Sie sind auf Seite 1von 18

La valoración de los yacimientos arqueológicos:

una herramienta para la gestión del patrimonio arqueológico de Guía de Isora (Tenerife)

Mª E. Chávez Álvarez i , F. Pérez Caamaño ii , E. Pérez González ii , J. Soler Segura ii y A. Tejera Gaspar iii

Introducción

Los yacimientos arqueológicos son expresiones materiales del compor- tamiento y las acciones sociales de las comunidades pretéritas. Sin embargo, dado su carácter fragmentario, constituyen tan sólo pequeños retazos del pasado que deben ser interpretados y adecuadamente presentados al públi- co no especializado para que sean comprensibles y contribuyan eficazmente en la creación de explicaciones históricas. Como las piedras no hablan solas es necesario establecer mecanismos que articulen la materialidad del regis- tro con las explicaciones sobre el pasado, ya que para el conjunto de la socie-

i Profesora Contratada Doctora de Arqueología. Dpto. de Prehistoria, Antropología e Historia Antigua. Universidad de La Laguna.

ii Investigadores de Tercer Ciclo. Dpto. de Prehistoria, Antropología e Historia Antigua. Universidad de La Laguna.

iii Catedrático de Arqueología. Dpto. de Prehistoria, Antropología e Historia Antigua.

Universidad de La Laguna.

II Jornadas de Historia del Sur de Tenerife

39

dad existe un abismo entre el monumento, el yacimiento arqueológico, y el conocimiento que dichos fragmentos materiales ofrecen sobre el pasado.

Aunque los grabados de Aripe, la Cueva Pintada de Gáldar o los podo- morfos de Tindaya puedan resultar para el público atractivos, misteriosos e incluso fascinantes, el conocimiento histórico no puede desprenderse fácil- mente de estos enclaves. Se hace necesario desarrollar estrategias que socia- licen el conocimiento gestado por la investigación. En la búsqueda de dichos instrumentos iniciamos en 2005 un proyecto de investigación y divulgación arqueológica en el municipio de Guía de Isora, que tuvo su plasmación más inmediata en la realización del inventario de yacimientos arqueológicos del municipio, así como en la elaboración de una monografía sobre la época abo- rigen, publicada con el título Los Guanches en Guía de Isora. Arqueología, Te- rritorio y Sociedad (2007). El objetivo fundamental que se persiguió con este proyecto no fue sólo aumentar el conocimiento arqueológico de una parte de Tenerife tradicionalmente olvidada por la investigación, sino, sobre todo, que sirviese para generar estrategias de rentabilización social de los valores intelectuales producidos por dicha investigación.

Este planteamiento de la arqueología se relaciona, con la concepción in- tegral del Patrimonio que han definido y defendido instituciones como la UNESCO o la Unión Europea (ICOMOS, 1990), y que concibe lo histórico

y natural bajo una gestión coordinada de los recursos patrimoniales, pues ambos aspectos son considerados como resultado de un mismo proceso: la

acción del ser humano sobre todo lo que le rodea. Esta forma de entender

el Patrimonio ha motivado que el diseño de las políticas culturales alcance

cotas elevadas de complejidad administrativa, pues los requerimientos de las estrategias de intervención en el Patrimonio se encuentran ligados, y en gran parte condicionados, a factores tan diversos como los recursos económicos, humanos, técnicos, burocráticos, etc. (Hernández, 2002).

El proyecto realizado en el municipio de Guía de Isora partió de esta

concepción integral del Patrimonio Histórico, pues aborda el estudio de los restos arqueológicos en función de las coordenadas espaciales en las que transcurrió la acción humana y pretende, como objetivo básico, proyectar socialmente el conocimiento alcanzado del período aborigen, articulándose

a partir de tres ámbitos de interés que se interrelacionan mutuamente.

