You are on page 1of 35

CARACTERIZACIÓN DE LAS Y LOS JÓVENES DE NARIÑO

¿QUIENES SON LAS Y LOS JÓVENES DE NARIÑO?

SER JOVEN

Que entienden las y los jóvenes por Juventud

Es una etapa que contempla la adolescencia y según la normatividad va de los 12


a los 26 años. Sin embargo, mayores de 26 años dicen reconocerse también como
jóvenes ampliándose la edad hasta los 30 o 35 años.

La juventud, para las y los jóvenes de Nariño, es una etapa vital que cuenta con
características particulares tanto cognitivas como físicas. Corresponde a una
definición primordialmente centrada en los cambios psicosociales que enfrenta un
niño o niña alrededor de su Ser y las relaciones con los demás, por lo tanto es
necesario comprender la juventud como una etapa que en si misma encierra
distintos ciclos de vida y pro lo tanto esta ligada principalmente al desarrollo y
crecimiento del ser determinado principalmente por La aparición de pautas de
comportamiento determinadas biológicamente, La experiencia presente y pasada,
La familia, La cultura, El ambiente, entre otros.

Debe entenderse la juventud como una categoría social que supera la concepción
temporal ya que las condiciones del contexto crea condiciones particulares de
joven a joven creando diferencias en los procesos individuales y particulares de
desarrollo.

Por lo tanto todo joven es un sujeto social, aporta hace parte del entramados
social en el cual se desenvuelve, la niñez y las propias experiencias y
aprendizajes van construyendo sentidos propios y percepciones particulares sobre
la vida y sus relaciones sociales, en ese mismo sentido se reconoce a todo joven
como un sujeto político con capacidades de liderazgo, interacción y cohesión
social.

Al ser esta una etapa con distintas transiciones, en el ámbito social principalmente:
es el sujeto social el que se ve afectado con mayores cambios. La familia, grupos
de pares, de relación y referencia son construidos desde necesidades diferentes a
los que guiaban la niñez y la adolescencia, cobra una relevancia particular la
necesidad de construirse a si mismo; el mundo construido y en el cual interactúan
los y las jóvenes es confrontado permanentemente en la búsqueda de afianzar sus
propias ideas y lograr construirlas adecuadamente. Por lo tanto actitudes rebeldes,
iniciativas contrarias, expresiones alternativas suelen ser utilizadas por las y los
jóvenes a partir de dos intereses básicos: el primero es el de lograr distancia de lo
establecido para poder confrontarlo, el segundo es el de crear nuevos lazos,
parches, lugares comunes con otros jóvenes que atraviesan etapas similares.
Las y los jóvenes de Nariño relacionan La juventud con palabras como libertad,
rebeldía, duda, incertidumbre, aprendizaje o alegría, priorizadas frente a otras
como confusión, indiferencia, irresponsabilidad, entre otras. Ratifican que el ser
joven les hace tener una energía renovadora, con ganas e iniciativa de cambio,
pero que muchas veces encuentra vías ya construidas por adultos para explorar y
caminar.

Cada uno de estos conceptos a los que se relaciona la juventud están limitados
por la subjetividad, se basan principalmente en la forma en que las y los jóvenes
se sienten percibidos por los adultos, en el caso de la irresponsabilidad por
ejemplo, las y los jóvenes sienten que los adultos sienten que para las y los
jóvenes les es difícil aceptar responsabilidades y asumirlas con madurez, se
generaliza y se prejuzga las capacidades de sus hijos, hijas o jóvenes en general
suponiendo que no están preparados para asumir retos nuevos al considerarlos
aún en “personas en el camino a la madurez”

Esta etapa el o la joven son considerados personas en preparación para asumir el


Ser adulto y sus roles particulares permitiéndoles así, al llegar e esta etapa adulta
“enfrentarse al mundo con las capacidades necesarias” y por lo tanto en la etapa
de la juventud no se posee todas estas capacidades.

En ese sentido las y los jóvenes sienten que se debe tener encuenta que si bien
no se cuenta con todas las capacidades, se cuenta con unas propias que son
materia prima para el cambio social o de sus propios ambientes. Algunos dicen
que este sector de la población juvenil se ha invisibilizado al no tener una
propuesta sustentable a largo plazo, esto es discutible, muchos de ellos participan
de distintas organizaciones Juveniles sean estas parroquiales, culturales,
barriales, políticas ,etc. que falta articularse un poco mas es probable.

Esta visión también mantiene la posibilidad de no considerar la realidad en el que


se desarrolla el sujeto. Es decir aquí se justifica ciertos "ritos sociales" donde se
establece que el joven debe estudiar ,divertirse y prepararse para algo…es decir
hay un "camino", pero aquellos que ingresan al trabajo o conforman una familia a
temprana edad, rompen ese esquema, son criticados, Por Ejemplo ¿como se
entiende actualmente a muchos Jóvenes que son padres a temprana Edad? Esto
significa al menos formalmente "romper el camino establecido por los adultos" o
"los ritos sociales", lo que es cuestionado por un sector conservador de
la sociedad, sin preguntarse las causas y el contexto.

Las y los adolescentes y jóvenes reconocen que la rebeldía es una característica


determinante para ellos y su construcción del Ser, es una energía transformadora,
principalmente entre los 12 a 18 años de edad, ciclo vital en el que se confrontan
diferentes miradas sobre la vida. Sin embargo alrededor de ella se presentan
diferentes miradas: se considera que los adultos juzgan la rebeldía como uno de
los aspectos negativos de la adolescencia y la juventud y los y las jóvenes creen
que en algunos momentos los lleva a tomar decisiones que para los adultos
pueden ser erradas.
Sin embargo las y los jóvenes reconocen que el papel de la familia y los
aprendizajes que ella genera son fundamentales en términos de valores y deberes
que permiten la creación e parámetros sociales y reguladores que les son útiles
para relacionarse con los demás. No se trata entonces de estableces actitudes en
contra de los adultos en todos los círculos de relación social, si no de establecer
capacidades que permitan equilibrar las necesidades de “crecimiento” de las y los
jóvenes con las capacidades que ya tienen para enfrentar el mundo y relacionarse
con él.

Así las cosas, las y los jóvenes reconocen que la vitalidad propia de esta etapa,
los sueños y la capacidad de soñar, sus propias relaciones entre pares, la
capacidad política, espiritual de muchos jóvenes crean un activo con el que se
puede construir nuevas formas sobre el Ser adulto y sobre todo el Ser con
capacidad de asumir responsabilidades indicando nuevamente que las
condiciones sociales, oferta, servicios con los que deben contar deben permitirles
el desarrollo libre de estas capacidades e intereses.

El estudio, el trabajo, la construcción de sueños, son intereses priorizados por las


y los jóvenes, seguido de la música, la danza, la organización social, la política, el
medio ambiente. Estos intereses son en primer lugar cohesionadores y creadores
de lazos sociales de las y los jóvenes, alrededor de ellos se construyen grupos de
pares, se establecen relaciones con adultos, niños, etc. Y permiten generar
procesos organizativos de primer nivel. En segundo lugar crean y construyen
identidad, las particularidades del territorio, las condiciones estructurales, generan
sueños particulares, rasgos únicos que definen a las y los jóvenes de todas las
regiones de Nariño, esto hace que hablemos de diversidad juvenil, distintas ideas,
percepciones convivientes en un mismo territorio.

La juventud y la adolescencia tienen vitalidad, las y los adolecentes y jóvenes


reconocen que esta vitalidad se traduce en ganas de transformar el mundo, sin
embargo las actitudes conformistas y las percepciones culturales no suelen
permitir que estos cambios sean posibles ya que no se valora el potencial
transformador que se tiene y que las y los jóvenes pueden aportar.

Se reconoce además que las y los jóvenes son innovadores, creativos y con
capacidades propias, que buscan la aceptación y el apoyo de las instituciones,
sociedad civil y adultos en general, de tal manera que se pueda construir
espacios y entornos de desarrollo integral de las y los jóvenes mas allá de la
atención a sus problemáticas.

Debido a la falta de comprensión de la adolescencia y la juventud como etapas en


la vida, estos sienten que socialmente no son reconocidos desde sus
particularidades, e incluidos desde estas diferencias, por lo tanto el hablar de
juventud no solo es una responsabilidad de las y los que son adolescentes y
jóvenes si no de todos los ciclos vitales, de ahí la importancia de generar un
proceso de diálogo intergeneracional.
Que es ser adolescente?

La adolescencia (considerada según el código de infancia y adolescencia entre los


12 y 18 años), es una etapa menos definida que la juventud. Como etapa vital esta
relacionada directamente con la niñez mucho mas que con la juventud, sin
embargo sus particularidades corresponden a los nuevos referentes construidos
por las y los adolescentes alrededor de si mismos, la individualidad entonces,
necesita construirse y delimitarse de mayor forma a como se venía haciendo en la
niñez, sus propios cánones, estilos, maneras de relacionarse y generar identidad
se vuelven mas visibles.

Es una etapa que cognitivamente y en el ámbito psico social, implica más


transformaciones, tanto a nivel físico, como emocional, por lo tanto para quien
vive esta etapa se le hace difícil comprender el nivel de transformación que
sucede y el como enfrentarlos, como todo ciclo vital, se reconocen experiencias
particulares en términos de desarrollo y aprendizaje, en ese sentido la etapa
correspondiente a los primeros años de la adolescencia representa el inicio del
desarrollo alrededor la generación de criterios propios, que vayan consolidando a
las y los adolecentes como sujetos sociales, individuos autónomos y consolidando
sus capacidades políticas y de participación.

