Sie sind auf Seite 1von 3

El MODELO PEDAGÓGICO DE EDUCACIÓN TELESECUNDARIA

El trabajo educativo en las escuelas telesecundarias, se caracteriza porque sólo


un docente es el responsable del proceso educativo de cada una de las
asignaturas que conforman el Plan y Programas de Estudio de Educación Media;
por ello desde su creación e implementación, se concibió como un servicio dirigido
preferentemente a jóvenes que viven en comunidades rurales, los cuales al no
tener acceso cercano a una institución educativa de este nivel, se veían en la
necesidad de abandonar sus estudios desde temprana edad; siendo por ende, una
alternativa eficaz para abatir el rezago educativo y la deserción escolar.

De ahí que la escuela es un lugar de confluencia, que presenta una amplia gama
de oportunidades que permiten a los educandos, incursionar dentro de un mundo
lleno de saberes, en el que logran adquirir conocimientos, habilidades y actitudes;
los cuales, les serán de gran utilidad para participar con igualdad de
oportunidades, hacia las diversas actividades productivas y sociales, que su
entorno real le presenta para poder así, estar en condiciones de conformar su
propio proyecto de vida.

La telesecundaria es concebida como un modelo pedagógico, capaz de brindar un


servicio educativo de calidad para quienes ingresan a estudiar en ella; además, es
un espacio de significación y transformación de la práctica educativa para los
profesores que ejercen su quehacer docente frente a grupo.

Ahora bien para entender lo que es un modelo pedagógico, es menester dilucidar


que es una construcción teórica-metodológica relativa al acto educativo, que tiene
como propósito el de mantener una coherencia interna y externa de los
constitutivos que enmarcan la funcionalidad de la práctica educativa, al
caracterizarla, intervenirla y a transformarla hacia el logro de su conocimiento,
cumpliendo así un objetivo definido. Su sustento se fundamenta y nutre mediante
una filosofía educativa, una teoría pedagógica constructivista y un contexto
histórico-social.

Ante lo que se acaba de expresar, se está convencido de que el modelo que se


propone, se adecua y a la vez es comparable con el que ofrecen las escuelas
secundarias de tipo general, estatal y técnicas.

Desde una óptica educativa, el modelo pedagógico que caracteriza a las


telesecundarias, puede concebirse como un proceso interactivo, participativo,
democrático y formativo entre quienes conforman su colectivo escolar: educandos,
docentes, grupos, escuela, padres de familia y comunidades; elementos claves
para operar la conducción del proceso enseñanza-aprendizaje que se lleva a la
realidad, mediante una formación cualitativa, planificada en contenidos
curriculares, a través de los medios impresos y medios electrónicos.
Dentro del Modelo Pedagógico de Educación Telesecundaria, a parte de la
acción educativa del profesor; los medios electrónicos como el televisor y las
computadoras; los materiales impresos: los libros de texto que utiliza el
educando, éstos desempeñan un papel protagónico dentro del proceso
enseñanza-aprendizaje.

Cabe señalar que con su implementación, tales recursos permiten que los
conocimientos de los alumnos, puedan ser integrados de manera óptima al
proceso didáctico, mediante un adecuado uso; constatando que este aspecto
formativo, se fundamenta epistemológicamente en la construcción holística
que ellos hacen de su conocimientos; mediante un proceso en que el docente,
coordina el proceso enseñanza aprendizaje, al ofrecer los ingredientes
científicos, axiológicos y creativos; que los dotará de los elementos
necesarios, para que logren ser capaces de aprender a aprender, a reflexionar
sobre la acción y a generar aprendizajes significativos.

Esto implica que los aprendizajes adquieran sentido y se tornen funcionales y


asimilables, ya que se establece una constante interrelación, entre los
conocimientos que el educando ya poseía con el nuevo aprendizaje
presentado; suscitándose así, la obtención de un proceso formativo que le
permite aplicar lo aprendido a su experiencia y a la realidad de su vida
cotidiana.

Así se tiene que la televisión como uno de los elementos esenciales de este
modelo pedagógico , plantea una nueva relación de incorporar los mensajes
televisivos de la programación de cada una de las sesiones de aprendizaje
que tienen una duración de entre 15 y 20 minutos por clase, ilustrando de
manera didáctica el desarrollo de los contenidos de aprendizaje a tratar de
cada una de las asignaturas.

Con ello, se promueve educar hacia la participación activa del alumno,


modificando el papel de espectador pasivo, por un proceso que recupere e
integre los elementos y recursos del lenguaje audiovisual que le es
presentado; impulsándolo a aprender y aplicar lo aprendido, para los
siguientes momentos operativos del proceso enseñanza-aprendizaje, el cual
será reforzado aún más con la acción coordinadora del profesor.

Bajo este punto de vista, los medios impresos, electrónicos y la acción del
docente, coadyuvan hacia que el alumno asimile, afirme y profundice, los
contenidos programáticos con miras de obtener aprendizajes significativos.
Las repercusiones educativas de todas las estrategias de construcción hacia el
conocimiento, se vinculan en cada momento hacia la proyección escuela-
comunidad, mediante actividades de demostración de lo aprendido.

Así pues, las escuelas telesecundarias son instituciones jóvenes dentro del
Sistema Educativo Mexicano, que pretenden aportar con su
instrumentalización, un granito de arena hacia la tan ansiada calidad
educativa, ofreciendo un servicio de desarrollo y progreso a las comunidades
rurales y semiurbanas, que están circunscritas dentro de todo el territorio
nacional..

PROFR. JOSÉ CELEDONIO VÁZQUEZ ORTEGA

IFE: O33428869782
HIDALGO # 518
TEL. 41-2-47-70
CD. GUZMÁN, JALISCO