You are on page 1of 6

EN ESTA SECCIÓN APRENDERÁS

− ¿Que es la autoestima?

- ¿Quéinfluencia tu autoestima?

- ¿Cómo puedes fortalecer tu autoestima?

- ¿Por qué es importante tener una autoestima positiva?

El éxito y la felicidad en nuestras vidas es un reflejo de la confianza


que tenemos en nosotros mismos. Cuando te sientes bien contigo
misma(o), estás
preparada(o) para aceptar retos, probar cosas nuevas y conocer a gente
nueva.
Te sientes feliz de ser quien eres.

Una imagen positiva de ti misma es beneficiosa en los momentos dificiles


de
nuestras vidas. Cuando crees en ti misma, te sientes mas segura. Disfrutas
mas de la vida. Haces todas aquellas cosas que son importantes para ti.

La autoestima es el conjunto de pensamientos y de sentimientos que


tenemos
de nosotros mismos. Estos pueden ser:

POSITIVOS:
Yo estoy bien.
Soy inteligente.
iPuedo hacerlo!

NEGATIVOS:
Soy tonta.
Soy miedosa.
Lo hare mal.
Soy una persona aburrida.

La autoestima puede ser afectada por tus experiencias diarias, asi como por
la gente que te rodea:

EN TU HOGAR: Tu esposo, tus hijos, tus padres, tus hermanos y


hermanas.

EN EL TRABAJO: Companeros de trabajo, el jefe.

EN LA ESCUELA: Profesores y companeros de clase.

EN LA COMUNIDAD: Vecinos, amigos, y por las personas de tu parroquia.


Tus experiencias pueden tener una influencia positiva (buena) o negativa
(mala) en tu autoestima.

Sin embargo, es importante recordar que siempre puedes fortalecer tu


autoestima. Puedes mejorarla. Todo depende de ti.

No te olvides que la gente que tiene mucha confianza en si misma...


- son seguros
- creen en si mismos
- aceptan retos
- toman riesgos
- son flexibles
- no cambian de parecer
- se desenvuelven bien
- consiguen lo que quieren
- iSon gente divertida, con la que uno quiere estar!

Cómo mejorar tu autoestima:


- Ponte metas que puedas lograr.
- Debes sentirte orgullosa de tus exitos - por pequenos que estos sean.
- Aprende a quererte a ti misma.
- Rodeate de gente que sea un buen ejemplo a seguir.
- Date animos a ti misma. Di: iSi, puedo hacerlo!
- Confia en tus opiniones y en tus sentimientos.
- iTen conciencia de quien eres! No seas copia de nadie.
- Acepta tus puntos fuertes y debiles.
- iSe tu mejor amiga!

LA AUTOESTIMA EN LA ADOLESCENCIA

La autoestima es una necesidad fundamental del ser humano: una actitud


hacia sí mismo/a. Como actitud implica la forma habitual de pensar, sentir y
comportarse consigo mismo. Es una disposición permanente según la cual nos
enfrentamos con nosotros/as mismos/as.

A esta valoración que cada persona hace de sí misma es lo que se conoce


como autoestima. La autoestima es el sentimiento que surge de descubrirse,
de autodisciplinarse y de aceptarse uno/a mismo/a. Indica la extensión en la
que cada cual cree ser capaz, significativo, exitoso y digno. Es una dimensión
humana que influye en casi todo el comportamiento y define limite de los seres
capaces de hacer cosas positivas, de ser felices y disfrutar la salud.

Los y las adolescentes deben esforzarse en reforzar su autoestima. Tener una


equilibrada autoestima es el recurso más valioso de que dispondrán para
aprender y desarrollar con eficacia relaciones gratas. Para aprovechar las
oportunidades que se presentan; para trabajar productivamente y para
aprender a ser autosuficientes.
Si el o la adolescente termina esta etapa de su vida con una autoestima fuerte
y bien desarrollada podrá entrar en la vida adulta con una buena parte de los
cimientos necesarios para llevar una existencia productiva y satisfactoria.

Si no se satisface la necesidad de autovaloración, tampoco se podrán


satisfacer otras necesidades más expansivas como son la creatividad y los
logros personales. Las personas que se sienten bien consigo mismos/as suelen
sentirse bien en la vida, son capaces de afrontar y resolver con seguridad los
retos y las responsabilidades.

En la adolescencia tanto el grupo familiar, el de la escuela, los amigos, los


medios de comunicación contribuyen a moldear la autoestima. Pero en esta
etapa se conjugan otros elementos, pues durante la adolescencia la autoestima
tiende a debilitarse.

