Sie sind auf Seite 1von 14

POBLACIÓN Y DISTRIBUCIÓN

No existe unanimidad en cuanto a la cifra exacta de musulmanes que hay en la actualidad. Las estimaciones varían entre la moderada de
ochocientos millones y la excesiva que los sitúa cerca de los mil quinientos. Posiblemente, el número real deba estimarse en torno a mil
millones.

La distribución geográfica del islam resulta irregular. En la península Arábiga, donde se encuentran Arabia Saudí, los dos Yémenes y
los estados del Golfo (Kuwait, Omán, Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Bahrein), la población islámica se acerca al 100 por 100, ya que
desde el siglo VII el islam puso un especial interés en que no habitaran en el suelo natal del profeta Mahoma aquellos que no hubiesen
aceptado la fe que predicaba.

Según la tradición islámica es Adán quien lleva a cabo la primera construcción en la Meca a petición de Alá. Con el tiempo
la construcción va desapareciendo hasta los días de Ismael y Abraham. Sarai, esposa de Abraham al ser estéril, ofreció a
su esclava, Agar a Abraham. Agar concibe pronto. Sarai, celosa, trata a Agar duramente, forzándola a huir con su hijo al
desierto. Ambos al borde de morir de sed, aparece ante la madre de Ismael un ángel y le pide que golpee el suelo. Al
golpearlo comienza a brotar del suelo agua y se forma el pozo de Zamzam. Alrededor de este pozo se instalan junto con
más gente del desierto y surge Meca (Beka).
Mahoma
Cerca del año 570, nació un niño que sería llamado Muhammad y que se convertiría en el Profeta de una de las religiones
más grandiosas del mundo, el Islam. Él nació dentro dentro de una familia perteneciente a un clan de Quraish, la tribu
gobernante de Meca, una ciudad ubicada en la región del Hiyaz al noroeste de Arabia.
La Ka’bah, un antiguo santuario ubicado en la ciudad de Meca que, debido a la decadencia de Arabia del sur, durante el
siglo VI se había convertido en un importante centro de comercio relacionado con grandes potencias como los sasánidas,
bizantinos y etíopes. Como resultado de esto, la ciudad fue dominada por poderosas familias comerciantes, entre quienes
sobresalían los hombres de Quraish.
El padre de Muhammad, ‘Abdullah Ibn ‘Abd Al-Muttalib, murió antes de que el niño naciera; su madre, Áminah, murió
cuando él tenía seis años. El huérfano fue confiado al cuidado de su abuelo, líder del clan de Hashim. Después de la
muerte de su abuelo, Muhammad fue criado por su tío, Abu Talib. Como era costumbre, de pequeño Muhammad fue
destinado a vivir por uno o dos años con una familia beduina. Esta tradición, continuada hasta hace poco por familias
nobles de Meca, Medina, Taif y otros pueblos del Hiyaz, influyó notablemente en Muhammad. Además de soportar las
dificultades de la vida del desierto, adquirió el gusto por la expresión
LOS 10 PAÍSES CON MÁS refinada y la elocuencia, algo muy apreciado por los árabes, para
POBLACIÓN ISLÁMICA(1996) quienes la oratoria era el arte que más los enorgullecía. También
aprendió la paciencia y la abstinencia propia de los pastores, cuya vida
País millones musulmanes solitaria que en primera instancia compartió, y luego comprendió y
apreció.
Indonesia 182.2 m
Cerca del año 590, Muhammad, entonces en sus 20 años, entró al
Pakistán 136.9 m servicio de una viuda comerciante llamada Jadiyah, dedicada al
comercio de caravanas hacia el norte. Algún tiempo después él se casó
Bangladesh 115.0 m con ella y tuvieron dos hijos –ninguno  de los cuales sobrevivió– y cuatro
India 108.6 m hijas.
A sus 40 años, Muhammad comenzó a retirarse para meditar en una
Irán 63.9 m cueva en el monte Hira, en las afueras de Meca, donde ocurrió el
Turquía 61.0 m primero de los grandes eventos del Islam. Un día, mientras estaba
sentando dentro de la cueva, escuchó una voz, posteriormente
Egipto 51.6 m identificada como la del Ángel Gabriel, que le ordenó lo siguiente:
Nigeria 40.2 m
Argelia 29.1 m
China * 29.1 m
*Los musulmanes en China representa en torno al 2,4%
“¡Recita! [¡Oh, Muhammad!] En el nombre de tu Señor, Quien creó todas las cosas.  Creó al hombre de un cigoto”. (Corán
96:1-2)
Muhammad expresó tres veces que era incapaz de hacerlo, pero cada vez el mandato se repetía. Finalmente, Muhammad
recitó las palabras que ahora se encuentran en los primeros cinco versículos del capítulo 96 del Corán, palabras que
proclaman a Dios como el Creador del hombre y Fuente de todo el conocimiento.

Religión islámica
 Religiones orientales. Islamismo. Orígenes. Creencias. El Corán. Profetas. Los Cinco Pilares. Profesión de fe. Oración.
Limosna. Ayuno. Peregrinación. Moral del Islam

Introducción

He elegido realizar el trabajo sobre la religión islámica ya que ahora es tema de mucha actualidad, debido a que sale
mucho en los medios de comunicación por culpa del terrorismo islámico liderado por “Al-Qaeda”, los conflictos existentes
en los países de Oriente Medio y el gran número de inmigrantes, que al trasladarse a nuestro país traen consigo sus
costumbres.

