Sie sind auf Seite 1von 5

García Suso A, Francisco del Rey C, Palazuelos Puerta P, de Bustos ML.

El modelo conceptual de Virginia Henderson y la etapa de


Valoración del Proceso de Atención de Enfermería. Educare21 2004; 9. Disponible en:
http://enfermeria21.com/educare/educare09/ensenando/ensenando4.htm

El modelo conceptual de Virginia Henderson y la etapa de


Valoración del Proceso de Atención de Enfermería
Autoras: *Araceli García Suso, **Cristina Francisco del Rey, *Pilar Palazuelos Puerta,
*María Luisa de Bustos.
*Profesoras de Enfermería de la EUE Puerta de Hierro, Universidad Autónoma de Madrid.
** Profesora de Fundamentos de Enfermería. Departamento de Enfermería. Universidad
de Alcalá, Madrid.
Dirección de contacto: Cristina Francisco Departamento de Enfermería. Campus
Universitario. Crta. Madrid-Barcelona Km 33,600. 28871 Alcalá de Henares, Madrid.
E-mail: cristina.francisco@uah.es

Resumen: Se desarrolla un sistema de valoración con un formato de registro, tomando


como referencia teórica el modelo de Virginia Henderson. En el trabajo se parte de las
razones que se han considerado para optar por este modelo y se relacionan modelo de
cuidados y proceso de enfermería, concretando esta relación en la etapa de valoración,
en la que se especifica el significado de los fenómenos de la estructura teórica.
Palabras clave: modelo conceptual; Virginia Henderson; Proceso de Atención de
Enfermería; registros.

The Virgina Henderson´s conceptual model and the assessment stage in the nursing care
process

Summary: An assessment system is developed in a registry format, taking the Virginia


Henderson´s model as theoretical reference. This work is based on the options
considered to choose this model, relating a model of care and the nursing process,
defining this relationship in the assessment stage which specifies the meaning of the
phenomena governing the theoretical structure.
Key words: conceptual model; Virginia Henderson; nursing care process; registries.

INTRODUCCIÓN

La finalidad de este trabajo es el diseño y elaboración de un registro de valoración, con


el modelo de Henderson como marco teórico.

Para el desarrollo del trabajo se sigue la estructura siguiente:

- -Exposición de razones para la adopción del modelo de Virginia Henderson.


- -Análisis del significado de la etapa de Valoración del Proceso de Atención de
Enfermería y la necesidad de contar con un registro adecuado.
- -Fundamentación de la relación entre los conceptos básicos del modelo y la etapa de
Valoración del Proceso de Atención de Enfermería.
- -Diseño de un registro para la recogida de los datos de la valoración.

RAZONES PARA LA ADOPCIÓN DEL MODELO DE VIRGINIA HENDERSON

Desde una perspectiva general hemos optado por el modelo conceptual de Virginia
Henderson porque ofrece un marco con elementos teóricos de referencia para todas y
cada una de las etapas del proceso.

Desde una perspectiva concreta adoptamos este modelo porque:

1
García Suso A, Francisco del Rey C, Palazuelos Puerta P, de Bustos ML. El modelo conceptual de Virginia Henderson y la etapa de
Valoración del Proceso de Atención de Enfermería. Educare21 2004; 9. Disponible en:
http://enfermeria21.com/educare/educare09/ensenando/ensenando4.htm

- Es un modelo conceptual conocido por todos los miembros del grupo de trabajo.
Además es el marco teórico adoptado para la práctica por una buena parte de sus
componentes.
- Ofrece una estructura abierta que permite adaptar sus elementos teóricos a nuestras
diferentes realidades.
- Es una construcción teórica fácilmente comprensible y con una filosofía concordante
con los valores culturales de nuestra realidad.

LA ETAPA DE VALORACIÓN DEL PROCESO DE ATENCIÓN DE ENFERMERÍA Y EL


REGISTRO

La finalidad de la etapa de valoración es la recogida y el registro de los datos relevantes


sobre los cuidados de salud de una persona, grupo o comunidad. Esta etapa del proceso
de cuidados es fundamental para poder ofrecer unos cuidados enfermeros de calidad y
adecuados a las necesidades reales de la persona o grupo.

