Sie sind auf Seite 1von 9

Tema: “La alimentación, la nutrición y los trastornos alimentarios”.

En nuestro organismo, luego de la digestión de los alimentos, los nutrientes son absorbidos en las
vellosidades del intestino delgado y son transportados por el sistema circulatorio hacia cada una
de las células. Pero ¿siempre que comemos estamos ingiriendo nutrientes? Si, aunque no todos
los alimentos contienen la misma cantidad y calidad de nutrientes: un caramelo no es igual a una
milanesa con papas fritas o a una ensalada de pollo y hojas verdes. Estos últimos casos son
ejemplos de una comida; es decir, una preparación que se lleva a cabo en la cocina.

Ahora bien, para elaborarla se necesitan alimentos que, combinados de manera adecuada,
permitan llevar el plato terminado a la mesa.

Los alimentos, por lo general, poseen fines nutricionales (brindan materia y energía); pero, en
muchos casos, también tienen fines de gratificación. ¿o acaso no es placentero comer un
chocolate? Aunque todas las comidas, por más raras que parezcan, se preparan a partir de
alimentos, no todas nutren de la misma manera. Esto dependerá de los ingredientes elegidos.

Debemos tomar conciencia de que, para nutrirnos adecuadamente, es necesario prestar atención
a la calidad y a la cantidad de los alimentos que elegimos.

La necesidad de una alimentación adecuada


Como dijimos, de los alimentos se obtienen los nutrientes. Pero ¿qué función cumplen
exactamente los nutrientes en nuestro cuerpo? Básicamente, podemos distinguir tres: función
plástica, función energética y función reguladora.

 Función plástica o reparadora: los nutrientes intervienen en la construcción o el


mantenimiento de las estructuras del cuerpo. Pasan a formar parte de los diferentes
tejidos y, como consecuencia, dicho tejido crece o se mantiene adecuadamente. La
ausencia de determinados nutrientes provoca un menor crecimiento o un deterioro
corporal. Las proteínas, por ejemplo, son nutrientes plásticos, es decir que forman parte
de los órganos y tejidos. Por eso, es fundamental incorporarlos con los alimentos que
ingerimos, como el pollo y las carnes rojas.
 Función energética: este tipo de nutrientes provee a las células de la energía que
necesitan para llevar a cabo sus funciones vitales (como la respiración, la digestión y la
respuesta a los estímulos). Además, permite al individuo correr, saltar, estudiar, etc. Los
hidratos de carbono, como el almidón, y los lípidos, como los triglicéridos, son los
principales nutrientes con función energética. La energía se encuentra almacenada en los
enlaces químicos de sus moléculas. Las proteínas también pueden aportar energía, pero
en caso de ausencia de los hidratos de carbono y lípidos.
 Función reguladora: algunos nutrientes, especialmente vitaminas y minerales, actúan
permitiendo que se lleven a cabo algunos procesos de importancia en el organismo. El
magnesio por ejemplo interviene en la fisiología muscular.
De acuerdo con el nutriente que predomine, los alimentos también pueden clasificarse en
plásticos, energéticos y reguladores; por este motivo, tenemos que ser responsables de llevar a
cabo una alimentación sana que nos permita incorporar los alimentos que contengan los
nutrientes que cumplan con estás funciones.

Macronutrientes y micronutrientes
Los alimentos que las personas ingieren, y las diversas formas en que pueden combinarse, varían
según el lugar, las costumbres, la edad y el nivel socioeconómico. En la argentina, por ejemplo, es
normal que comamos empanadas de carne, pero en Groenlandia, donde el clima no permite que
se encuentre la materia prima para confeccionar esta comida, este no es un plato frecuente.

Mas allá de la variedad de alimentos existentes, y de la enorme diversidad de comidas que pueden
prepararse con ellos. Según su estructura química, se los puede clasificar en hidratos de carbono,
proteínas, lípidos, minerales y vitaminas.

Ahora bien, el cuerpo requiere diferentes variedades y cantidades de nutrientes; entonces, de


acuerdo con la cantidad que necesita, se pueden clasificar en macronutrientes y micronutrientes.

 Macronutrientes: proporcionan la energía necesaria para el funcionamiento del


organismo, así como los elementos estructurales básicos para su mantenimiento y
crecimiento. Los carbohidratos, los lípidos y las proteínas pertenecen a este grupo.
 Micronutrientes: si bien se necesitan en menor cantidad, como las vitaminas y los
minerales, son indispensables para un funcionamiento celular óptimo. En los adultos, por
ejemplo, la necesidad diaria de vitamina B12 es de 2,5 microgramos. Esta ínfima cantidad,
sin embargo, es esencial para la síntesis de la hemoglobina, sustancia que permite la
formación de glóbulos rojos. Ante su carencia, se presentan casos de anemia y u n estado
de debilitamiento general.

De acuerdo con la etapa de la vida en la que nos encontramos, la cantidad de macronutrientes y


micronutrientes que necesitamos varia.

