Sie sind auf Seite 1von 2

Comentario de texto Antígona por Rupnik e Yungman

Introducción
El libro Antígona fue escrito por el autor griego Sófocles, basado en el mito de
Antígona representado por primera vez en el año 441 a.C. El autor/poeta se
caracterizo por escribir literatura lirica y dramática, especialmente del
subgénero trágico. Antígona pertenece al género dramático, por su narración en
forma de diálogos, sus descripciones de eventos y lugares, los cuales fueron
escritos para representarse ante una audiencia. También, pertenece al
subgénero trágico de la literatura dramática griega, ya que el conflicto se basa
en la muerte de uno de los personajes y contiene un coro, el cual monologara la
historia del héroe y su consecuente castigo.
Estructura externa
Antígona puede dividirse de diferentes maneras, dependiendo de quien traduce
el libro y su decisión. En nuestro libro se divide en un prólogo, cinco episodios y
un éxodo. Entre cada división, parece haber un cambio escénico y de
personajes. En el fragmento podemos visualizar seis intervenciones de Creonte
(5 cortas y una mediana), 3 intervenciones de Antígona (2 cortas y una larga) y
una intervención de Corifeo (corta). El análisis del título, podría referirse al mito
de Antígona, ya que antes de ser escrita por Sófocles, ya se contaba un mito
parecido al de Antígona de Sófocles (con el mismo nombre), el titulo también
representa al personaje con dicho nombre. El tono del fragmento que se llevara
a analizar se podría resumir como uno tenso, donde las discusiones fuertes que
afloran el futuro trágico de Antígona.
Estructura Interna
El fragmento a desarrollar, podría dividirse en 2 partes, la discusión de Antígona
con Creonte y la inclusión del coro (el pueblo representado) por parte de
Creonte. Teniendo esto en cuenta comencemos con el análisis de la primera
parte.
La primera parte comienza con una temática clásica del teatro griego pero
representado de una manera diferente, el Hybris. Este es el desafío de la las
leyes divinas o el desafío a los dioses y sus consecuencias, pero en este caso es
diferente, ya que en este caso Antígona quebranta leyes humanas sabiendo sus
consecuencias. Creonte como estereotipo de rey tirano, trata de imponer su
autoridad al preguntarle lo siguiente “¿Y osaste quebrantar mis leyes?” tratando
de asustar a Antígona. Por ello la mujer le cuenta sobre sus acciones y la
voluntad de los dioses (Causa de sus accionar), imponiendo la autoridad divina
sobre las leyes de Creonte “…no pensé que tus leyes, siendo de hombre mortal,
valieran más que la ley no escrita”. Ya que explica que el castigo divino es
eterno (después de la muerte) mientras que el castigo mortal es obviamente
hasta su muerte, por lo que le da importancia a la religión en vez de al Estado
“…para mí la mayor pena; peor hubiese sido dejar al hijo de mi madre
insepulto…”. Este hecho de rebeldía era típico de la dramática Sofoclea, mostrar
un tipo de catarsis para el público sobre algunos sentimientos populares pero
polémicos. También llega a cuestionar el mismo juicio del tirano “¿Quién nos
dice si el loco no es más bien el que juzga así?”, intentado descalificar dicho
juicio por el divino. Seguido de dicha intervención, el coro, menciona la dureza
del carácter de la muchacha “…ni en la desgracia sabe ser templada…”. Por lo
que Creonte finalmente, acota que las mentes más duras e inflexibles son las
más fáciles de enfilar o romper, que no sienta orgullo en ser sierva de los dioses
“…que el acero más duro es el que más se rompe; y yo sé que un freno bien
pequeño puede hacer andar recto al potro mas bravío...”
La segunda parte comienza con Creonte hablándole hacia al Coro o al pueblo, ya
que, como casi toda dramática griega, se encuentra la representación del
pueblo que tiene como rol el predecir o transmitir ideas a los personajes. El
tirano menciona la ruptura de su decreto por parte de la muchacha y su castigo
por ello. Aunque sean parientes, lleva a acusar a la Ismene (su hermana) de ser
cómplice, ya que la vio preocupada “….la vi dar vueltas alrededor del palacio,
como sin juicio….”. Luego Creonte trata de humillar o hacer mal a Antígona,
mencionando el atrevimiento de hermosear el hecho de ser convicta con un
delito, diciendo que deja el criminal entrever antes o después sus ruines
intenciones “¡Qué imprudencia que quien fue sorprendido en el delito tenga el
atrevimiento de hermosearlo…!”. Viendo sus intenciones la muchacha responde,
“Ya que me tienes presa ¿quieres algo más que matarme?”, insinuando que no
estará satisfecho con solo su muerte y preferiría el humilla miento, típico castigo
de un tirano para mostrar al pueblo que no hacer. Creonte finaliza el fragmento
negando la pregunta de la joven.
Conclusión
Podríamos concluir que en este fragmente se contraponen la idea del
seguimiento de las Leyes Divinas con las Mortales. Esta escena muestra un
Hybris invertida, pero vaticina el futuro Hybris que sufrirá Creonte por asesinar
a Antígona que cumplía con su deber de enterrar a su hermano para Hades. Se
podría decir que es clave para entender la razón del porque Antígona realiza el
hecho y porque sufrirá Creonte por ello. Esta representación divina es normal y
clásica de la dramática Griega, por lo que no sorprende que se encuentre
también el Coro.