Además se comprende la adolescencia como un proceso que está relacionado


con la efectuación de las que serían sus potencialidades siguiendo una línea
evolutiva; de la misma manera, como todo periodo de la vida tiende a ser
caracterizada por un grupo de problemas del desarrollo, de "problemas típicos, de
"tareas", en las que se reconocería están las principales necesidades de las y los
adolecentes radicadas principalmente en la necesidad de encontrar un lugar en la
sociedad, de crear condiciones que les permitan ser felices y con tranquilidad,
para lo cual se hace necesario contar con un o varios grupos de referencia,
modelos y referentes propicios que les permitan la generación de identidades,
formas adecuadas de expresión, canales, espacios, dinámicas que les permitan
tener el reconocimiento necesario para desarrollarse adecuadamente.

Alrededor de la denotación del dolor que implica la adolescencia, se necesita


comprender que si bien hay un duelo propio de la ruptura que hacen las y los
adolescentes con respecto a la infancia, el despertar de nuevas formas de Ser que
muchas veces son novedosas para ellos, no implica una denotación negativa, por
el contrario, puede establecerse una mirada positiva sobre la adolescencia donde
el duelo no sea necesario y sea comprendido con naturalidad y se pueda generar
condiciones para un buen vivir tanto de los adolecentes como de los adultos que
les acompañan.

La adolescencia implica principalmente la generación de nuevas identificaciones,


de ahí que la relación generacional empieza a generar brechas sobre todo entre el
adolescente y sus padres, la soledad del cuarto, la complicidad de los amigos, los
secretos y los nuevos amoríos operan una destitución de los padres como
referentes únicos. Los padres ya no son lo que eran para el niño: centro y garantía
del mundo.

Estas rupturas y nuevas relaciones con sus padres y amigos enfrenta a dos
mundos que por esta etapa parecen divergir, el primero, de los padres que se
enfrenta y el de los amigos que se amplia y brinda nuevas formas de encontrar
sostenibilidad psicosocial.

Las y los jóvenes y adolescentes sienten que la gran debilidad radica en la falta de
espacios que permitan enfrentar estas brechas, de tal manera que nuevas formas
de enfrentar las necesidades propias de esta etapa sean construidas en la familia,
el colegio, las mismas instituciones y permitan avanzar tranquilamente por el
desarrollo psicosocial ampliando capacidades ciudadanas, de identidad,
culturales, ambientales, entre otras.

Estas capacidades, digamos, sociales, se hacen necesarias en tanto la


adolescencia implica el inicio de la ratificación de si mismo y la renovación de
otros aspectos del ser, en ese sentido se hace necesario también la aceptación de
la necesidad de “estar solo o sola”, de preocuparse por si mismo e ir definiendo
sus propios gustos y tomar decisiones autónomamente, por ejemplo, en sobre su
apariencia y preferencias.

El rol social empieza a determinarse, en un mundo que se descubre también se


descubre el rol que se juega dentro de él. Por lo tanto es necesario entender que
los adolescentes cuentan con capacidades y habilidades que los hacen sujetos
activos de derechos, con alta sensibilidad y sueños prospectivos de si mismos, de
esta manera las y los adolescentes tiene capacidad de desarrollar ideas y
proyectos de vida con mayores ambiciones al no sentir tan de cerca las presiones
y condiciones sociales.

Las y los jóvenes rurales

Nariño es un departamento principalmente rural, sus activos y riquezas agrícolas


son el fundamento económico del departamento, en ese sentido el territorio rural
es mucho mas extenso que el urbano, creando de esa manera condiciones que
implican el desarrollo social basado en la economía rural.

Es importante entonces comprender que en todo el territorio Nariñense los valores


y arraigos propios de la cultura campesina son los que principalmente han forjado
la sociedad nariñense y en ese sentido las y los jóvenes rurales cuentan con
conocimientos culturales, sociales, económicos propios de esta herencia cuya
base radica en la tradición oral, el núcleo familiar y la experiencia.

Las y los jóvenes rurales reivindican la importancia de la familia como base social,
en donde se tejen las relaciones con los demás desde una perspectiva no solo
direccionada desde un enfoque económico si no desde la construcción de
comunidad, del intercambio, el tejido, la minga, entre otros referentes culturales
que son aplicables en el contacto con el otro.

Sin embargo, sienten que la sociedad moderna ha sido construida desde modelos
externos, fijados principalemtne en el desarrollo que guía la productividad y de esa
manera los valores propios de las familias rurales se han perdido. Por otra parte
han centrado las oportunidades en lo urbano, desde la centralización de recursos
e infraestructura y de esa manera sienten que no cuentan con las mismas
oportunidades que los y las jóvenes del sector urbano.

Estas distancias percibidas entre lo rural y lo urbano se ha acrecentado


históricamente de tal manera que ha permeado en las percepciones culturales que
se tienen entre sí, las condiciones de infraestructura en educación distancia por a
los jóvenes rurales al no contar con las mismas condiciones ni oportunidades para
acceder a instituciones de educación superior principalmente.

De la misma manera el trabajo y las posibilidades para acceder a este se


disminuyen mucho mas, en tanto sienten que la educación se convierte en un
condicionante para lograr tener estabilidad económica, por lo tanto muchos
jóvenes del sector rural priorizan el trabajo y la sostenibilidad económica a la
educación, en tanto se hace necesario construir un ambiente propicio para poder
trabajar desde joven y así poder asegurar parte de su futuro, sin embargo
reconocen que al tner las posibilidades de desarrollar capacidades en las que la
educación superior o técnica puede cualificarlos lo harían.

Sus principales conflictos radican en la distancia, histórica, social, infraestructural,


que sienten con respecto al sector urbano, si bien la modernidad ha permitido
acceder a nuevas formas de relación que reducen la brecha, esta no esta del todo
superada, en zonas rurales alejadas del sector urbano – centro socio económico
de todos los municipios nariñenses – las oportunidades se reducen mucho mas y
de alguna manera las condiciones implican la renuncia muchos de sus sueños y la
perdida de capacidades individuales y organizativas.

Se hace necesario además el reconocimiento de la capacidad de generación de


conocimiento que existe y tienen los jóvenes rurales, producto de su relación y
cotidianidad con el medio ambiente, la producción agrícola, ganadera, pesquera,
la tradición oral como activo, e esa medida procesos de construcción y
preservación de estos conocimientos permitirían generar en primer lugar
capacidades para el desarrollo social del rural de manera endógena y en segunda
la visibilización del sector rural como un sector con capacidades pocas veces
desconocidas desde la perspectiva centralista o urbanista.

Se reconocen valores propios de la ruralidad, como el amor por la familia, el


respeto a los mayores, la sinceridad, la lealtad y la amistad como propios de las y
los jóvenes rurales. Se les considera honestos, trabajadores, generosos y mucho
menos interesados por lo material que los jóvenes urbanos.

En relación con las y los jóvenes del sector urbano, sienten que hay un vínculo
mucho mayor con el sincretismo católico y sienten que los valores en entornos
urbanos se han transformado debido a los espacios en los cuales se relacionan.

Las y los jóvenes indígenas.

El territorio Nariñense, si es contemplado desde la historia de los pueblos


indígenas que lo han habitado originariamente, Pastos, Awá, Ingas, Quillasingas,
Eperara sapidaras, Kofanes y Emberas, es un territorio que puede entenderse
desde la historia de la resistencia de esos pueblos, que ha vivido procesos
constantes de reconstrucción y renacimiento, de enfrentamiento con el
pensamiento “occidental” en una defensa de su pensamiento propio que aún no
dialoga con otros a falta de reconocimiento y claridad, creando brechas sociales
basadas principalmente en concepciones culturales al no encontrar cabida en la
modernidad la cosmovisión indígena.

Las y los jóvenes indígenas nariñenses representan mas del 60 por ciento de toda
la población indígena, de tal manera que al hablar de la juventud indígena
hablamos del activo mas importante que poseen actualmente los pueblos
indígenas nariñense, en ellos habita y habitará el conocimiento ancestral, la
cosmovisión y tradición propia que debe ser trasmitido a las siguientes
generaciones.

En esa medida la relación con los mayores representa un código de relación


social, es a través de la jerarquía cómo enfrentan la relación con el mundo, desde
la misma cosmovisión en donde la naturaleza y sus representaciones espirituales
indican el camino o los caminos al hombre, los mayores poseen verdades y
capacidades que los jóvenes deben aprender y aceptar, en este caso hay caminos
y formas de ser establecidas con los cuales sienten deben interpretar la vida, casi
sin debatirlo o confrontarlo. Esto causa conflictos personales mas que sociales, las
y los jóvenes necesitan confrontar esos cánones y descubrir sus propias verdades
pero muchas veces sienten que espacios para si mismos en los que sea posible
este diálogo no son suficientes.

De la misma manera sienten que se ven enfrentados a dos mundos que conviven
en el mismo territorio, en las y los jóvenes indígenas los procesos de
multiculturalidad se vive cotidianamente, en donde la tradición convive con la
modernidad y nuevos pensamientos y al ser ellos personas en búsqueda de
identidad se nutren constantemente de ambas realidades.

Al igual que el sector rural, se identifica que existen valores familiares y


comunitarios muy arraigados que permiten que se continúen los usos y
costumbres de generación en generación.

Reivindican la necesidad de hacer de la historia un activo para la toma de


decisiones y la generación de propuestas de cambio y transformación social.
Igualmente sienten que la organización indígena es un ejemplo de esa
transformación y capacidad de resistencia y puede ser usada de referente para
otras poblaciones campesinas o urbanas. La construcción y respeto de las normas
es un punto que reconocen como positivo.

La relación con la naturaleza y sus referentes la consideran muy importante,


aprenden de esta relación y es un símbolo de construcción del Ser y el Habitar
joven.

Sin embargo sienten que la juventud o la adolescencia no son conceptos claros en


su comunidad o etapas de vida definidas, que hay generalidades para los
indígenas pero no para el ser joven indígena y se tienen que adaptar a las ideas
de los mayores.

