Sie sind auf Seite 1von 5

El Lazarillo: La novela española "La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades"

es más conocida como "Lazarillo de Tormes", fue escrita en 1554 y se creía que era de autor
desconocido hasta que, en el año 2010, la estudiosa de escrituras antiguas Mercedes Agulló
documentó que el autor de esta obra clásica fue Diego Hurtado de Mendoza. Esta novela,
considerada precursora de la novela picarseca, trascurre en el siglo XVI, está narrada como una
autobiografía de Lázaro de Tormes y, en ella, se cuenta desde el nacimiento y la pobre infancia del
protagonista hasta su edad adulta.
Desde su infancia y hasta convertirse en un adulto, Lázaro va cambiando de amo y, con cada uno
de ellos, aprende nuevas cosas de la vida convirtiéndose, así, en un joven muy pícaro y en un
superviviente. Esta obra trata de reflejar la sociedad del siglo XVI haciendo hincapié, sobre todo,
en la hipocresía. En esta lección de un Profesor vamos a comentar todo sobre los personajes del
Lazarillo de Tormes y sus características.

Lazarillo de Tormes: Para comenzar a hablar sobre los personajes del Lazarillo de Tormes y sus
características, debemos empezar por el personaje principal, Lázaro González Pérez, más conocido
como el Lazarillo de Tormes. Es el protagonista de esta novela y es llamado así porque nació en
Salamanca, al lado del río Tormes, y por esto sus padres decidieron apodarlo con este nombre.
Lazarillo y su familia viven de lo que el padre gana trabajando en el molino y apenas tienen para
comer, en la obra representan la clase pobre de la época. Por este motivo, cuando el padre de
Lázaro muere, al no poder mantenerlo la madre por su cuenta decide entregarlo a un ciego que
necesita a un mozo que lo ayude.
Lázaro es un muchacho pequeño y flaco debido al hambre que pasa, pero siempre muy espabilado
y, además, sirviendo al ciego Lázaro se rompe algún diente al ser golpeado con una jarra de vino,
por lo que su aspecto es el de un niño vagabundo, hambriento y con dientes mellados.
Al cabo de un tiempo abandona al ciego y comienza a trabajar para un sacerdote y así, cambiando
de amo cada poco tiempo para no pasar demasiada hambre en las calles, aprende a subsistir como
puede y se convierte en un pícaro. Puesto que sus amos no comparten apenas la comida con él,
decide utilizar toda clase de trucos para engañarlos y conseguir algo que llevarse a la boca.
En total llega a tener hasta 9 amos y así, entre penurias y hambruna, trascurre su niñez y
adolescencia, hasta llegar a la edad adulta cuando se casa con la criada de su último amo, el
párroco de San Salvador.

Características de la obra:
 Tiene carácter autobiográfico.
 Es considerada precursora de la Novela picaresca por elementos como el realismo.
 La narración en primera persona. Está escrita en primera persona como si fuera una
extensa carta.
 Estructura itinerante, el servicio a varios amos y la ideología moralizante y pesimista.
Resumen:
Es la historia de Lázaro Gonzáles Pérez, un niño que quedó huérfano a temprana a edad y visto en
la indigencia tuvo que trabajar como guía de un ciego con el que comienza a vivir una serie de
situaciones rimbombantes. En ella se ven los acontecimientos de este niño que pasa pobrezas
hasta su final matrimonio ya cuando es mayor de edad. Existen una serie de elementos
moralizantes que muestra la realidad de aquella época en los que las personas deben pasar
penurias para poder salir adelante en una sociedad que muchas veces actúa de forma injusta y
despiadada. Luego de dejar al ciego Lázaro pasa a trabajar con un sacerdote que no le da comida y
lo mantiene en la absoluta indigencia, le ocurren una serie de sucesos y finalmente es despedido
por engañarlo al intentar de conseguir algo de comida.
Son varias los sucesos que pasa el joven Lázaro a lo largo de su vida, alegrías y amarguras, como
las vivencias con un joven hidalgo que lo trata bien, pero que finalmente termina por abandonarlo
o con un monje mercedario acostumbrado a viajar por el mundo. Sirve así mismo a un párroco, a
un alguacil y hasta termina siendo pregonero en la iglesia toledana de San Salvador. Es en este
punto en el que Lázaro tiene la oportunidad de establecerse y poder llevar una vida común y
corriente como lo es la vida de un hombre casado. Resulta que el párroco, gracias a él, Lázaro
consigue el empleo de pregonero, le ofrece la oportunidad de casarse con una de sus criadas y
ocupar una casa otorgada por este. El párroco había sido acusado en diversas oportunidades de
mantener una relación amorosa con la sirvienta y esa era una de las mejores maneras de librarse
de los comentarios de las personas que ya no lo lograban ver con buenos ojos.

