Sie sind auf Seite 1von 18

Ginny entró a la sala común justo a tiempo para ver a Ron saltar y gritar, "¡Bien, bien, lo

haré!"

Confundida, ella se acercó para ver qué cosa tramaba su hermano ahora. Si las miradas en
las caras de Harry y Hermione indicaban algo, ellos no tenían mucha más idea que ella.

"Eso es...bueno," dijo Hermione inciertamente. "Harry, ¿De qué está hablando?"

"No tengo idea," contestó Harry. Él levantó la vista. "¡Ginny, tú eres su hermana! ¿Sabes de
qué está hablando?"

"Acabo de llegar," dijo Ginny simplemente.

"¿Entonces es un no?" Harry sonaba decepcionado. "Creí que los hermanos podían leer las
mentes entre sí."

"Esos son los gemelos," corrigió Hermione. "Y eso es difícilmente científico de todos
modos."

"La magia tampoco lo es," señaló Harry.

"Saben, podrían simplemente preguntarme," sugirió Ron.

"Claro," dijo Hermione, asintiendo. "¿De qué estás hablando, Ron?"

"¿Recuerdan que dije que nunca bajo ninguna circunstancia jugaría otro juego de mesa con
Harry?" Preguntó Ron retóricamente.

"Más o menos," dijo Harry.

"Bueno, estoy tan aburrido que creo que voy a jugar uno de todos modos," se quejó Ron.
"Pero no Monopoly. Todavía no me he recuperado de lo que pasó la última vez."

"¿Qué pasó la última vez?" Preguntó Ginny.

Hermione puso los ojos en blanco. "No preguntes."

"Bueno, si no quieres jugar Monopoly entonces ¿qué quieres jugar?" Preguntó Harry.
"Estuvimos de acuerdo en nunca jugar Scrabble con Hermione y tú estabas un
poco...preocupado de que yo sería el asesino en los otros juegos. Incluso los que no tenían
un asesino."

Ron sacudió el recuerdo de su convicción anterior. "Todavía no puedo superarlo como para
jugar Cluedo, ¿Pero por qué no Life? Podría ser divertido y si no lo es por lo menos
pasaríamos el tiempo."
"¿Existe un juego llamado Life?" Preguntó Ginny confundida.

Hermione asintió. "¿Sabes algo acerca de los juegos de mesa?"

Ginny sacudió su cabeza.

"Bueno, puedes jugar con nosotros de todos modos si quieres," invitó Hermione. "Buscaré
el juego mientras Harry les explica las reglas a tí y a Ron."

"¡Hermione!" Exclamó Ron, alarmado. "¿Estás segura de confiar en él para-"

"Esto no va a funcionar si no confías en el lo suficiente como para que te explique las


reglas del juego," lo interrumpió Hermione.

Ron lucía como si iba a protestar por un momento pero al final suspiró. "Bien..."

"Lo primero es elegir el género," empezó Hermione. "Voy a ser una chica. Asumiría que
van a ser lo que son ahora pero pueden elegir."

"Esa es una buena idea," aceptó Harry. "Seré un chico."

"Yo también," anunció Ginny.

Harry la miró extrañamente. "¿Enserio? ¿Por qué?"

"¿Por qué no?" Contrarrestó Ginny.

"Seré una chica," declaró Ron. "Pero a diferencia de Ginny yo sí tengo una razón."

"Esto será bueno," murmuró Ginny.

"No quiero hijos," les informó Ron. "Y si me caso con una chica entonces de ninguna
forma los tendré."

"El juego no funciona así, Ron," dijo Hermione dudosamente.

"Eso no es muy parecido a la vida," Se quejó Ron, cruzando los brazos. "Y no tendré hijos
a menos que mi esposa me engañe."

"O tú engañes a tu esposa," señaló Harry.

"¿Por qué engañaría a mi esposa?" Preguntó Ron confundido. "No quiero tener hijos. Por
eso tengo una esposa en primer lugar."
Hermione sacudió la cabeza. "Oh, no importa. Lo que tenemos que hacer ahora es decidir
quién va a la universidad y quien no."

"¿Cuál es la diferencia?" Se preguntó Ginny.

"Si vas a la universidad no comienzas a trabajar directamente pero consigues tres posibles
carreras y salarios para elegir y puedes elegir cualquier carrera porque algunas requieren
estudios terciarios," Explicó Hermione.