En este trabajo he intentado recoger la máxima información posible en varias enciclopedias para documentarme sobre la
religión islámica y poder posteriormente redactarlo.

La finalidad del trabajo es hacerlo lo mejor posible y que sea de lectura rápida y fácil, logrando adquirir más conocimientos
del mundo musulmán.

RELIGION.

El Islam surgió en Arabia en el S. VII fundamentado por el profeta Mahoma (Muhammad). La palabra Islam significa en
árabe “sumisión” a Dios y muslim, de donde deriva la palabra musulmán, es todo aquel “que se somete” a Dios. Las dos
fuentes fundamentales de la doctrina y la práctica islámicas son el Corán y la Sunna o tradición, así como la conducta del
profeta Mahoma.

Mahoma, profeta reformador de la religión de los árabes, es considerado el intermediario de la última revelación de Dios a
los hombres a través del Corán, la palabra de Dios. En este sentido, Mahoma es el último y más perfecto de la serie de
mensajeros de Dios, desde Adán, Noé, Abraham, Moisés hasta Jesús, de quien niegan la divinidad. Aunque Mahoma es
sólo un hombre, la recopilación de sus dichos y hechos (Sunna / ejemplo del profeta / conocida a través del Hadit /
recopilación de tradiciones basadas en los hechos y dichos del profeta /), juntamente con el Corán, constituyen las bases
del Islam.

El musulmán es un seguidor de la revelación divina formulada por el profeta Mahoma, lo que le convierte en miembro de la
comunidad islámica (umma), que es un concepto vivamente sentido por todos los que creen en Alá (Dios). La umma fue
organizada por el mismo Mahoma con las características de única, igualitaria (todos los creyentes son iguales delante de
Dios), laica (sin jerarquías) y teocrática (regida por el Corán). El propio Corán cita a los seguidores de Mahoma como
“musulmanes” (El os ha llamado musulmanes), estos se sienten ofendidos cuando son denominados “mahometanos”.
Actualmente la población musulmana mundial se estima próxima a los mil millones de personas. El Islam ha florecido en
distintas regiones geográficas, culturales y étnicas. Los principales grupos étnicos son: norte de África, Oriente Próximo,
Turquía, regiones de la antigua Unión Soviética, Asia Central, Pakistán, India y Bangladesh, Malaysia, Indonesia y
Filipinas y un pequeño porcentaje de chinos. En Europa, el Islam es la segunda religión más profesada después del
cristianismo.

1. Creencias

El credo musulmán consiste en cinco dogmas de fe:

 Creencia en un solo Dios.

El monoteísmo es una cuestión central para el islam, admite la existencia de un solo Dios (llamado Alá), único y
omnipotente. Rechaza el politeísmo, así como la extensión de la divinidad de Alá a alguna persona. Dios creó el hombre y
la naturaleza, de lo contrario existiría la nada. Dotó a cada elemento de su creación de su propia naturaleza y de leyes que
gobiernan su conducta. El resultado es un conjunto armónico y ordenado, un cosmos en el que cada cosa tiene su propio
lugar y sus limitaciones. Dios preside y gobierna el Universo. En el pasado pudo haber alteraciones del orden
natural (milagros) aunque el Corán acepta los milagros de los profetas anteriores (Noé, Abraham, Moisés, Jesucristo y
otros), los señala como perecederos; el milagro de Mahoma es el Corán, prodigio que ningún humano puede realizar o
repetir.

Dios cumple cuatro funciones fundamentales respecto al Universo y a la humanidad en particular: creación, sustento,
dirección y juicio. Dios, está obligado también a mantenerlo; el último objetivo de la humanidad consiste en existir
al “servicio de Dios”, para adorarle sólo a Él y construir un orden social ético, justo y libre de corrupciones.

 Creencia en los Ángeles.

Ministros de Dios organizados jerárquicamente ( Gibril, Mikhail, Israfil e Izrail ) cada hombre tiene dos ángeles protectores
y dos ángeles malignos que lo tientan. Los individuos están tan sumergidos en la naturaleza terrenal que pierden la visión
de su Creador y sólo cuando la naturaleza les falla, vuelven a Dios.

 Creencia en el libro revelado: El Corán.

Los musulmanes consideran el Corán como la palabra eterna e “increada” de Dios revelada a Mahoma por medio de
Gabriel, el arcángel de la revelación. Creen que su autor es el mismo Dios, y no el Profeta, por lo que el Corán es
inimitable e infalible. La

palabra procede del árabe al-qur'.n, 'la lectura' o 'la recitación'. Recoge las diferentes revelaciones de Alá a Mahoma
durante los casi 20 años de su vida profética (612-632). Está dividido en 114 suras (capítulos) divididas en poco más de
6.200 aleyas (versículos).La sura más breve contiene sólo 3 versículos y la más amplia 286 versículos largos. Las 114
suras aparecen ordenadas en orden decreciente, con alguna ligera oscilación.