El primero es de carácter científico. El análisis realizado a partir de la categorización y contextualización de 232 yacimientos arqueológicos ha

40

II Jornadas de Historia del Sur de Tenerife

permitido observar un sistema de organización territorial que se articula a partir de espacios que, como la Montaña de Tejina o el Eje Chirche-Aripe- Guía, conformaron lugares con una fuerte significación simbólica, ofre- ciendo nuevos y diferentes argumentos para ahondar en el conocimiento de la sociedad aborigen que ocupó esta parte de la Isla. Asumiendo que los motivos por los que los guanches ocuparon esta zona y eligieron para asen- tarse uno u otro lugar, poco o nada tienen que ver con razones adaptativas al medio (aridez, presencia de pastos, de recursos hídricos, existencia de cuevas de hábitat, etc.), se evidencia cómo la distribución de poblados, manifes- taciones rupestres, lugares de frecuentación esporádica, cuevas sepulcrales, etc., responde a un control y a una apropiación del territorio claramente es- tablecido y de naturaleza social. Se constata cómo los diferentes yacimien- tos se agrupan en diversas unidades domésticas asentadas sobre espacios bien definidos que contienen distintos lugares de actividad (agrícolas, ganaderos, de extracción de recursos líticos, funerarios, rituales, simbólicos), en torno a pequeños poblados de cabañas ubicados en los lomos del municipio. Estas unidades domésticas se relacionan entre sí configurando territorios sociales de mayor amplitud denominados grupos locales y que, al menos durante la fase final del poblamiento aborigen, se caracterizaron por presentar fuertes desigualdades sociales.

El segundo ámbito de interés se refiere a la gestión y revalorización del patrimonio del municipio. La identificación y valoración de los yacimien- tos arqueológicos de Guía de Isora facilitará una respuesta más rápida y

eficaz por parte de las administraciones para gestionar estos bienes. En este sentido, este proyecto permite, por un lado, contar con una aproximación exhaustiva a las evidencias arqueológicas más relevantes del municipio, con

el objetivo, entre otros, de generar una herramienta de gestión que permita,

por ejemplo, facilitar la toma de decisiones frente a las exigencias de las leyes y normas de urbanismo o medioambiente y, por otro, poner las bases para un programa de revalorización de los bienes arqueológicos, así como los históricos y medioambientales presentes en la comarca isorana.

Finalmente, el tercer ámbito de interés hace referencia a la proyección divulgativa. El conocimiento, dentro de la sociedad actual, funciona como

uno de los motores del bienestar social y, en este sentido, la disciplina ar- queológica ofrece un acercamiento riguroso a la memoria y al pasado de las sociedades humanas. La ciudadanía tiene el derecho de conocer y acceder

a la información disponible sobre su pasado y, tanto las administraciones

II Jornadas de Historia del Sur de Tenerife

41

públicas como los profesionales del ramo, el deber de facilitar el acceso a este recurso.

Entre las características de los bienes arqueológicos está su invisibilidad, es decir, la incapacidad de conocer, si no se estudia previamente la zona,

si existe o no un yacimiento. Esto es así por que la mayoría de los restos

arqueológicos se encuentran bajo tierra, condicionando las posibles actua- ciones que sobre un área específica puedan realizarse. Como ocurre tan a menudo, la realización de obras como una carretera, autopista, la construc- ción de casas o la ampliación de un edificio o parking, dejan al descubierto una serie de restos de los que no había constancia de su existencia. Dejando de lado las posibilidades que para el conocimiento del pasado puedan te- ner este tipo de descubrimientos, lo cierto es que para los ayuntamientos, que al tiempo que les corresponde planificar el desarrollo económico de su municipio deben velar y proteger el patrimonio histórico, este tipo de acontecimientos supone en ocasiones un verdadero quebradero de cabeza. Una de las estrategias que los organismos gestores acometen para paliar en parte las complicaciones que estos descubrimientos fortuitos acarrean, son las llamadas Cartas Arqueológicas; es decir, la catalogación de todos los bienes patrimoniales de un municipio y que, para el caso concreto de la

arqueología, implica la realización de prospecciones superficiales de todo el territorio. A través de este tipo de estudios se ahonda en el conocimiento de