Una valoración adecuada sobre el estado de la persona es imprescindible para concluir


en el diagnóstico correcto que facilite el diseño del plan de cuidados y la resolución del
mismo. Como base para desarrollar la valoración son imprescindibles los registros de
valoración inicial, que es el objetivo de este trabajo.

Valorar con un modelo de cuidados como referente teórico, en este caso con el modelo
de Virginia Henderson, orienta sobre los datos objetivos y subjetivos que deben
recogerse y sobre la forma de organizarlos y clasificarlos en los registros pertinentes,
determinando en cada caso cuáles de ellos son relevantes y cuáles carecen de valor par
identificar la situación de dependencia de la persona en relación a sus 14 necesidades
básicas.

La valoración como primera fase del Proceso de Atención de Enfermería se relaciona con
las fases restantes: diagnóstico, planificación, ejecución y evaluación. En el modelo de
Henderson, se encuentran los referentes teóricos para fundamentar las explicaciones en
todo el proceso. Los elementos más significativos de Modelo se pueden apreciar en el
cuadro siguiente:

Valoración
- Grado de independencia-dependencia en la satisfación de las 14 necesidades
básicas.
- Fuentes de dificultad para la satisfación.
- Interrelación entre las necesidades.

Diagnóstico
- Definición de problemas y su relación con las fuentes de dificultad identificadas.

Planificación
- Objetivos de independencia en base a las fuentes de dificultad detectadas.

Ejecución
- Actuación según el modo de intervención más apropiado: suplencia o ayuda.

Evalución
- Niveles de independencia-dependencia mantenidos o alcanzados con el plan de
cuidados.

2
García Suso A, Francisco del Rey C, Palazuelos Puerta P, de Bustos ML. El modelo conceptual de Virginia Henderson y la etapa de
Valoración del Proceso de Atención de Enfermería. Educare21 2004; 9. Disponible en:
http://enfermeria21.com/educare/educare09/ensenando/ensenando4.htm

Para la práctica enfermera sistemática, con el Proceso de Atención de Enfermería y


adoptando un modelo de cuidados es preciso contar con la documentación enfermera
necesaria. El objetivo de este trabajo es diseñar un registro de la valoración que debe
servir para organizar y registrar los datos del usuario, en cualquier situación y lugar en
que se encuentre.

LOS CONCEPTOS BÁSICOS DEL MODELO Y LA ETAPA DE VALORACIÓN DEL


PROCESO DE ATENCIÓN DE ENFERMERÍA

La concepción de Henderson de los conceptos paradigmáticos de la Enfermería están


presentes en todo el proceso de cuidados y por lo tanto, en la fase de valoración. Estas
conceptualizaciones emanan de la definición, que realiza la autora [1], sobre la función
propia de la enfermera: "la función propia de la enfermera consiste en atender al
individuo, enfermo o sano, en la ejecución de aquellas actividades que contribuyen a su
salud o a su restablecimiento (o a evitarle padecimientos en la hora de la muerte),
actividades que él realizaría por sí mismo si tuviera la fuerza, voluntad o conocimientos
necesarios. Igualmente corresponde a la enfermera cumplir esta misión en forma que
ayude al enfermo a independizarse lo más rápidamente posible".

Persona Salud Cuidados enfermeros Entorno

Necesidades básicas. Independencia. Cuidados básicos. Factores


Dependencia. Relación con el ambientales.
equipo. Factores
socioculturales.