Las y los jóvenes afro descendientes

Herededos de una historia que debe ser reivindicada y socializada


constantemente y poder construir desde esa historia un ser joven afro
descendiente que también pueda establecer conceptos de territorialidad y
pertenencia dentro de territorio del pacífico nariñense.

Se reconocen como jóvenes alegres, rumberos, de fácil relación con sus pares y
con otros sectores y grupos de referencia. Con una personalidad abierta que les
permite ser sinceros y confiables.

Por consecuencia de la historia del pacífico nariñense, que ha vivido procesos


políticos enmarcados en la corrupción, el abandono institucional, ausencia estatal,
se sienten marginados, dependientes y que la fuerza con la que los mayores
construyeron su territorio se está perdiendo en las y los jóvenes.

Sin embargo las y los jóvenes afro descendientes reconocen que la región pacífica
les genera afecto, identidad y particularidades que identifican como activos,
afirman que les cuesta mucho salir a otros lugares por que la región pacífica
cuenta con condiciones que no se presentan en otros territorios, por lo tanto se
sienten afortunados.

Sienten que el conflicto armado les ha convertido en personas vulnerables, que se


han acostumbrado al dinero “rápido” a través de la vinculación a grupos armados –
legales o no – sicariato y pandillismo pero también rescatan la capacidad de
resiliencia que tienen las comunidades afrodescendientes ante las situaciones de
vulnerabilidad.

Sienten mucho más que otros jóvenes las brechas con la institucionalidad.
Las y los jóvenes LGBTI

Las y los jóvenes pertenecientes a la población LGBTI enfrentan diariamente


condiciones sociales y culturales que les crean distancias estructurales con otras
poblaciones, si bien su desarrollo psico social es normal, las condiciones
generadas por sus contextos varían, en ese caso la familia, el colegio, sus grupso
de relación son fundamentales para desarrollarse con calidad.

La cultura nariñense tiene un arraigo cultural enmarcado en ideas conservadoras,


tradicionalistas, en ese medio, el concepto de homosexualidad, bisexualidad,
transvestismo e intersexualidad son conceptos novedosos y en algunos casos
desconocidos, por lo tanto generan rompimientos estructurales en la población,
brechas naturales al no saber como relacionarse – desde ambos lados – con otras
personas.

Sus círculos tienden a ser cerrados y sienten dificultades para abrirlos por temor a
ser estigmatizados o discriminados. Aunque pareciera que las oportunidades son
similares sin importar las tendencias sexuales, se siente que no se brindan en
igual medida o no existen oportunidades en términos diferenciales, que
reconozcan las particularidades de la población LGBTI joven o no.

Sin embargo procesos sociales de esta misma población ha ido permitiendo


disminuir la brechas, posicionar el tema en agendas públicas e instituciones, como
el caso de Pasto y Tumaco donde existen movimientos sociales de la población
LGBTI, sin embargo aún en estas ciudades la discriminación es percibida.

Los jóvenes que conocen o se han relacionado con otros jóvenes de esta
población dicen que son personas sencillas, creativas, amables, alegres, sensibles
y que el conocerlos o conocerlas hizo que cambiara su percepción sobre ellas y
ellos.

En términos de relación de pares, los hombres homosexuales sienten que las


relaciones con las mujeres son mucho mas fáciles que con hombres, estos últimos
son los que mas les discriminan a partir de los referentes del macho que se
confrontan.

Las y los jóvenes LGBTI sienten que pueden ser vulnerables sentimentalmente
hablando, desarrollan personalidades retraídas pues no es fácil en esta sociedad,
reconocer su condición. Pero también se siente en esta población, el orgullo de
pertenecer a colectivos LGTBI cuando forman parte de organizaciones como tales.
Sin embargo, hay pocas organizaciones LGTBI y concentradas principalmente en
Pasto, y Tumaco.

Por otra parte quienes se sienten libres y han reconocido su condición sexual
sienten que pueden ser mas abiertos que los otros jóvenes, con capacidad de
aceptar a los demás y entender cualquier circunstancia.
Las y los jóvenes en situación de desplazamiento

Se percibe a esta población como vulnerabilizada por la condición en la que les ha


toca vivir. Dicen que pueden ser más susceptibles a vincularse a actividades
ilícitas vincularse a grupos armados.

Sus realidad está condicionada por las circunstancias a las que se han enfrentado,
por lo tanto se han visto obligados a dejar su tierra y sus pertenencias y no hay
elección alguna al respecto, por lo tanto estas condiciones son rechazadas y es
difícil adaptarse o aceptarlas fácilmente, necesitan acompañamiento constante.

En el caso de personas adolescentes sienten personalidades tendientes a


depresiones, baja autoestima, y necesidad de reconocimiento por parte de los
demás mucho mas que otros jóvenes.

Las condiciones familiares hacen que a veces, se trunquen sueños o se dejen de


lado las pasiones que las y los jóvenes en condición de desplazamiento hayan
tenido en sus lugares de residencia, priorizando la manutención de sus familias, la
búsqueda de trabajo y la sobre vivencia.

Otros jóvenes consideran a esta población admirable, por la capacidad de


afrontamiento de estas personas y que muchas de ellas, no dejan salir adelante y
perseguir sus aspiraciones y anhelos.

Las y los jóvenes con capacidades especiales – con habilidades especiales

Se percibe las y los jóvenes con capacidades especiales como personas


emprendedoras, como un ejemplo de vida, con habilidades para afrontar
obstáculos y superar dificultades, sin embargo, se evidencia las dificultad a las que
se deben enfrentar en una sociedad que en algunas ocasiones, no sabe cómo
enfrentar la población con capacidades especiales y que tiene desconocimiento
acerca de estas condiciones especiales.
Se menciona además que el espacio público no está preparado para atender las
necesidades de estas personas y que esto hace que las condiciones de vida se
vuelvan más complejas, y haya un grado elevado de dependencia con otras
personas.

Se dice que las políticas que existen alrededor de las personas con capacidades
especiales tienden a ser asistencialistas, pero no a generar empoderamiento y
fortalecimiento de sus habilidades especiales.

Las pasiones de las y los jóvenes

Las y los jóvenes nariñenses se definen como emprendedores, con ideas


renovadoras y transformadoras, centran sus pasiones alrededor de la expresión.
La necesidad de expresarse también define sus pasiones, la expresión entendida
como una forma de representarse y ser tenido en cuenta por los demás.

Dentro de las pasiones mas significativas se encuentran: la escritura, el teatro, la


danza, al música y otras variaciones de expresiones culturales locales y
tradicionales. En algunos casos agrupaciones de rock progresivo, metal, hard
core, hip hop, entre otros, son formas que han encontrado no solo una forma de
expresarse si no también una manera de posicionarse frente a la realidad
construida entre el joven y sus sistemas de relación.

Consideran que una de las cosas relevantes es conservar sus tradiciones, a pesar
de tener formas distintas de expresión, como la moda o la misma música, sienten
lazos importantes entre lo que es su historia y sus tradiciones culturales -. En
términos de expresión artística – y lo que ellos son como sujetos sociales.

La danza en este caso demuestra que estos símbolos culturales son


representados y preservados por las y los jóvenes. Los temas de las danzas, los
de la música, y de la escritura giran alrededor de las realidades presentes, son
relatos y narrativas y medio de comunicación a la vez, por lo tanto representan un
activo de trabajo y relación entre el joven y sus pares, crean lazos sociales y se
convierten en espacios de construcción conjunta de símbolos, formas de pensar y
actuar.

El segundo nivel de pasiones que reconocen las y los jóvenes es el de el deporte.


Deportes como el futbol, el microfútbol, el voleibol, bicicrós, patinaje, baloncesto, la
chaza, la natación, son practicados y generan intereses comunes, búsquedas
entre las y los jóvenes, igualmente que las expresiones artísticas generan
cohesión y significa el encuentro a las búsquedas de relacionarse y lograr el
reconocimiento de otros jóvenes y adultos.

Alrededor de estas pasiones las y los jóvenes sienten que no son reconocidas
mas que como entretenimiento, no se les dan las relevancias necesarias que
impliquen compromisos institucionales, familiares o de la comunidad que permitan
fortalecer sus pasiones y se puedan convertir en espacios y expresiones para el
futuro, la construcción de proyectos de vida y de superación.

Cuando las pasiones son confundidas con pasatiempos se les resta importancia y
al momento de tomar decisiones al respecto se priorizan otras búsquedas.

Las y los jóvenes proponen que sus pasiones, cuando no tienen que ver con el
estudio o el trabajo, sean interpretadas mas allá del uso del tiempo libre y puedan
ser transversales y contempladas como estrategias fundamentales de su
desarrollo y su futuro.

En algunos ciclos de vida se reconoce también que el liderazgo y el trabajo


comunitario se convierte en una pasión de algunos (as) jóvenes. En los grupos
formados y que generan dinámicas organizativas: parches, grupos, pandillas,
cursos de estudio, entre otros, se van formando capacidades de liderazgo entre
los mismos jóvenes. Modelos de liderazgo son identificados y reproducidos o
transformados.

Los Intereses y las aspiraciones de las y los jóvenes

En este caso no hay concordancia entre lo que se realizan como pasión y mueve a
los jóvenes con lo que les causa interés, en estos últimos están motivados por
respuestas de tipo social mas que individual, igualmente que se responde a
intereses familiares. El estudio y el trabajo en este caso representan el principal
interés.

Las y los jóvenes identifican que en el caso de sus intereses están mediados por
la presión que algunos jóvenes sienten al enfrentarse a los intereses de sus
familias, profesores y otros adultos frente a lo que quieren “hacer con su vida”.

Existen estereotipos y representaciones sociales crean modelos que se deben


perseguir y que son aceptadas socialmente, en ese caso las pasiones no suelen
tener tanta cabida y se deben abandonar por lograr corresponder a esos modelos
exitosos que normalmente tienen que ver con ser un profesional universitario,
tener éxito laboral y retribuir a las familias apoyándolas económicamente y siendo
autosuficiente.

