Sie sind auf Seite 1von 10

Fisiología del aparato respiratorio

Como se ha manifestado la función del aparato respiratorio es realizar el


intercambio de gases entre el organismo y la atmósfera.

La entrada de aire se denomina inspiración, mientras que la salida del aire


se denomina espiración.

El interior de todos los segmentos del árbol traqueo bronquial desde las
narinas hasta los pulmones esta tapizada por una mucosa rica en vasos
sanguíneos, glándulas seromucosas y células ciliadas. Esta mucosa cumple
con las siguientes funciones:

Calentar el aire inspirado (por los capilares sanguíneos).Humidificar el aire


inspirado: gracias a los vasos sanguíneos y a las glándulas serosas.

Desempolvar (filtrar) el aire inspirado. Esto se logra gracias al moco que


fagocita las partículas de polvo y por la expulsión que hacen los cilios.

Eliminar hacia el exterior cuerpos extraños por el mecanismo de la tos y el


estornudo

La elasticidad pulmonar

El pulmón es un tejido fundamentalmente elástico. Esta elasticidad del


pulmón se debe a dos características particulares: a la existencia de
abundantes fibras elásticas en el tejido que rodea los lóbulos pulmonares,
debido a esto el tejido pulmonar tiende a retraerse y no a dilatarse por el
proceso pasivo de la espiración, y a la existencia de una delgada capa
liquida que tapiza el interior de todos los alvéolos pulmonares: el
surfactante.

Mecánica de los movimientos respiratorios.

La pleura

La pleura es un saco de dos paredes que recubre perfectamente el exterior


de los pulmones. La pared exterior de este saco se adhiere a la pared
interna de la caja torácica y la pared interna se adhiere a la superficie
externa de los pulmones.

En el interior del saco (la mitad de las pleuras) existe una presión inferior a
la presión atmosférica, es decir una presión negativa de -4 torr. Se da
entonces la siguiente situación: en el exterior del tórax reina la presión
atmosférica, en el interior del pulmón, es decir, en los alvéolos pulmonares,
también está la presión atmosférica, entre el pulmón y la pared torácica se
encuentra el saco pleural, en su interior hay presión negativa (-4torr). Los
pulmones que son insuflados con una presión igual a la presión atmosférica,
están contenidos en donde reina una presión menor. La presión
negativaintrapleural permite a los pulmones el dilatarse para ocupar todo el
volumen de la caja torácica.
La función de la pleura es transmitir la presión negativa generada por la
musculatura respiratoria al parénquima pulmonar y lubricar la cavidad
pleural, factor importante para conseguir una expansión inspiratoria
homogénea con menos resistencia en ambos pulmones.

Una herida torácica que haga penetrar aire (neumotorax) igualara las
presiones lo que generara un colapso pulmonar (atelectasia)

La presión negativa intrapleural permite igualmente la transmisión de los


movimientos de la caja torácica a los pulmones y viceversa.

La inspiración

Durante la inspiración suceden los siguientes fenómenos:

El volumen de la caja torácica aumenta por acción de los músculos


inspiradores.

La hoja del saco pleural que se adhiere a la caja torácica (parietal)


acompaña la expansión torácica.

El pulmón rodeado por la hoja visceral que en su interior tiene una presión
negativa hace que el pulmón se expanda, lo que genera un aumento del
volumen del pulmón. La inspiración es un tiempo activo y muscular de la
respiración.

La espiración

Es el tiempo puramente pasivo de la respiración.

El cese de la acción de los músculos respiratorios implica el hundimiento y


la disminución del volumen de la caja torácica por simple retorno elástico.
Los pulmones por si mismos ejercen una fuerza retráctil por medio de la
cavidad pleural. La fuerza retráctil de los pulmones se aplica a la hoja
visceral de la pleura que los adhiere.

Las presiones actúan así: la presión atmosférica sobre la caja torácica


exterior, y la presión negativa intrapleural en su interior.

La caja torácica disminuye el volumen bajo el efecto del aplastamiento


debido a la presión atmosférica. Por medio de la retracción de los pulmones
expulsan al exterior todo el aire que habían inhalado durante la inspiración.

Movilidad de la caja torácica

La caja torácica es una caja ósea semirígida debido a las articulaciones que
existen entre las costillas sus cartílagos y el esternón y entre las costillas y
la columna vertebral. Abajo la caja torácica es cerrada por el diafragma.

