You are on page 1of 19

TÉCNICAS DE NECROPSIA EN MAMÍFEROS DOMÉSTICOS

Descripción externa

La rigidez cadavérica o “rigor mortis”, comienza a manifestarse en la cabeza luego en el


cuello, tronco, extremidades anteriores y finalmente, las posteriores. La lisis de la rigidez se
produce en la misma secuencia.

El tiempo de presentación de la rigidez depende de:


• Temperatura ambiental: a mayor temperatura es más prematura
• Estado de nutrición: en animales bien nutridos es rápida y completa, en animales
caquécticos, generalmente no se desarrolla
• Actividad muscular antes de la muerte: animales con tétano o espasmos y convulsiones
es más rápido y casi instantáneo.

La rigidez comienza, por lo general entre 2 a 4 horas después de la muerte y comienza a


desaparecer entre 24 a 48 horas después de ella.

Para determinar el tiempo transcurrido después de la muerte es útil observar la transparencia


de la córnea. Antes de que se produzca la rigidez es húmeda y translúcida. A medida que pasa
el tiempo se deshidrata.

La putrefacción se manifiesta por una coloración gris verdosa de la pared abdominal y por
desprendimiento de gases de mal olor. Generalmente hay meteorización abdominal con
acumulo de gases en las cavidades, burbujas subcutáneas y en el interior de los órganos. En las
enfermedades por agentes anaerobios y en el carbunclo bacteridiano se manifiesta en forma
precoz.

La putrefacción es tardía en las obstrucciones del tracto gastro-intestinal o en las peritonitis y


en las intoxicaciones por cianuro, arsénico y estricnina.

Preparación del cadáver

Después de una cuidadosa inspección exterior, los animales se colocan en:


• Equinos: decúbito lateral derecho
• Bovinos, cerdos, ovinos y caprinos: decúbito lateral izquierdo
• Perros, gatos y otros animales: decúbito dorsal.

Para obtener una leve desviación en sentido dorsal es conveniente desprender, parcialmente, al
miembro anterior y el posterior que están libres en el lado superior reflejándolos luego de ser
dirección dorsal.

En caso de traumatismos o de verificar otras lesiones en subcutáneo es necesario desprender la


piel (descuerar) completamente del cadáver, de lo contrario basta con hacerlo en el lado
superior.
Dependiendo del sexo del animal, se desprende el pene o la glándula mamaria de la pared
abdominal hasta el borde anterior de la pelvis y colocar el órgano respectivo entre los muslos
del cadáver.

Abertura de las cavidades torácica y abdominal

Hacer una incisión desde el cartílago xifoides hasta el borde anterior del pubis.
Otro corte va desde la región pubiana hacia arriba dorsalmente y luego gira anteriormente
hasta la extremidad proximal de la última costilla.

Con el cuchillo se traza una línea paralela a la comuna vertebral que cruza las extremidades
superiores de las costillas. El corte de las costillas se hace con un costotomo.

Realizar la sección de las extremidades centrales de las costillas en una línea recta que parte
del extremo ventral de la entrada del tórax hasta el cartílago xifoides pasando lateralmente al
esternón.

Cavidad torácica

Órganos del cuello


Hacer un corte en ambos lados de las ramas mandibulares. Arrastrar la lengua por entre estas
ramas de la mandíbula hacia atrás. Separar por un corte el paladar duro del paladar blando.
Desprender las sujeciones de los órganos del cuello al hueso hioides haciendo cortes entre los
cartílagos estilohial y basohial. Separar las conexiones conjuntivales y seccionar los órganos
cervicales en su entrada a la cavidad torácica.

Extracción del corazón y de los pulmones


Seccionar por el lado craneal del diafragma el esófago la vena cava y la arteria aorta. Tomar la
parte torácica de la traquea y desprender las adherencias entre los órganos torácicos y la
columna dorsal haciendo tracción hacia atrás.

Cavidad abdominal

Extracción del intestino


En bovinos, ovinos y caprinos:
• Desprender el epiplón de sus puntos de inserción.
• Desligar las inserciones del saco izquierdo del rumen.
• Ligar el esófago por delante del cardias y cortarlo.
• Retirar el poligástrico del abdomen.
• Desprender el bazo.
• Ligar y cortar el recto a la altura de la entrada de la pelvis.
• Desprender los segmentos intestinales de sus adherencias dorsales.
• Cortar las inserciones del mesenterio.
• Retirar todos los segmentos intestinales de la cavidad abdominal.
• Desprender el mesenterio del intestino y proceda a abrirlo en toda su longitud.
En cerdos el estomago e intestino se retira en forma total previa ligadura del esófago y del
recto a la entrada de la cavidad pelviana.