"Bueno, supongo que el salario es más importando que el trabajo y eso no cambiará," Dijo
Ginny. "Creo que empezaré a trabajar inmediatamente y así conseguiré un salario."

"Bien," dijo Hermione, tomando las tarjetas de carreras. Las mezcló y as puso frente a
Ginny para que sacara una y entonces hizo lo mismo con las de salario.

"Seré vendedora por 30.000...dólares. ¿Eso es mucho?" Se preguntó Ginny.

"Sólo imagina que son galeones," le aconsejó Ron sabiamente.

Ginny abrió los ojos sorprendida. "¡Eso sí que es mucho! Debo tener mi propio negocio o
algo. Y uno muy exitoso."

"Y ese es uno de los salarios más bajos," dijo Harry divertido.

Los otros tres eligieron ir a la universidad así que Hermione pidió los 40.000 dólares de la
deuda estudiantil.

"Esto es ridículo," se quejó Harry. "¿Enserio? ¿40.000? ¿No debería el gobierno pagar por
una parte de esto?"

"No en Estados Unidos," contestó Hermione. "Ellos lo llamarían socialismo."

"Pero son 40.000 dólares," protestó Harry. "¿Quién no querría no tener que pagar 40.000
dólares?"

Hermione levantó los hombros. "No me preguntes; no soy estadounidense. Y son 50.000
cuando los pagas."

Harry gruñó y giró la rueda.

Ron sorprendentemente se graduó primero. "¿Esto significa que estoy ganando, no?"

"Yo ya estoy trabajando," dijo Ginny.


"¿Y? Te tomó un turno completo lidiar con una rueda pinchada," contestó Ron. "Eso no
dice nada bueno especialmente cuando deberías saber un hechizo para eso si vas a tener un
auto."

"Estoy muy segura de que somos muggles," le dijo Ginny.

"Yo nunca accedí a eso," dijo Ron tercamente.

Hermione le dio a Ron las tarjetas de salario y carrerapara que sacara una.

"Y...soy un atleta y gano 80.000 galeones," dijo Ron felízmente. "¡Apuesto que soy parte de
los Chudley Cannons!"

"¿Por qué un atleta muggle estadounidense sería parte de un equipo británico de


Quidditch?" Se preguntó Hermione.

"¿Por qué iba alguien a querer ser un Chudley Cannon?" Preguntó Harry.

"Si tuvieran 80.000 galeones para gastar en un jugador posiblemente no estarían en último
lugar," declaró Ginny. Entonces hizo una pausa. "A menos que sigan gastando el dinero en
gente tan buena como Ron."

"¡Hey!" protestó Ron.

"Desearía no haber caido en "Hacer nuevos amigos"" dijo Harry.

"Sólo dices eso porque caiste en escribir un periódico," dijo Ron.

"Exacto," dijo Harry malhumorado.

"No creo que sea tan malo," le dijo Hermione. "Quiero decir, estoy en la lista de Dean."

"¿Qué es la lista de Dean?" preguntó Ginny.

"No estoy segura," admitió Hermione, "Pero suena prestigioso."

"Bueno eso o estás en problemas tan a menudo que hiciste algún tipo de lista," Ofreció
Ron.

Hermione lo miró venenosamente. "Es lo primero. Y ahora que me recibí, ¿Harías los
honores, Harry?

Harry asintió y le mostró las tarjeras.

"Puedo ser una superestrella, una artista o agente de viajes," comentó Hermione. "De todos
modos ganaré 90.000 dólares." Suspiró. "Quisiera que hubiera un trabajo más serio aquí."
Ginny quedó con la boca abierta. "Supongo que ir a la universidad sirve para algo..."

"Deberías ser una agente de viajes o artista y entonces conseguir más dinero," le dijo Harry
ansiosamente.

Hermione sacudió la cabeza. "No puedo imaginar cómo haría más dinero. Seré
superestrella entonces."

"¿Y qué? ¿Eres una modelo o algo? No me imagino eso," dijo Ron francamente.

"¡Ron! ¡No digas esas cosas!" Exclamó Ginny golpeándolo en el brazo. Ella miró a
Hermione. "Ignóralo. Sólo está celoso porque eres una chica más bonita de lo que él jamás
podría ser."

"¡Hey!" Protestó Ron, acariciando su brazo. "No soy una...espera, supongo que en el juego
lo soy."

"Descanso mi caso," dijo Ginny astutamente.

"Y ahora me estoy graduando," anunció Harry. Sacó sus dos tarjetas. "Voy a ser un maestro
y ganaré 100.000 dólares."