La función de la caja torácica y los músculos respiratorios es la de ejercer


soporte a las estructuras intratorácicas. Los músculos inspiratorios tienen
también la función de proporcionar la fuerza necesaria para superar la
resistencia del pulmón y de la pared torácica, facilitando el paso del aire a lo
largo del árbol traqueobronquial. Los músculos dilatadores de la faringe son
los encargados de mantener permeable la vía aérea superior durante la
inspiración. Los músculos espiratorios permiten la espiración activa en
ciertas circunstancias patológicas y además desempeñan un papel
importante en la regulación de la respiración al hablar, cantar, toser,
defecar y durante el parto.

Todas estas articulaciones entre costillas y esternón y la oblicuidad de las


costillas que pueden variar a una disposición horizontal, permiten un mayor
volumen torácico. La disposición mayor oblicuidad de las costillas
corresponde a un menor volumen torácico. El mecanismo óseo se une al
mecanismo membranoso del diafragma debido a sus inserciones posteriores
más bajas. La convexidad hacia arriba del diafragma disminuye el volumen
torácico. Cuando las fibras del diafragma se tensionan disminuye su
convexidad y se aumenta el volumen de la caja torácica, el diafragma
entonces se apoya sobre las vísceras que a su vez se expanden haciendo
abombar la pared anterior de la pared abdominal. Cuándo las fibras se
relajan, la membrana se relaja, las vísceras tienen un retorno elástico,
entonces su volumen vuelve a disminuir.

Músculos que interviene en la respiración

Inspiración tranquila

Diafragma: Eleva las costillas inferiores. Aumenta el diámetro longitudinal


del tórax.

Intercostales externos y supracostales: al contraersen en horizontalizan las


costillas

Los escalenos: elevan y fijan las costillas superiores.

Espiración tranquila

No requiere esfuerzo muscular.

Inspiración profunda

Esternocleidomatoideos: elevan el esternón

Serratos posteriores superiores: elevan las costillas

Sacro espinales

Músculos de la inspiración tranquila

El conjunto de las acciones de estos músculos aumenta todas las


dimensiones de la caja torácica y por consiguiente su volumen

La detención de la contracción de los músculos de la respiración implica la


relajación de la membrana diafragmática, la caída de las costillas que
vuelven a tomar su oblicuidad normal. El conjunto de todas estas acciones,
más la presión atmosférica tienen porefecto disminuir las dimensiones de la
caja torácica y por ende su volumen. La disminución de la caja torácica
permite a los pulmones expulsar, el aire hacia el exterior.

Movimientos respiratorios forzados

Además de los movimientos respiratorios normales, existen bajo la voluntad


o de la asfixia unos movimientos más amplios que son los movimientos
respiratorios forzados cuyas características es que son más amplios y más
profundos

Inspiración forzada

Pone en movimiento músculos especiales como: Elevador de la escápula

Trapecio

Romboidales

Pectoral mayor y menor

Serratos anteriores

Sacro-espinales

Músculos de la inspiración tranquila.

Músculos de la inspiración profunda.

La función de estos músculos es aproximar aún más las costillas a la


horizontal. Estos mecanismos conducen a obtener un aumento máximo del
volumen posible de la caja torácica.

La espiración forzada

Pone en acción músculos especiales abdomino-torácicos.

Cuadrado lumbar

Serratos posteriores inferiores (menores)

Intercostales internos

Oblicuos La acción de estos músculos es descender las costillas hacia la


máxima oblicuidad.

Los músculos de la pared abdominal se contraen y empujan las vísceras


abdominales que ascienden el tórax, abombando el extremo de la
membrana diafragmática. Con esto se obtiene la máxima disminución
posible de la caja torácica y la expulsión máxima de aire.

Una inspiración forzada es obligatoriamente seguida de una espiración


forzada y viceversa para que el volumen pulmonar quede estable.
Capacidad pulmonar

En una inspiración ordinaria, con el cuerpo en reposo, entran a los pulmones


aproximadamente 500 ml de aire a esto se le llama

VOLUMEN CORRIENTE. Sin embargo, mediante el esfuerzo se puede


introducir a los pulmones unos 3000 ml adicionales de aire, a esto se le
llama VOLUMEN DE RESERVA INSPIRATORIA.