 Creencia en los profetas.

Dios ha enviado profetas a la Tierra a causa de la debilidad moral de la humanidad, para enseñar el correcto
comportamiento moral y espiritual. Tras la creación y los medios de subsistencia, la misericordia de Dios se manifiesta en
estos actos de orientación. Adán fue el primer profeta; tras su expulsión del Jardín del Edén, su falta recibió el perdón de
Dios. Los mensajes de todos los profetas emanan de una misma fuente divina, las tablas de la revelación, la palabra de
Dios desde el principio de los tiempos. También se le conoce como el Libro Celeste, trasmitido al profeta Mahoma por la
intervención del arcángel Gabriel. Las religiones, son en síntesis una, aunque adquieran diferentes formas
institucionalizadas. Los profetas constituyen una unidad indivisible y se debe creer en todos ellos, ya que aceptar a unos y
rechazar a otros equivale a negar la verdad divina. Todos los profetas son humanos; algunos profetas se consideran
superiores a otros, por su constancia ante el sufrimiento. De esta forma, se describe a Mahoma como el “primero de los
humanos”, “enviado” de Alá o “sello de los profetas”. Acatar sus enseñanzas es obedecer al propio Dios. “¿Acaso no te
encontró extraviado y te guió?” Exalta la primacía de Mahoma como profeta máximo del islam, aún cuando ha
desencadenado diversos conflictos teológicos, entre los shiíes y los suníes. De aquí procede la creencia islámica de que
los profetas se extinguieron y acabaron con el Corán. El islam es la última y perfecta revelación de Dios, y se impone a
todas las anteriores.

 Creencia en el juicio final.

Las acciones divinas de creación y dirección concluyen con el acto del Juicio Final. En este día en que la humanidad será
reunida y todos los individuos serán juzgados tan sólo por sus hechos. Los “elegidos” irán al Jardín (el paraíso) y
los “perdedores” irán al infierno, aunque Dios es misericordioso y perdonará a los que sean merecedores de ello. Además
del Juicio Final, el Corán reconoce otra clase de juicio divino, (afecta a la historia de naciones, pueblos y comunidades).
Las naciones, como los individuos, pueden estar corrompidas por la riqueza, el poder y el orgullo, y si no se reforman
serán castigadas con la destrucción o sojuzgadas por pueblos más virtuosos.

 Prácticas e Instituciones: Los Cinco Pilares.

La comunidad islámica considera fundamental la práctica de cinco deberes, conocidos como los cinco pilares del islam.

2.1 Profesión de fe

La primera obligación es la profesión de fe o testimonio (shahada): “No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta”.
Debe ser hecha pública por cada musulmán al menos una vez en su vida “de forma verbal y con total asentimiento de
corazón”, señala el ingreso de un individuo en la comunidad islámica.

 Oración

La segunda obligación es la salat, que consiste en realizar cinco oraciones diarias. La primera oración tiene lugar antes de
la salida del sol; la segunda, al mediodía; la tercera, entre las tres y las cinco de la tarde; la cuarta después de la puesta
del sol y la quinta antes de acostarse y antes de la medianoche. Durante la oración, los musulmanes miran en dirección a
la Kaaba, (pequeña estructura de forma cúbica) situada en el haram o 'lugar inviolado' de la Gran Mezquita de La Meca.
Para orar hay que permanecer al comienzo de pie, acto seguido hacer una genuflexión a la que suceden dos
postraciones, y, por último, ha de tomarse asiento. En cada una de estas posiciones se recitan determinadas oraciones y
fragmentos del Corán.

Como paso previo al inicio de la oración, el devoto tiene que hacer las abluciones pertinentes. Antes de cada oración
comunitaria, el almuédano (del árabe al-mu'addin, 'el que llama a oración') o muezín hace una llamada pública desde un
minarete (o alminar) de la mezquita.

El viernes es el día santo para el Islam. Este día, a primera hora de la tarde, se realizan en las mezquitas oraciones
especiales de carácter comunitario. Son precedidas por un sermón desde el púlpito pronunciado por el imán, llamado
también el jatib. En los dos días de fiesta religiosa anual, llamados ids (concluye el mes de ayuno del Ramadán y el otro
después de la peregrinación a La Meca), se celebran por la mañana oraciones especiales seguidas de sermones.

2.3 Limosna

La tercera obligación fundamental de un musulmán es pagar la denominada zakat o limosna. Éste fue en un principio el
impuesto exigido por Mahoma (y después por los estados musulmanes) a los miembros acomodados de la comunidad,
sobre todo para ayudar a los pobres. En la mayoría de los estados musulmanes la zakat ya no es recaudada por el
gobierno y se ha convertido en una limosna voluntaria, aunque su pago sigue siendo considerado como una obligación
esencial de todos los musulmanes.

 Ayuno

La cuarta obligación es el ayuno, o saum, durante el mes del Ramadán. Puesto que el calendario islámico es lunar, las
festividades no son fijas. Incluso durante los cálidos veranos la mayoría de los musulmanes observa con rigor el ayuno.
Durante el mes de ayuno las personas deben abstenerse de comer, beber, fumar y mantener relaciones sexuales desde el
amanecer hasta la puesta del sol, y evitar todo pensamiento o acto pecaminosos. Quienes puedan permitírselo deben, dar
de comer como mínimo a un pobre.