la distribución y de las pautas de organización territorial de los aborígenes

canarios, es decir, en las razones por las que se asentaron en unos y no en otros lugares de la geografía insular, permitiendo así conocer previamente dónde hay grandes posibilidades de que puedan aparecer yacimientos ar- queológicos. Este conocimiento resulta muy valioso para intervenir en un territorio, pues facilita todo lo relacionado con los permisos de construc- ción, la planificación urbanística, la remoción de tierra, así como la explota- ción de los recursos naturales. La Ley de Patrimonio Histórico de Canarias (Ley 4/1999), así lo establece en este sentido: las Cartas Arqueológicas constituyen documentos internos de la Administración para planificar la gestión, administración y tutela del patrimonio arqueológico (…) (artículo 64.2).

La gestión de un número cada vez mayor de elementos patrimoniales con unos recursos económicos que no siempre aumentan en la misma pro-

porción, supone un grave problema para las administraciones. La aparición

y descubrimiento de nuevos yacimientos arqueológicos, gracias a la ela-

boración y actualización de las Cartas Arqueológicas en los últimos años,

42

II Jornadas de Historia del Sur de Tenerife

permiten ampliar las escasas fuentes que existen para el estudio del pasado aborigen en las Islas pero, al mismo tiempo, al ser referentes identitarios de nuestra sociedad y formar parte del pasado colectivo, las autoridades deben velar por su investigación, protección, conservación y difusión.

Para contribuir a que esto sea así, a que se desarrollen políticas cultura- les en ese sentido, algunos arqueólogos han desarrollado una serie de pro- puestas que se configuran a través del denominado Sistema de Valoración Patrimonial. Dicho sistema tiene por objeto determinar, de modo general,

qué elementos son prioritarios en la investigación, conservación, protección

y difusión de los yacimientos conocidos, en definitiva, para la gestión y

uso del patrimonio arqueológico (Darvill, Saunders y Startin, 1987; Price,

1990; Criado y González, 1993; Ballart, 1997; González, 2000 y 2004).

En el marco del proyecto realizado en Guía de Isora, y para dar respues-

ta a las necesidades de la administración local para gestionar una amplitud

considerable de elementos patrimoniales, se ha planteado un sistema de valoración patrimonial que ya fue utilizado por nuestro equipo en la evalua- ción realizada para el Barranco de Aguas de Dios, en el municipio de Te- gueste y San Cristóbal de La Laguna (Chávez, Goñi y Pérez, 2003; Pérez, Chávez y Goñi, 2005). Este sistema permite desarrollar una herramienta de gestión, fácil y accesible para la administración competente, dentro de las directrices establecidas en la legislación sobre el Patrimonio Histórico. Se basa en la selección y evaluación de una serie de variables interrelacio- nadas que tienen que ver con criterios de tipo científico, cultural, social y económico. En función de la relevancia numérica obtenida al aplicar este sistema sobre un amplio espectro de yacimientos es posible discriminar y jerarquizar el conjunto de bienes patrimoniales, en definitiva, identificar, en este caso, aquellos de mayor importancia y con posibilidades de rentabiliza- ción social para el Ayuntamiento de Guía de Isora.

Las variables determinadas para evaluar la calidad patrimonial de los bie-

nes arqueológicos son (ver Cuadro nº 1): la conservación de los yacimientos, de la cual dependerían aspectos como el propio estado de conservación, la monumentalidad o la fragilidad, proporcionando datos como la complejidad,

la diversidad o la singularidad de los diferentes elementos arqueológicos re-

gistrados; el interés científico, el cual vendría definido por el nivel de conoci- miento existente sobre la zona, el número de yacimientos, la abundancia de evidencias arqueológicas y el potencial estratigráfico de los yacimientos; y, por último, el interés socioeconómico, determinado como una variable en la que se

II Jornadas de Historia del Sur de Tenerife

43

valoran aspectos como su situación geográfica (accesibilidad a los yacimien- tos, mayor o menor transitabilidad), sus posibilidades didácticas y turísticas (de qué infraestructuras se disponía para su puesta en uso), los usos actuales (actividades agrícolas, ganaderas, construcciones, etc.), su relación con otros tipos de patrimonio (natural, etnográfico, etc.), así como su valor histórico.