Personajes:

 Lazarillo de Tormes: es el protagonista de la novela, representa la clase baja y vagabunda


de la época. Es un antihéroe, astuto, dependiente para poder subsistir, y un pícaro.
El iba de amo en amo para satisfacer su hambruna. Cada amo era una situación social
diferente. Una vez pudo conseguir la felicidad, pudo tener una vida más estable.
 Tomé González: padre de Lázaro de Tormes. El es acusado de robo, y es mandado a servir
a un mozo, dónde, poco después muere.
 Antona Pérez: madre de Lázaro. Esta entrega a Lázaro a un ciego para que el ciego lo
guiara.
 Zaide: padrastro de Lázaro. A Zaide lo capturaron por robo, y fue azotado.
 El Ciego: primer amo de Lázaro. Es el personaje que más influye en la vida de Lázaro ya
que éste le enseña a ser astuto, malicioso, tramposo, y hasta vengativo. El ciego le
enseñaba las cosas a Lázaro a través de los golpes. Este le enseña también a como obtener
comida y a como conseguir dinero. El ciego era tramposo y avaro. Era un mendigo como
Lázaro. Lázaro lo deja ya que éste no le traía la felicidad que él buscaba, comida.
 El Clérigo: segundo amo de Lázaro. Este representa el tema de la corrupción de la
parroquia, ya que este es tacaño e inescrupuloso. El guardaba el pan de la misa en un arca
para comérselo él sólo. La avaricia del sacerdote lo enciega de la realidad, razón por la cual
él piensa que habían ratones en su casa comiéndole el pan.
 El Escudero: es el tercer amo de Lázaro. Representa las falsas apariencias de la época.
Lázaro pensaba que él era un hombre rico y de muchos bienes, pero luego se da la
sorpresa de que es todo lo contrario de lo que él pensaba.
En este caso, los papeles entre el amo y Lázaro cambian: el escudero depende de Lázaro
en vez de Lázaro depender del escudero. El escudero luego lo abandona, y Lázaro vuelve a
la calle.
 El Fraile de la Merced: este es el cuarto amo de Lázaro. Es el amo que le da a Lázaro su
primer par de zapatos. El es un monje corrupto ya que él es un monje promiscuo. Las
ansias de Lázaro en este momento no era por mujeres, sino por comida, lo que hace que
Lázaro lo deje. Una vez más, Lázaro vuelve a mendigar por las calles.
 El Buldero: este es el quinto amo de Lázaro. No tuvo muchas relaciones con él, razón por
la cual Lázaro lo deja. El fue el amo más falso e inescrupuloso de toda la novela. Este
representa la falsa religiosidad.

Otra portada de la primera edición:


El buldero vendía bulas solamente para lucrarse de las ganancias, y éste convencía a la gente para
que las comprara. Era tan falso que llegó al punto de hacer un pacto con un alguacil para hacer un
"drama" dónde el alguacil iba a fingir haberse muerto, y luego haber sido revivido milagrosamente
por las bulas, y esto lo hacía el buldero para hacer creer la gente que las bulas hacían milagros.
Lázaro lo deja porque éste no lo entendía mucho.

El Pintor: es el sexto amo de Lázaro, pero estuvo muy poco tiempo con él. Este representa la clase
renacentista culta y artística de la época. Al poco tiempo, Lázaro lo deja.

El Capellán: séptimo amo de Lázaro. Es un oportunista que se vale de otras personas para recibir
unos beneficios. Este le ofrece el primer trabajo con sueldo a Lázaro. Lázaro estuvo cuatro años
con este amo, hasta recibir la cantidad de dinero que él necesitaba para comprarse ropa usada y
una espada. Una vez Lázaro obtuvo lo que necesitaba, dejó a su amo y a su oficio.

El Alguacil: octavo amo de Lázaro. El alguacil representa la ley en aquella época. Lázaro encuentra
el oficio de su amo muy peligroso, así que éste lo deja.

El Párroco de San Salvador: noveno y último amo de Lázaro. Este es el amo que le consigue la
esposa a Lázaro. Este representa también la corrupción de la parroquia, ya que habían cuentos por
esa área sobre relaciones entre la esposa de Lázaro y el párroco.