2.5 Peregrinación
La quinta obligación del musulmán es el hach, la peregrinación a la Kaaba, en La Meca. Todo musulmán adulto,
capacitado físicamente y dotado de bienes suficientes debe realizar esta peregrinación por lo menos una vez en su vida.
Celebrado durante los primeros 10 días del último mes del año lunar, el rito exige que los peregrinos se encuentren en un
estado de absoluta pureza. Los elementos principales de este prolongado rito son dar siete vueltas a la Kaaba, correr por
siete veces a paso ligero entre los dos túmulos próximos al santuario, separados entre sí unos 400 metros. Con ello se
completa la denominada “peregrinación mayor”. La “peregrinación menor” incluye la visita a los lugares próximos de Mina
y Arafat, y la realización de diversos ritos como la lapidación (matar a pedradas) con siete piedrecillas de tres puntos que
evocan las tres veces que Abraham fue tentado por el demonio.

El desarrollo del transporte aéreo en nuestros días ha permitido realizar la peregrinación a musulmanes de todas las
regiones del planeta.

Además de los cinco pilares básicos hay otras prescripciones identificatórias del musulmán. La gran guerra santa o
gran yihad, “el esfuerzo en el camino de Dios”, es la que debe llevar a cabo todo creyente en su interior para
perfeccionarse. Designa la lucha por el objetivo islámico de “reformar la Tierra” que puede englobar el uso de la violencia y
la utilización de ejércitos si fuera necesario. Se trata de un concepto mal asimilado fuera del mundo musulmán. La
finalidad prescrita por el yihad no es la expansión territorial ni la conversión forzosa de los pueblos al islam, sino la toma
del poder político para aplicar los principios islámicos a través de las instituciones públicas de la comunidad. El concepto
de yihad fue sin embargo utilizado por algunos gobernantes musulmanes medievales para justificar guerras motivadas tan
sólo por ambiciones políticas. Cuando se utilizan las armas se denomina pequeña yihad o pequeña guerra santa.

La circuncisión, aunque no aparece en el Corán, es una práctica muy común.

Está prohibido comer carne de cerdo, la ingestión de bebidas alcohólicas, la práctica de la usura y los juegos de azar.

 Moral islámica.

La sharia es la ley divina del Islam. Mahoma no distinguió entre la ley religiosa y la ley civil. En los países musulmanes la
aplicación de la sharia depende del grado de secularización del Estado. La sharia ordena todos los ámbitos de la vida,
todas las actividades del hombre. Las cuatro fuentes de la sharia son el Corán, la tradición (basada en las
costumbres,  sunna, primitivas de la comunidad de creyentes y en los dichos, hadith, de Mahoma no incluidos en el Corán),
la deducción analógica y el consenso común. Quién no cumple los actos obligatorios o realiza los prohibidos es castigado;
no se castiga el incumplimiento de los recomendados o la realización de los desaconsejados. Dependerá del grado de
interpretación de los gobernantes, que cumplen la función de guardianes.

Conclusiones

Durante este trabajo me he dado cuenta de que la religión islámica y la religión cristiana tienen mucho en común, como
por ejemplo ambas son monoteístas (creencia en un solo Dios), nosotros creemos en Dios y ellos creen en Alá; tienen
como último profeta a Mahoma y nosotros a Jesucristo. La religión islámica sí reconoce a Jesús como profeta pero le
niegan la divinidad, aunque si considera a Dios como tal. Creen en el juicio final, como nosotros, en el que cuando
morimos se decide nuestra estancia en el paraíso o en el infierno. Los cristianos tenemos la obligación de ir a misa los
domingos y festivos mientras que los musulmanes tienen que ir los viernes a la mezquita donde realizan oraciones
especiales de carácter comunitario.

Otra obligación de los musulmanes es el ayuno durante el mes del Ramadán, en el que durante el día no pueden comer,
beber, fumar, mantener relaciones sexuales y evitar pensamientos pecaminosos, y la similitud con la religión cristiana, es
que tenemos la cuaresma como periodo de ayuno, en la que no se puede comer carne los viernes, aunque ahora no se
suele practicar.

Ambas religiones son machistas, en la islámica se les permite la poligamia a los hombres y las mujeres deben
llevar velo para taparse el rostro; y la religión cristiana nos dice que Dios creó al hombre primero y de una costilla suya
creó después a la mujer.