Estas dos inspiraciones juntas establecen el límite de inspiración máxima y


se definen colectivamente como capacidad inspiratoria. Después de una
espiración normal, mediante esfuerzo, se pueden expulsar de los pulmones
una cantidad de aire adicional. Esta cantidad es de unos 1300 ml y se llama
VOLUMEN ESPIRATORIO DE RESERVA. Sin embargo después de dicha
espiración forzada, quedan en los pulmones unos 1300 ml de aire. A esto se
le llama VOLUMEN RESIDUAL.

Los valores arriba mencionados corresponden a un adulto y se calculan por


espirometria. El volumen residual es calculado por un método de mezcla de
gases.

Capacidad vital.

La capacidad vital es el volumen máximo de aire que se puede expulsar con


un esfuerzo deliberado después de una inspiración máxima. Representa
aproximadamente entre 3500 y 5000 ml de aire. Esta cantidad ( la
capacidad vital) más el volumen residual constituyen la capacidad pulmonar
total, la cual es de unos 6000 ml de aire. La capacidad vital presenta una
variabilidad considerable en los diferentes individuos.

Las capacidades ventilatorias de los sujetos varían con el sexo, la edad y la


talla.

En la respiración en reposo solo una parte del volumen corriente de 500 ml


de aire, participa en la oxigenación debido a que el intercambio de gases
entre el aire y la sangre no tiene lugar en la boca, tráquea ni bronquios
(ESPACIO MUERTO). El aire que ocupa estas zonas se denomina aire muerto
y en el adulto representa unos 150 ml.

Lo que quiere decir que el aire que realmente ventila los alvéolos y participa
del intercambio de gases es: 500 - 150 ml de aire.

El objeto de los movimientos respiratorios es renovar periódicamente el aire


contenido en los alvéolos pulmonares que son el punto de intercambio
gaseoso respiratorio de la sangre, no se trata de la renovación completa de
aire en cada respiración sino simplemente la llegada de un poco de aire
fresco inspirado en el aire viciado residual de la inspiración precedente.

Flujo ventilatorio.
Es la cantidad de aire que pasa a los pulmones durante un minuto, este flujo
depende de:

Volumen corriente (500 ml de aire) Ritmo ventilatorio o frecuencia


respiratoria (número de inspiraciones normales de un adulto normal en
reposo: de 15 a 18 por minuto, en promedio 16 por minuto).

El flujo ventilatorio será entonces: 16 x 0.5 litros = 8 litros por minuto. El


flujo ventilatorio puede variar por:

Aumento o disminución de la frecuencia respiratoria

Aumento de la polipnea (respiración más rápida y superficial; la taquipnea


es respiración más rápida pero más profunda). Pero la principal casa es el
esfuerzo muscular que puede alcanzar hasta 100 litros por minuto.

Hipoxia.

La hipoxia significa deficiencia de oxígeno. La hipoxia se puede calificar en


cuatro grupos:

Hipoxia hipóxica: la sangre no recoge la carga completa de oxígeno. Esto


puede deberse a la pequeña cantidad de oxígeno presente en la atmósfera
(p.e grandes altitudes) o por obstrucción de las vías aéreas en condiciones
atmosféricas normales, por estrangulación, por edema pulmonar, por
neumonía, etc.

Hipoxia estática: se refiere a la condición en la cual los tejido dejan de


recibir un suministro adecuado de oxigeno debido a una circulación lenta
(p.e insuficiencia cardiaca).

Hipoxia anémica: la sangre es deficiente en hemoglobina transportadora de


oxígeno y no puede llevar su carga completa de O2 . Esta deficiencia puede
ser el resultado de la anemia o de la inutilización de la hemoglobina por
sustancias tóxicas como el monóxido de carbono(CO).

Hipoxia histotóxica: no existe deficiencia de O2 en la sangre circulante. Más


bien es la incapacidad de las células tisulares para utilizar el oxígeno
recibido. Esto lo producen compuestos químicos como el cianuro el cual
bloquea el sistema enzimático que controla la respiración celular.

Los intercambios gaseosos respiratorios. Son los intercambios de O2 y CO2


entre el organismo y la atmósfera.

La célula para fabricar energía requiere O2 y produce como desecho CO2.

El aire contiene el 21% de O2, prácticamente no contiene nada de CO2 que


es reabsorbido y utilizado por las plantas. Los bosques tropicales
reabsorben el 42% del CO2 atmosférico. En los últimos años la tasa de CO2
tiende a aumentar en la atmósfera debido fundamentalmente a la polución
atmosférica y marina y a la explotación irracional de los bosques.
Se calcula que para el año 2050 el CO2 pasará de un 0.3% a un 0.6%. El
CO2 parece ser el principal responsable de las modificaciones climáticas
que se observan por el “efecto invernadero” con aumento de 2 0 3 grados
de temperatura terrestre.

