el conflicto central es el desamor entre Gabriel y Greta, con un amplio telón
de fondo, el decorado de la fiesta. Se inicia de manera similar al cuento, pero se le da más
visibilidad a Greta, los planos en que ella y el Señor D’Arcy aparecen juntos son más
insistentes, más frecuentes. La incomodidad de Gabriel y Greta es matizada por diversos
eventos, los chistes junto al ponche con las tías, el momento en que ella le reclama por
volver a Galway y él le contesta mal.
Lo que en el cuento aparece como gradual o acumulativo para cerrar en un gran final que
incorpora todos los elementos y proporciona el golpe del cuento, en la película se plantea la
trama como un problema entre los esposos y se va desarrollando de diversas maneras.
Juntarse con D’Arcy, discutir, la mirada perdida de Greta (que por demás no quiero dejar de
señalar la belleza y gran actuación de Anjelica Houston como protagonista) y cierra la
película recuperando el sentido del amor muerto con la esposa muerta (como dormida) y el
amor que él creía que le tenía, también muerto a su lado en el lecho.
Son varias las técnicas que emplea el narrador audiovisual, el Raccord plano-contraplano
cuando muestran a los esposos, en el salón de baile, en el comedor, en la escalera cuando
bajan. Ubican el espacio en planos ¾ (o americano, aunque prefiero nombrarlo por cuartos)
y van cerrando a los medios y medios cortos, para tomar las expresiones faciales que
denotan los sentimientos que viven los actores, incluso un toma hermosa de la tía Kate
recordando a Parkinson que nos sirve como antecedente para el clímax de Greta recordando
a Furey.
Literatura en el tiempo del cine Ejercicio 2 “Los muertos” Carlos Andrés Serrano

Y esta toma casi al final que es preciosa