Este trabajo ha sido interesante por que “he aprendido” cosas del Islam que no sabía antes y que me han hecho
reflexionar mucho sobre las similitudes arriba expresadas; ha sido un trabajo algo difícil por que tuve que consultar varias
enciclopedias para conseguir toda la información.
Libros revelados
La fe en los libros revelados dentro del islam comprende:

1. En que fueron descendidos y revelados por Dios:


 El Corán (Qur’an) revelado al profeta Mahoma.
 La Torá (At-Tawrat) revelada al profeta Moisés.
 Los Salmos (Az-Zabur) revelados al rey David.
 El Evangelio (Al-Injil) revelado a Jesús (Issah para los musulmanes), hijo de María (Maryam).
LA BODA ISLAMICA

En los países árabes especialmente en Marruecos tienen costumbres muy particulares para la ceremonia de bodas:
1.Las negociaciones previas al contrato matrimonial siguen siendo responsabilidad de los padres.
2.Durante el noviazgo el chico envía a su prometida regalos los días de fiesta como telas, vestidos y perfumes.
EL CONTRATO MATRIMONIAL
La finalidad del mismo es sellar el contrato consumando el matrimonio. El contrato matrimonial debe ser certificado por el
novio y su tutor "Wali". En el acto oficial del matrimonio, en el que se lee escrituras religiosas (como en la mayoría de
ceremonias), el tutor "Wali", pronuncia unas palabras también.
CONDICIONES DEL MATRIMONIO
La normativa para establecer un matrimonio carece de complicaciones, como se puede comprobar en la siguiente
enumeración de requisitos:

 Una propuesta y una aceptación claras y explícitas, oralmente si la pareja está presente o por escrito.
 Un firme compromiso ante Allah, ante uno mismo y entre sí.
 La entrega de una dote por parte del marido.
 La intención de que dure toda la vida, si es posible.
 La presencia de dos testigos, como símbolos de la sociedad.

De hecho la publicidad diferencia las uniones legítimas de las ilegítimas. Por esta razón el profeta Muhammad animaba a
celebrar las bodas y favorecía las fiestas en tales ocasiones.

No se puede entender la vida social sin la conducta humana y el comportamiento sexual. Bajo la urgencia del impulso
sexual el ser humano puede comportarse de modo que amenace las relaciones de cooperación sobre las que descansa la
vida social.
el Islam pone un gran énfasis en el matrimonio, fuera del cual no se pueden tener relaciones sexuales, por el amplio
número de fines que persigue:

 Gratificación sexual y emocional.


 Mecanismo para reducir la tensión.
 Procreación legítima.
 Situación social.
 Abordaje de alianzas interfamiliares.
 Solidaridad de grupo.
 Cumplimiento de un acto piadoso.

Curiosidades

1-Se cuenta con la dote.


2-En las últimas horas antes de la boda , la novia recibe un gran baño ceremonial, colocándose detrás de una cortina que
representa la transición entre su vida actual y la vida nueva. Este baño no se vuelve a repetir hasta siete días después de
casada. La noche antes de la boda se lleva a la joven a la alcoba nupcial para que otras mujeres experimentadas y en
medio de cánticos le expliquen todos los detalles de los esponsales.
3-La ceremonia tiene una duración de siete días y la comida típica se sirve en abundancia. El pan es un símbolo religioso,
se debe comer lo justo y no dejar ni un trozo arbitrariamente.
4 -En cuanto a la vestimenta predomina el color blanco, las alianzas se pueden llevar pero no lo exige la ley islámica ,
pueden ser también collares y pulseras.
5 -La mezquita se adorna con mucha austeridad.
6-El menú consiste en mechui(cordero asado entero a las brasas), cuscús, brochetas conocidas como Repta o bastela y
de postre Kab el Ghazal.
Dónde
A la hora de la boda el centro de atención es la mezquita y su imán, aunque la boda se puede dar también en el hogar. Se
puede hacer pública o privada, se personan los contrayentes, el juez notario, dos testigos y familiares. Se exigen cuatro
requisitos:
1-Consentimiento de ambos.
2-Presencia del padre de la novia o su consentimiento escrito.
3-Dos testigos.
4-Dote del marido y firmas del contrato. En el contrato se ensalza el nombre de Dios según el rito del Islam y se lee el
primer capítulo del Corán.

Fiestas religiosas

Ramadan
El ayuno de RamadánEl ayuno es la privación total de comida, bebida o relaciones sexuales desde el alba hasta la
puesta del sol.
El ayuno del mes de Ramadán es obligado a todo musulmán adulto y con juicio, bien sea hombre o mujer.

Este es un mes especial para la religión musulmana, se celebra lo que es conocido mundialmente como el mes del ayuno,
llamado Ramadan. El Ramadán es el noveno mes del calendario musulmán.

El mes de Ramadán es el noveno mes lunar, y en el cual los musulmanes realizan un ayuno diario desde el alba hasta
que se pone el sol, siguiendo las reglas que hacen fortalecer su fe.

Los fundamentos del ayuno en el Islam son los siguientes:


1) La abstinencia de bebida, comida o relaciones carnales desde el alba hasta la puesta del sol.
2) Tener presente la intención
Deben tenerla presente tanto en la mente como en el corazón.

El ayuno es un deber del musulmán adulto, con juicio, saludable, residente tanto hombre como mujer. Respecto a la
mujer, no debe tener la menstruación, ni el puerperio. Por lo tanto, no debe ayunar un enfermo mental, ni los ancianos
débiles, ni los menores, ni el viajante, ni a la mujer en el periodo de la menstruación o puerperio, así como las
embarazadas, o la lactante que teme por el peligro que pueda sufrir su pequeño.

COSAS Y HECHOS QUE ESTÁN PERMITIDOS DURANTE EL PERIODO DE ABSTINENCIA.