Cuadro nº 1. Variables y valores utilizados en la implementación del Sistema de Valoración Patrimonial

VALORACIÓN

0

1

2

3

Variables relacionadas con la conservación del yacimiento

Estado de conservación

Malo

Regular

Bueno

Muy bueno

Monumentalidad

Ninguna

Baja

Media

Alta

Representatividad

Ninguna

Baja

Media

Alta

Fragilidad

Ninguna

Baja

Media

Alta

Complejidad

Ninguna

Baja

Media

Alta

Diversidad

No hay

   

Si hay

diversidad

diversidad

Singularidad

Ninguna

Baja

Media

Alta

Variables relacionadas con el interés científico

 

Número de yacimientos

0

1-5

5-10

>10

Evidencias arqueológicas

Ningunas

Escasas

Media

Abundantes

Potencial estratigráfico

Nulo

Bajo

Medio

Alto

Nivel de conocimiento

Ninguno

Bajo

Medio

Alto

Variables relacionadas con el interés socioeconómico

 

Accesibilidad

Inaccesible

Muy Difícil

Difícil

Fácil

Posibilidades didácticas y turísticas

Ninguna

Baja

Media

Alta

Usos actuales

Abandonado

Uso ganade- ro o agrícola

Uso ganade- ro y agrícola

Otros usos

Relación con otros patrimonios

No

   

Si

   

Poco

 

Muy conoci- do - Amplio

Valor histórico

No conocido

conocido

Conocido

44

II Jornadas de Historia del Sur de Tenerife

El sistema trata de evitar muchas de las indeterminaciones y subjetivi- dades inseparables a la naturaleza de lo que se valora, por eso son necesarias las comparaciones entre yacimientos de similares características, así como determinar la proporción total de los distintos yacimientos mediante pros- pecciones arqueológicas, al objeto de poder componer una muestra que sea representativa del lapso temporal, cantidad, calidad y variedad del registro material de una zona concreta.

La aplicación del Sistema de Valoración Patrimonial presenta una serie

de dificultades y/o limitaciones que se basan principalmente en el descono- cimiento que aún se tiene de diversos aspectos de la realidad arqueológica

y patrimonial de las Islas Canarias, como son, por ejemplo, la clasificación

en tipologías y definición de los diversos yacimientos arqueológicos, lo que impide que sea factible una valoración en igualdad de condiciones, tanto

a nivel insular como a nivel municipal. Por ello, este sistema se emplea,

en este caso, desde una perspectiva y objetivos concretos y preestablecidos como son la elaboración de una monografía y el establecimiento de las pri- meras directrices para el diseño de una herramienta de gestión municipal, tal y como se indicó anteriormente.

No obstante y en relación a las tipologías, el Inventario de Yacimien- tos Arqueológicos realizado en el Municipio de Guía de Isora reveló la existencia de varios tipos de yacimientos, entre los cuales predominan los denominados Lugares de Frecuentación Esporádica y cuyo registro ha per- mitido realizar una primera aproximación a la caracterización de los mis- mos. Junto a éstos también se identificaron y registraron, en menor medida, yacimientos con manifestaciones rupestres, cuevas funerarias, poblados de cabañas, cuevas de habitación y zonas de extracción de materias primas, pudiendo llegar a coincidir dos o más de estos elementos tipológicos en

un único lugar, y siempre siguiendo las características identificadas hasta el momento en la literatura arqueológica. Existen, además, algunas diferen- cias entre los diversos tipos de yacimientos, incluso entre los pertenecientes

a un mismo grupo, y que tienen que ver con aspectos como pueden ser la

distribución geográfica o la propia conservación, lo que ha dificultado la uniformidad del registro, impidiendo que se determine con toda seguridad

y se establezca cuáles son los “más importantes” dentro de su tipo.