Para Henderson cada persona se configura como ser humano único y complejo con
componentes biológicos, psicológicos, socioculturales y espirituales y tiene 14
necesidades básicas [1] que debe satisfacer para mantener su integridad y promover su
desarrollo y crecimiento:

1. Respirar normalmente.
2. Comer y beber adecuadamente.
3. Eliminar por todas las vías de eliminación.
4. Moverse y mantener la posición conveniente al caminar, sentarse, acostarse o
cambiar de una posición a otra.
5. Dormir y descansar.
6. Elegir prendas de vestir adecuadas, ponerse y quitarse la ropa.
7. Mantener la temperatura corporal dentro de los límites normales, mediante el uso de
prendas adecuadas y modificando las condiciones ambientales.
8. Mantener la higiene y el aseo personal y proteger el tegumento.
9. Evitar los peligros ambientales e impedir que perjudique a otros.
10. Comunicarse con otros para expresar emociones, necesidades, temores, etc.
11. Profesar su religión.
12. Trabajar en alguna actividad que produzca una sensación de rendir provecho.
13. Jugar o participar en diversas actividades recreativas.
14. Aprender, descubrir o satisfacer la curiosidad que conduce a un desarrollo normal y a
la salud normales.

Según diversas autoras [2],[3], existen datos relevantes de la persona que Henderson no
trata de forma explícita en su modelo. Estas autoras proponen clasificar los datos más
relevantes de la manera siguiente:

1. En la necesidad de evitar los peligros ambientales e impedir que perjudique a otros,


las autoras citadas, proponen incluir los datos referentes al autoconcepto,
argumentado que la seguridad incluye aspectos físicos y psicológicos.

3
García Suso A, Francisco del Rey C, Palazuelos Puerta P, de Bustos ML. El modelo conceptual de Virginia Henderson y la etapa de
Valoración del Proceso de Atención de Enfermería. Educare21 2004; 9. Disponible en:
http://enfermeria21.com/educare/educare09/ensenando/ensenando4.htm

2. En la necesidad de comunicarse con otros para expresar emociones, necesidades y


temores, se incluyen también las relaciones significativas para la persona, el
equilibrio entre la soledad y la interacción social, la capacidad para dar y recibir
ayuda y datos sobre la sexualidad, ya que ésta es una forma de compartir y expresar
sentimientos.
3. En la necesidad de profesar la religión, se consideran las ideas y creencias religiosas,
éticas y filosóficas; el yo ético y el yo moral.
4 . En la necesidad de trabajar en alguna actividad que produzca una sensación de
rendir provecho, se contempla también lo relacionado con desempeñar papeles y
ocupar una posición dentro del grupo.
5. En la necesidad de aprender, descubrir o satisfacer la curiosidad que conduce a un
desarrollo normal y a la salud normales, que se refiere específicamente al interés por
saber más sobre sus cuidados de salud, se incluye: la forma de aprenderlos (leyendo,
escuchando, etc.); sus capacidades y sus limitaciones para el aprendizaje; los
conocimientos que posee o de los que carece, para recuperar, mantener o aumentar
el nivel de desarrollo de su potencial y así alcanzar la independencia.

Para conocer el estado de la persona como ser único y complejo, Henderson propone
hacerlo a través de la valoración de la satisfacción o no de estas 14 necesidades. Éstas
son comunes a todas las personas, si bien varían sus manifestaciones y formas de ser
cubiertas en función de: la edad, el sexo, la etapa del desarrollo, la situación de salud o
la situación personal y los factores ambientales y socioculturales (que se reflejaban
anteriormente como elementos considerados por Henderson en su concepción de
entorno). Elementos, todos ellos, que van a influir en los cuidados enfermeros y que son
necesarios considerar y registrar en la valoración inicial de la persona.

Según Henderson, la persona tiende hacia la independencia en la satisfacción de sus


necesidades, derivado del concepto de salud de esta autora como independencia-
dependencia, siendo por tanto necesario determinar el la valoración la independencia-
dependencia, de la persona en relación a todas y cada una de las necesidades. Para lo
cual, la autora ofrece los constructos siguientes:

• Independencia: satisfacción de las 14 necesidades mediante las acciones adecuadas


que la persona realiza por ella misma o que otros hacen en su lugar de acuerdo a su
edad, etapa del desarrollo o situación de salud.
- Manifestaciones de independencia: conductas o indicadores de conductas que la
persona u otra que hace en su lugar, que resultan adecuadas y suficientes para
satisfacer sus necesidades básicas, de acuerdo con su edad, etapa del desarrollo o
situación de salud.

