Sie sind auf Seite 1von 2

ORACIÓN, SUJETO Y PREDICADO

Como buena práctica iniciaremos con las descripciones de los conceptos de los cuales trataré en
este tema:

Oración: Es la mínima unidad de lenguaje con sentido completo. Por sentido completo debe
entenderse que la persona que se está expresando asume una determinada actitud ante lo que
dice, es decir, que pregunta, afirma, niega, etc.

Desde este punto de vista, expresiones como: ¡Fuego!, Un momento, ¡Perdón!, ¡Llueve!, son
oraciones porque llevan sentido en sí mismas.

Oración Bimembre: La oración gramatical llamada bimembre se divide en dos miembros:


Predicado y sujeto. De estos dos el principal es el predicado, ya que al estar este constituido por
un verbo en modo personal, el mismo verbo está implicando la presencia de cualquiera de los
pronombres que toma para la conjugación, en función del sujeto.

Predicado: Es lo que se predica, lo que se dice; es en sí la expresión con sentido completo; por
ejemplo si decimos: "juega", el hablante se está dirigiendo a un oyente; le está mandando o
rogando algo; lo que está diciendo tiene sentido completo porque el hablante está asumiendo una
actitud determinada. "juega" es oración gramatical porque el solo verbo es predicado, porque dice
algo y, además porque está conjugando. El sujeto que le corresponde es "tú".

Sujeto: Es el elemento de la oración del cual se dice algo. Por ejemplo:

1. El sol alumbra la tierra.

Se dice "alumbra la tierra"; o sea el predicado; ¿de quién se dice eso? Del sol; entonces "el sol" es
el sujeto.

Tipos de Sujeto

Sujeto tácito o morfológico: Cuando el sujeto no está escrito, pero se sobrentiende gracias a la
presencia del verbo, se llama sujeto tácito o morfológico. Por ejemplo:

1. Juega conmigo, por favor.

En esta oración el sujeto es "tú", ya que es a quien se le está pidiendo "jugar", sin embargo no
está escrito en la oración.

Sujeto expreso: Es la parte contraria al sujeto tácito, es cuando en la oración se encuentra escrita
el sujeto mismo. Por ejemplo:

1. El mar está picado esta tarde.

El sujeto expreso es "El mar", ya que es de quien se está diciendo que "está picado esta tarde".
Tipos de Predicado

Tal vez te hayas dado cuenta alguna ocasión de que no todos los verbos funcionan igual, es decir
de que verbos como: corre, compone, come, muelen, etc., expresan el comportamiento del sujeto,
y que hay verbos como: está, es, son, clasifican o identifican al sujeto. Estas variaciones de los
verbos permiten tener dos tipos de predicado: Verbal y Nominal.

Predicado verbal: Es cuando el verbo expresa el comportamiento del sujeto. Estos verbos
pueden ser: juega, trabaja, salta, llora, etc.

Predicado nominal: Es cuando el sustantivo, adjetivo o participio que sigue al verbo copulativo
(ser o estar) califica, clasifica o identifica al sujeto. Por ejemplo:

1. Las calles de la ciudad son estrechas y tortuosas.


2. Las olas están muy altas.
3. La Internet es una gran red.

Núcleo del sujeto y Núcleo del predicado

El núcleo es un elemento clave que nos ayuda a identificar fácilmente tanto al sujeto como al
predicado. El núcleo del predicado es siempre el verbo, ya que este es indispensable para que
exista un predicado.

Lo mismo sucede con el sujeto, la palabra básica en la mayoría de los casos y núcleo del sujeto
es el sustantivo. Sin embargo existen en el español tantas variaciones, que existen otros casos de
núcleos del sujeto como: pronombres personales, un infinitivo, un participio sustantivado, un
adjetivo sustantivado, etc.

Los demás elementos que acompañan al sustantivo o al verbo se les llama modificadores del
núcleo.

Fuente bibliográfica: http://www.espanol.com/lenguaje/lengua/sujetopredicado.htm