En un número menor de jóvenes identifican que continuar con la música o la


danza, principalmente, les garantizará el futuro que desean, por lo tanto centran el
interés en formarse mucho mas en estas expresiones culturales y lograr así
confirmar que las pasiones son también un camino posible a ese éxito.

Se reconoce que el trabajo comunitario es una finalidad de muy pocos jóvenes o


adolecentes, casi siempre esta motivación se fundamenta en la familia, donde
precedentes de liderazgo siembran en los jóvenes capacidades para liderar
grupos e intereses en conformarlos, pertenecer a juntas de acción comunal,
gobiernos estudiantiles u otros. En la zonas rurales se percibe que los jóvenes que
sienten capacidades para organizarse y desarrollarse desde sus capacidades de
liderazgo.

Se reitera que una de las aspiraciones es la de estudiar y graduarse del colegio o


de la universidad, pero que las condiciones locales sobretodo para la educación
superior no les favorecen, los procesos de selección para la universidad son muy
complejos.

Quieren expresarse con mayor naturalidad, esto relacionado con la necesidad


expresa de poder relacionarse con los demás, de superar el miedo a hablar o a
equivocarse. Poder contarle a los demás sus ideas sin sentirse presionado o
burlado o burlada.

Se busca que haya mayores incentivos en el desarrollo cultural y la formación en


el mismo caso.

Temores o miedos de las y los jóvenes

Cuando se habla de temores o miedos con las y los adolescentes y jóvenes la


mayoría de ellos están ubicados en su relación con sus entornos sociales y grupos
de referencia, se evidencia entonces que la presión social, la búsqueda de
reafirmarse socialmente, de ser, de generar acciones de identificación y relación
con sus pares, aceptación y apoyo por parte de sus mayores.

El principal temor es fallar tanto a sus propias aspiraciones como a las de sus
familias y profesores. El fracaso es un miedo recurrente, no sienten que han
construido capacidades para enfrentarlo y enfrentar a los demás alrededor de sus
fallas. De ahí que perder o ganar una materia, tener o no un hijo a temprana edad
se convierten en situaciones que dimensionan como las mas difíciles de enfrentar.

En el caso del enfoque de género les es mas fácil a los hombres asumir las
dificultades y errores que las mujeres, los contextos les son mas permisivos y no
les generan responsabilidades.

El rechazo es el segundo miedo mas importante, sienten que no pueden enfrentar


el rechazo por parte de sus grupos de relación, ser aceptados es fundamental
para la construcción del individuo y sus las percepciones de si mismo (a). saber
enfrentarse al rechazo se convierte en una prioridad para ellos y ellas, superar las
miradas y expectativas de los demás construyendo las suyas de manera
autónoma.

Otro temor significativo es el de graduarse y no tener opciones o capacidades para


“hacer algo”. (hacer algo significa en este caso estudiar o trabajar principalmente)
temen al futuro, normalmente lo ven incierto, difícil y no pueden asumir su
independencia sin temer por ello, sienten mucha presión de ser alguien en el
futuro y no vivir plenamente el presente y en el la construcción de sus
perspectivas. Sienten que se quedan solos y sin opciones.

En algunas zonas del sector nariñense se siente que los grupos armados ilegales
representan un miedo, tanto por ser victimas de secuestro o muerte selectiva o ser
reclutados por los actores armados. El mismo miedo se representa en territorios
de la zona norte de Nariño: cordillera principalmente y Samaniego en la región
occidente.

Otros miedos tienen que ver con su libertad de expresión, al ser callados,
estigmatizados, no reconocidos, censurados, reprimidos.

En un menor porcentaje le temen a la soledad.

PENSAR JOVEN
Qué es ser adulto?

Se Considera como característica principal en esta etapa la responsabilidad, es


decir que la adultez corresponde al número de responsabilidades que cada
persona asume, la relacionamos con la falta de libertad, con dificultades, trabajo,
con la necesidad de mantenerse económicamente por sí mismo y mantener a la
familia.

La segunda característica del adulto es la familia, ser cabeza de ella o tener hijos
o hijas, para lo cual es prioritario tener un trabajo establecido o buscarse la vida
para mantenerlos, tener horarios y rutinas, no poder hacer lo que se quiere y por el
contrario vivir alrededor de otras personas y no de si mismos. Con la excusa de
múltiples responsabilidades y ocupaciones, los adultos, padres y madres, no
dedican tiempo para sus hijos-as, este compartir de tiempo se ve disminuido
además, por el uso excesivo de internet, medios de comunicación, juegos
electrónicos entre otros.

El adulto es una persona que sabe lo que quiere, que tiene experiencia y criterio
para elegir lo que es bueno y lo que no, que conoce, acepta y reproduce la norma,
como alguien que pierde capacidades de libertad, rebeldía o de crítica, aspectos
que parecen fáciles cuando somos adolescentes o jóvenes.

Las personas adultas creen a veces que su experiencia es más válida que la de
los demás, lo cual pareciera otorgarles la posibilidad de tener la última palabra o la
única, esto hace que se puedan volver impositivos y poco conciliadores.

No consideramos la adultez como una etapa vital, sino como una meta del
desarrollo físico y cognitivo, ser adulto culturalmente da estatus social y desarrolla
capacidades que los jóvenes no tenemos.

La mayoría de adultos toman decisiones por nosotros-as, pues consideran que


nuestros criterios no están formados o en casos más críticos, que no tenemos
criterio para opinar. Sin embargo, reconocemos que la madurez y experiencia
hace que los adultos tengan claridad frente a la vida.

Respetamos las palabras de los adultos, creemos importante acatar sus consejos
para equivocarnos menos, sin embargo, son pocos los espacios de interacción y
debate con un adulto que respete la igualdad como un criterio, jóvenes y adultos
volvemos a tomar posiciones radicales o rebeldes.

No existe un mecanismo de comunicación dentro de un dialogo intergeneracional.

Qué es ser niño o niña?

Al igual que otros ciclos de vida, la niñez representa un estado de desarrollo del
ser. En este caso se percibiera que el mundo y la relación con el mismo está
mediada por la relación con sus padres principalmente, las relaciones con pares
se dan naturalmente sin ser una búsqueda de ellos aunque si una necesidad para
el desarrollo propio, pero las formas de relacionarse son distintas, mucho mas
“naturales”.

Si bien puede parecer que ser niño o niña implica tener pocas preocupaciones, se
resalta que en muchos casos en nuestro departamento las y los jóvenes son
poblaciones enfrentadas a condiciones que no garantizan su vida digna.

no se tiene tantas preocupaciones ni responsabilidades, es un ser influenciable, no


tiene argumentos para defender sus posiciones o gustos frente a los adultos. En
esa etapa se siente que el consentimiento hace que las cosas sean más fáciles,
consideramos que la niñez es inocencia donde falta mucho por aprender, sin
embargo se es feliz.

Pensamos que ser niño es no ser materialistas. Son soñadores, alegres, traviesos,
sinceros, con preguntas acerca de su cotidianidad que buscan descubrir el mundo,
dicen las cosas sin prejuicios morales, como las viven y las ven.

Añoramos poder decir las cosas como un niño o una niña, sin temor al que dirán
los demás.

Qué es ser adulto mayor?

El adulto mayor, los abuelos o mayores, son personas que se preocupan por las y
los demás ya no por ellos. Son seres humanos con muchísima sabiduría y llenos
de respuestas.

Consideramos que los adultos mayores se perciben a si mismos como personas


que cumplieron con su deber y por lo tanto deben ir aceptando que su labor en el
mundo termina y pueden dedicarse a descansar.

Son personas interesantes por la capacidad de recordar y contar historias sobre


los municipios o sus propias vidas. Reconocemos también su valor cultural por su
saber y conocimiento de los usos y costumbres ancestrales, como las funciones
de las plantas, la lectura de la naturaleza, la certeza al dar consejos.

Son respetados e importantes en la mayoría de las familias, no obstante se les se


dedica poco tiempo al considerarlos aburridos o “chapados a la Antigua”.

Qué es la libertad

Es un derecho fundamental, a través del cual una persona puede ser feliz desde
sus capacidades físicas y mentales. Es la capacidad de aceptarse y quererse tal
como uno es, para poder aceptar y querer a los demás respetando sus propias
libertades.
La libertad permite que uno tenga criterios para elegir siendo responsable de sus
consecuencias. Es el respeto por los individuos y la naturaleza, no debe
confundirse con libertinaje, lo cual significa trasgredir la norma sin argumentos.

- la libertad se la reconoce constitucionalmente pero en realidad no se aplica.

Qué es la justicia?

Es un concepto relacionado con las normas y leyes que regulan las acciones y
relaciones de los seres humanos entre sí mismos y con el ambiente. Es una
capacidad o una cualidad que parte del reconocimiento de los actos de uno y de
los demás, de cómo esos actos responden a las relaciones sociales y su
regulación. Implica el reconocimiento de los errores o aciertos para así actuar en
medida de ellos.

La justicia no se aplica adecuadamente, es un sistema manoseado, existe


manipulación de las leyes en favor de quienes tienen dinero, su aplicación es
ajena a la realidad. No hay justicia en el sentido ideal de la misma.

En Colombia existen formas alternativas de justicia como la de los pueblos


indígenas y su aplicación del derecho propio.

Qué es el poder?

Es la capacidad de tener el control, la experiencia y argumentos para tomar


decisiones. Para ejercer el poder es necesario tener criterios y metas claras que
permitan ejercer un liderazgo, ya sea individual o colectivo.

El poder esta relacionado con la política y con la corrupción, ya que muchos


políticos toman posiciones convenientes de acuerdo al bien particular o de su
partido político y allegados, afectando el bien común y el uso adecuado del poder.