Del total de yacimientos registrados en el Inventario Arqueológico que se realizó en Guía de Isora en el año 2005, fueron sometidos al Sistema de Valo-

II Jornadas de Historia del Sur de Tenerife

45

ración Patrimonial 187 1 (Chávez et al. 2006), siendo los resultados más signi- ficativos, en general, el alto interés y elevado valor científico del conjunto del registro. Esto es así porque, hasta ese momento, existía poco conocimiento del mundo aborigen del municipio; la producción bibliográfica en el ámbito cien- tífico y divulgativo es muy escasa, pues la investigación arqueológica del sur de la isla de Tenerife en general, y del Municipio de Guía de Isora en particular, ha sido escasamente desarrollada, ya que han sido otras zonas de la isla de Tenerife las que han aglutinado el interés de los estudios arqueológicos. Así, nos encon- tramos que existía un vacío de conocimiento debido a este hecho, con escasos trabajos específicos y pocas referencias en inventarios realizados anteriormente. El elevado número de yacimientos registrados permitirá manejar una mayor cantidad de datos para ahondar en la interpretación de la vida de esa zona de la isla de Tenerife, a la vez que supone, para las administraciones competentes, un conjunto mayor de razones para su gestión y uso.

Por lo que respecta al Estado de Conservación (Gráfico I), la mayoría de los yacimientos arqueológicos registrados se encuentran en mal esta- do, ocasionado, fundamentalmente, por la acción antrópica (expoliación, construcciones de diversa naturaleza, usos agrícolas y ganaderos, etc.). Esta situación repercute además en la fragilidad de los yacimientos (Gráfico II), muy baja si tenemos en cuenta que la mayoría están en pésimo estado de conservación, o muy alta si asumimos el grado de amenaza al que están sometidos por la presión antrópica y el abandono.

Gráfico I. Proporción de yacimientos en buen estado de conservación, regular o malo

yacimientos en buen estado de conservación, regular o malo 1 El Sistema de Valoración Patrimonial se

1 El Sistema de Valoración Patrimonial se aplicó a un total de 187 yacimientos de los 232 documentados. Los 47 restantes quedaron sin determinar, por diferentes razones.

46

II Jornadas de Historia del Sur de Tenerife

Gráfico II. Proporción de yacimientos con fragilidad alta, baja y media

Proporción de yacimientos con fragilidad alta, baja y media El mal estado de conservación también queda

El mal estado de conservación también queda reflejado en las variables de representatividad (Gráfico III) y monumentalidad (Gráfico IV), afec- tando igualmente a las variables de diversidad y singularidad, lo que ha influido en la pérdida y merma de la calidad patrimonial arqueológica del municipio de Guía de Isora.

Gráfico III. Proporción de yacimientos con representatividad baja, media y alta

III. Proporción de yacimientos con representatividad baja, media y alta II Jornadas de Historia del Sur

II Jornadas de Historia del Sur de Tenerife

47

Gráfico IV. Proporción de yacimientos arqueológicos con monumentalidad alta, baja y media

arqueológicos con monumentalidad alta, baja y media El estado de conservación y la ausencia de monumentalidad,

El estado de conservación y la ausencia de monumentalidad, representa- tividad, diversidad o singularidad hacen que, a priori, la mayoría de los yaci- mientos arqueológicos registrados no sean interesantes o adecuados, desde el punto de vista socioeconómico, para su puesta en uso. No obstante, sí se han identificado una serie de yacimientos que presentan valores medios y altos en variables como la diversidad, singularidad y fragilidad, y sobre los que se ha considerado que deberían adoptarse medidas preventivas, en unos casos, y de intervención en otros, con la intención de evitar la total pérdida de información. En el caso de los yacimientos en los que se han identificado y registrado manifestaciones rupestres, en todos se ha señalado la realiza- ción de intervenciones arqueológicas con el objetivo de preservarlos, con medidas de reproducción y catalogación, y con el objetivo de trascender, de alguna manera, el artículo 62.2 en su apartado a de la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias de 1999, que declara Bien de Interés Cultural todos los yacimientos arqueológicos con manifestaciones rupestres, estableciendo así las bases para el cumplimiento del artículo 26 de la misma Ley, sobre la delimitación y entorno de protección del bien.

