Sie sind auf Seite 1von 3

CONTAMINACIÓN DEL AGUA

MODULO: MEDIOAMBIENTAL DOCENTE: ING. PABLO DOMINGUEZ I. M.Sc .

AGUAS OCEÁNICAS

Los océanos tienen


una gran influencia
sobre la temperatura
y son un factor
importante en las
variaciones
climatológicas, que a
su vez originan
diferencias en los
suelos y en la
vegetación natural.
Los océanos
constituyen la fuente
principal para el
ciclo hidrológico.
Asimismo, los
océanos
proporcionan
grandes cantidades
de alimentos y
materias útiles para
el hombre, como, por
ejemplo, metales y
sal.

En los océanos,
casquetes polares y
glaciares se
encuentra el 99.35 %
del total de agua que
hay en la Tierra.

El resto se encuentra
en diversas formas
en que se manifiesta
el agua en el planeta. Esta pequeña parte de agua se encuentra en los grandes ríos y
lagos, mares internos, arroyos, manantiales, estanques, pozos, charcos, pantanos y
lodazales, la nieve y el vapor de agua de la atmósfera, el agua que corre
subterráneamente por desagüe es y presas, la nieve y el hielo de las montañas, la
humedad de la tierra y la parte más importante que son las aguas subterráneas que
alimentan arroyos y ríos. El 97 % de la pequeña parte de agua utilizable por el hombre
(0.65 % del total) corresponde al agua subterránea.

 
CONTAMINACIÓN DEL AGUA
MODULO: MEDIOAMBIENTAL DOCENTE: ING. PABLO DOMINGUEZ I. M.Sc .

AGUAS OCEÁNICAS

    Las aguas oceánicas están formadas por los océanos y los mares. Los océanos son
grandes masas de agua que rodean a los continentes. Predominan en el Hemisferio Sur,
por lo cual se le ha llamado Hemisferio Oceánico.

    La Tierra tiene una superficie de 510 millones de Km 2. De éstos, 149 millones de km2
corresponden a las tierras emergidas  y 361 millones de km2 a las aguas. La mayoría de
las tierras emergidas se encuentran en el Hemisferio Norte, por lo que también se le
conoce como Hemisferio Continental

    Los océanos son cinco: el Océano Pacífico es el más extenso, ocupa una superficie de
175 millones de Km2. Le siguen en tamaño el Atlántico (82 millones de km2), Indico
(73 millones de km2), Glacial Ártico (14 millones de km2), y Glacial Antártico (14
millones km2).

    Los mares son entrantes de los océanos en los contornos de los continentes; son
también extensiones oceánicas cerradas por islas. El mar tiene una amplia comunicación
con el océano se dice que es un mar abierto, como el del Norte o el Cantábrico. Si las
aguas han quedado completamente encerradas en tierras continentales, se forman mares
cerrados, como el Caspio o el Aral. 

     Si los mares quedan casi rodeados por continentes y sólo tienen comunicación con el
océano por medio de estrechos o canales, dan lugar a mares mediterráneos, como el de
Europa

Como sabemos, la contaminación ambiental producida por la actividad humana ha


generado diferentes efectos, entre los que se encuentra el aumento global de la
temperatura. Las emisiones de compuestos químicos de efecto invernadero  como el
CO2, los óxidos de azufre y de nitrógeno conforman una 'capa' que impide el escape del
calor, y la temperatura atmosférica aumenta gradualmente desde hace unos años.

El efecto de este aumento se advierte ya en la superficie de los océanos tanto en los


casquetes polares que se derriten día a día, la elevación del nivel del mar y sus evidentes
repercusiones en la flora y fauna de los océanos.
CONTAMINACIÓN DEL AGUA
MODULO: MEDIOAMBIENTAL DOCENTE: ING. PABLO DOMINGUEZ I. M.Sc .

Los especialistas reportan el constante deterioro que muestran algunos ecosistemas


vitales para el equilibrio ecológico de los mares: corales y manglares, de los que
dependen bastas comunidades acuáticas y terrestres.

Estos ecosistemas ocupan zonas


muy restringidas -como puede
verse en el siguiente mapa- y su
crecimiento es sumamente lento
(cientos de años), así que, una vez
que han sido destruidos es muy
difícil y lenta su recuperación.

Diariamente se pierden importantes áreas de manglar y coral ya sea debido a el tránsito


de lanchas, la destrucción para construir casas y complejos turísticos, el derrame de
productos tóxicos y el calentamiento global que afecta a todo el mundo.

Por otro lado, se sabe que millones de millones de toneladas de metano se encuentran
"atrapadas" en la congelada tundra y en los márgenes continentales; si prosigue el
aumento global de la temperatura de la Tierra debido al efecto de invernadero, este
metano se irá liberando conforme se derritan los casquetes polares, volviendo un círculo
vicioso el calentamiento global del planeta.

La incidencia y gravedad de los fenómenos meteorológicos (huracanes, tornados,


ciclones, inundaciones) en los últimos años han sido atribuidos al calentamiento global
y se estima que, de no frenar esta tendencia, los efectos devastadores de estos meteoros
aumentarán en vastas zonas del planeta.
Los procesos de desertificación son bien conocidos, diariamente el desierto 'gana'
cientos de hectáreas, en las cuales desaparece la vegetación, el agua se evapora y el
suelo se erosiona. También son causa de este fenómeno: la contaminación, la tala de
bosques, la expansión de las zonas urbanas y el calentamiento global.

Respecto a las consecuencias del efecto de invernadero, para otros investigadores no


son más que las que se han presentado en otras épocas ya que consideran que el planeta
han habido y habrá, procesos cíclicos de regulación de la temperatura, a los que
consideran causantes de las grandes glaciaciones de las que tenemos noticia.  Para ellos
existen procesos de regulación de la temperatura que de manera cíclica, relacionada con
los demás cuerpos del Sistema Solar, ayudan a mantener un equilibrio durante grandes
espacios de tiempo.

Si estos investigadores tienen razón, tal vez el problema central será la velocidad con
que se dan esos cambios en nuestros días. Las glaciaciones en tiempos remotos ocurrían
a lo largo de cientos o miles de años, permitiendo que la flora y la fauna se fueran
desplazando lentamente hacia lugares más favorables. Las plantas de los bosques y
selvas podrían producir semillas que, trasladadas por el viento o las aves podrían
germinar en otras zonas favoreciendo el crecimiento de árboles en nuevas zonas.
 
Hoy los cambios se están dando en menos de un siglo y la posibilidad de migración de
fauna y flora parece muy difícil.