En equinos se presenta una mayor dificultad que en las demás especies por lo que hay que
seguir un estricto plan de ejecución para evitar confusiones:
• Rechazar hacia el lado de la flexura pelviana del gran colon y la cima del ciego
• Extraer el bazo
• Extraer el riñón izquierdo
• Extraer la adrenal izquierda
• Extraer el colon flotante que se reconoce por sus saculaciones y por tener dos tenias
musculares longitudinales
• Extraer el intestino delgado; primero hay que ubicar el duodeno que está en el borde
ventral de la columna vertebral inmediatamente detrás de la raíz del mesenterio. Traicionar
el duodeno tanto como sea posible sin romperlo, se liga y se secciona lo mas abajo que se
pueda. El resto del duodeno será extraído cuando sea removido el estomago. El operador
sostiene el extremo anterior del intestino (que mide aproximadamente 22 metros) y va
cortando el mesenterio junto con la pared intestinal hasta la región ileocecal. Este corte
debe ser lo mas apegado al intestino para evitar que queden asas que hacen difícil la
apertura de la víscera.

Luego hay que extraer el estómago con un trozo de duodeno.


Examinar la irrigación de gran colon y del ciego. Se abre la arteria mesentérica anterior y sus
ramas. Dicha arteria se ubica abriendo longitudinalmente la aorta abdominal. El origen de las
grandes arterias se ve fácilmente dentro de la aorta. La arteria celiaca nace cerca del orificio
diafragmático.

La arteria mesentérica anterior y la arteria renal están 10 a 15 cm por detrás. La primera es


anterior a la renal y se puede identificar por su curso. Es aquí donde se presentan una mayor
frecuencia, los trombos verminosos, aneurismas y cicatrices.
Separar y extraer, finalmente, el gran colon y el ciego.

En carnívoros:
• Se ligan las vísceras
• Se van separando de sus ligaduras
• Se retiran

Extracción del estómago:


En el bovino los estómagos se sacan antes del intestino como ya se ha escrito. En otras
especies se puede hacer un pequeño corte hepático y el meso duodenal. El estómago se abre
por la curvatura mayor.
Extracción del hígado

Cortar los ligamentos laterales y ventrales del hígado. Incindir la vena cava e introducir uno o
dos dedos de la mano izquierda en su lumen y partir, bajo la conducción de los dedos, primero
al izquierdo de la vena cava. Córtese la vena, sáquese el hígado y examínese cuidadosamente.
Organos genito-urinarios
Cortar en forma semi-circular la serosa lateral del riñón derecho y desprender el órgano de su
lecho respetando la glándula pelviana. Proceder de igual forma con el riñón izquierdo. Cortar
en forma sagital el riñón y desprender la cápsula. Sacar el pene o la glándula mamaria hasta el
borde posterior pelviano y cortar las inserciones de los cuerpos cavernosos del pene o del
clítoris.

Cortar la sínfisis pelviana con la ayuda de una sierra. Incindir circularmente la piel alrededor
del ano y de los órganos genitales. Desprender los órganos de la cavidad pelviana (recto y
órganos genitales) por medio de una tracción moderada del conjunto pelviano en dirección
craneal.

Extracción del cerebro:

Separar la cabeza en la articulación occipito-atloidea

• Antes de cortar la cabeza descuerar y cortar las orejas. Dejar algo de piel alrededor de
los ojos.
• Continuar descuerando las partes inferiores de la cabeza.
• Localizar la articulación occipito-atloidea. Cortar partes blandas y separar la cabeza.
• Para remover el ojo. Descuerar cuidadosamente la piel que esta a su alrededor.
• Cortar en profundo alrededor de la órbita. Seccionar el nervio óptico.
• Sacar el ojo
• Sacar el exceso de tejidos antes de fijar el globo ocular.