El poder necesita una carga importante de responsabilidad ya que la toma de


decisiones implica consecuencias que se deben saber y asumir. Es un ejercicio de
autoridad, una persona con poder no debe tener miedo a dar a conocer sus ideas
y tener opositores, posibilitando espacios de concertación y construcción a partir
de los argumentos, esto genera legitimidad.

- por que tú tengas poder no quiere decir que tus acciones sean legitimas.

Qué es la política

Es una capacidad inherente al ser humano que se refleja en todo acto diario del
mismo. Implica el cómo se relaciona con los demás desde sus propias formas de
pensar, haciéndolas respetar y respetando a los demás. Es un marco construido
colectivamente que permite estas relaciones y donde los individuos encuentran su
papel.

La política está relacionada con la participación ciudadana, las normas y leyes, el


liderazgo y la incidencia de un individuo y su comunidad en ejercicio de poder y la
toma de decisiones. La política implica entonces una voluntad para aceptar
participar y cómo se participa.

La política es una forma de construir la sociedad y la forma en que la ciudadanía le


da sentido a esa sociedad, implica entonces unas estructuras de gobierno que
mantengan las dinámicas a través de leyes y su cumplimiento, ahí justamente se
confunde con politiquería al ver que muchos gobernantes tergiversan la ley para
beneficio propio y no de esa construcción colectiva.

- el ser humano por naturaleza es político y va construyendo diferentes formas de


política de acuerdo al entorno social.

Qué son los derechos

Son garantías y privilegios de las personas, aceptados socialmente, inherentes a


todo ser vivo, que nos permiten autonomía, independencia y comprender nuestro
espacio vital para ser felices y no invadir el espacio vital de otros seres vivos.

El derecho a la vida y a la felicidad son los más importantes, por que una persona
que sabe que puede vivir feliz hace lo posible para lograrlo, sabiendo que nada ni
nadie va a ir en contra de esa felicidad. Los derechos están relacionados con los
deberes, es decir que todos somos responsables de nuestros derechos y de
respetar los derechos de los demás. El Estado tiene un papel fundamental de
hacer cumplir y garantizar efectivamente los derechos.

Los derechos son violados diariamente en nuestro territorio, no son tenidos en


cuenta. Muchas veces las instituciones y los seres humanos son incoherentes
entre el deber y el derecho, no se asumen deberes pero si se exigen los derechos
que están relacionados, esto causa inequidades en la estructura social.

- por falta de información los derechos son vulnerados entendiendo que el estado
por acción u omisión es el responsable.

Qué es el territorio?

Es un espacio social y cultural que implica una extensión de tierra, que vive
gracias a las relaciones entre quienes lo habitan y de estos con la naturaleza.
Implica una historia y unas formas de vida particulares, con tradiciones y
costumbres ancestrales propias que se han transformado por la cultura.
El territorio es fundamental para el desarrollo de la personalidad, por que brinda
identidad, es necesario aclarar que normalmente no responde a las divisiones
geopolíticas, sino a las dinámicas sociales que superan las fronteras.

Qué es la paz

Consideramos que la paz es un estado individual y colectivo que se construye a


partir de las relaciones sociales., por lo tanto, la paz es un proceso en el cual todo
individuo se ve comprometido desde sus capacidades para generarla y defenderla.
A nivel social, las instituciones, organizaciones y el Estado deben garantizar
estructuras que permitan la construcción social y el desarrollo de capacidades
individuales para la paz.

Reconocemos que la paz es posible, como en años anteriores en los que se


percibía un ambiente pacífico; se rescatan las experiencias existentes en el
territorio nariñense como ejemplos de construcción de paz desde iniciativas
ciudadanas.

Al estar este concepto relacionado directamente con la guerra, o que se define


también a partir

- la paz debe iniciar desde el interior de cada uno para que se convierta en algo
reciproco.
-
- es muy importante que cada joven exprese su concepto acerca de este subtema
ya que es muy influyente dentro de la sociedad . Si paulatinamente conocemos
que esta guerra se inicia con un control para evitarlo.

Qué es la dignidad?

Respeto por los derechos humanos, los principios y valores de tal manera que una
persona o comunidad demuestren coherencia y valor propio, surge desde lo
individual hacia lo colectivo.

Qué es la transformación?

Está relacionada con el cambio, con la posibilidad de generar propuestas


innovadoras, implica aprendizaje, construcción individual y colectiva.

La transformación social implica un compromiso con lo que se puede hacer para


mejorar desde lo que se tiene, por lo tanto está ligada a la mirada de los activos
locales y personales.

La transformación es un proceso que implica el desarrollo de las habilidades y


capacidades que permitan construir el futuro y las metas que se acuerden y se
desarrollen.

Que es la ciudadanía

Es el ejercicio de todo ser humano que implica el comprenderse como sujeto de


derechos con capacidades para garantizarlos y actuar frente a ellos, respetando
los derechos de otros. La ciudadanía es una ratificación del ser desde su
componente político e implica la construcción de la política desde lo cotidiano.

Reconocemos que la ciudadanía es una cualidad que se otorga con el nacimiento,


que niños y niñas también son ciudadanos y no está ligada a la edad si no a las
acciones cotidianas.

Creencias de las y los jóvenes

Sobre la muerte

La muerte representa un temor que no es consiente, la sentimos lejana y como la


parte final de una vida generalmente larga, en la que se hayan cumplido las
expectativas y sueños.

La muerte es el final de todo, donde se descansa para siempre, sentimos que no


estamos preparados para ella. Entendemos la muerte como una etapa natural de
la vida misma, no creemos que haya una distancia entre ellas, sino que
corresponde al cierre del ciclo de la vida.

Somos personas para la vida, no para la muerte, a pesar que los medios de
comunicación y su entorno inmediato la ponen como contenido diario y se vive en
condiciones donde la muerte de los demás se hace cotidiana, le apostamos a la
vida.

Sobre la vida

La vida es una gran oportunidad, da la capacidad de hacer todo lo que se quiera y


uno mismo puede ponerse las metas que quiera cumplir, las cuales están
condicionadas por las realidades a las que cada persona se enfrenta. Muchas
veces no se valora al vida como un regalo o una oportunidad, se desperdicia
mucho tiempo en cosas que no son constructivas – que aunque no son
importantes ocupan demasiado tiempo como la pereza, las rumbas, los parches,
la televisión, los juegos de video, entre otros.

Algunos jóvenes sienten que ellos no valoran la vida bajo los argumentos que uno
puede hacer con su vida lo que quiere, vulnerándose derechos fundamentales.

En muchos casos no reconocemos los límites necesarios para un buen vivir y


consideramos que estos no permiten el desarrollo adecuado de nuestra
personalidad, en relación a este fenómeno, muchos jóvenes adoptan caminos
extremos sin medir las consecuencias

No obstante, la vida es nuestro propósito, buscamos preservarla y queremos ser


felices integralmente.

Espiritualidad

Desde distintas perspectivas, religiones, expresiones de fe, la espiritualidad es una


de nuestras búsquedas.

Cuestionamos algunas normas de la religión, en la que la tradición ha creado


costumbres con las cuales no nos sentimos identificados ni representados;
sentimos que se coartan muchas libertades y derechos desde la visión
costumbrista del catolicismo, surgiendo así nuevas religiones o prácticas religiosas
. Existe una brecha generacional en relación a cómo se vive y se siente la religión
en un departamento tradicionalmente religioso.

En términos de espiritualidad sentimos que hay muchas cosas por encontrar y por
descubrir no solo en la religión. Existen entonces una diferencia entre la religión y
la fe, siendo esta última fundamental desde cualquier creencia para nosotros.

Validamos nuevas formas de religión o creencias en las que la espiritualidad es


importante y fundamental para el desarrollo de cada persona. Representa la
búsqueda de principios morales y éticos y sus representaciones prácticas.
MOVERSE JOVEN

Procesos organizativos.

En el departamento de Nariño las y los jóvenes tienen procesos particulares de


organización, entendida esta desde las dinámicas cotidianas que las y los jóvenes
tienen alrededor de sus intereses, objetivos, metas, sueños y prácticas y
relaciones sociales.

Si bien los parches, pandillas, grupos etc. no generan un proceso organizativo


como tal, estos son reconocidos como su primer referente de organización. En
estos se reconocen estructuras, objetivos comunes, dinámicas colectivas que van
desde propósitos superficiales como pasar el tiempo, distraerse, conversar, hasta
búsquedas comunes tales como el estudio, las expresiones culturales, el
emprendimiento, entre otras. Se reconoce que a partir de estas formas de
organización garantizan que surjan nuevas, mas estructuradas, que profundizan
en las pasiones o actividades que dirigen la organización juvenil.

En ese sentido, grupos de tipo cultural son los que generan mayor cohesión, los
temas de creación artística como al danza, la escritura, la pintura y la música son
los mas relevantes; generando procesos de formación artística, grupos
consolidados y fundaciones culturales lideradas por jóvenes y cuyo trabajo ha sido
reconocido localmente como activo y potencial para el desarrollo municipal, en
todos los municipios se reconoce la presencia de estas organizaciones juveniles.

En municipios de mediana densidad de población las motivaciones para generar


procesos de organización social son mayores, identifican que los campos de
acción son proporcionales a las posibilidades que genera el entorno, por lo tanto
en estos municipios, ya no solo temas de tipo cultural si no político o social
generan cohesión. Así, fundaciones juveniles, brazos políticos juveniles adscritos a
los partidos nacionales son formas organizativas generando estructuras mucho
mas claras, con liderazgos mas posicionados y brechas entre los integrantes
creando dinámicas mas complejas.

Alrededor del tema político, existen en la mayoría de municipios jóvenes adscritos


a partidos políticos y son militantes de los mismos, las ideologías políticas generan
cohesión y representatividad en muchos jóvenes principalmente entre los 16 y 24
años, relacionado esto con la presencia de movimientos juveniles en colegios y
universidades con afinidades políticas en los que se sienten representados las y
los jóvenes.