"De ninguna manera se les paga tan bien a los maestros en Hogwarts," dijo Hermione
simplemente. "No lo creo. Y los maestros muggle tampoco ganan tanto."

"Hermione, estás olvidando algo muy importante," dijo Ron seriamente.

Hermione lucía sorprendida. "¿Lo estoy?"

Ron asintió. "Sí. Harry gana ese dinero por "Enseñar" "

"¿Qué insinúas?" Preguntó Harry sospechosamente.

"Claramente tienes un negocio de drogas o algo aparte," lo acusó Ron.

Harry gruñó. "¿De nuevo, Ron?"

"Por lo menos ahora no dice que tratas de matarnos," intentó consolarlo Hermione.

"Estoy perdida," admitió Ginny.

"Ron está convencido de que soy corrupto," explicó Harry.

"Hey." dijo Ron, levantando sus dos manos inocentemente. "Sólo digo lo que veo."
"Parece que me caso," les informó Ginny. "Huh. Ni siquiera sabía que estaba saliendo con
alguien."

"¿Chico o chica?" Preguntó Hermione, mostrando uno de cada persona.

"Chica, creo, ya que juego como un chico," contestó Ginny.

"Tenemos que decidir con quien se casó," insistió Ron.

"¿Por qué?" Preguntó Ginny. "¿No es suficiente que me casara con una chica sin nombre?
Ella sólo está aquí para agrandar la familia."

"No, ¡No es suficiente!" Gritó Ron. "¡Y francamente estas recientemente encontradas
tendencias miso...misog...algo me sorprenden!"

Ginny revoleó los ojos. "Bueno, está bien. ¿Con quién me casé?"

"¿Qué tal Luna?" Sugirió Harry. "Es una amiga tuya, ¿no?"

"Luna, entonces," dijo Ginny levantando los hombros. "¿Podemos continuar ahora?"

"Está bien. Parece que también me caso," dijo Hermione. "Me caso con un chico por las
mismas tazones que Ginny."

Ginny miró astutamente a Ron antes de comentar inocentemente. "¿Por qué no Vik-"

"¡Malfoy!" Exclamó Ron. "Cásate con Malfoy."

"¡Claro que no!" dijo Hermione, escandalizada. "¡Tú cásate con Malfoy!

"No puedo; ya se casó contigo," dijo Ron.

"¡Pero el odia a los hijos de muggles!" Protestó Hermione.

"El sexo debe ser fantástico," murmuró Harry.

Hermione lo miró. "No ayudas."

"Lo sé," dijo él brillantemente. "¿Es mi turno de casarme?"

"En un minuto Harry," dijo Hermione ausentemente. "¿Por qué demonios me harías
casarme con Malfoy?"

"Creo que es "Draco" si están casados," dijo Ron, ignorando la pregunta.

"Bueno," dijo Hermione. "¿Por qué harías que me case con Draco?"
"Hermione, sé que valoras mi opinión pero no es justo que me culpes por tus elecciones en
la vida," dijo Ron virtuosamente.

"Él no quería que te casaras con Viktor porque está celoso," tradujo Ginny.

"Pero a él no le importa si me caso con Draco," dijo Hermione incrédulamente.

"Claramente no. Las simpatías de Malfoy con los Mortífagos los hacen una pareja muy
poco probable," contestó Ginny. Ella movió su cabeza. "Pero una extrañamente linda
pareja...no tan bonita como Harry y Malfoy pero todavía tendrían hermosos hijos."

"Espera, ¿Qué?" Preguntó Harry alarmado.

"Creo que estabas por casarte," dijo Ginny suavemente. "¿Chico o chica?"

"Chico," contestó Harry después de un momento de consideración. "De ese modo nunca
tendremos hijos."

"¿Por qué no quieres tener hijos?" Preguntó Ron. "¿Tratando de mantenerlos seguros de tu
peligroso estilo de vida?"

"Ron, soy un maestro," dijo Harry exasperadamente.

Ron le guiñó un ojo. "Oh, ya lo sé"

"¿Puedo preguntar por qué me caso en un auto?" Se preguntó Harry. "Quiero decir, ¿En
serio? ¿Un auto? Es como manejar a través del casamiento. Debemos estar en Las Vegas.
Qué romántico."

"No sé, parece el tipo de cosa que Ron encontraría romántico," se burló Ginny.

"¿Salimos del auto en algún momento?" Preguntó Ron.