Abrir cavidad craneana

• Hacer un corte transversal y profundo, inmediatamente detrás de los márgenes


posteriores de las órbitas sitio que corresponde al limite anterior de los bulbos olfatorios
del cerebro.
• Hacer dos cortes semi lunares que partiendo de las comisuras del agujero magno
lleguen a juntarse por delante del corte transversal. Estos cortes pueden ser profundos en la
región petroza del temporal y en el resto de su extensión deben ser superficiales (no más
de 0.5 cm) para no lesionar el cerebro.
• Eliminar la pieza ósea resultante, que incluye el occipital, parietales y parte posterior
del frontal, con la ayuda de un mazo y un cincel.
• Con una tijera afilada cortar la duramadre y eliminarla.
• Cortar los nervios olfatorios inclinando la cabeza hacia atrás.
• Seleccionar las estructuras de fijación cuidadosamente sin dañar el cerebro.

En los animales jóvenes o neonatos se puede hacer un corte sagital medio de la cabeza y
obtener así dos mitades del encéfalo.
Anatomía topográfica
Canino
Anatomía Topográfica

Bovino
Principales Arterias y Venas de cavidad torácica a ligar en la necropsia.
Principales Arterias
Gato Doméstico

Subclavia derecha

A. Axilar

Carótidas
Torácica interna
Tronco Subclavia izquierda

Arco Aórtico

Aorta descendente
Principales Venas
Gato Doméstico

Yugular interna Yugular externa

Vena Subclavia Vena Braquicefálica

Vena cava

Vena esternal

Vena Azigos
Destrucción de cadáveres animales

Cuando se produce una muerte de animales es imprescindible destruir los cadáveres para no
contaminar el ambiente, los demás animales y al hombre.

Las personas que intervienen deben estar vestidas, calzadas y equipadas convenientemente
para prevenir accidentes a sí mismos u para evitar contaminación del medio.

Los cueros de los animales que han muerto de enfermedades infecciosas también deberán
destruirse.

En los laboratorios de diagnóstico los cadáveres se incineran, pero en el campo el método más
efectivo es enterrarlos. Las fosas deben tener una profundidad de 2 a 3 metros. En ocasiones,
las fosas deben ser mas profundas. Es necesario enterrar junto al animal, la paja, la cama
contaminada, las deposiciones, el alimento y otros materiales bajo 2 metros de tierra. Luego
colocar una capa de piedras grandes o de rocas y luego rellenarse con tierra hasta formar un
montículo. Con el tiempo este se aplanará lentamente.

El quemar los cadáveres es costoso y requiere mucho tiempo y preocupación. Se recomienda


este método, en terrenos rocoso o por necesidades de salud pública.

Examen De Los Órganos

El examen detenido de los órganos debe efectuarse siempre siguiendo una técnica de rutina.
La mayoría de los patólogos comienzan por la cavidad oral y examinan los diversos órganos
en sentido craneo-caudal.

• Abrir el esófago
• Abrir la laringe y la traquea en la línea media dorsal
• Examinar la tiroides localizada latero-ventralemente el cartílago cricoides.
• Separar el corazón y el pericardio de los pulmones
• Examinar los pulmones y ganglios linfáticos. Los pulmones se examinarán por
inspección y palpación. Abrir los bronquios con tijeras. Hacer incisiones longitudinales
paralelas al parénquima pulmonar, observar presencia de pus, liquido de edema y sangre.
Es importante establecer si el exudado proviene pulmonar o de los extremos de los
bronquios.

• Abrir y examinar el corazón. Existen varias técnicas. Una forma sencilla y práctica es
empezar por una de las venas cava y cortar la aurícula derecha, luego prolongar el corte
hasta la cima del ventrículo derecho y continuar, vecino al septum, hasta salir por la arteria
pulmonar. El corazón izquierdo se abre en forma similar, o sea empezando por una de las
venas pulmonares y terminando en la arteria aorta.

• Abrir el estomago desde el cardias al piloro a través de la gran curvatura y examinar la


mucosa.
• Examinar el gran colon y el ciego paras verificar la presencia de parásitos.
• Examinar cuidadosamente, los diferentes órganos parenquimatosos (hígado, bazo,
testículos, riñones).
El examen comienza por el exterior y luego las superficies del corte. Es importante estar
familiarizado con el aspecto, forma y color de los órganos normales para poder apreciar las
anormalidades.

• Examen de la glándula mamaria: Se deja la piel intacta de la ubre. Cada cuarto se palpa
separándose y se cortan por la superficie lateral. La superficie de corte en una mama
normal es suave al tacto pero en la glándula fibrosa este corte es duro y áspero.