Transporte de oxígeno y dióxido de carbono.

Los gases respiratorios están vehiculizados en el organismo desde su lugar


de captación, los pulmones, hasta su lugar de utilización por las células y la
sangre.

La sangre juega un papel principal en la respiración de nuestro organismo,


ya que los gases son vehiculizados por la sangre en forma de disolución y
combinado. La disolución de los gases varía proporcionalmente con la
presión de éstos en la sangre. El volumen gaseoso disuelto es directamente
proporcional a la presión de la disolución: cuanto mayor sea la presión del
gas, mayor será la cantidad de gas disuelto en el líquido. Las sustancias
vehiculizadas en sangre tienen ciertas propiedades química para formar una
combinación reversible con los gases respiratorios.

Transporte de oxígeno.El oxígeno es vehiculizado por la sangre bajo


dos formas diferentes:

Una pequeña parte es disuelta en el agua del plasma sanguíneo (este O2 es


el que podrá ser utilizado directamente por las células). De esta forma se
transporta el 2%. La mayor parte (98%) con el pigmento rojo que da el color
a los glóbulos rojos de la sangre. Este pigmento es la hemoglobina, que
contiene átomos de hierro y es con estos átomos que se combina el oxígeno
para ser vehiculizado por los glóbulos rojos.

O2 + Hemoglobina = Oxiheglobina (HbO)

  Oxihemoglobina = O2 + Hemoglobina

La oxihemoglobina no es utilizada directamente por las células, es


únicamente una forma de almacenamiento y de transporte de O2 en la
sangre.

Exíste un equilibrio entre el contenido de O2 de la hemoglobina y el


contenido de O2 disuelto del plasma. Este contenido depende de la presión
de O2 en el medio ambiente. Si el contenido de oxígeno en el plasma
disminuye, el oxígeno de la oxihemoglobina va a liberarse de esta
combinación para ir a disolverse en el plasma y viceversa. Es así como
existe una tendencia permanente al equilibrio entre las dos formas de
transporte.

En sangre arterial, la hemoglobina tiene una saturación de O2 de


aproximadamente de 97.5% a 98 %; en sangre venosa esta saturación es
solamente de 75%. El volumen de intercambio gaseoso que se lleva en los
pulmones es producto de varios factores tales como la superficie alveolar
total, la cantidad de sangre disponible y el volumen respiratorio por minuto.
Transporte de anhídrido carbónico. (CO2)

Este gas es transportado de tres formas diferentes:

Una pequeña parte esta disuelta en el plasma. (25%). Otra parte esta
combinada con la hemoglobina (carboxihemoglobina). Esta combinación es
reversible.

La mayor parte está fijada bajo la forma de bicarbonatos (60%).

Carbonato + CO2 = Bicarbonato

Así como existe para el oxígeno existe un equilibrio también para el CO2
existe un equilibrio entre las tres formas de transporte. El factor esencial de
éste equilibrio es la presión parcial de CO2. Si la sangre se encuentra en
contacto con un medio rico en CO2 (presión de CO2 elevada) este va a
pasar de éste medio al plasma sanguíneo para disolverse. Este aumento del
CO2 disuelto en el plasma va a implicar como forma de compensación un
paso de CO2 a las otras formas.

Transporte de nitrógeno.

La totalidad del nitrógeno transportado por la sangre se encuentra disuelto


en plasma. La cantidad total de la disolución esta en función de la presión.
Cuanto mayor es la presión, mayor es la cantidad de nitrógeno disuelto. Los
individuos que trabajan bajo presión deben volver progresivamente a la
superficie, es decir la atmosférica observando tiempos de descompresión,
que deben ser más largos conforme se aproxima a la superficie, esto con el
fin de eliminar las grandes cantidades de nitrógeno disuelto en la sangre. El
ascenso rápido no permite la liberación de nitrógeno del pulmón e implica
una desgasificación masiva rápida y brutal en forma de burbujas de gaseosa
con consecuencias dramáticas.Intercambios tisulares gaseosos

Todos los tejidos consumen O2 y expulsan CO2. La respiración tisular es


directamente proporcional a la energía producida y consumida. Los tejidos
musculares son los mayores consumidores de O2 y energía, seguidas por el
cerebro y el riñón, el tejido óseo es que menos oxígeno consume.