1) Ducharse, bañarse y sumergirse en el agua, siempre y cuando no trague agua.
2) Poner el Kuhl o colirio en los ojos, sea en gotas o cremas.
3)El besar uno a otra, así como el hombre a su esposa y al contrario, pero sin llegar al orgasmo o salida del líquido
seminal.
4) Las inyecciones, a condición de que no sean nutritivas.
5) La sangría que se utiliza en algunas enfermedades como tratamiento.
6) Enjuagarse la boca con agua o aspirar el agua por la nariz y volver a echarlo hacia fuera, para limpiar la boca y las
fosas nasales.
7) Esta permitido tragar las cosas inevitables, como saliva, polvo... 
8)Usar supositorios.
9) Usar perfumes, colonias, maquillajes...
10) Comer, beber y tener relaciones sexuales desde que se rompa el ayuno ( puesta de sol) hasta la abstinencia (salida
del alba).
11) Esta permitido retrasar el Gusl (la ablución mayor) hasta después de la salida del sol a las mujeres que tuvieron
menstruación o puerperio y quedaron libres la noche anterior.
COSAS Y HECHOS QUE INVALIDAN EL AYUNO Y HAY QUE RECUPERARLO
1) Comer o beber intencionadamente. El comer o beber olvidando el ayuno no lo invalida, una vez que se de cuenta de
ello, tiene que abstenerse y completar el día ayunando.
2) El vomitar intencionadamente. En caso de ser involuntario no debe recuperarlo.
3) La menstruación o el puerperio.
4) La masturbación intencionadamente. 
5) El tener la intención de desayunar, aunque no haya tomado nada de comida o bebida que rompe el ayuno.
6) El comer, beber, o tener relaciones sexuales, creyendo que se había puesto el sol, o hubiera salido el alba, pero se da
cuenta de lo contrario. En caso de tener relaciones sexuales durante la abstinencia, queda anulado el ayuno de dicho día
y hay que hacer lo que se conoce en el Islam como "Kaffárah".

Kaffárah: Es ayunar dos meses seguidos, si le fuera posible, o dar de comer a 60 pobres, en caso de no poder ayunar, o
librar a un esclavo, si no puede ayunar o dar de comer a 60 pobres. En caso de tener el hombre relaciones sexuales con
su esposa voluntariamente por ambos, los dos tienen que hacer Kaffárah.
En cambio en caso de ser forzada la mujer, por su esposo, no tiene porque hacer kaffárah. Si comete el mismo acto otro
día, tendrá que hacer otra kafrárah y en caso de hacerlo dos veces en el mismo día hará solo una kaffárah, ya que se
considera cada día independientemente de los otros.

ID AL FITR
El Id al Fitr es procedido del Ramadán. Se suele celebrar en el primer día de luna nueva del "Shawwal". Lo que expresa es
el final del ayuno del Ramadán, por lo que muchos musulmanes asisten a la oración comunitaria, escuchar un "jutba"; y el
inicio de las fiestas de los tres días.
Los musulmanes que la practican deben seguir unas rutinas, como levantarse temprano, la oración al aire libre o en una
mezquita. Depende de la creencia que tenga cada familia, se lavan, algunas se visten con sus mejores ropas, se aplican
sus mejores perfumes, los hombres se visten de blanco simbolizando la pureza y austeridad; adornan la casa con
decoraciones llamativas, lucecitas... Normalmente a los pobres se les da dinero y a la gente se le suele perdonar sus
pecados o males viejos. Las familias preparan alimentos especiales para la ocasión y son invitados amigos, familiares...
para pasar las fiestas todos juntos. Se elaboran tarjetas, que amenudo llevan escritas "Eid Mubbarak", y regalos para
intercambiar, y a los niños se les dan regalos. Esta fiesta del Id al Fitr es una fiesta feliz, que sirve para alabar a Dios y
darle las gracias por todo lo que hace por ellos.
Id al Fitr no es un día festivo en todas las naciones, pero muchas organizaciones y empresas islámicas podrían alterar o
cambiar por ese día, su horario de apertura.

ID AL ADHA
Id al Adha traducido como Fiesta del Sacrificio, es la celebración más importante para los musulmanes en la que se
recuerda cómo Ibrahim e Ismail allayhum salam (la paz sea con ellos), pacientemente obedecieron el mandato de Allah:
en el caso de Ismail, ofreció su propia vida; y en el caso de
 Ibrahim, la vida de su hijo, como un sacrificio para Allah subhana wa ta’ala (Alabado y Exaltado sea). Este supremo
ejemplo de sumisión recuerda al creyente que el Islam es sumisión a la voluntad de Dios y la obediencia a su ley.
Se celebra el décimo día del mes Dhul Hijjah.
¿Qué se suele hacer?
-Los hombres dicen en voz alta Allahu Akbar y las mujeres en voz baja.- Se bañan antes de ir al salat de Id y se lavan la
boca con miswak.
- Se ponen sus mejores ropas.
-Los hombres se hechan su mejor perfume.
-Recomiendan no comer antes del salat de Id.
-Al lugar donde se reúnen para celebrar el Salat de Id, ir caminando hasta allí.
-Deben regresar caminando a casa, pero por otro camino diferente.
-También hacen un sacrificio de un animal doméstico.
-Repartir la carne, del animal sacrificado, entre la familia, vecinos, amigos...
.Se pueden o deben felicitarse los unos a los otros diciendose: Taqab-bal-lah min-na wa minkum o 'A'adahul-lahu 'alaina
wa 'alaikum bil jairi wal barakah, o también Id Mubarak.
COSTUMBRES RELATIVAS A LAS MUJERES

