Sie sind auf Seite 1von 2

Pontificia Universidad Católica del Ecuador

Ética Personal y Socioambiental


Nombre: Doménica Vásconez

Cuál es la diferencia entre la moral y la ética a partir del siglo XX

Para comenzar a tratar este tema, resulta importante mencionar que previo al siglo
XX, el uso del término moral había desaparecido. Esto se debe a que en el siglo XVI se
arraigaba totalmente a este término con la religión, esto significa que la moralidad del ser
humano consiste en la unión con Dios; bajo la doctrina cristiana que dice que todo ser obra
por un fin. La moral se anexaba totalmente a un fin único, a la felicidad suprema que se
conocía en ese tiempo, llegar a estar unido con Dios. Así la gente de ese tiempo se encontraba
encaminada, o actuaba según lo que el cristianismo proclama, no existía autonomía en sus
acciones, sino que la diferenciación entre el bien y el mal venía dada por la doctrina religiosa;
no se puede hablar de libertad de accionar. Es por eso que, la palabra moral no existía en esa
época, lo cual tiene sentido si analizamos el estudio de la ética y la moral. La ética es una
disciplina filosófica con carácter científico, totalmente objetiva, que propone vías racionales
para realizar un diseño o construir un modelo humano, con esto en mente, se puede decir que
previo al siglo XX la gente se manejaba bajo los parámetros de ética religiosa. Por otro lado,
la moral es un mundo subjetivo, formado por criterios personales y motivaciones
individuales, se va adquiriendo con la práctica; así, podemos evidenciar claramente que la
eliminación del término moral en la antigüedad es acertada, ya que únicamente el accionar de
los seres humanos se veía sesgado por la religión y las reglas que esta trae.
Otro punto importante de mencionar es que, a partir de principios de 1900 nacen
ramas del estudio del problema central de la ética como la antropología, que es la ciencia que
estudia los aspectos físicos y las manifestaciones sociales y culturales de las comunidades
humanas, es decir, es una ciencia que se dedica al estudio del ser humano no como individuo
sino como parte de una comunidad mediante el análisis de distintos parámetros; también,
aparece la sociología que es el estudio de las sociedades humanas y de los fenómenos
religiosos, económicos, artísticos, etc., que ocurren en ellas. Con esto podemos decir que, a
partir del siglo XX existía mucho más estudio y conocimiento de la ética humana, lo que
conlleva al ser humano a ser más ilustrado y a desarrollar su percepción de moral de manera
más adecuada. La ignorancia de ciertos temas, es lo que en ocasiones nos lleva a actuar de
maneras consideradas incorrectas, nuevamente se puede poner el ejemplo del uso de la ética
religiosa como única; sin conocer sobre el estudio de estas nuevas mencionadas escuelas, el
ser humano actuaba bajo el conocimiento de un solo parámetro.
Finalmente, podemos decir que a partir del siglo XX la ética se encarga de estudiar la
moral, esta propone criterios de comportamiento, medios, mecanismos, procesos, para que
una persona alcance su proyecto de felicidad. Se encarga de realizar una reflexión científica y
metódica para proponer el ideal de un mundo mejor, se dice que es hipotética ya que es
propositiva para el futuro e incluso rara vez se ve plasmada en la realidad. Mientras que, la
moral al considerarse subjetiva, es netamente empírica, es conocimiento que se va
adquiriendo con experiencias y prácticas de la vida, justamente por esto se encuentra
propensa a constantes cambios, depende de muchos otros factores externos como sociales,
mediáticos, etc. Los términos ética y moral han presentado sus diferencias siempre a lo largo
de la historia, lo importante ahora es saber que a pesar de que se estudian de manera distinta,
siempre se encontrará la relación de la una con la otra.