Alrededor de los procesos organizativos alrededor de partidos políticos, muchos


jóvenes sienten que las relaciones de poder son marcadas, que algunos jóvenes
participan sin comprender realmente las dimensiones de trabajo de la política y su
ejercicio.
Las experiencias organizativas juveniles, ya sean políticas o culturales pocas
veces pueden sostenerse y generar un proceso autónomo, esto debido a la falta
de apoyo institucional alrededor de estos procesos, en ocasiones los grupos
culturales, al pertenecer a instituciones educativas, tienen un relevo generacional
rápido y no generan procesos continuados aunque si de largo aliento.

Las y los jóvenes reconocen que la pastoral social ha generado procesos


organizativos en la mayoría de municipios, al igual que las parroquias de los
municipios alrededor de la conformación de grupos juveniles, de catequistas, entre
otros adscritos a la estructura diocesana. Para la juventud, estas iniciativas
organizativas lideradas por las parroquias han sido fundamentales para interactuar
alrededor de valores, principios y aspectos positivos de la vida, permiten además
conocer el municipio en su totalidad.

En un número menor las y los jóvenes se organizan alrededor del tema ambiental,
grupos ambientalistas, ecológicos, naturalistas, de preservación de especies, son
formas organizativas existentes en la población juvenil.

Procesos organizativos: las organizaciones juveniles se han venido formando


principalmente en parroquias, la pregunta es ¿ porqué se presta esto y por que
cómo jóvenes no nos organizamos para que el colectivo juvenil sea mas fuerte,
mas cumplido y haya organización y empoderamiento.
Hoy en día vemos que se esta creando conciencia sobre la importancia política
pública participación.

- aún no se nos tiene en cuenta para decidir, solo lo pueden hacer los que tienen
mayoría de edad.
- los jóvenes debemos “despertarnos” ante este revolcón juvenil, debemos votar
las apatías, los miedos, la inseguridad y lanzarnos al protagonismo de nuestra
propia realidad, pelear, luchar y hacer respetar nuestros derechos y trabajar
directamente para que todos se cumplan.
- los jóvenes no conocemos nuestros derechos y por ello somos indiferentes ante
todo proceso social.
- en el grupo herederos del planeta . Gualmatan: nos dan la oportunidad de ser
políticos desde los 6 años, nos enseñan a hacer política, a elegir desde temprana
edad y asi nos vinculamos a los procesos que se dan.

Participación

Entendida la participación como la capacidad de incidencia y toma de decisiones


desde la diversidad de pensamientos, igualmente como un derecho ciudadano (del
individuo y la sociedad civil) a elegir los espacios, los temas públicos en los que
quiere incidir y a los cuales se le debe garantizar su inclusión y participación
activa.
Las y los jóvenes perciben que sus espacios de participación son reducidos. Las
instituciones y la sociedad civil no cuenta con procesos y mecanismos de
participación juvenil y pocas veces las y los jóvenes son percibidos como una
población con capacidades y potencialidades que les permitan asumir
responsabilidades sociales.

Al interior de la población adolescente y juvenil se reconoce apatía y falta de


interés en los procesos organizativos. La organización social no representa un
interés propio de la juventud o la adolescencia y por el contrario es difícil trabajar
alrededor de ella por desconfianzas generadas por los mismos jóvenes y las
instituciones a este tipo de procesos.

Sienten que la participación juvenil no genera incidencia real en las acciones


gubernamentales o en las instancias territoriales debido a las brechas y a la falta
de continuidad en la consulta y participación de este grupo poblacional, por el
contrario, suelen ser convocados para procesos de consulta pero no de
construcción participativa, ampliando la brecha, al sentir que las instituciones
quieren validar sus percepciones pero no construirlas.

Procesos sociales con participación juvenil que corresponden a un cambio


moderno de la percepción del joven, es el caso de los CMJs que en municipios
como Ipiales, Buesaco, Tumaco se convierten en procesos que emergen como
una capacidad de incidir en lo público desde la mirada juvenil.

Es necesario, entonces, reconocer que existe un activo organizacional juvenil que


es representativo y cuenta con capacidades y valores particulares y que desde allí
pueden aportar la proceso de transformación social, por lo tanto es prioritario el
trabajo estructural para reducir las brechas parte de ese reconocimiento por parte
de otros actores sociales, permitiendo así generar confianzas, reducir las
percepciones negativas tanto de las instituciones hacia ellos, como de ellos hacia
las instituciones.

De la misma manera la participación se convierte en un deber ciudadano en tanto


esta garantiza la cooperación, la colaboración, la reciprocidad entre los actores
sociales para la construcción de lo público.

C M J: se ha logrado con ellos que los jóvenes trabajen mas por sus
asociaciones, organizaciones de manera independiente, por medio de este
mecanismo xse logro que los jóvenes se organicen y participen mejor que antes
cuando no tenían una organización que los represente y los tenga en cuenta,
donde ellos son los protagonistas de su propio proceso.

- no hay un espacio de libre expresión en la participación de los jóvenes no solo es


en cuestiones políticas
- necesitamos una formación de participación política juvenil en cada municipio o
región.
- participación de las comunidades indigenas, negritudes, desplazados, que sea
equitativo.

Asociatividad

Para muchos jóvenes la asociatividad es una oportunidad para el desarrollo de sus


capacidades. Está cuenta con dos espacios de consolidación, el primero tiene que
ver con la asociatividad a partir de la cultura y la expresión cultural; en tanto las y
los jóvenes identifican la cultura como un activo local y departamental en el cual
hacen parte importante en la preservación de tradiciones y costumbres y en la
creación de nuevos símbolos, lenguajes y narrativas alrededor del Ser Nariñense,
estos intereses motivan la asociatividad.

Existen asociaciones juveniles de artesanos, músicos, danzadores, pintores, entre


otros, en todos los municipios de Nariño, de tal manera que las y los jóvenes se
convierten en gestores culturales del Departamento y participes del proceso
cultural nariñense.

El segundo aspecto de relevancia alrededor de la asociatividad es el de la


productividad. Asociaciones productivas y ambientales son conformadas por
jóvenes profesionales, técnicos y campesinos para garantizarse recursos
económicos y sostenibilidad en este aspecto.

En un menos porcentaje se generan asociaciones deportivas, estas cuentan con


un amplia historia en el departamento y no son exclusivas de jóvenes, son las de
mayor impacto municipal debido a su trayectoria y logros a nivel local,
intermunicipal, departamental y nacional.

Las y los jóvenes reconocen que la asociatividad es un motivante y se convierte


en una oportunidad para el desarrollo personal y como futuro del emprendimiento
y productividad, sin embargo desconocen procedimientos y el manejo interno
alrededor del cómo y qué hacer para asociarse y generar un proceso sostenible.

Las y los jóvenes expresan que la asociatividad se convierte en una forma de


cooperación que garantiza la sostenibilidad territorial, vuelve a la idea del canje, la
guanga (el tejido social) y la producción sostenible en todos los campos.

Asociatividad: sabemos que hay muchas oportunidades para el desarrollo de la


actividad, pero no nos las dan a los jóvenes por que creen que no somos capaces,
somos inexpertos y siempre son los y las mismas los que participan.

Trabajo

La principal aspiración de las y los jóvenes es encontrar trabajo, relacionan el


trabajo con la estabilidad, la tranquilidad, la seguridad y el futuro. Hay una carga
social muy importante en el tema laboral, las y los jóvenes sienten que encontrar
trabajo garantiza su independencia y autonomía que parte de lo económico pero
que empieza a impactar en otros aspectos, incluso en la salud mental, en tanto
tener un trabajo brinda condiciones para evitar preocupaciones y poder así
construir un proyecto de vida sólido.

Sin embargo, sienten que no hay oportunidades locales para el trabajo, se


identifican como las principales oportunidades las que brindan las instituciones
públicas como alcaldía, ESE, entre otras, que son pocas y, debido a la cultura
política tradicionalista la perciben ligada a los partidismos y deudas políticas.

En este caso, las y los jóvenes del sector urbano se sienten mas afectado por la
falta de oportunidades laborales, la mayoría se mueve hacia otras ciudades que
por mayor crecimiento tiene mas plazas de trabajo, pocos jóvenes sienten que en
sus municipios haya futuro laboral o de emprendimiento. Para las y los jóvenes del
sector rural el trabajo del campo, el jornal, la producción agrícola y ganadera se
convierte en el camino para su sostenibilidad laboral, en este caso se prioriza el
trabajo al estudio y estas labores propias del campo se realizan desde la etapa de
la infancia y empieza a generarles ganancias a corta edad creando condiciones
para que el estudio no sea una prioridad, pero si el trabajo.

Otro aspecto relevante tiene que ver con la formación vocacional, en el caso de
las y los jóvenes que egresan de la educación media no encuentran opciones para
profesionalizarse y quienes cuentan con ellas muchas veces no pueden elegir el
camino en el que desean trabajar a futuro, de ahí que al escoger una carrera
universitaria desertan rápidamente al no ajustarse con sus expectativas.

Las y los jóvenes que cuentan con ingresos laborales, identifican que hay
dificultades en encontrar un trabajo digno, las condiciones laborales son
deficientes al no contar con experiencia y a que la oferta laboral es poca frente a la
demanda tanto profesional como técnica. Por otra parte hay jóvenes que se
dedican a labores agrícolas sienten que su trabajo no es valorado, no cuentan con
asesoría técnica y los recursos recibidos por jornal no son significativos.

El trabajo informal es una opción laboral para jóvenes tanto profesionales como no
profesionales.