Finalmente, sólo en 6 yacimientos se identificaron elementos que po- drían permitir estrategias de gestión y revalorización de cara a su puesta

48

II Jornadas de Historia del Sur de Tenerife

en uso, relacionados, en ese sentido, con el hecho de que el Ayuntamiento de Guía de Isora cuenta con varios espacios naturales protegidos. Así, por ejemplo, la zona alta forma parte del Parque Natural de la Corona Forestal, el sector sur occidental al Parque Nacional de las Cañadas del Teide, la Montaña de Tejina declarada Monumento Natural, o parte del Barranco de Erques; junto a esto también hay que destacar el Patrimonio Etnográ- fico del municipio, en el que destacan los hornos, de diferentes tipologías (hornos de pan, hornos de teja y hornos de brea) y las eras, que manifiestan la importancia y el valor que debió tener el cereal en el pasado de este mu- nicipio 2 . En este sentido hay que afirmar, que un grupo de yacimientos ha sido localizado en la propia Montaña de Tejina, y en el Conjunto Histórico de Chirche.

Pero además, la cifra de los yacimientos con posibilidades de ser reva- lorizados social y económicamente podría aumentar si consideramos, ade- más, los 41 yacimientos en los que se recomienda realizar una intervención arqueológica, así como los 22 yacimientos en los que se deberían aplicar medidas preventivas.

Hasta el momento, el desarrollo de los diferentes documentos normati- vos que han tenido que ver con la conservación y protección del Patrimonio Arqueológico en las últimas décadas, no han evitado la degradación de los yacimientos registrados en Guía de Isora, incluso de aquellos reconocidos jurídicamente con el grado máximo de protección como los grabados ru- pestres de Aripe, de alto valor patrimonial en todos sus aspectos y que se encuentran en un proceso de degradación continuo desde su descubrimien- to en los años 80 del siglo pasado.

El Patrimonio Arqueológico de Guía de Isora, en el estado actual de su valoración patrimonial, ofrece una serie de posibilidades que podrían per- mitir iniciar un proyecto de planificación y conservación de los yacimientos arqueológicos inventariados. Estamos en disposición de afirmar que exis- ten posibilidades de recuperación de parte del patrimonio arqueológico del

2 Un proyecto para la restauración del patrimonio etnográfico de Guía de Isora se de- sarrolló durante la primavera del 2005 con el objetivo de recuperar 125 eras en 11 de los 17 núcleos de población del municipio (25 en Chío; 22 en Vera de Erques; 19 en Tejina de Isora; 15 en Chirche; 14 en Chiguergue; 9 en Guía casco; 7 en Aripe y El Jaral; 4 en Acojeja; 2 en El Pozo y 1 en Playa San Juan (Isora, 2005: 47).

II Jornadas de Historia del Sur de Tenerife

49

municipio y ello podría concretarse en un modelo de gestión integral, con las múltiples y diversas implicaciones que supondría para el desarrollo del Municipio de Guía de Isora, en particular, y para la isla de Tenerife en general.

El Sistema de Valoración Patrimonial aplicado en los yacimientos ar- queológicos registrados en Guía de Isora ha enriquecido el Inventario reali- zado en el año 2005, en tanto y en cuanto ha permitido realizar una primera evaluación de estos bienes, aportando datos que ayudarán a las administra- ciones competentes a llevar a cabo las políticas culturales más adecuadas en función de las necesidades y requerimientos de los propios bienes y de las instituciones responsables de su gestión.

Bibliografía

CHÁVEZ ÁLVAREZ, Mª E., PÉREZ CAAMAÑO, F., PÉREZ GONZÁ- LEZ, E., SOLER SEGURA, J. y TEJERA GASPAR, A. 2007: Los Guanches en Guía de Isora. Arqueología, Territorio y Sociedad. Guía de Isora, Ayuntamiento de Guía de Isora, 347 pp. et. al 2003

BALLART i HERNÁNDEZ, J. 1997: El patrimonio histórico y arqueológico: valor y uso. Barcelona, Ariel, 268 pp.