Los intercambios respiratorios se hacen a nivel celular en numerosas


etapas:

El O2 penetra, el CO2 sale en estado de disolución por difusión. Siempre se


hace del sitio de mayor concentración al de menor concentración.

En la célula la tasa de O2 disminuye progresivamente y la tasa de CO2


aumente, mientras que en la linfa, la tasa de O2 aumenta y la tasa de CO2
disminuye.

La célula toma el oxígeno de que tiene necesidad en la linfa intersticial y


rechaza el CO2.
Los intercambios a nivel capilar y en las células se dan por dilución.

Intercambios gaseosos a nivel de los pulmones. Hematosis

La sangre desaturada es vehiculizada por el sistema venoso hacia el


corazón derecho.

El paso de O2 del pulmón a la sangre esta asegurado esencialmente por el


gradiente de presión parcial de éste gas entre los medios aéreo y líquido.

El CO compite con el O2 y tiene una afinidad 200 veces mayor por la


hemoglobina.

El paso de CO2 de la sangre hacia el pulmón esta asegurada esencialmente


por la buena solubilidad de éste gas en agua. La respiración es una función
vegetativa que puede ser modificada. Control de la respiración. Los centros
de la respiración son automáticos pero no del todo autónomos ya que
obedecen parcialmente a la voluntad. Se encuentran en el bulbo raquídeo
(medula oblonga) y el en puente. Estos centros hacen que los músculos se
contraigan y se relajen rítmicamente.

Éxiste un centro inspirador y un centro para la espiración forzada (también


voluntaria). Esto centros son independientes, pero trabajan sinergicamente.
Funcionan automáticamente sin el concurso de la voluntad. La voluntad solo
interviene en los movimientos inspiratorios y espiratorios forzados.

La corteza cerebral también participa en el control voluntario de la


respiración, permitiéndole al individuo contener la respiración, sin embargo
cuando la sangre arterial alcanza un cierto PH, éste control queda anulado y
el individuo respira aún en contra de su voluntad.

El nivel de CO2 es importante regulador de la respiración. La respiración es


estimulada cuando el nivel de CO2 sanguíneo aumenta a cierto nivel, sin
embargo, arriba de éste nivel, la respiración decrece. Una disminución del
CO2 sanguíneo produce una disminución en la respiración.

También el O2 desempeña una función reguladora cuando baja a cierto


nivel, la deficiencia de O2 estimula la respiración, sin embargo por debajo
de este nivel crítico, deprime la respiración.

Diversos factores como la actividad física, la emoción y el dolor afectan el


ritmo ventilatorio.

Regulación de los centros respiratorios

El contenido de O2 es medido por los quimio receptores situados en el


cayado aórtico y en las carótidas. Estos centros informan al bulbo sobre la
disminución de O2. La concentración de CO2 en la sangre arterial es el
factor más importante de la regulación de los centros respiratorios.
Fenómenos respiratorios especiales
La tos: es un mecanismo espiratorio forzado que funciona para eliminar
obstrucciones de las vías aéreas inferiores.

El hipo: es un acto reflejo espasmódico que implica contracciones del


diafragma, lo cual provoca inspiraciones cortas y desiguales.

Con frecuencia el hipo se inicia por irritación de las membranas gástricas, o


puede ser el resultado de irritación del diafragma mismo, o por
padecimiento abdominal agudo (p.e peritonitis).

El estornudo: es un acto reflejo causado por irritación de las membranas


mucosas nasales (irritantes o cambios vasculares). El estornudo tiene la
función de limpiar los conductos nasales y la boca.

El bostezo: es una inspiración profunda con la boca completamente abierta,


seguida por una espiración suspirante.

Este fenómeno sirve para ventilar de un modo más completa los pulmones.
Una inspiración larga y profunda abre los alvéolos contraidos.

Respiación de Cheyne-Stokes: este tipo de respiración se distingue por un


periodo de hipernea que aumenta gradualmente (profundidad aumentada
de la respiración), seguido por un periodo de disminución progresiva de la
respiración que termina en apnea (cese temporal de la respiración ) seguido
por otro periodo de hipernea, disminución progresiva y apnea y así
sucesivamente. Generalmente se observa en pacientes comatosos y puede
ser señal de aproximación de la muerte.