"Si debo casarme con Draco entonces tú te casas con Goyle," declaró Hermione.

Harry levantó los hombros. "Puedo vivir con eso. Pero... ¿Cómo se llama Goyle?"

"¿Goyle tiene nombre?" Preguntó Ron, sorprendido.

Hermione revoleó los ojos. "Es Gregory."

"Gred y yo nos llevaremos bien," dijo Harry felizmente.

"Creo que no le gusta que le digan así," le advirtió Hermione.


"Greg y yo nos llevaremos bien," Repitió Harry, sonriendo. "Así que ahora estamos todos
bien y forzosamente casados."

"Excepto por Ron," señaló Ginny. "Para ser el primero que se recibió vas realmente lento
en el camino de la vida."

"Es mi maldición del juego anterior," dijo Ron solemnemente.

"No sé," dijo Hermione pensativamente. "¿Es realmente tan malo ir lentamente en la vida y
no apresurarse por terminar?"

"No me digas que te pondras filosófica," pidió Harry. "Es sólo un juego."

"No lo haré, lo prometo," mintió Hermione.

"Aparentemente compraré muebles," anunció Ginny. "Dice que le pague al vendedor...osea


yo. ¿Significa que debo pagarme a mi misma?

"La manera más simple de ponerlo es que lo consigues gratis," contestó Hermione.

"¡Mi propia hermana!" Exclamó Ron indignado. "¡Una ladrona! ¡No puedo estar a salvo de
la corrupción en ninguna parte!"

"Podría tener un descuento o algo," se defendió Ginny. "¡Es mi tienda!"

"Estoy tan avergonzado," dijo Ron, sacudiendo su cabeza. "Harry, no se te permite hablar
con Ginny."

"Sabía que ibas a culparme," se quejó Harry.

"Parece que yo también compraré muebles," notó Hermione, moviendo su auto al mismo
cuadrado que Ginny.

"¡Accidente de auto!" Exclamó Harry.

"No es un accidente," dijo Hermione.

"Hermione, tu auto y el de ella estan en el mismo lugar. Eso es a lo que yo llamo un


accidente de auto," dijo Harry pacientemente. "A menos que lo hicieras a propósito en cuyo
caso es un choque."

"¿Están dañados? ¿Necesitamos repararlos?" preguntó Ginny preocupadamente.

"No," dijo Hermione firmemente. "Sólo gira."

"Perdí un turno," se quejó Harry. "Creo que tengo una crisis existencial."
"¿Una qué?" Preguntó Ron confundido.

"No sé," admitió Harry. "Pero suena serio."

"Bueno, por fin me caso," les informó Ron. "me casaré con una chica así habrá menos
oportunidad de que tengamos hijos."

"¿Por qué todos odian a los niños?" Preguntó Ginny curiosamente.

"Mi resentimiento es que me digan que tengo que tenerlos," contestó Harry. "En la vida real
creo que me gustarían algunos pero no porque alguien más lo dice."

"No me gusta ser forzado a casarme tampoco," adhirió Ron.

"¿Pero a qué te refieres con 'habrá menos oportunidad'?" Preguntó Harry. "Crees que mi
método no funcionará?"

"Sólo creo que dos chicas tienen menos posibilidad, incluso con magia envuelta, de
concebir que dos chicos," Explicó Ron.

"Tú," dijo Hermione con brillo malicioso en sus ojos, "te casarás con Pansy."

"¡Oh, Hermione, por favor!" Se quejó Ron, gruñendo.

"No me 'Hermione, por favor'" dijo Hermione duramente. "Tuve que casarme con Draco."

"Ese no es motivo para que desquites tu rabia conmigo," dijo Ron, luciendo herido. "Y
mira, ¡Tengo que mudarme por el país! Claramente Pansy es una persona muy
controladora."

"Yo también tuve que mudarme por el país," le dijo Hermione. "Afortunadamente
Inglaterra no es un país muy grande."

"Creí que jugábamos en Estados Unidos," dijo Ginny, confundida.

"Claramente estamos en una especie de limbo," le dijo Harry. Él gruñó. "Genial. Debo
visitar a los suegros. El padre de Greg seguramente tratará de asesinarme, como es un
Mortífago y todo eso. ¿Por qué no tiene él que visitar a mis padres si yo visito a los suyos?"

"¿Porque los tuyos están muertos?" Sugirió Ron.