• Dependencia: insatisfacción de una o de varias necesidades básicas como


consecuencia de acciones inadecuadas o insuficientes que realiza la propia persona o
que otra hace en su lugar según la edad, etapa del desarrollo o situación de salud.
- Manifestaciones de dependencia: conductas o indicadores de conductas que la
persona u otra que hace en su lugar, que resultan erróneas, inadecuadas o
insuficientes para satisfacer sus necesidades básicas en la actualidad o en el futuro,
de acuerdo con su edad, etapa del desarrollo o situación de salud. Las
manifestaciones de dependencia se concretan en lo que se desarrolla como fuentes
de dificultad.
- Fuentes de dificultad: son los obstáculos o las limitaciones personales que hacen que
la persona no pueda satisfacer de manera independiente las 14 necesidades básicas,
se agrupan en:

• Falta de conocimientos: se refiere a qué hacer y cómo hacerlo, con relación a


cuestiones esenciales sobre la propia salud y situación de vida, sobre la propia persona y
sobre los recursos propios y del entorno disponibles.
• Falta de fuerza: se refiere a poder hacer, entendida como la capacidad física y
psicológica de la persona para llevar a cabo las acciones necesarias en cada situación.
• Falta de voluntad: se refiere a querer hacer, entendida como la falta de deseo, anhelo o
motivación de la persona para comprometerse, ejecutar y mantener las acciones
oportunas para satisfacer las 14 necesidades durante el tiempo necesario.

4
García Suso A, Francisco del Rey C, Palazuelos Puerta P, de Bustos ML. El modelo conceptual de Virginia Henderson y la etapa de
Valoración del Proceso de Atención de Enfermería. Educare21 2004; 9. Disponible en:
http://enfermeria21.com/educare/educare09/ensenando/ensenando4.htm

ASPECTOS CONSIDERADOS EN EL REGISTRO DE VALORACIÓN PROPUESTO


(ANEXO)

En la elaboración del registro de valoración inicial que se desarrolla a continuación se


han tenido presentes los aspectos siguientes:

- Permite ser utilizado para usuarios atendidos tanto en Atención Primaria como en
Unidades de Hospitalización.
- Este registro es aplicable para la valoración inicial de todas personas, a excepción de
la edad infantil, dado que esta etapa de la vida tiene características muy específicas.
- Responde a un interés de conocimiento general y completo del usuario, pero en
ningún caso trata de focalizar problemas específicos.
- Este registro de Valoración deberá ir acompañado de una guía de uso para su
cumplimentación de manera unificada por las diferentes enfermeras y la correcta
interpretación de los datos contenidos en el mismo.
- En la estructura del registro se ha pretendido mantener un equilibrio entre la
formulación de preguntas abiertas y cerradas en aras de obtener una información lo
más precisa, completa y manejable posible.
- No se recoge en cada una de las necesidades un apartado sobre manifestaciones de
independencia y de dependencia, a pesar de las propuestas que existen por parte de
algunas autoras [2],[3], porque creemos que su consideración induce a valorar cada
necesidad por separado, dificultando la relación entre las diferentes necesidades en
su conjunto.
- Para la elaboración de un registro definitivo, sería necesario su validación por
expertos/as, del mismo modo que un pilotaje con un número significativo y
representativo de usuarios

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Henderson V. Principios Básicos de los Cuidados de Enfermería. Ginebra: Consejo


internacional de enfermeras; 1971.
2 . Fernández C, Novel G. El Proceso de Atención de Enfermería. Estudio de Casos.
Barcelona: Masson-Salvat Enfermería; 1993.
3. Luis MT, Fernández C, Navarro MV. De la teoría a la práctica. El pensamiento de
Virginia Henderson en el siglo XXI. Barcelona: Masson; 1998.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

- Campo MA, Espinalt MA, Fernández C, Oriach MR y Viladot A. Proceso de


Enfermería y Valoración. Barcelona: Multimédica; 2000.
- Marriner A, Raile M. Modelos y teorías en enfermería. 5a ed. Barcelona: Mosby;
2002.
- Kérouac S, Pepin J, Ducharme F. Duquette A, Major F. El pensamiento enfermero.
Barcelona: Masson; 1995.