• Examen de las articulaciones: Es necesario exponer las articulaciones para verificar


cantidad y calidad del líquido sinovial, aspecto de ligamentos, del cartílago articular,
adherencias, etc. En toda necropsia se revisarán 6 articulaciones (7 en los animales
jóvenes) a saber: cadera derecha, ambas rodillas, corvejón derecho, hombro derecho y
Occipito – atloidea.

Obtención y Preservación de Muestras para


para Histopatología

En los pasos prácticos de observación de órganos y necropsias se pueden obtener muestras,


pero la seguridad de un buen diagnóstico depende básicamente de la adecuada y correcta
selección, colección y envío de la muestra al laboratorio.

La muestra a enviar debe ser lo más fresca posible y cuando sea posible, cada muestra debe
contener tejido normal y alterado.

Se depositan en recipientes herméticos conteniendo una dilución de formalina al 10%, en una


relación de 10 a 20 veces el volumen del tejido. La muestra debe ser cortada en pequeños
trozos, para que la formalina cumpla su objetivo de fijarla, evitando la autolisis.

Los tejidos SIEMPRE deben ser colocados en frascos de boca ancha, ya que las muestras
fijadas son difíciles de extraer de recipientes de boca angosta, debido al endurecimiento que
sufren en el proceso.

Sí la muestra tiene exceso de mucus o sangre, que dificultan la penetración del fijador, se le
debe lavar previamente con suero fisiológico (no agua corriente).

Los tejidos que flotan (pulmón, lipomas) deben envolverse con gasa o poner sobre ellos
algodón, asegurándose que queden cubiertos por el fijador.
Independientemente de la muestra enviada al laboratorio y de la determinación requerida,
existen algunos criterios importantes que se deben tener en cuenta:

1. La o las muestras deben ser lo más frescas posible, obtenidas y conservadas


correctamente.
2. Cada muestra debe ser de fácil identificación y rotulada.

3. Junto con la muestra el profesional debe incluir la siguiente información:


Nombre y domicilio del propietario.
Signos clínicos que el paciente manifiesta.
Detalle de cualquier hallazgo post mortem.
Siempre que sea posible un diagnóstico presuntivo.
El tipo de muestra(s) enviada(s).

4. El médico veterinario debe indicar con claridad la determinación que requiere y su


nombre.
Protocolo de Necropsia

Nº Ficha: Fecha:
Médico Veterinario: Lugar:
Nombre del dueño: Procedencia del animal:
Especie: Raza:
Edad: Peso aprox.:
Color del pelaje: Marcas de identificación:
Diagnóstico clínico:

Examen externo
Estado de nutrición:
Estado del pelaje:
Piel:

Aberturas naturales:

Examen del tejido subcutáneo post desollamiento


Tejido subcutáneo
Color: Presencia de líquido:

Musculatura
Color: Presencia de líquido

Consistencia: Simetría:

Linfonódulos
Tamaño: Simetría:

Color: Consistencia:

Articulaciones
Cápsula articular: Superficies articulares:

Líquido sinovial:

Huesos
Color: Consistencia:

Vasos sanguíneos y sangre


Color: Consistencia:

Coagulación:
Tejido adiposo
Cantidad: Color:

Cavidad abdominal
Inspección general
Contenido anormal: Posición de los órganos:

Serosa peritoneal: Posición del diafragma:

Estómago
Peso: Tamaño:

Serosa: Mucosa:

Contenido:

Color: Olor:

Intestino
Volumen: Color:

Mucosa: Pared muscular:

Contenido:

Color: Olor:

Presencia de cuerpos extraños: Consistencia:

Páncreas
Peso: Tamaño:

Color: Consistencia:

Hígado
Tamaño: Peso:

Forma de los lóbulos: Bordes:

Superficie: Consistencia:

Vesícula biliar: Conductos biliares:


Bazo
Tamaño: Peso:

Forma: Bordes:

Superficie: Consistencia:

Sistema urinario
Riñones
Tamaño: Peso:

Forma: Color:

Superficie: Cápsula renal:

Superficie de corte:

Uréteres
Grosor: Permeabilidad:

Mucosa: Contenido:

Vejiga
Tamaño: Superficie:

Color: Grosor de la pared:

Contenido: Mucosa:

Uretra
Contenido: Mucosa:

Cabeza y cuello
Cavidad bucal y faringe
Mucosa: Contenido:

Estado de los dientes: Lengua:

Lnfonódulos:
Esófago
Grosor: Contenido:

Mucosa: Musculatura:

Cavidad nasal
Mucosa: Contenido de las fosas nasales:

Cornetes:

Laringe
Lumen y mucosa: Musculatura:

Tonsilas: Linfonódulos:

Cavidad toráxica
Inspección general
Contenido: Estado de la pleura:

Posición de los órganos:

Estado de la pleura:

Tráquea
Grosor: Contenido:

Mucosa:

Bronquios principales
Grosor: Contenido:

Linfonódulos bronquiales: Linfonódulos mediastínicos:

Mucosa:

Pulmones
Tamaño: Bordes:

Formas: Consistencia:

Color:

Superficie de corte:
Cavidad pericárdica
Serosa: Contenido:

Corazón
Tamaño: Peso:

Forma: Aspecto de la grasa:

Contenido de los ventrículos y aurículas:

Grosor de las paredes: Válvulas:

Color del miocardio:

Sistema genital
Macho
Prepucio: Pene:

Testículos: Epidídimo:

Próstata:

Hembra
Vulva: Clítoris:

Vagina: Cérvix:

Útero: Oviductos:

Ovarios:

Glándula mamaria
Tamaño: Peso:

Color: Consistencia:

Superficie de corte: Pezones:

Linfonódulos:
Sistema nervioso
Cerebro y cerebelo
Duramadre: Aracnoide:

Piamadre: Peso del cerebro:

Ventrículo: Sustancia gris:

Sustancia blanca: Simetría:

Consistencia:
Bibliografía

Bacha, W. y Wood, L., ATLAS COLOR DE HISTOLOGÍA VETERINARIA, Ed. Inter


Médica, Argentina, 1991

Briones, F., Fertilio, B. Y Araya N., HISTOLOGÍA PARA ESTUDIANTES DE MEDICINA


VETERINARIA, Guía de Laboratorio, Universidad Iberoamericana de Ciencias y Tecnología,
Facultad de Medicina Veterinaria, 1999.

Evans, E.; deLahunta, A. MILLER’S GUIDE TO THE DISSECTION OF THE DOG.


Revised Reprint. W. B. Saunders Company, USA. 1971.

Gazquez Ortiz, Antonio, PATOLOGIA VETERINARIA, Ed. McGraw – Hill –


Interamericana, España, 1991

Guajardo, U. PROCEDIMIENTOS DE NECROPSIA. Facultad de Ciencias Veterinarias y


Pecuarias, Departamento de Patología Animal, Universidad de Chile. 1987.

Hebel, P.; Islas, A.; López, J.; Quezada, M.; Rubilar, L.; Ruiz, A. LA NECROPSIA, SU
IMPORTANCIA EN EL DIAGNÓSTICO ANATOMOPATOLÓGICO Y EL ENVÍO DE
MUESTRAS AL LABORATORIO. Universidad de Concepción, Proyectos de desarrollo de la
docencia. 1994.

Morin A. BIODIDAC, IMAGES. http://biodidac.bio.uottawa.ca/info/browse.htm. Marzo,


2004.

Mouwen, J.M., ATLAS DE PATOLOGIA VETERINARIA, Ed. Salvat, España, 1984

Muñoz, C., ATLAS DE HISTOPATOLOGÍA GENERAL, Trabajo profesional para optar al


título de Médico Veterinario, Universidad Iberoamericana de Ciencias y Tecnología, Facultad
de Medicina Veterinaria. Santiago, Chile. 2003

Paredes, E.; Cubillos, V. MANUAL DE NECROPSIA EN ANIMALES DOMÉSTICOS Y


ENVÍO DE MUESTRAS A LABORATORIO. Instituto Patología Animal, Universidad
Austral de Chile. 1995.

Briones, F.; Herrera, J. IMAGENES DE PATOLOGÍA VETERINARIA.


www.homeovet.cl/pathos/patologia.html. 2006.

Severidt, J.; Madden, J.; Mason, G.; Garry, F.; Gould, D. DAIRY CATTLE NECROPSY
MANUAL. Colorado State University. Integrated Livestock Management. 2002.
http://www.cvmbs.colostate.edu/ILM/proinfo/necropsy/notes/table.html Enero, 2004.