"¡Exacto! Él no tiene que hacerlo, así que es injusto. Me siento como si tomara mi vida en
mis manos," se quejó Harry.

"¿Una chacra?" Hermione no podía creerlo. "¿Costando 160.000 dólares? Nunca compré
una casa pero eso parece muy, muy caro. ¿Y por qué querría una chacra de todos modos?"
"Tal vez Draco quiere la chacra," dijo Harry astutamente. "¿Y tú crees que eso es malo? Yo
compro una casa que está hecha polvo y me cuesta 40.000 dólares. Mi deuda escolar es lo
que me cuesta una casa que literalmente fue partida en dos. Ni siquiera estoy seguro de que
comprar un segura valga la pena pero lo voy a conseguir de todos modos porque esta casa
es un desastre. Seguramente no conseguiré un buen precio."

"Maldición, no puedo creer que acabo de tener una bebé," dijo Ginny, sonando sorprendida.
"Supongo que es más fácil no darse cuenta de ese tipo de cosas cuando no estás
embarazada."

"Oh, ¿Cómo se llama?" Preguntó Hermione.

"¿Por qué necesita un nombre?" Preguntó Ginny.

"¡No puedes no nombrar a tus hijos!" Exclamó Ron aterrorizado. "¿Qué tipo de horrible
madre eres tú?"

"Ni siquiera son reales," protestó Ginny.

"Sólo sigue la corriente," le aconsejó Harry.

"Ay, no sé," dijo Ginny mirando alrededor. "Dejaré que Luna le ponga nombre."

"¿Luna?" Ron no podía creerlo. "Ella probablemente le pondrá algún estúpido nombre
como "Rayo de luna" o algo así."

"Rayo de luna será entonces," dijo Ginny, poniendo la pieza rosa en su auto."

"¡Sí! ¡Tengo una casa asombrosa!" Festejó Ron. Entonces frunció el ceño. "Oh, esperen,
cuesta 200.000 galeones. ¿Por qué dejé que Pansy me convenciera de comprar esa casa
Victoriana? Supongo que la aseguraré porque temo que un viento fuerte me cueste miles de
dólares. Estúpida casa no mágica... ¡Sabía que no debí visitar a sus padres!"

"Acabo de tener gemelos," anunció Hermione. "Dos chicas."

"Sabes que Malfoy probablemente llamaría a sus hijos algo raro como Scorpión o algo,
¿No?" Preguntó Ron retóricamente.

"Bueno, no tiene suerte," dijo Hermione. "He decidido que me gustan nombres como Rose
y Juliet y dado que estoy aquí y presumo que fue a través del parto y él no no es su
decisión."

"¡No puedo creerlo!" Gritó Harry.

"¿Qué?" Le preguntó Ginny.


"Acaban de despedirme," dijo Harry, mirando vacíamente al espacio en el que había caido.
"¿Cómo pudieron despedirme?"

"Supongo que acaban de darse cuenta de lo que haces en tu tiempo libre," dijo Ron
triufantemente.

"¡Ron, no puedes decir eso de un maestro!" Protestó Hermione. "Lo haces sonar como que
él era...ya sabes..."

"No, no lo sé," la corrigió Ron. "Pero aclaro: Supongo que ya se enteraron de tu empresa
criminal."

"¿'Empresa criminal'?" Lo copió Harry. "Creí que sólo vendía drogas."

"¿Sólo vendía drogas?" Repitió Ron. "Sigo esperando que llegues al fondo y golpees algún
tipo de roca moral, pero nunca lo haces, ¿o sí? Nunca lo haces."

"Debes devolver tu tarjeta de salario y carrera y sacar unas nuevas," instruyó Hermione.

"Parece que ahora soy un artista que gana 100.000 dólares," dijo Harry, sonriendo.

Ron puso su cabeza en sus manos. "Él nunca aprende."

"Acabo de tener otra hija," les dijo Hermione. "La llamaré Lydia."

"Son tres chicas seguidas," notó Ginny. "¿Soy yo o tratas de impedir que Malfoy consiga
un heredero?"

"Eres tú," reclamó Hermione.

"No puedo creer que me invitaras a una premier de una película y me hagas pagarte 15.000
galeones," se quejó Ron. "Y apuesto a que la película era mala."

"¿Sabes siquiera qué película era?" Se preguntó Harry.

"No estoy totalmente seguro," concedió Ron. "Pero todavía suena como demasiado.
Además, ¿Por qué decoro una habitación para bebé? No tengo hijos."

