Sie sind auf Seite 1von 4

El desarrollo de la educación en Corea

Rosario Faraudo Gargallo (Trad.)

Educación Privada

La base legal de la educación privada

La educación privada en Corea está apoyada y regulada por la Ley de


Escuelas Privadas, que fue promulgada en 1963 con el fin de facilitar el desarrollo de
este tipo de escuelas mediante la garantía de su autonomía y responsabilidad social.

De acuerdo con este derecho, dichas escuelas se establecen para tratar de


alcanzar sus propios conceptos y objetos educativos. El artículo 1 de la Ley de
Escuelas Privadas afirma que “el mejoramiento de las escuelas privadas, deben
llevarse a cabo asegurando su autonomía y responsabilidad pública”. En este
contexto, tal especificidad implica las características de las escuelas privadas que las
diferencian de las escuelas públicas expresadas en una diversidad de tareas
educacionales al servicio de sus propios conceptos y objetivos educativos. La
autonomía se refiere a una selección autónoma de alumnos y currícula, y a la
autogestión administrativa. La responsabilidad pública significa que las escuelas
privadas deben ser consideradas instituciones públicas y tener funciones públicas.
Especificidad, autonomía y responsabilidad pública son las tres principales
características de la educación privada en Corea, desde una perspectiva legal.
Sin embargo, el estado de la escuela secundaria primaria en Corea es más
bien el de una escuela “casi pública”, puesto que las escuelas privadas de nivel
medio y superior no tienen permitido seleccionar a sus alumnos según su propias
políticas de admisión, y los egresados de esas escuelas no pueden elegir las
escuelas de enseñanza media superior donde deseen matricularse. Las escuelas
secundarias privadas están supervisadas, como escuelas públicas, por la oficina
provincial de educación y la oficina de educación del condado. Las colegiaturas
también están reguladas por el gobierno. Se aplica la misma tasa de colegiaturas a
las secundarias públicas que a las privadas.
Las políticas de admisión actuales para las escuelas de enseñanza media y
superior se organizaron a fin de eliminar la competencia excesiva entre estudiantes
que intentaban entrar a instituciones de nivel medio superior, especialmente
tratándose de escuelas prestigiadas. Sin embargo, estas políticas limitan
severamente la especificidad y la autonomía de las escuelas privadas. Conforme al
procedimiento de admisión actual, en la mayoría de las ciudades grandes se asigna
al alumno a una escuela, que puede ser pública o privada, mediante una rifa. Los
resultados impiden la selección autónoma de los alumnos, y se han convertido en un
obstáculo crítico para la realización de los conceptos y objetivos individuales de las
escuelas privadas. También implica la insolvencia financiera de algunas escuelas
particulares y una privación de los derechos individuales de los estudiantes para
elegir escuelas, garantizados en los artículos 22 y 31 de la Constitución. Así, ha
habido una serie de debates sobre la convivencia de continuar con esta política, aún
cuando parezca haber sido efectiva para normalizar la educación elemental y media,
al eliminar la competencia excesiva y proporcionar a todos los ciudadanos las
mismas oportunidades educativas, independientemente de diferencias socioeconó-
micas. De cualquier manera, se requieren mayores ajustes para revitalizar la
educación secundaria privada.
Además, en los niveles de educación elemental y secundaria no existe un
arreglo curricular para las escuelas privadas. El currículum nacional que ha sido
diseñado por el Ministerio de Educación y que opera en todo el país se aplica tanto a
la educación pública como a la privada. Bajo estas circunstancias, la flexibilidad
necesaria para ofrecer cursos electivos es muy limitada y la educación privada ha
recibido críticas por haber adoptado en forma continua los currícula de la educación
pública.
En relación con la responsabilidad, debe hacerse notar que la educación
privada ha sido en gran parte moldeada por políticas gubernamentales. Básicamente,
la educación pública y la privada se consideran igualmente capaces de impartir
instrucción al público. Por tanto, las escuelas privadas que reciben el mismo
tratamiento que las públicas, y el gobierno las apoya y las guía tanto en lo
administrativo como en lo financiero. Por otra parte, la educación privada se
concentra en alimentar la diversidad social especializándose en educación para
alumnos superdotados, educación religiosa, compensatorio, y vocacional, ninguna de
las cuáles proporciona la educación pública en forma completa. Por otro lado, la
educación pública representa un papel importante en las áreas de educación
obligatoria y educación para alumnos de escasos recursos financieros.
Las instituciones privadas de educación superior también se encuentran bajo
el control del Ministerio de Educación, especialmente con respecto a decisiones
sobre cupo y procedimientos para examen y proceso de admisión. El control
gubernamental ha debilitado la autonomía de las instituciones individuales y ha dado
instituciones de educación superior. Consciente del problema, el gobierno anunció
para 1997 una nueva política de admisión a la educación superior (collage): se
concederá a las universidades y colleges privados autonomía completa respecto a la
admisión de estudiantes.