Veamos algunas imágenes que muestran una realidad muy común en nuestros días:

Edad 8 años
15 años

19 años

28
45

Teniendo en cuenta las imágenes de arriba, podrías reconocer que se trata de algún tipo de
trastornos alimentarios. pero ¿cuánto sabes acerca de cada una de ellos? Para aclarar dudas
debes contestar las siguientes preguntas:

A) Qué tipos de trastornos existen actualmente?

B) Cuáles son sus características principales?

C) Qué factores de riesgo podrían causar un trastorno alimentario. Explicar.

D) De qué manera se podría prevenir o curar cualquier tipo de alteración de la conducta en el acto
de comer?

E) En el caso de conocer a alguien que este transitando por cualquier tipo de estos trastornos ¿De
qué manera lo ayudarías?

Te propongo revisar el siguiente texto

ACTIVIDAD : La alimentación y la salud

Lee con atención el siguiente problema y responde las consignas al pie del mismo.

Pablo, el fútbol y la comida

Pablo llegó a su casa después de un partido de fútbol. Mama servía la comida y

Pablo se dirigió a ella muy contento:

-JUAN:¡Ganamos! Jugamos la semana que viene dos partidos muy importantes

para la clasificación!

Lucas, el hermano mayor de Pablo escuchó y riendo dijo:

- Lucas: Ja, Ja! Ya te imagino jugando en la selección nacional.

- JUAN: ¿Por qué no? Yo voy a entrenar todos los días...

Mama interrumpió:
- Mama: Bueno. Vamos a comer.

Todos se sentaron a la mesa. En la tele terminaba el noticiero con una noticia que

hablaba del conflicto con el campo y de un temido desabastecimiento de alimentos.

Por la forma que presentaba la noticia, esta parecía grave.


- JUAN: ¿Desa....qué?

- Lucas: Desabastecimiento. Significa que no va a haber alimentos.

- JUAN: ¿No va a haber fideos?

- Lucas: Sí, fideos sí.

- JUAN: ¿Salchichas?

- Lucas: Creo que sí.

- JUAN: ¿Pan?

- Lucas: No estoy seguro.


JUAN: ¿Qué alimento puede faltar?

- Lucas: Las verduras...

- JUAN: No me gustan las verduras. No me importa.

- Lucas: Si comes papas y tomates. ¿Cómo que no te importa?

-JUAN: ¿Las papas y tomates son verduras?

- Lucas: No sé. Pero se compran en la verdulería como el zapallo y la zanahoria.

Tampoco va a haber leche.

- JUAN: Tomo mate cocido. ¿Qué más puede faltar?

- Lucas: Carne, pollo, huevos...

- JUAN: ¡Pero si la carne viene de los frigoríficos!

- lucas: ¡Bueno! pero ¿quién lleva las vacas a los frigoríficos?

juan se quedó pensando. Tampoco le afectaba demasiado la ausencia de carne

porque no la comía todos los días. Además, había cajas de hamburguesas en el

almacén, y si había salchichas y fideos para él estaba todo bien.

- JUAN: Las gaseosas no vienen del campo, ¿no?

- lucas: No y no me hables más que quiero escuchar la tele. Empieza “el superclasico”.

JUAN se quedó pensativo. No estaba seguro de si ese conflicto iba a afectar su alimentación.
Responder:
1) Explícale a JUAN como se vería afectada su alimentación a causa de la falta de los

alimentos que vienen del campo.

2) ¿Qué le dirías a JUAN sobre una alimentación basada en salchichas y fideos? ¿Por

qué?

3) ¿Influirá de alguna manera esta falta de alimentos en el rendimiento físico para jugar al

fútbol? ¿Por qué?

4) ¿Qué alternativa se puede ofrecer para quienes no consumen carnes?

5) Diseñe dos ejemplos de desayunos y meriendas que cumplan con las recomendaciones
de “leche, yogur y queso”.

6) En los siguientes menús, reconocer los alimentos que contienen valor nutricional. Luego
marcar con un color o subrayar el menú que contenga Mayor valor nutricional a tú criterio
y explica porque dicha elección. Por último, menciona que nutrientes se expresa o se
pueden encontrar en los mismos.

Menú: Mate cocido con pan. (agua, yerba, edulcorante).


Menú 2: Café con masas de gluten crocante y galletitas de agua (café, agua, gluten y
edulcorante y galletitas).
Menú3: Té de tilo con tostadas untadas con dulce de leche (Tilo, pan, dulce de leche)
Menú4: café con leche, con tostadas untadas con queso untable descremado, galletitas de
agua untadas con dulce de durazno y un vaso de jugo de naranja (azúcar, café, pan, queso,
mermelada,
7) Leer el siguiente artículo y luego responde las preguntas que aparecen debajo del
mismo.