"Bueno, acabo de tener gemelos," anunció Harry. "Y por "yo" me refiero a "Greg" dado
que aparentemente él se quedó embarazado."

"Pero es un chico," señaló Ginny.

Harry levantó los hombros. "No sé qué decirte excepto que no fuimos cuidadosos y la
magia está envuelta."
"¡Pero son dos chicos así que no debían ser cuidadosos!" Protestó Hermione.

"Magia."

"No puedo creer que te acostaste con Goyle," dijo Ron, haciendo una mueca."

"Lo hice hacerse la cirugía plástica mágica," dijo Harry.

"Si es mágica entonces por qué sería "Cirujía plástica"?" Se preguntó Hermione. "Quiero
decir, los magos parecen encontrar horribles los puntos de sutura."

"Deja de buscarle la quinta pata al gato," ordenó Harry. "Sólo deben saber que Greg luce
mucho mejor que antes."

"¿Cómo llamaste a los gemelos?" Preguntó Ginny.

"Peter San Potter y Beelzebú Potter. Y sí, el nombre de mi esposo es Greg Potter," contesto
Harry.

"Nota: nunca dejes que Harry nombre nada," murmuró Hermione.

"¡Tú nombraste a tus hijos con nombres de personajes de libros!" Contrarrestó Harry.

"La mayoría de la gente creería que eso es algo bueno," dijo Hermione calmadamente.

"¿Mi casa se inundó?" Ron no podía creerlo. "¿Por qué soy el único con problemas? ¡Tengo
la mejor casa!"

"Tal vez la naturaleza está castigando tu orgullo," sugirió Ginny. Ella miró de cerca al auto
de Hermione. "Hermione, no es por nada pero ¿no tenías un auto verde?"

Hermione miró hacia abajo al auto naranja que su familia tenía. "¡Tienes razón! ¿Qué
pasó?"

Ron tosió fuertemente y miró hacia Harry.

"¿Qué?" Preguntó Harry frunciendo. Él miró hacia abajo y vio el auto verde justo al lado
suyo. "¿Me creerían si les digo que no tengo idea de qué pasó?"

"No," dijo Ron seriamente.

"Bueno, realmente no lo sé," dijo Harry honestamente.

"Me postulo para intendente," anunció Ginny. "¿Ustedes votarán por mí, cierto?"

"Haré más que eso," prometió Harry.


"¿Debería estar felíz de que Harry está ayudando o enojado de que claramente comprará la
elección para mi hermana?" Se preguntó Ron.

"No me refería a eso," se quejó Harry. "Ah, y un árbol cayó en mi casa. Qué bien que tenía
seguro. Aunque no sabía que todavía hubieran árboles por aquí. Supongo que ya no los
hay."

"Veamos," dijo Ron que acababa de encontrar un desvío. Puedo ir a picnic o tener un bebé.
Una no dificil decisión."

Hermione estaba moviendo su auto cuando una de sus piezas rosas se cayó. "Ups..."

"¡No puedo creer que tiraras a tu propia hija del auto!" Gritó Ron horrorizado.

"¡La cosa se cayó!" Se defendió Hermione.

Eso no ayudó. "¿La cosa?"

"Parece que gastaré 25.000 galeones en un campo de deportes," anunció Ginny, pasándole a
Ron el dinero.

"Esperen..." dijo Harry sospechosamente. "¡No crean que no reconozco un soborno cuando
lo veo!"

"Harry," explicó Ron pacientemente, "Tú eres el corrupto, no yo."

"¡Esto fue todo una pantalla de humo!" Continuó Harry ruidosamente.

"Nunca hice nada malo," reclamó Ron. "Y además, acabo de caer en 'intercambiar salario',
Harry."

"Tengo que averiguar cómo lo haces," dijo Harry seriamente mientras difícilmente se
sepraba de su tarjeta de salario. "Y aquí estan esos 25.000 dólares por esas 'lecciones de
tenis'."

"¿Tienes que decirlo así?" Preguntó Ron. "Quiero decir, 'lecciones de tenis'. Lo haces sonar
tan mal."

"¿No lo es?" Desafió Harry.

"No sé de qué están hablando y no creo que quiera saberlo tampoco," les dijo Hermione.

"¡Hey, acabo de ganar el Premio Nobel de la Paz!" dijo Ginny emocionadamente.


"¿Por qué?" Ron no lo podía creer. "Ni siquiera fuiste a la universidad y vendes cosas para
vivir. Y estafar. Debe tener que ver con ese lenguaje de señas que aprendimos para
comunicarnos con tu hija sorda."