La Criada del Arcipreste de San Salvador: mujer con la que Lázaro se casa, y la que le trae parte de
la felicidad a él. Una vez se casa con ella, compensó su hambruna, y llegó a una estabilidad en su
vida.

Capítulo 1: Lázaro y el ciego. La idea central es la evolución de Lázaro, que pasa de ser un niño
ingenuo e inocente, sin conocimientos de la vida, a convertirse en el paradigma de "pícaro",
muchacho joven que debe defenderse por sí mismo en la vida para poder comer cada día. Una
referencia constante en este tratado será la del "hambre": Lázaro dedica todos sus esfuerzos a
engañar al ciego, un hombre de gran astucia, para conseguir algo de comida o de vino cada día. Al
finalizar el tratado, Lázaro se venga de todas las palizas a las que lo sometió el ciego engañando a
su amo y abandonándolo a su suerte.
Capítulo 2: Lázaro y el clérigo de Maqueda. El clérigo al que sirve Lázaro es un hombre mezquino y
miserable, que se niega a alimentar adecuadamente a su sirviente, y que guarda los pocos
alimentos que hay en su casa bajo llave en un arca. Lázaro, atenazado una vez más por el hambre y
enflaquecido, debe agudizar su astucia al máximo para poder hacerse con algún mendrugo de pan
que llevarse a la boca. Finalmente, enterado el clérigo de los engaños y robos del muchacho,
decide prescindir de sus servicios.

Capítulo 3: Lázaro y un escudero. El escudero es un noble de bajo nivel venido a menos, que vive
en la más absoluta miseria pero que, aún así, se empeña en mantener una falsa imagen de
tranquilidad, respetabilidad y riqueza. Lázaro no comprende las ínfulas de grandeza de su amo,
pero se compadece de él y lo alimenta muchas veces. Acosado por los acreedores, el escudero
huye de la ciudad, por lo que, esta vez, es el amo el que abandona al criado.

Capítulo 4:Lázaro y un fraile de la Merced. Lázaro habla de su nuevo amo, un fraile de la Merced
poco amigo de las obligaciones propias de un religioso y que se pasa el día de un lado para otro
atendiendo "ciertos negocios" cuya naturaleza nunca se aclara. Además, el tratado finaliza
diciendo: "por estas y otras cosillas que no cuento, dejé a mi amo". Este final deja todas las
posibilidades abiertas: ¿qué serán esas "cosillas" por las que Lázaro decidió dejar al fraile?

Capítulo 5: Lázaro y un buldero. El buldero era un sacerdote que se dedicaba a recorrer las
parroquias vendiendo bulas, indulgencias papales que permitían que quienes las compraran no
tuvieran que cumplir con ciertos preceptos religiosos (como el ayuno, abstenerse de carne
durante la Cuaresma, etc.). Lázaro describe las sucias artimañas utilizadas por el sacerdote para
vender sus bulas, sin ningún tipo de sentimiento religioso verdadero y con el único objetivo de
conseguir buenos beneficios.

Capítulo 6: Lázaro con un capellán. Una vez más, el amo de Lázaro será un religioso. En este caso,
el capellán permite que Lázaro trabaje como aguador por la ciudad. Una vez que el muchacho ha
conseguido beneficios y ha podido cambiar sus ropajes, Lázaro decide dejar el trabajo y buscarse
un nuevo amo.

Capítulo 7: Lázaro cuenta el motivo de su carta. Tras trabajar con un alguacil (policía), empleo que
le pareció demasiado peligroso, Lázaro se pone al servicio de un arcipreste, quien le sugiere que
contraiga matrimonio con una de sus sirvientas. Cuentan las malas lenguas en la ciudad que, en
realidad, el deseo del arcipreste era dar un aire de decencia a su relación con la mujer de Lázaro,
que en realidad era su barragana (amante). Lázaro, que conoce los rumores, prefiere hacer oídos
sordos: ha alcanzado la "felicidad" y cierto renombre en la ciudad, eso sí, a cambio de renunciar a
su honor y de permitir las infidelidades de su esposa.

Evolución del personaje


A lo largo de la obra se ve una evolución del personaje Lazarillo de Tormes. Se observa que cada
vez va con más cuidado al elegir un amo y ya se da cuenta enseguida de las consecuencias que
pueden tener sus actos. Lo único que busca Lazarillo es una vida estable, que pueda comer. Cada
vez se va haciendo mas fuerte en cuanto a persona. Le pusieron Tormes porque nació al lado del
río Tormes. Fue criado por su madre ya que su padre murió. De cada uno de los amos que Lázaro
tiene aprende una lección relacionada con conseguir alimento.