Noticias médicas
Programa Médico Obligatorio (PMO) | 14 AGO 08
El Congreso aprobó la ley de
obesidad
Sanción por unanimidad en el Senado: reconocen como
enfermedades los trastornos alimentarios.
1

1
La Nación

Obliga a las empresas de medicina prepaga y a las obras sociales a


costear el tratamiento del sobrepeso, la bulimia y la anorexia.

Por Gustavo Ybarra

De la Redacción de LA NACION

La prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la obesidad, la bulimia y


la anorexia serán cubiertos por los planes médicos de obras sociales y
firmas de medicina prepagas, según la ley sancionada ayer por
unanimidad en el Senado. La norma ya despierta críticas de las
empresas privadas de medicina que cuestionan los mayores costos que
implicarán estos tratamientos.

En el país no existen cifras oficiales sobre casos de bulimia y anorexia.


Sólo se sabe que la Argentina se ubica segunda en la incidencia mundial
de esos trastornos, sólo superada por Japón. Según el texto que terminó
convirtiendo anoche en ley la Cámara alta, la cobertura abarca todos los
tratamientos necesarios, incluyendo los nutricionales, psicológicos,
clínicos, quirúrgicos, farmacológicos y las prácticas para una atención
multidisciplinaria e integral de esos trastornos que adquieren así
categoría de enfermedad.
Sin embargo, dependerá de la reglamentación de la ley si esa cobertura
incluirá intervenciones como los distintos tipos de cirugía bariátrica (ver
aparte). Además de incluir la cobertura de estos trastornos en el
Programa Médico Obligatorio (PMO), la norma sancionada ayer también
establece directivas para combatir esas patologías desde el punto de
vista cultural.

Cultura de la delgadez

Así, el texto que ahora deberá reglamentar el Poder Ejecutivo, obliga al


Estado, por medio del Ministerio de Salud, a impulsar programas de
información en materia de nutrición y salud alimenticia. También se
regulan otros aspectos no menos importantes de esa problemática, como
evitar la instalación de una cultura de la delgadez como norma de vida. Al
respecto, la ley propone que su reglamentación contenga controles a las
publicidades sobre ropa y moda, prohíbe la participación de menores de
21 años en los avisos de productos para bajar de peso y la obligación de
que todo método para adelgazar esté respaldado por un especialista
médico o por un nutricionista.

La senadora Haidé Giri (PJ-Córdoba), titular de la Comisión de Salud,


opinó: "Ninguna de estas enfermedades es ajena a la oferta cultural de
nuestra sociedad, relacionada con el modo de alimentación". Por su
parte, el radical Alfredo Martínez (Santa Cruz), reconoció la poca
importancia que tiene el tratamiento de este tipo de alteraciones de la
alimentación. "Se trata la obesidad como un tema estético y es una
enfermedad cuyas consecuencias son tremendas para quien la sufre",
afirmó.

El proyecto también contempla la aplicación de programas tendientes a


combatir la discriminación contra quienes padecen obesidad. En ese
sentido, la ley considera un hecho discriminatorio la negativa a aceptar el
tratamiento de cualquier trastorno relacionado con ella.
La legisladora también defendió la permanencia en la ley de algunas de
las cláusulas sancionadas por el Senado en noviembre pasado, entre
ellas, la insistencia en incluir a la bulimia y a la anorexia en los alcances
de la norma ("no podemos hacer una ley por cada patología", afirmó), y
en eliminar la obligación para la Administración de Prestaciones
Especiales, dependiente del Ministerio de Salud, de cubrir las mayores
erogaciones ocasionadas por la cobertura integral de estos trastornos.
Ambos cambios habían sido introducidos en el proyecto en su paso por
la Cámara de Diputados, en junio último.

La única modificación aceptada fue la inclusión de la leyenda "El


consumo excesivo es perjudicial para la salud" en la promoción pública
de alimentos con elevado contenido calórico y pobres en nutrientes,
similar a la que se coloca en los paquetes de cigarrillos y en los envases
de bebidas alcohólicas. Al respecto, la Cámara baja había eliminado de
ese artículo la mención a productos con azúcar, ante el reclamo de las
provincias que la producen, lo cual también fue aceptado por el Senado.

"Estábamos llevando adelante una campaña en contra de la producción


del azúcar y nos dimos cuenta de la diferencia entre productos químicos
y naturales", explicó el radical Martínez. La ley también regula la venta de
"comida chatarra" en instituciones educativas, al establecer que deberán
ofrecerse productos que "integren una alimentación saludable y variada".
Alcanza a los quioscos y a las máquinas expendedoras.

Responder :
A) ¿Qué establece la ley sobre trastornos alimentarios?
B) ¿Por qué pensás que es resistida por las obras sociales y firmas de medicina
prepaga?
C) ¿Por qué es importante que los trastornos de alimentación hayan sido reconocidos
como enfermedades?
D) ¿Por qué importante prevenir esas enfermedades desde el punto de vista cultural?