No estoy de acuerdo con que los jóvenes se esperancen a los trabajos en la


alcaldía, reo que eso corta las esperanzas y las oportunidades de desarrollo que
puedan tener en otros lugares.
Todos los jóvenes queremos buscar que hayan mas oportunidades, facilidades
para estudiar, que haya mas oferta en los municipios para acceder a la educación
superior, que se priorice a los jóvenes del municipio.
De igual manera queremos que haya garantías laborales para los padres para que
manden a los niños y jóvenes a estudiar y no empiecen a edades tempranas a
trabajar para ayudar con el sustento diario de la familia.
Buscar que los estudios tengan énfasis para que los jóvenes tengan posibilidades
de trabajo, crear empresas y mejorar y ayudar a bajar el desempleo en los
municipios .
Queremos que haya equidad en el pago de salario, que sea de acuerdo al trabajo
desempeñado y que no rijan palancas políticas, que se le de a los jóvenes buenas
remuneraciones y se valoren sus ideas y aportes.

- que el trabajo no sea un pretexto para volverse indiferente hacia la problemática


que vivimos los jóvenes.

Tiempo libre

las y los jóvenes consideran que no se cuenta con espacios para el uso adecuado
del tiempo libre, la infraestructura construida para estos fines está principalmente
diseñada para niños y niñas, el uso que los jóvenes le dan a parques, plazas,
entre otros no son los que ofrecen estos espacios.

Sin embargo alrededor del tiempo libre, las y los jóvenes consideran que este uso
quiere en ser regulado por adultos, así como se regula el tiempo de ocupación, y
que en ese sentido la libertad no está siendo respetada. Para lo cual consideran
que se deben crear procesos que permitan el reconocimiento de los intereses de
las y los jóvenes, sus búsquedas y pasiones, de tal manera que hay coherencia
entre las perspectivas de la juventud y las acciones institucionales.

Validan acciones como el juego, el descanso, la rumba, la conversación con pares,


como formas de usar adecuadamente su tiempo libre, sugieren que a veces se
ligan estas acciones a comportamientos dañinos y que crean desconfianza en los
adultos, como el reunirse a consumir alcohol o sustancias psicoactivas, el
vandalismo entre otras.

Consideran que en este aspecto se tocan temas de tipo cultural y brechas


generacionales, el uso del tiempo libre pasa por perspectivas diversas entre
adultos que consideran muchos de los intereses de las y los jóvenes como perdida
de tiempo y jóvenes que consideran las propuestas de los adultos como aburridas
o sin sentido para sus propias búsquedas.

Es mal manejado por que no se cuenta con espacios para utilizar bien el tiempo,
no hay compromiso y eso hace que los jóvenes pierdan su tiempo y no lo
aprovechen como se debe.

- búsqueda de espacios de libre expresión con los adultos para un mejor


entendimiento expresivo entre jóvenes y adultos.
- empoderamiento de los jóvenes para exigir recursos económicos en
instituciones.
- que las culturas urbanas se junten con las culturas tipicas

Comunicación
Las y los jóvenes construyen diariamente sentidos y símbolos propios para
relacionarse con el entorno y los demás, cuentan con espacios propios de
interacción y formas de comunicarse que les son particulares y que han variado
generacionalmente, cuentan con relatos propios sobre la vida y los demás, con
actores comunicativos y cuentan con procesos de comunicación particulares
desde la perspectiva social.

Las expresiones juveniles, como la moda, la música, la escritura, el lenguaje


gesticulado y verbal son formas únicas de comunicación, que permiten en primer
lugar generar un proceso de identificación y reconocimiento como individuos,
segundo relacionarse y mostrar sus posiciones particulares con el entorno, la
familia, sus pares, entre otros grupos de relación.

Como actores de comunicación social, las y los jóvenes están brindando nuevos
significados a la realidad municipal, departamental, nacional y mundial, está
entonces transformándose esa realidad gracias a estas nuevas perspectivas, por
lo tanto las y los jóvenes son actores de trasformación social desde sus
contenidos comunicativos.

LA comunicación está ligada a la cultura en tanto es una dimensión humana que


se transforma y provoca transformación social. Permite el reconocimiento del
ciudadano y sus dimensiones.

Las y los jóvenes reconocen que no perciben sus acciones cotidianas como
potenciales comunicativos ni como activos de transformación social y que este
aspecto puede generar impactos sociales que cambien la realidad que viven, en
tanto genera reconocimiento e incidencia en las agendas públicas.

El uso de medios de comunicación es restringido, no hay apuestas juveniles mas


allá del consumo mediático y el papel de consumidor de mensajes, mas no de
productores de los mismos. Sin embargo hay activos locales en términos de
comunicación que las y los jóvenes reconocen y quisieran usar como lenguajes
propias para narrarse: emisoras comunitarias, indígenas, medios audiovisuales,
entre otros.

El uso de las nuevas tecnologías se convierte en la construcción de nuevos


ambientes de desarrollo y relacionamiento, como un ambiente las nuevas
tecnologías, la internet, las redes sociales, el celular, crea tejido social y por lo
tanto referentes y modelos nuevos y cambiantes, los procesos de comunicación
son más rápidos – no significa mas efectivos – y el intercambio adopta estos
ritmos.

Exigir mas respeto de los adultos a los manejos de comunicación de los jóvenes,
queremos que no nos juzguen por las apariencias, que no exageren, que no
generalicen al momento de opinar sobre las actividades de los jóvenes .

Se percibe además la necesidad de consolidar espacios radiales y televisivos en


los cuales los jóvenes puedan expresarse libremente y sean los protagonistas

Salud integral

Se relaciona la salud mas allá que la ausencia de enfermedad y que por lo tanto
involucra todas las relaciones y dimensione humanas, mentales, espirituales y
físicas y su armonía. Se convierte en un derecho en tanto permite el desarrollo
integral de los seres humanos y fortalece la relación con sus entornos y grupos.

De la misma manera las y los jóvenes de Nariño reconocen que el tema de salud
se ve afectado por distintas circunstancias culturales, económicas, sociales y de
infraestructura que afectan el goce de sus derechos alrededor de la salud y la
integralidad.

SE relaciona la salud con la felicidad y la tranquilidad, sin embargo fenómenos


como el consumo de alcohol, el consumo de sustancias psicoactivas afectan la
felicidad y tranquilidad de adolescentes y jóvenes.

Otro aspecto fundamental es el que tiene que ver con el conocimiento,


comprensión y garantía de los derechos sexuales y reproductivos, se identifican
debilidades conceptuales y prácticas al respecto, creencias culturales que afectan
el comportamiento de las y los jóvenes alrededor de la construcción y disfrute de
su sexualidad, mitos, tabúes, costumbres generan distancias entre el derecho y su
ejercicio.

La salud mental es prioritaria, por lo cual las y lso jóvenes deben acceder a
espacios, relaciones, tratos que les permitan ser felices desde el reconocimiento
de sus capacidades.

Educación

Para las y los jóvenes la Educación es una garantía de su futuro y construcción de


proyectos de vida, a través del proceso educativo sienten que construyen otras
capacidades que muchas veces no son contempladas dentro de los pensum
institucionales. Siente que en ese aspecto las capacidades ciudadanas y el
desarrollo humano no es tenido en cuenta como un aspecto de aprendizaje.

Se reconoce que la garantía de la Educación supera el aspecto infraestructural,


por lo tanto la generación de conocimiento partiendo de los contextos y realidades
locales, el aprovechamiento de los activos culturales y naturales son
fundamentales para generar experiencias de aprendizaje significativo.

Alrededor de la Educación se perciben debilidades en el acceso, agudizado en el


sector rural, que se ve afectado por las dificultades viales, de dotación y de
docentes que garanticen permanencia y un proceso cualificado de Educación.
En el caso de la educación superior, las y los jóvenes sienten que la oferta
institucional no es suficiente con respecto a la demanda generada por las y los
jóvenes de los municipios, sienten que los procesos de educación superior son
lejanos y no se convierte en una oportunidad reconocida.
HABITAR JOVEN

Relaciones con grupos de referencia.

Familia

La familia para las y los adolescentes y jóvenes es fundamental en su desarrollo


cognitivo, donde se encuentran comprometidas todas las dimensiones del ser
humano y sus relaciones con el entorno. Se reconoce que la familia es un espacio
de aprendizaje, de construcción de valores y de la capacidad de valorar lo que los
rodea.

Siendo tan relevante, la familia genera afectaciones significativas en las y los


jóvenes. Ellos reconocen que la presencia de la madre, el padre, y adicionalmente
el abuelo o abuela para los jóvenes rurales – son fundamentales y que el
rompimiento de esta estructura genera malestares, tristezas, afectaciones en las y
los jóvenes y a su vez impacta en la forma de relacionarse con otras personas
como amigos, profesores y otros familiares.

En el interior de la familia las y los jóvenes en algunas ocasiones se sienten


seguros, comprendidos, apoyados, a pesar de las dificultades que a veces implica
el reconocimiento de sus ideas y perspectivas por parte del padre y la madre, falta
de apoyo genera estancamiento, desmotivación, conformismo de las ideas de
joven.

Socialmente se siente que la familia genera aprendizajes de primer nivel para la


consolidación de estructuras sociales más complejas como la comunidad, el barrio
o una organización social, en tanto alrededor de ella – la familia - y sus miembros
se descubren habilidades para aceptar roles y responsabilidades, en ese sentido
las y los jóvenes relacionan la familia como un proceso en construcción
permanente que propicia el aprendizaje de las propias capacidades.

Por otra parte se reconoce que la familia como estructura social esta menguando
su papel transformador. Problemas internos como la economía, el maltrato
intrafamiliar, el alcoholismo, riñas, relaciones extramaritales, son causas de
rompimiento de la estructura familiar ocasionando impacto en las relaciones entre
sus miembros; en el joven se siente que estas problemáticas afectan
considerablemente sus habilidades sociales – depende de los ciclos de vida, a
menor edad la afectación es mayor – y causa que la o el joven se distancie de
otros círculos sociales, normalmente estas dificultades se resuelven entre adultos
y la opinión de los jóvenes no se tienen en cuenta y el o ella deben aceptar las
condiciones que se presenten. siendo esta una actitud que se debería cambiar
para incentivarla toma de deciciones en los jóvenes.