Formas de Operación
Desde un punto de vista legal, una escuela privada está considerada como
una fundación escolar individual. Una fundación escolar es una entidad jurídica
especial establecida por ley sobre la base de los activos proporcionados por
individuos u organizaciones que desean establecer libremente una nueva escuela. La
existencia de una fundación escolar marca la diferencia operacional más reveladora
entre las escuelas públicas y privadas. 1113 entidades jurídicas operan sus propias
escuelas en diversos niveles.
Los métodos para operar escuelas privadas son similares a los de otros
países. Una fundación escolar jurídica debe estar gobernada por un consejo de
patronos. Este consejo es la mayor autoridad en la toma de decisiones de la
fundación y debe tener de siete a quince patronos. Las funciones principales del
consejo son las siguientes:
1) Deliberación sobre presupuesto y pago de cuentas, así como manejo del
activo y del pasivo.
2) Fusión y liquidación de una fundación escolar.
3) Nombramiento y destitución de funcionarios.
4) Nombramiento y destitución de director (presidente) y maestros (académicos).
5) Manejo de proyectos para generación de ganancias.
6) Toma de decisiones sobre otros asuntos importantes relacionados con el
manejo de la escuela (artículo 16 del Decreto de Escuelas Privadas).
En la práctica, el director (presidente) y los miembros del cuerpo académico,
nombrados por el consejo, manejan la escuela. Además, existen varios comités con
funciones diversas, la mayoría formados por miembros del cuerpo académico, y que
funcionan como entidades operativas encargadas de manejar instituciones privadas.
Los comités de personal y de presupuesto son ejemplos típicos.
Debido a la reglamentación gubernamental sobre las colegiaturas y a la
insuficiente transferencia de gastos de operación de las personas jurídicas, la
mayoría de las secundarias privadas sufre dificultades financieras severas. Por tanto,
el gobierno ha proporcionado subsidios para cubrir la escasez de recursos para
remunerar a los maestros de secundaria y cubrir los costos de operación. A partir de
1996, todas las escuelas privadas de enseñanza media y más de 95% de las
preparatorias privadas reciben subsidios gubernamentales.
Sin embargo, el apoyo del gobierno a las instituciones privadas de educación
superior ha sido muy limitado. Hasta 1993, el apoyo del gobierno se recibía
únicamente para la compra de equipo o libros, así como para expansión de las
instalaciones escolares. Se ha incrementado el subsidio de 20 billones de won en
1990 a 50 billones en 1993 (20% del ingreso total de universidades privadas y otras
instituciones de educación superior, colleges, también privadas) El gobierno planea
aumentar su apoyo hasta alcanzar 10% del ingreso total de las instituciones
privadas.

Grado de dependencia de la educación privada

Una de las características clave de la educación coreana es una gran


dependencia de la educación privada. A partir de1996, 23.8% de alumnos de
educación media y 59.0% de alumnos de preparatoria asisten a escuelas
particulares. Las proporciones de estudiantes que asisten a Instituciones privadas de
educación superior es aún mayor. De los alumnos de educación preuniversitaria y
universitaria y collage,

96.5% y 75.7%, respectivamente, están matriculados en instituciones


privadas.
Después del jardín de niños, cuanto más alto es el nivel educativo, mayor es la
dependencia de la educación privada. Este nivel tan alto de dependencia ha sido el
resultado del estímulo del gobierno para establecer escuelas privadas en etapas
anteriores de nuestro desarrollo nacional, cuando la limitación del presupuesto
gubernamental era el dinero y la exigencia social de educación era enorme.
Considerando estos niveles tan altos de dependencia sobre la educación
privada, la responsabilidad pública frente a la educación privada debería
reconsiderarse a fin de proporcionar la misma educación con la más alta calidad a
todos los estudiantes. En otras palabras, el gobierno central y local debería modificar
sus políticas a fin de aumentar su apoyo financiero, legal y administrativo, así como
minimizar su intervención y control sobre las escuelas privadas.