Hijab y niqab
La hijab es una vestimenta que cubre el cuerpo en público de modo que sólo la cara y
manos sean visibles. A la mujer sólo se permite mostrase sin hijab ante el marido, otras
mujes y familiares directos. La ropa ajustada y mucho más la transparente, están
prohibidas
Muchas mujeres musulmanas, principalmente de países árabes, llevan un velo que
cubre completamente la cara y guantes que cubren las manos y antebrazos (niqab). 
• Maquillaje: se puede llevar de forma moderada
• Tinte del pelo: imitando el color natural si hay canas
• Joyas: con moderación
• El perfume: con moderación

Matrimonio y divorcio
En el Islam el matrimonio es considerado como algo sumamente sagrado. La mujer antes de la Revelación del Sagrado
Corán, no tenía el derecho a elegir su futuro esposo, eran los padres de ella quienes lo escogían y ella debía aceptarlo
aunque no fuera de su agrado. Desde la Revelación del Sagrado Corán (hace 1,413 años) es la mujer quien elige o
rechaza al hombre con el cual quiere formar su hogar.

En el aspecto que aun queda mucho por avanzar es en el divorcio. En la mayoría de sociedades islámicas es el hombre el
que tiene único derecho de pedir el divorcio. En estos países un hombre puede rechazar a una mujer hasta tres veces.
Además, en el lapso de tiempo que trascurre entre la primera y la tercera puede volver a reclamarla cuando él quiera. Solo
la tercera vez cuando la mujer oiga te repudio puede considerarse oficialmente separada. En esta situación la mujer
deberá esperar un año para volverse a casar. En el caso de que sean las mujeres las que decidan divorciarse, la vía más
rápida es la de renunciar a la pensión alimenticia y devolver el dote que el marido pagó por ella. Sin embargo, esta vía
deja a la mujer totalmente indefensa y supone un gran número de gastos. En Egipto es uno de los países donde las
mujeres viven esta situación.
Conflicto israelí-palestino
El conflicto israelí-palestino (en hebreo: ‫פלסטיני‬-‫הסכסוך הישראלי‬, Ha'Sikhsukh Ha'yisraeli-Falestini; en árabe: ‫النزاع الفلسطيني‬
‫ اإلسرائيلي‬-, al-Niza'a al'Filastini al 'Israili) es el conflicto social y armado en curso entre israelíes y palestinos que se remonta
a principios del siglo XX.3 El conflicto es de pequeño alcance, y el término se utiliza también en referencia a las primeras
fases del mismo, que enfrentó a las poblaciones judías (Yishuv) y árabes que vivían en Palestina bajo el Imperio
otomano4 y posteriormente el Mandato británico de Palestina, como parte de la partición del Imperio otomano. Forma
además parte del conflicto árabe-israelí. Las claves de las cuestiones pendientes de este conflicto son: el reconocimiento
mutuo, el establecimiento de fronteras seguras, los derechos de agua, el terrorismo palestino, el control de Jerusalén,
los asentamientos israelíes, la libertad de movimiento palestino y la legalidad en materia de refugiados. La violencia
resultante del conflicto ha llevado a diversas posturas internacionales del conflicto, así como la seguridad y otros
problemas de derechos humanos, dentro y entre ellos mismos.
Muchos intentos se han hecho para negociar una solución de dos estados, que implica la creación de un Estado palestino
independiente junto a un estado judío independiente o junto al Estado de Israel (después del establecimiento de Israel en
1948). En el año 2007, una mayoría de israelíes y palestinos, de acuerdo a una serie de encuestas, prefirieron tener dos
Estados como medio para resolver el conflicto en vez de cualquier otra solución. [cita  requerida] Por otra parte, una considerable
mayoría de la población judía considera que los palestinos exigen la creación de un Estado independiente como justo, y
cree que Israel puede aceptar el establecimiento de tal estado. La mayoría de los palestinos y los israelíes ven
en Cisjordania y la Franja de Gaza como el lugar ideal del hipotético Estado palestino en una solución de dos Estados. Sin
embargo, hay áreas importantes de desacuerdo sobre la forma de un acuerdo final y también en cuanto al nivel de
credibilidad que cada lado aprecia en el otro en la defensa de los compromisos básicos. 5

Una de las principales razones del terrorismo en el Medio Oriente tiene su punto de partida en el conflicto árabe-israelí.

El auge del nacionalismo europeo durante el siglo XIX y especialmente la intensificación del antisemitismo a partir de

1880, estimuló a los judíos europeos a buscar refugio en su "tierra prometida", Palestina.

Theodore Herzl, autor de "El estado judío"(1896), fundó la Organización Sionista Mundial en 1897 para resolver el

"problema judío" en Europa. Como resultado, la emigración judía a Palestina se incrementó

especularmente.