Ginny gruñó. "Oh, ya déjalo, Ron. Incluso si la pequeña Rayo de luna es sorda- y no digo
que lo sea- no es razón para hablar de ello cada cinco segundos."

"¿Bueno por qué más cualquiera de nosotros lo ganaría? Y tú lo ganaste primero," Señaló
Ron. "Y después de que tuviste tu hija. Además, sigues cayendo en escuela de verano."

"Me gusta que mi hija tenga un verano estructurado," gruñó Ginny. "¡Ella no es tonta!"

"Nunca dije que lo fuera," dijo Ron en voz cantarina. Él giró la rueda y hizo una mueca.
"¡No! ¡No, no, no!"

"¿Qué pasó?" Preguntó Hermione, un poco preocupada.

"Acabo de adoptar gemelos," se quejó Ron.

"¿Eso no es bueno?" Preguntó Harry. "Así sabemos que Pansy no te engañó."

"Claro que lo hizo," contestó Ron. "Ella simplemente no se quedó embarazada. Y si lo


hubiera hecho entonces nos hubieramos divorciado."

"No puedes divorciarte en Life" le dijo Hermione.

Los ojos de Ron se agrandaron. "¿Qué? ¿Qué tipo de juego es este?"

"Aparentemente uno que cree firmemente en la santidad del matrimonio," contestó Ginny.
Ella miró a los autos de Ron y Harry. "Bueno, quizás no tan firmemente."

"Voy a llamar a mis hijas Lily y Natty," les informó Ron.

"¿Existe el nombre Natty?" Se preguntó Ginny.

"¿Es Rayo de luna un nombre?" le contestó Ron.

"¡Hey, Luna eligió ese nombre!" Defendió Ginny.

"Luna ni siquiera está aquí," contestó Ron. "Además, mis hijas aparentemente son tontos
como la hija de Ginny dado que estan en la escuela de verano."

"Ron, acabamos de decir que estar en la escuela de verano no quiere decir que seas
estúpido. Podrías estar tratando de adelantarte o de no tener clases en el año escolar o sólo
por diversión," le dijo Hermione.
"No hay necesidad de suavizar el golpe, Hermione. No los quería de todos modos," le
contestó Ron fríamente.

"No tengas hijos," le aconsejó Ginny.

"No me dieron mucha elección," dijo Ron.

"Aqui están esos 30.00 galeones por el 'equipamiento de gimnacio'" dijo Ginny, dándole a
su hermano el dinero.

"En serio, dejen de decirlo así," ordenó Ron.

"¡Encontré un tesoro escondido!" dijo Hermione felizmente.

"Estoy muy felíz por tí, en serio, pero ¿Has visto en lo que acaba de caer Harry?" Preguntó
Ron con voz temblorosa.

"Donar 15.000 dólares para pagar el baile de caridad de la policía," leyó Harry en voz alta.
"No veo cual es el problema."

"Ahora Harry tiene a la policía de su lado," dijo Ron, asustado. "¿Cuantos murieron en el
golpe?"

"Tres," dijo Harry simplemente. "No te preocupes; todavía quedan como seis."

"¡Acabo de comprar una cabina en el lago y la golpeó un tornado!" Exclamó Ron. "¿Harry
ya sabe controlar el clima?"

"No..." dijo Harry inocentemente. "Pero lo que sí hice, es ganar 100.000 dólares en el
premio Nobel de la Paz."

"Aparentemente, estoy teniendo una crisis de la mediana edad. Supongo que mi premio
Nobel ya no sirve," dijo Ginny suspirando. "No puedo ser doctora, maestra, o contadora
porque no fui a la universidad. Puedo ser una agente de viaje, que es prácticamente el
mismo trabajo pero me pagan 50.000 dólares."

"Guau," dijo Harry, impresionado. "Qué forma de convertir una crisis de la mediana edad
en algo positivo, Ginny."

"No, ahora el juego me fuerza a mí a ser corrupto," se quejó Ron. "Pagarme a mí mismo
35.000 galeones por el 'torneo de golf'"

"Al menos eres honesto al respecto," dijo Hermione secamente. "Ladrones acaban de entrar
a mi casa y claramente la respuesta más lógica era pagar mis impuestos."

"Claramente," dijo Ginny, burlonamente. "Visité el Gran Cañón y ahora estoy retirada."
"Si por 'retirada' quieres decir 'muerta'," le dijo Ron.