En ese sentido, se hace pertinente comprender las razones estructurales,


culturales que han generado el abandono de valores alrededor de la familia y
trabajar sobre ellos desde diversos aspectos, no solo psicológicos si no también
educativos, organizativos, económicos, etc.

Se identifica que la familia a pesar de tener y de reconocérsele el papel social que


cumple, no se ha convertido en protagonista de procesos institucionales,
gubernamentales o de la sociedad civil que permitan la transformación y el
fortalecimiento de las relaciones familiares. ya que no se han trabajado procesos
transformadores que permitan que desde la familia se busque transformar la
sociedad y el entorno del joven.

Creemos que es importante la presencia de padre y madre en un hogar, pero no


indispensable, por que en muchos hogares solo existe la presencia de la madre
sin padre o con el padre sin la madre.

La familia es el ejemplo principal que nos conlleva al bien o al mal.

El punto frágil encontrado fue: el de la familia ya que todos los integrantes


coincidimos en que, si es importante, pero no indispensable, ya que muchos
jóvenes hemos sido y vivido algunas veces solo con uno de nuestros padres ya
sea mamá o papá. Y la sociedad no tiene por que discriminarlo a uno si no tiene
un papá o una mamá.

Las relaciones deben ser iguales ya sean con adultos, niños independientemente
de quien sea.
Las relaciones fronterizas: hay intercambios, ya sean culturales, lenguas.

No hay respeto por el ambiente natural , no hay apoyo, no hay concientización


hacia los jóvenes con el medio ambiente.

La relación con las instituciones educativas: no hay enseñanza de profesores con


sus alumnos, ya sea cultura, de recuperar los cultivos nativos , estos solo se
centran en enseñar lo suyo, su tema. En los colegios no enseñan como desarrollar
proyectos lo cual seria muy beneficioso para la juventud.

Los jóvenes se sienten excluidos por parte de la sociedad y algunas instituciones.


Que haya generación de cultura y deporte para poder llegar mas fácil al joven.
No hay relación de profesores hacia los alumnos, solom dan su clase y no hay
lasos de amistad para con estos.

Con sus pares

Las y los jóvenes se enfrentan a un mundo distinto, con nuevas y distintas lógicas
y realidades, sin embargo comparten similitudes con jóvenes y adolescentes que
desde otras realidades viven y sueñan, se cuentan con similitudes de procesos
aunque se cambien los contenidos.
Esto implica que la sociabilidad sea un punto clave de desarrollo del sujeto social y
el desarrollo individual, en los grupos de pares se genera un proceso constante de
reafirmación y confrontación del ser.

Las y los jóvenes reconocen que se agrupan y relacionan mas allá de las
diferencias sociales, que cuentan con grupos y relaciones con diversidad de
jóvenes y con distintos intereses. lo cual en algunas ocasiones puede dificultar el
logro de un objetivo o acuerdo.

De la misma manera las y los jóvenes identifican que las relaciones con su pares
representa una manera de diferenciación con las y los adultos ya que la creación
de espacios conjuntos como jóvenes permiten el desarrollo de lenguajes, símbolos
y narrativas particular. es. lo cual facilita la interacción y búsqueda de objetivos
comunes.

Igualmente identifican que las experiencias compartidas con sus pares no es un


proceso de momentos constantes si no de experiencias coyunturales que son
significativas día a día y permiten estrechar lazos entre ellos y ellas y construir
objetivos comunes.

Con los adultos

Las y los jóvenes sienten que las relaciones con los adultos tienen un proceso de
afirmación con respecto a la construcción de sus seres sociales, “las y los adultos
representan el mundo en el cual deben encajar y poder desarrollarse como
sujetos”.

Los códigos, lenguajes y expresiones de estos dos grupos son diferentes, esta
diferencia permite y genera el desarrollo de la personalidad en dos niveles, el
primero que tiene que ver con el apoyo y el uso de referentes adultos como
posibilidades de construcción de sus sujetos sociales y en segundo lugar el de
confrontación de esos modelos y normas que permitan a las y los jóvenes ir
construyendo sus propias percepciones que pueden desarrollarse durante los
distintos ciclos de vida.

A pesar de las diferencias que a veces sienten las y los jóvenes con los adultos,
sienten que hay una necesidad de construir la realidad con los adultos, valoran
sus aprendizajes y experiencia, sienten entonces que la relación no tiene que ver
con la falta de valoración de las perspectivas adultas si no de la falta de
construcción de espacios de debate y diálogo de la realidad como encuentro entre
estos dos grupos. para crear identidades basadas en la experiencia de los adultos.

Las y los jóvenes sienten que el mundo ha sido construido desde una mirada
adulto céntrica, por lo tanto las relaciones deben cambiar desde nuevas
perspectivas de construcción de la realidad, de esa manera considerar a las y los
jóvenes desde sus capacidades constructoras y transformadoras de la sociedad.
Relaciones fronterizas.

En regiones sur y pacífico, las relaciones fronterizas transforman la realidad social


de las y los jóvenes y sus percepciones sobre el territorio. Normalmente el
territorio desde la construcción de dinámicas de frontera se amplia y supera la
frontera política.

Las percepciones del territorio trastocan las ideas sobre la identidad, la cultura y
sus expresiones, la economía y el desarrollo. En este caso la frontera se convierte
en un referente de nuevos símbolos e intercambios sociales, las dinámicas
sociales varían y por lo tanto varían los sujetos.

La cercanía con el Ecuador crea nuevos referentes y percepciones de las


oportunidades, en algunos casos jóvenes consideran ir a estudiar y/o trabajar al
Ecuador al considerarlo rentable.

Las representaciones culturales son un rasgo de identidad fundamental, los y las


jóvenes tanto de la zona fronteriza de la región pacífica como de la andina sienten
que comparten rasgos culturales semejantes a las y los jóvenes del las provincias
vecinas.
Que debido a la cercanía con un país vecino en este caso Ecuador, por cuestiones
económicas, sociales etc. Los jóvenes vemos mas rentable alcanzar nuestros
estudios superiores mas fácilmente.

Relación con el ambiente


Ambiente natural
Las y los jóvenes reconocen que el ambiente natural representa para ellos un
activo Departamental que garantiza el desarrollo local. Sin embargo no hay un
conocimiento profundo sobre estos activos regionales e incluso locales. por la falta
de apoyo por los entes gubernamentales para que las capacidades cognitivas de
los jóvenes se transformen para poder pensar en transformar su ambiente.

Se cuenta con organizaciones y asociaciones ambientales en donde participan


algunos jóvenes y que se convierten en espacios que permiten fortalecer y
desarrollar la relación individuo – ambiente, por lo tanto son activos sociales para
la formación en esta relación. es muy importante que los jóvenes urbanos
tengan más conocimiento y acercamiento en el medio ambiente para que sientan
una verdadera identificación con el mismo.

Ambiente construido
En relación con el ambiente construido sienten que culturalmente hay debilidades
al comprender y relacionarse alrededor de lo público por lo tanto la comprensión
social del uso del espacio público es débil. porque hacemos uso de él pero no
buscamos preservarlo ni transformarlo en algo mejor.

Relaciones con las instituciones


Instituciones educativas. Las y los jóvenes reconocen su relación con la
institución educativa ya que estas se convierten en un espacio de encuentro, sin
embargo no se estrechan relaciones con las directivas y docentes ya que solo
algunos de ellos permiten interactuar con los mismos jóvenes. en algunos casos
las relaciones directivas, docentes con los jóvenes son buenas, por que si se
interactuar y en otras no. Creemos que no hay que generalizar el concepto.

Relaciones con la fuerza pública


Las y los jóvenes no sienten relación con la fuerza pública, ya que estos abusan
de su autoridad y no se generan espacios de encuentro o de trabajo conjunto en
pro de un objetivo.
Se siente la necesidad de la presencia de estos en los municipios, sin embargo la
institución goza de mala imagen ante los jóvenes y no se muestra el interés por
mejorar esta situación en la mayoría de los casos.

Relaciones organizaciones religiosas


Las y los jóvenes no se sienten convocados mayoritariamente por las diferentes
creencias, solo un pequeño porcentaje mantiene la tradición religiosa que en la
mayoría de los casos proviene de sus hogares y que en ocasiones genera
conflictos cuando los hijos se desliga de esta creencia.

Las y los jóvenes han adoptado tradiciones extranjeras y diferentes creencias


separadas de los cultos tradicionales. Se considera una perdida de fe y
religiosidad por parte de las y los jóvenes que en diferentes ocasiones provoca
discriminación o exclusión.

Relaciones con la administración pública


Los y las jóvenes se sienten excluidos de la toma de decisiones y de participación
en las administraciones públicas.
Se denota una estigmatización por el hecho de ser joven, desconfiando de las
capacidades y no brindando oportunidades para la generación de nuevas ideas y
proyectos para la comunidad.

Relaciones consigo mismo


En ocasiones Las y los jóvenes presentan un autoestima baja por situaciones del
contexto o del diario vivir que provocan intentos de suicidio o algunos actos que
perjudican su integridad como jóvenes en la sociedad. En algunos casos la
depresión, el estrés, decepciones sentimentales, etc. son motivos que perjudican
la relación consigo mismos, trayendo como consecuencia actos perjudiciales para
el desarrollo mutuo. Sin embargo se presentan casos de buena relación consigo
mismo en jóvenes que logran lo que quieren tras proponerse una meta y cumplirla.
cuando los jóvenes encuentran en la familia el apoyo que necesitan para ser
asertivos y poder tomar decisiones en Pro de su integridad.