En 1880, los árabes palestinos constituían alrededor del 95% de una población total de 450

mil habitantes. No obstante, algunos dirigentes palestinos reaccionaron con alarma ante la

emigración, la compra de terrenos y las reivindicaciones judías, y desde entonces se

convirtieron en implacables opositores al sionismo.

A comienzos del siglo XX no había muchos judíos en Palestina. Su número aumentó de 12

mil en 1845 hasta aproximadamente unos 85 mil en 1914. La mayoría de los habitantes de la

zona eran musulmanes y cristianos. El apoyo al movimiento sionista procedía sobretodo de

los judíos de Estados Unidos y de Europa.

Durante la Primera Guerra mundial (1914-1918) el sionismo consiguió el respaldo de Gran

Bretaña, que buscaba, a su vez, la colaboración de los judíos en su lucha en contra de Alemania.
El gobierno británico manifestó sus intenciones el 2 de noviembre de 1917, en forma de carta al ministro de Asuntos

Exteriores Arthur James Balfour a los dirigentes sionistas en Gran Bretaña, conocido como la Declaración Balfour, se

aprobaría el establecimiento en Palestina de una patria para el pueblo judío y no escatimaría esfuerzos para conseguir ese

objetivo, quedando muy en claro que nunca se hariá nada que perjudicara los derechos religiosos y civiles de las

comunidades no judías existentes en Palestina.


Mandato británico

Una vez finalizada la guerra mundial, los términos de la Declaración Balfour se incluyeron en el Mandato de Palestina,

aprobado por la sociedad de las Naciones en 192. Ese mandato encargó a Gran Bretaña la gestión de Palestina y le

confió la tarea de ayudar a los judíos para "reconstruir su patria en ese país".

Durante el mandato británico, que duró hasta 1948, comemzaron a formarse asentamientos judíos de gran envergadura y

a desarrollarse empresas agrícolas e industriales sionistas. La comunidad judía se multiplicó por diez, especialmente en la

década de los treinta, cuando los judíos huyeron de las persecuciones nazis en Europa.

Tel Aviv se convirtió en la comunidad judía más importante del país, se fundaron docenas de ciudades y pueblos y se

establecieron centenares de colectividades agrícolas judías (kibbutzim) y de cooperativas.

Los funcionarios británicos, dependientes del Alto Comisionado para Palestina, nombrado por el gobierno de Londres,

eran los responsables de la defensa y la seguridad, de la inmigración, del servicio de correos, del transporte y de las

instalaciones portuarias.

Los británicos intentaron mantener el frágil equilibrio entre los intereses y reivindicaciones de los judíos y los de la

población predominantemente árabe, pero la oposición a los británicos y a los judíos fue creciendo en la medida que

aumentaba la inmigración y se extendían los asentamientos judíos.

El malestar culminó con un levantamiento árabe entre 1936 y 1939 que fue fimalmente reprimido por el ejército británico

en vísperas de la Segunda Guerra Mundial.


La primera derrota

La lucha por Palestina, que se mitigó durante la Segunda Guerra Mundial, se reanudó en 1945. Los horrores del

holocausto despertaron la simpatía mundial por los judíos europeos y por el sionismo y, pese a que Gran Bretaña se

resistía a recibir a otros 100 mil judíos en Palestina, muchas víctimas de los campos de concentración nazis consiguieron

entrar ilegalmente.
Varios planes para resolver el problema palestino fueron repudiados por ambos lados. Finalmente, los británicos declaraon

el mandato impracticable y traspasaron el problema a las Naciones Unidas en abril de 1947. Judíos y palestinos se

prepararon para un enfrentamiento.

Aunque los palestinos superaban en número a los judíos (aproximadamente 1.300.000 frente a 600.000 respectivamente),

éstos últimos estaban mejor preparados. Tenían un gobierno semiautónomo dirigido por David Ben Gurion, y su milicia, la

Haganá, estaba bien entrenada y tenía experiencia. Los palestinos, por su parte, nunca se habían recobrado de la revuelta

protagonizada hacía poco, y la mayoría de sus dirigentes estaban en el exilio.

El mufti de Jerusalén, principal portavoz de los palestinos, se negó a aceptar el plan de la ONU que establecía la división

de la zona en dos estados, uno árabe y otro judío, en noviembre de 1947, mientras los judíos lo aceptaron.

El Estado de Israel fue establecido el 14 de mayo de 1948. Cinco ejércitos árabes atacaron Israel, siendo derrotados

estrepitosamente. Israel amuentó su territorio. Jordania tomó la orilla oeste del río Jordán y Egipto ocupó la franja de

Gaza.

La guerra produjo el exilio de 780.000 palestinos, temerosos de posibles represalias, quienes se distribuyeron en los

países vecinos, en especial en Jordania.

En 1967, durante un nuevo conflicto bélico, la denominada Guerra de los Seis Días, los israelitas conquistaron la

Cisjordania y la Franja de Gaza, entre otras áreas.

De allí en adelante, la lucha franca en los campos de batalla daría paso a una oscura y sorda: el terrorismo.