"No, estoy muy segura de que quiero decir 'retirada'," dijo Ginny firmemente, sacudiendo la
cabeza.

"Pero tienes el cheque más bajo, ¿Así que por qué te retirarías primero?" Preguntó Ron
rasonablemente.

"Tengo gustos simples," dijo Ginny tranquilamente.

"Parece que he estado -limpiando las calles" dijo Harry sonriendo como maníaco.

Ron sólo sacudió su cabeza decepcionado.

"Me fui a pescar," les informó Hermione. "Y en el próximo turno me retiro."

"¡Sí! ¡Caí en intercambiar salario!" dijo Harry falízmente. "Es casi al final pero me gustaría
tener mi dinero de vuelta." Él acercó su mano esperando.

Ron miró tristemente a su tarjeta de salario antes de pasarla lentamente. "Bueno, fue bueno
mientras duró. ¡Y debo auspiciar una exibición de arte también! Ni siquiera estoy seguro de
cómo pasó."

"Es mejor para nosotros si no hablamos de eso," dijo Harry asintiendo.

"Y ahora aparementente plando un árbol por el día del árbol. Lo que sea que eso
signifique," dijo Ron, sacudiendo su cabeza. "Y entonces tomaré un crucero de lujo porque
supongo que no quiero guardar dinero para mi retiro porque sé que en realidad significa
muerte."

"No significa eso," lo corrigió Hermione.

"Y estoy apoyando la vida silvestre antes de que me retire," les informó Harry.

"Y eso es todo," dijo Ron. "Todos muertos."

"Retirados," dijo Hermione nuevamente.

"Tú estás en negación," decidió Ron.

"Alguien haga el favor de golpearlo," pidió Hermione.

"Con gusto," dijo Ginny, golpeándolo en el brazo otra vez.

"¡Ouch!" Se quejó Ron.


"Todos cuenten su dinero y tarjetas de vida," ordenó Harry.

Todo estuvo silencioso por unos minutos mientras todos hacían eso.

"1,600 ,000 dólares," anunció Hermione.

"1,825,000 dólares," les dijo Harry modestamente.

"870,000 galeones," dijo Ginny tranquilamente.

"875,000," dijo on animadamente. "No salí último o perdí ante mi hermana."

"Cállate," Dijo Ginny gruñendo.

"Y Harry gana de nuevo," dijo Ron disgustado, girando sus ojos. "Ni siquiera sé por qué
estoy sorprendido. O si estoy sorprendido. No, definitivamente no estoy sorprendido."

"¿Todos los juegos de mesa son así?" Preguntó Ginny inseguramente.

Harry y Hermione se miraron entre sí. "No," dijeron los dos al mismo tiempo.

"¿Entonces es todo culpa de Ron?" Preguntó Ginny.

"No iría tan lejos," dijo Hermione.

"Yo sí. Y sí, más o menos," le dijo Harry.

"Sin mí no se divertirían tanto con esas cosas," insistió Ron. "Y yo no soy el corrupto."

"Mira, sólo porque terminé el juego con el doble del dinero que tú no quiere decir que soy
corrupto," insistió Harry. "Quiero decir, mira a Hermione. Ella tenía casi tanto dinero como
yo pero no te veo acusándola a ella."

"Eso es porque yo conozco el significado de la palabra sutileza, y no te atrevas a hacer que


me vigile," le advirtió Hermione.

"¿No hay nadie en quien pueda confiar?" Exclamó Ron

"Yo salí peor que tú," señaló Ginny.

"Sí, pero eres mi hermana así que no cuentas," explicó Ron.

Ginny lo miró venenosamente antes de pararse e ir a su dormitorio.

"Bien, está vez es en serio, no volveré a jugar con ustedes tramposos corruptos nunca más."
Y con eso, Ron se levantó dramáticamente y salió de la sala común.

"¿Soy yo o Ron es verdaderamente un mal perdedor?" preguntó Harry retóricamente.

"No lo sé, pero sé que sigue haciendo eso para no tener que ayudar a limpiar," dijo
Hermione, ssacudiendo su cabeza. Ela sacó la varita de su túnica y comenzó a jugar con
ella. "Pero tú no harías algo como eso, ¿verdad?"

Harry miró a su varita y tragó nerviosamente. "No, definitivamente no. De hecho, ¿Por qué
no dejas que yo guarde todo? de veras, insisto…"