Sie sind auf Seite 1von 2

Arquímedes

Arquímedes (287-212 a.C.), notable matemático e inventor griego, que escribió importantes
obras sobre geometría plana y del espacio, aritmética y mecánica.

Nació en Siracusa, Sicilia, y se educó en Alejandría, Egipto. En el campo de las matemáticas


puras, se anticipó a muchos de los descubrimientos de la ciencia moderna, como el cálculo
integral, con sus estudios de áreas y volúmenes de figuras sólidas curvadas y de áreas de figuras
planas. Demostró también que el volumen de una esfera es dos tercios del volumen del cilindro
que la circunscribe.

En mecánica, Arquímedes definió la ley de la palanca y se le reconoce como el inventor de la


polea compuesta. Durante su estancia en Egipto inventó el ‘tornillo sin fin’ para elevar el agua de
nivel. Arquímedes es conocido sobre todo por el descubrimiento de la ley de la hidrostática, el
llamado principio de Arquímedes, que establece que todo cuerpo sumergido en un fluido
experimenta una pérdida de peso igual al peso del volumen del fluido que desaloja (véase
Mecánica de fluidos). Se dice que este descubrimiento lo hizo mientras se bañaba, al comprobar
cómo el agua se desplazaba y se desbordaba.

Arquímedes pasó la mayor parte de su vida en Sicilia, en Siracusa y sus alrededores, dedicado a
la investigación y los experimentos. Aunque no tuvo ningún cargo público, durante la conquista
de Sicilia por los romanos se puso a disposición de las autoridades de la ciudad y muchos de sus
instrumentos mecánicos se utilizaron en la defensa de Siracusa. Entre la maquinaria de guerra
cuya invención se le atribuye está la catapulta y un sistema de espejos —quizá legendario— que
incendiaba las embarcaciones enemigas al enfocarlas con los rayos del sol.

Al ser conquistada Siracusa, durante la segunda Guerra Púnica, fue asesinado por un soldado
romano que le encontró dibujando un diagrama matemático en la arena. Se cuenta que
Arquímedes estaba tan absorto en las operaciones que ofendió al intruso al decirle: “No
desordenes mis diagramas”. Todavía subsisten muchas de sus obras sobre matemáticas y
mecánica, como el Tratado de los cuerpos flotantes, El arenario y Sobre la esfera y el cilindro.
Todas ellas muestran el rigor y la imaginación de su pensamiento matemático.

Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ® 2004. © 1993-2003 Microsoft Corporation.


Reservados todos los derechos.
Pericles
Pericles (c. 495-429 a.C.), político ateniense, cuya importancia en la historia de Atenas fue tan
grande que con frecuencia se denomina el siglo de Pericles al periodo de su mandato.

Su padre, Jantipo, fue comandante del Ejército y venció a los persas en Micala en el 479 a.C. Los
dos profesores de Pericles, el sofista y maestro de música ateniense Damón y el filósofo jonio
Anaxágoras, influyeron de forma destacada en su formación. Durante toda su vida estuvo
patente su dignidad y reserva, pero obtuvo el reconocimiento de la mayoría de los atenienses a
través de su elocuencia, sagacidad, honradez y patriotismo. Entre sus amigos se encontraban el
dramaturgo Sófocles, el historiador Heródoto, el escultor Fidias y el sofista Protágoras; su
amante fue Aspasia de Mileto, una mujer famosa por su cultura.

Desde su cargo de estratega, magistratura para la que fue reiteradamente elegido como jefe de
los demócratas, Pericles intentó que todos los ciudadanos atenienses participaran en el gobierno.
Introdujo el pago a cambio de los servicios al Estado y que se eligiera a los miembros del consejo
por sorteo entre todos los ciudadanos atenienses. También contribuyó a consolidar y extender la
hegemonía ateniense. Bajo la Liga de Delos, formada como defensa contra las agresiones de
Persia, los atenienses fueron los líderes de la gran fuerza naval que se creó, incluyendo bien
como aliados o como súbditos a casi todas las islas importantes del mar Egeo y muchas ciudades
del norte. Cuando el líder aristocrático Cimón, quien prefirió la amistad de Esparta, fue
condenado al ostracismo en el 461 a.C., Pericles se convirtió en líder indiscutible de Atenas
durante quince años. Levantó a ésta a expensas de las ciudades-estado súbditas. Con la gran
riqueza que entró en la tesorería, Pericles restauró los templos destruidos por los persas y
construyó muchos edificios nuevos, el más espléndido de los cuales fue el Partenón, en la
Acrópolis. Este edificio proporcionó trabajo a los ciudadanos más pobres e hizo de Atenas la
ciudad más magnífica de su época.

Bajo el mando de Pericles, Atenas se convirtió en un centro importante para la literatura y el


arte. Su supremacía despertó los celos de otras ciudades-estado griegas, en particular de
Esparta, gran enemiga de Atenas. Las ciudades temían el proyecto hegemónico de Pericles y
trataron de derribar la dominación ateniense. Después de estallar la guerra del Peloponeso en el
431 a.C., Pericles reunió a los residentes del Ática en Atenas y permitió que el Ejército
peloponeso asolara las distintas zonas del país. El año siguiente estalló la peste en la
superpoblada ciudad, lo que acabó con la confianza popular. Pericles fue destituido de su cargo,
juzgado y multado por malversación de fondos públicos, pero fue reelegido estratega en el
429 a.C. Poco después murió a causa de la propia peste.

Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ® 2004. © 1993-2003 Microsoft Corporation.


Reservados todos los derechos.