Sie sind auf Seite 1von 3

Las venas abiertas de América latina

Eduardo Galeano
Introducción:
Ciento veinte millones de niños en el centro de la tormenta.

América latina desde sus inicios le sirve a los más ricos, esto es, la llamada
división de trabajo en la que unos ganan y otros pierden. Hemos sido explotados
desde que por un accidente o casualidad nos encontraron y nos arrebataron
nuestra identidad, y desde ahí ya nada ha sido igual.
En todo este camino hasta perdimos el derecho de llamarnos “americanos”, a nivel
mundial América se remonta a Estados Unidos, nosotros solo somos una Sub
América, algo de segunda clase.
Somos explotados para enriquecer a las metrópolis, dando nuestras materias
primas, minerales, recursos naturales y humanos. Nosotros hemos perdido para
que otros puedan ganar, haciéndose cada vez el rico más rico y el pobre más
pobre.
América latina va en decline, su población aumenta desmesuradamente (por no
tomar las precauciones necesarias y sin importar las condiciones socioeconómicas
de los padres) como así mismo, el desempleo, la desigualdad y el analfabetismo,
mientras, su producción en alimentos disminuye y la exportación. La
industrialización necesita de menos mano de obra.
Se ha preocupado por parar la natalidad en América latina por “sobrepoblación”,
siendo esta la supuesta causante de tanta pobreza, pero comparando la densidad
poblacional de los países latinos con los europeos, la de estos últimos es superior.
Primera parte
La pobreza del hombre como resultado de la riqueza de la tierra.
Fiebre del oro, fiebre de la plata.

El signo de la cruz en las empuñaduras de las espadas


Cristóbal Colon cuando emprende su viaje hacia lo desconocido, lo hace
aceptando las leyendas que rondaban del oeste. Colon, murió creyendo que había
llegado a Asia por la espalda. En 1492, cuando llega a las islas llevaba consigo un
libro de Marco Polo, el cual hablaba de los grandes tesoros que se encontraban en
las islas de la India. España pasaba por una situación crítica y por eso, acepta el
viaje de Colon, de igual, no había nada que perder.
Para este año de 1492, no solo se “descubría” América, sino que también, España
recuperaba Granada, con el matrimonio de Fernando de Aragón e Isabel de
Castilla, consolidando la cristiandad. Con esto, miles de judíos fueron expulsados.
La reina Isabel de Castilla, se creyó dueña del “nuevo mundo”, saquearon las
riquezas de América y tomaron por esclavos a los indios. En el siglo XVI, se
prohíbe supuestamente la esclavitud, pero no es más que una fachada, los indios
se tenían que convertir al cristianismo.
La fiebre del oro, acabó con la población de los indios. La explotación que ejercían
sobre ellos y sobre la naturaleza, hizo que muchos de los indios mataran a sus
hijos o se suicidaran. La fiebre del oro, hizo que se perdiera el camino de la
humanidad. La avaricia de tener más.
Retornaban los dioses con las armas secretas
Como había mencionado anteriormente, América había sido dado a la reina Isabel
y la bula del Papa concedió los diezmos a España.
Con el Tratado de Tordesillas, se dividía el océano Atlántico por medio de una
raya trazada de polo a polo, 370 leguas al oeste de las islas de Cabo Verde,
quedando el hemisferio oriental para la Corona de Portugal y el hemisferio
occidental para la Corona de Castilla. Las expediciones continuaron. Portugal,
llega a Brasil, sacando a los franceses. Sur América, ya estaba bastante avanzada
la exploración. Para el año 1523, se emprende la conquista a Centroamérica,
llegando a México.
Cuando llegaron a Centroamérica, encontraron de todo, caníbales, salvajes y
astrónomos, que aun vivían en la edad de piedra. Era una civilización que no
había avanzado mucho si la comparábamos con los vivían al otro lado del mar. A
pesar de eso, su población era mucho más grande que Sevilla. Hernán Cortés
desembarcó en Veracruz.
Moctezuma, cuando vio llegar a Cortés con su tropa, pensó que era el dios
Quetzalcóatl que regresaba, pues ya 8 presagios anunciaban su retorno. También
por su notable diferencia a ellos, su color de piel, sus trajes y sus armas.
Se puede decir que fue fácil derrotarlos, ya que estos eran más hábiles y astutos.
También algunos de los indígenas de aliaron a ellos, tratando de huir del dominio
imperial de los Aztecas e Incas, sin saber que terminarían traicionados y
derrotados por los Conquistadores.
Un gran aliado de esta conquista fueron las bacterias. Los indígenas no tenían las
defensas para combatirlas, llevando esto a acabar con millones de indios.
«Como unos puercos hambrientos ansían el oro»
Hernán, perdió Tenochtitlán, pero en 1521 la reconquistó. Acabaron con todo en
busca solamente del oro, fiebre que llevó a la desaparición de los indios. Ese día
fue tanta la sangre derramada, que el día se hizo colorado. Tenochtitlán fue
arrasada.
Esplendores del potosí: el ciclo de la plata.
Potosí fue una gran ciudad, contaba con un gran número de habitantes,
sobrepasando a Sevilla, Madrid, Roma o París. Era rica. Potosí ya estaba cuando
llegaron los españoles, por el inca Huayna Cápac. Fluyó tanto la riqueza que el
emperador Carlos V, otorgó el título de Villa Imperial.
Con este resumen, podemos decir que América latina fue saqueada y que
lamentablemente, así sigue. La llegada de los españoles solo significó explotación,
muertes, pérdida de nuestra identidad, robos de nuestros recursos naturales, y
todo esto, solamente por la fiebre del oro, del poder y de ser tan avaros. No
sabremos nunca como sería actualmente sino nos hubieran “descubierto”.
América latina tiene mucha riqueza y potencial, solo debemos cambiar un poco
nuestra forma de pensar y saber escoger mejor a nuestros gobernantes.
Fue una terrible matanza la que sufrieron nuestros antecesores.