CRIADO BOADO, F. y GONZÁLEZ MÉNDEZ, M. 1993: “La socialización del patrimonio arqueológico desde la perspectiva de la arqueología del paisaje”. Actas del XXII Congreso Nacional de Arqueología: 261-266.

para la gestión del patrimonio arqueológico, Lausana

Carta

Internacional

1990-ICOMOS.

CHÁVEZ ÁLVAREZ, Mª E., GOÑI QUINTEIRO, A., PÉREZ GONZÁ- LEZ, E. 2003:, Inventario Arqueológico de la margen izquierda del Barranco del Agua de Dios (Tejina, San Cristóbal de La Laguna). Memoria del Contrato de Investigación, La Laguna (Inédito).

CHÁVEZ ÁLVAREZ, Mª E., TEJERA GASPAR, A., PÉREZ CAAMAÑO, F.; PÉREZ GONZÁLEZ, E., SOLER SEGURA, J. y GOÑI QUINTEIRO, A. 2006: Memoria del Proyecto Técnico de Investigación: Prospección Arqueológica Superficial del Municipio de Guía de Isora (Tenerife). Dirección General de Pa- trimonio Histórico del Gobierno de Canarias. Inédito.

50

II Jornadas de Historia del Sur de Tenerife

DARVILL, T., SAUNDERS, A. y STARTIN, B. 1987: “A question of national importance: Approaches to the evaluation of ancient monuments for the Mon- uments Protection Programme in England”. Antiquity 61: 393-408.

GONZÁLEZ MÉNDEZ, M. 2000: Sistemas de evaluación del interés patri- monial de los yacimientos arqueológicos. En BÓVEDA LÓPEZ, Mª del M. (coord.): Gestión patrimonial y desarrollo social. Criterios y Convenciones en Arqueología del Paisaje, nº 12: 19-34. Laboratorio de Arqueoloxía e Formas Culturais. Santiago de Compostela.

GONZÁLEZ MÉNDEZ, M. 2004: Herity para la calidad en la gestión para el público de los bienes culturales. Actas del III Congreso Internacional sobre Musealización de Yacimientos Arqueológico:53-57

HERNÁNDEZ HERNÁNDEZ, F. 2002: El patrimonio cultural: la memoria recu- perada. Editorial TREA. Gijón, 462 pp.

ISORA, Revista de Información Municipal, nº 7, Primavera 2005.

Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias. (BOC,

24/03/1999)

PÉREZ GONZÁLEZ, E. M., CHÁVEZ ÁLVAREZ, E. y GOÑI QUINTERO, A. 2005: “La evaluación del patrimonio arqueológico. Una propuesta aplicada a parte del conjunto de yacimientos del Barranco del Agua de Dios (Tejina, San Cristóbal de La Laguna, Tenerife)”. V Jornadas de Patrimonio Histórico. Arreci- fe, 16-18 de marzo de 2005 (http://www.cabildodelanzarote.com/patrimonio/ ponencias.htm): 17.

PRICE, N. S. (1990): Conservation and information in the display of prehistoric sites. En GATHERCOLE, P. y LOWENTHAL, D. (ed.): The politics of the past. Londres, Unwin Hyman, pp.: 184-290.

II Jornadas de Historia del Sur de Tenerife

51

II Jornadas de Historia del Sur de Tenerife

Candelaria · Arafo · Güímar · Fasnia · Arico Granadilla de Abona · San Miguel de Abona Vilaflor · Arona · Adeje · Guía de Isora · Santiago del Teide

Las II Jornadas de Historia del Sur de Tenerife tuvieron lugar en Arona, durante el mes de julio de 2009

D. José Alberto González Reverón Alcalde-Presidente del Ayuntamiento de Arona

Dña. Eva Luz Cabrera García Concejal de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Arona

Coordinación académica de las jornadas:

Dña. Carmen Rosa Pérez Barrios D. Adolfo Arbelo García Dña. Ana María Quesada Acosta D. Víctor O. Martín Martín

Coordinación técnica de las jornadas:

Dña. Ana Sonia Fernández Alayón

© Concejalía de Patrimonio Histórico. Ayuntamiento de Arona

Edición: Llanoazur ediciones. Fotomecánica, maquetación e impresión: Gráficas Sabater ISBN: 978-84-930898-1-8 Depósito Legal: TF-1592-2010

Índice

Carmen Rosa Pérez Barrios. Ponencia marco El trasvase de la propiedad de la tierra como motor de movilidad social. El Sur de Tenerife en la etapa contemporánea

11

Mª Esther Chávez Álvarez, Francisco Pérez Caamaño, Elena Pérez González, Javier Soler Segura y Antonio Tejera Gaspar La valoración de los yacimientos arqueológicos: una herramien- ta para la gestión del Patrimonio Arqueológico de Guía de Isora (Tenerife)

39

 

Javier Luis Álvarez Santos Vínculos en el Atlántico: Juan de Vega, señor del ingenio de Güímar

53

 

Francisco Báez Hernández La organización económica de las bandas del sur de Tenerife a co- mienzos del siglo xvi: Abona y Adeje, unos términos muy lejanos

69

 

Adolfo I. Arbelo García Pobreza, aislamiento y conflictividad en el Sur de Tenerife: Guía de Isora en el Antiguo Régimen (SS.XVIII-XIX)

101

 

Félix Rodríguez Mendoza Aproximación al impacto del fenómeno migratorio a América en el sur de Tenerife durante la segunda mitad del siglo XVIII y XIX

129

 

Mercedes Chinea Oliva Dolores Melo Aponte: una mujer de Arona durante la II Repú- blica

147

Yanira Hermida Martín y Carlos Aguiar García Mujeres ante el caciquismo: Consuelo Díaz Pérez y Concepción García Suárez, representantes municipales en el sur de Tenerife durante la II República

155

Carlos Santiago Martín Fernández La geografía del sur de Tenerife, un análisis bibliográfico

173

 

F. Javier Dóniz Páez Distribución espacial, geomorfología y morfometría de los volca- nes basálticos monogénicos del sur de Tenerife

209

 

José Juan Cano Delgado Las antiguas redes de comunicación de la vertiente meridional de Tenerife como factor de desarrollo territorial. El caso de la comarca de Chasna

225

 

Marcos Brito Aprovechamiento vecinal de la cumbre de Vilaflor de Chasna en la década de los años treinta

243

 

Ramón Hernández Armas Patrimonio y espacio turístico en el sur de Tenerife ¿un matrimo- nio imposible?

261

 

Simón Zamora Membrado Testimonios del siglo XX

285

 

Marta Rodríguez Naveiras Producción escultórica de María Belén Morales en el sur de Tenerife

297

 

Manuel Jesús Hernández González Nuevas aportaciones para el estudio de las ermitas del sur de Tenerife

313

 

Carlos Javier Castro Brunetto San Luis rey de Francia versus San Fernando rey de Castilla. Pro- blemas iconográficos a partir de la escultura de Charco del Pino

327

Pablo Jerez Sabater La escultura de San Francisco de Asís de Granadilla y los modelos andaluces del siglo XVIII

339

 

Gerardo Fuentes Pérez La escultura religiosa en el sur de Tenerife según los dictámenes de La Academia

351

 

Juan Alejandro Lorenzo Lima Religiosidad ilustrada, arquitectura y culto eucarístico en las pa- rroquias de Tenerife. Un ejemplo en Arona y San Miguel a prin- cipios del siglo XIX

373

 

Carmen Rosa Pérez Barrios De Casa Rectoral a Casa Consistorial. Un proyecto arquitectónico en la vida sociopolítica de Arona

399

 

Jonás Armas Núñez Arquitectura municipal en Arico en el primer tercio del siglo XX

425

 

Ana María Quesada Acosta El certamen regional de pintura Arona (…) Dos décadas de historia

441