Sie sind auf Seite 1von 4

“Año del Centenario de Machu Picchu para el mundo”

Maestría en Educación con mención en Psicología Educativa

UNIVERSIDAD CÉSAR VALLEJO


PROGRAMA DE COMPLEMETACIÓN ACADÉMICA

CURSO:

Educación e Interculturalidad

TEMA:

La Cultura y la Interculturalidad

DOCENTE:

Mg. Alfredo Medina Corcuera

ESTUDIANTE:

Lic. Alvarado Rebaza Sofia

Nuevo Chimbote, Marzo de 2011


INTERCULTURALIDAD Y EDUCACIÓN

Los actuales estados americanos, sea por su complejidad histórica o por los
desplazamientos o migraciones poblacionales, son de hecho multiculturales y
multilingües y con una mayor o menor presencia de pueblos indígenas. Perú es uno de
los países con mayor biodiversidad en el planeta, poseemos además de esta, una
considerable diversidad cultural y lingüística, como bien se mencionó vivimos en un país
pluricultural, plurilinguístico, multiétnico; es decir, somos un país de todas las sangres. La
interculturalidad vendría a ser la relación entre varias culturas dentro de un mismo
territorio, es vivir de forma armoniosa en un solo espacio, respetando la cultura, la
cosmovisión y con trato igual para todos. Hasta ahí todo lo antes mencionado es un poco
difícil pero no imposible de lograr, depende de la voluntad de nosotros los peruanos de
hacer respetar nuestras raíces, nuestras formas de vivir, claro está sin creerse superior a
ninguna otra cultura.

En lo que respecta a educación e interculturalidad creo que como docentes que somos
debemos desarrollar en nuestros educandos y en nosotros mismo un cambio de actitud,
que los conduzca a desterrar el conformismo y dar paso al pensamiento crítico y creativo,
tenemos una tarea ardua en lograr que pongan en práctica la interculturalidad ya que en
nuestras aulas contamos con muchas realidades, muchas costumbres, muchas
creencias, y pues cada alumno vendría a ser un mundo diferente. Es ahí donde debemos
con ayuda de la familia y la sociedad inculcar en ellos la reflexión del reconocimiento de
la diversidad, la práctica del respeto a las diferencias, la tolerancia y aceptación del otro
como individuo que merece respeto y con el que debemos convivir, para de esta manera
lograr que las culturas se integren en forma horizontal.

En las aulas nos chocamos con alumnos de costa, sierra y selva, se puede apreciar una
imagen multicultural en la que se destacan la cultura de estos jóvenes, con la inserción
de estos estudiantes en la diferentes instituciones educativas debemos fomentar el ellos
el aprender el uno del otro, fomentar el intercambio de experiencias de aprendizaje, es
decir debemos potenciar las relaciones interculturales en nuestros estudiantes, buscando
de esta manera una verdadera integración cultural, social, etc. Es así que las fronteras
sociales, geográficas, culturales y económicas no deben ser un limitador para la
influencia de la cultura en la solución de problemas y nosotros como docentes debemos
desarrollar la valoración de las demás culturas en nuestros educandos, que contemos
con alumnos con derecho de cultivar y mantener sus propias tradiciones, cultura, valores,
a poder vivir democráticamente con los demás.

La interculturalidad es una dimensión que no se limita al campo de la educación, sino que


se encuentra presente en las relaciones humanas, como es el de la interculturalidad y
género, En este siglo XXI, no debemos marcar diferencias entre varón y mujer, por el
contrario tanto varones como mujeres debemos tener las mismas oportunidades, ya que
el concepto de género ayuda a comprender que no hay razones biológicas que justifiquen
la desigualdad social entre hombres y mujeres, sino que son ideas y costumbres las que
han dado lugar a esta discriminación, pautas aprendidas que pueden ser cambiadas. Una
educación en igualdad puede contribuir a que cada persona desarrolle plena y libremente
sus valores, potencialidades, preferencias y expectativas vitales. Y a partir de ahí
construir sociedades en las que hombres y mujeres compartan responsabilidades y
derechos en igualdad.

Creo que viviendo en una sociedad en la que se dé el respeto y el reconocimiento de


todas las culturas podemos hablar de un país que fomenta la paz, un país en el que se
respetan los derechos humanos con estructuras más equitativas, que no hace diferencias
entre sus habitantes. Es así que si se interactúan la paz, la democracia, el desarrollo
tiene que ser una realidad para reconocer y valorar las culturas.

Podemos decir entonces que un aspecto importante de la educación intercultural es la


formación en valores y actitudes de solidaridad y comunicación humana, que
desemboque efectivamente en comportamientos de respeto y aceptación mutua entre los
miembros de una misma sociedad. Como docentes debemos buscar una educación en
valores que facilite la convivencia en términos de justicia e igualdad, desarrollar
actividades en las que se logren detectar y modificar estereotipos, prejuicios y
discriminación, generar valores y actitudes interculturales referidas a solidaridad,
convivencia, comunicación, aceptación, respeto mutuo, justicia, respeto e igualdad;
generar también en nuestros estudiantes la resolución de conflictos por medio de la
mediación, la negociación, el diálogo creando así un clima organizacional intercultural.

Queda decir que nosotros los docentes tenemos una gran tarea y compromiso para con
nuestros alumnos de lograr juntos el desarrollo de nuestro país ya que como país
multicultural se nos brinda muchas oportunidades y grandes potencialidades las cuales
debemos saber aprovechar para el bien de nuestras futuras generaciones.
SOFIA KARINA ALVARADO REBAZA