Sie sind auf Seite 1von 3

Resumen corto de Platero y yo

Empezamos ya con el resumen de Platero y yo para que conozcas el contenido de


esta obra literaria. Como ya hemos apuntado, esta obra se caracteriza por
reunir diferentes escenas de la vida del asno Platero y, estas escenas, son
una reflexión acerca de la vida, de la enfermedad y de la muerte.
La historia es explicada por un narrador en primera persona que comparte su vida
con Platero, su burro y gran amigo. Él es el encargado de describir todas las
vivencias y los paisajes que recorre junto su amigo. La obra transcurre durante 1 año
y, en este tiempo, el narrador describe diferentes anécdotas que tienen lugar cuando
pasea con su gran amigo.
La trama de Platero y yo comienza cuando el narrador nos explica que ha
regresado a su pueblo natal: Moguer. Y, a partir de este momento, empieza a
describir la belleza de la naturaleza de su entorno. Una vez asentado en su pueblo, se
encontrará con un burro plateado al que bautiza con el nombre de "Platero". La
historia se basa en la descripción de los paisajes que envuelven al narrador y a su
nuevo amigo pero, también, describe la gente, las actividades que se realizan en el
pueblo, etcétera. Un repaso que le hará conectar con sus recuerdos.
La elección de un burro como su nuevo gran amigo es también un hecho esencial ya
que, normalmente, el burro no tiene el mismo "prestigio" que otro animal como el
caballo. Sin embargo, J. R. Jiménez escoge a Platero como su fiel compañero y
describe su belleza y su intensa mirada. De hecho, en Platero y yo nos encontramos
con que las miradas entre el hombre y el animal se convierten en un nuevo lenguaje
que los dos llegan a entender profundamente.
Al narrador le llaman "loco" por tener de amigo a un burro pero es que Platero gusta a
todo el mundo: los niños siempre quieren estar encima del animal, le acarician, le dan
de comer... La voz narrativa es desde un "yo" que le habla a Platero, el narrador le
habla a su compañero y lo registra a modo de diario. Aquí es donde podemos conocer
los sentimientos que tiene hacia su amigo pero, también, todo lo que le produce su
visión de la naturaleza que le envuelve.
En estos escritos en el diario podemos conocer algunas reflexiones muy
interesantes que realiza el narrador sobre el paso del tiempo; estas reflexiones se
vinculan con las descripciones del paisaje ya que este va cambiando de estación y, el
cambio, motiva el pensamiento. En Platero y yo asistimos a diferentes momentos del
año tan destacados como Carnaval o como el día de los Reyes Magos.
El final de Platero y yo es un tanto trágico pues el asno se tomará por accidente un
veneno que acabará con su vida. Sin embargo, es un final muy simbólico porque nos
demuestra cómo se puede lidiar con la pérdida y honrar la memoria del fallecido. El
narrador enterrará a su amigo bajo el árbol, tal y como le había prometido.
Breve análisis de Platero y yo
Es difícil hacer un resumen de Platero y yo porque, como ya hemos comentado, es un
libro que acumula diferentes escenas independientes; si las unimos a todas ellas, es
cuando conocemos este retrato que ha hecho su autor. Una escena muy bella es
cuando los dos protagonistas se encuentran con una yegua que ha sido sacrificada; en
esta escena, el narrador le prometerá a su fiel amigo que nunca lo abandonará.
La relación que el protagonista de la obra comienza con su nuevo amigo le
hace cambiar su perspectiva: el narrador empieza a disfrutar de la vida de una forma
más sencilla, más impulsiva, más como un niño o como un animal. Deja afuera las
preocupaciones de los adultos y conecta con esa parte más natural e instintiva de
nosotros mismos.
Estamos ante un libro que, aunque aparentemente puede ser sencillo,
encierra reflexiones muy profundas acerca de temas tan importantes como la
amistad, el miedo, la enfermedad y la muerte. Y todo ello con una prosa cargada de
simbolismo, poesía, metáforas y recursos literarios que elevan esta obra a un estadio
muy destacado.
Al inicio del libro Platero y yo, el autor habla del regreso a su pueblo natal de Moguer.
Describe la belleza de los paisajes que recordaba durante sus años en otros lugares y
se describe como hace amistad con un burrito plateado al que llama Platero. Las
personas del pueblo lo ven como si fuera un extraño. Es un hombre barbado que
siempre anda vestido de negro y en compañía de su nuevo amigo.
El narrador nos va describiendo su pueblo en detalle hablando de sus paisajes, su
gente y las actividades que se desarrollan. Todas estas descripciones nos muestran el
lado alegre tanto como el lado doloroso de sus recuerdos y vivencias.
Platero, al ser un burro, no es un animal que goce de mucha estima, es por esto que el
autor se enfoca en hablar acerca de sus ojos e intensa mirada. Habla extensamente
de la pureza de este animal.
En una sección de la historia se relata una dolorosa escena en la que Platero y el
narrador ven a la orilla de una carretera una yegua que ha sido asesinada por sus
dueños por estar vieja y ciega. Es una escena conmovedora que lleva a una promesa
por parte del narrador. Este le dice a Platero que jamás lo abandonará cuando esté
viejo o enfermo y le promete que cuando muerta, no lo dejará tirado a la orilla de una
carretera. Le promete que lo enterrará cerca de un árbol de pino que ambos solían
frecuentar.
A lo largo de la historia se hace alusión a las miradas como medio de comunicación
entre hombre y animal. Es la manera en la que el vínculo que describe Platero y yo
sucede. El burro se ve como un individuo que ha sido capaz de hacer del hombre que
lo acompaña un ser más humano.
Gracias a su relación con este peculiar amigo, el hombre comienza a ver la vida desde
una perspectiva diferente. Comienza a comportarse más como un niño, siempre alegre
y a ver las cosas desde otro punto de vista.
Lamentablemente, al final de la narración Platero come un veneno que acaba con su
vida, esta es una de las lecciones más significativas de esta obra, el cómo lidiar con la
pérdida de algo (o alguien) importante. Tal como lo había prometido, el hombre
entierra a su fuel amigo y sigue hablándole, aunque sabe que ya no está con él
físicamente.

Análisis
Aunque este libro se ha considerado como una lectura infantil, ciertamente se tocan
temas muy profundos que vale la pena resaltar. El narrador utiliza la figura de Platero
como un confidente a quien le cuenta sus opiniones acerca de temas relevantes en la
vida, sus dolores y sus percepciones del mundo que lo rodea.

Se tocan temas difíciles como la muerte que de hecho puede resultar complicado para
los niños, es por esto que si lo consideramos como una historia escrita para adultos,
entenderemos mejor su propósito

El continuo encuentro de miradas entre ambos personajes nos habla de la fuerza y a


su vez la sutileza de la comunicación entre dos especies que se comunican de esta
manera. El vínculo que se desarrolla entre animal y hombre al determinarse como
iguales en medio de un mundo revuelto puede causar un profundo impacto si lo
leemos de la manera correcta.
Análisis

Es una obra maravillosa de la literatura en el cual el texto hace la representación de


escenas o situaciones concretas, a través de anécdotas e impresiones que tienen que
ver con la belleza del paisaje y de la naturaleza, los cuales vienen de los recuerdos de
la infancia del escritor.

En la obra puede hacer críticas con mucha sutileza de la forma en que se establecían
ciertos comportamientos, tradiciones populares y las mismas se unieron para
establecer una relación de cariño y de ternura hacia el personaje de Platero.