Durante la adolescencia se manifiestan ciertos cambios a nivel socio-afectivo,


físico y cognoscitivo, se desarrollan además la capacidad de reflexionar y
pensar sobre uno/a mismo/a y de aceptar una nueva imagen corporal. Al
hacerlo, el o la adolescente se formula una serie de preguntas sobre sí mismo,
por ejemplo "¿soy atractivo?" "¿soy inteligente?" "¿soy aceptado por mis
compañeros?" Gradualmente empieza a separar lo que cree que es verdad
sobre sí mismo/a de lo que considera erróneo y a formularse sus propios
conceptos sobre su persona. Cuanto mayor sea la aceptación que se siente,
tanto en la familia como en los/as compañeros/as, mayores serán las
posibilidades de éxito.

Manifestaciones de una autoestima sólida

Actúa Independientemente

Elige y decide como emplear su tiempo, su dinero, sus ocupaciones. Busca


amigos y entretenimientos por sí solo/a

Asume sus responsabilidades

Actúa con seguridad de sí mismo/a, sin que haya que pedírselo y asume la
responsabilidad de ciertas tareas o necesidades evidentes (lavar platos,
consolar a un amigo, etc.).

Afronta nuevos retos con entusiasmo y siento orgullo de sus logros

Le interesan las tareas desconocidas, cosas y actividades nuevas que


aprender y poner en práctica; o se lanza a ellas con seguridad.

Demuestra amplitud de emociones y sentimientos

De forma espontánea sabe reír, sonreír, gritar, llorar y expresar su afecto y, en


general, sabe pasar por distintas emociones sin reprimirse ni ocultarse.

Es tolerante frente a la frustración


Si algo sale mal, sabe encarar esta situación de distintas maneras, esperando,
riéndose de sí mismo, replicando, etc. y es capaz de hablar de lo que le
entristece.

Se siente capaz de influir en otras personas

Tiene confianza en las impresiones y en el efecto que el o ella produce sobre


los/as demás miembros de la familia, amigos, profesores, etcétera.

Temas de Recursos Humanos


Construcción de la autoestima y su importancia en la empresa
Por CRIS BOLÍVAR Y CECILIA VARGAS*
Qué es la autoestima
La autoestima corresponde a la valoración positiva o negativa que uno hace
de sí mismo. Se refiere a cómo la persona se ve a sí misma, lo que piensa
de ella, cómo reacciona ante sí. Es una predisposición a experimentarse
como competente para afrontar los desafíos de la vida y como merecedor de
felicidad (Nathaniel Branden).

Importancia de la autoestima
Este tema tiene una enorme importancia, ya que de la valoración que uno
haga de sí mismo dependerá lo que haga en la vida y su participación en
ella. Además, condiciona el proceso de desarrollo de las potencialidades
humanas y también la inserción de la persona dentro de la sociedad.
Dentro del ámbito profesional, una autoestima positiva facilita una mejor
percepción de la realidad y comunicación interpersonal, ayuda a tolerar
mejor el estrés, la incertidumbre y vivir los procesos de cambio.

Cómo se forma la autoestima


La persona no nace con un concepto de lo que ella es, sino que éste se va
formando y desarrollando progresivamente en la medida en que se relaciona
con el ambiente, mediante la internalización de las experiencias físicas,
psicológicas y sociales que la persona obtiene durante su desarrollo.
Es decir, la autoestima es algo que se aprende y, como todo lo aprendido,
es susceptible de cambio y mejora a lo largo de toda la vida.
Este concepto se va formando a temprana edad y está marcado por dos
aspectos:
– Por el autoconocimiento que tenga la persona de sí, es decir, el conjunto
de datos que tiene la persona con respecto a su ser y sobre lo que no se
aplica un juicio de valor.
– Por los ideales a los que espera llegar, es decir, cómo a la persona le
gustaría o desearía ser. Esto se ve fuertemente influenciado por la cultura
en que se está inserto. En el ideal que cada uno tiene de sí mismo se
encuentra el modelo que la persona tiene que enfrentar, enjuiciar y evaluar.
El ideal de sí mismo le imprime dirección a la vida.
Si ambos aspectos se acercan, la autoestima será cada vez más positiva.

Los pilares de la autoestima según Nathaniel Branden


Autoeficacia:
– Un sentido de eficacia personal.
– Confianza en el funcionamiento de mi mente, en mi capacidad de pensar,
en los procesos por los cuales juzgo, elijo, decido; confianza en mi
capacidad de comprender los hechos de la realidad que entran en la esfera
de mis intereses y necesidades.
– Por tanto, predisposición a experimentarse fundamentalmente competente
para afrontar los desafíos de la vida; en consecuencia, confianza en la
propia mente y en sus procesos.
Autodignidad:
– Un sentido de mérito personal.
– Seguridad de mi valor, una actitud afirmativa hacia mi derecho de vivir y
ser feliz; comodidad al expresar apropiadamente mis pensamientos, deseos,
necesidades, sentir que la alegría es mi derecho natural.
Por tanto, predisposición a experimentarse como digno de éxito y felicidad;
en consecuencia, la percepción de nosotros mismos como personas para
quienes el logro, el éxito, el respeto, la amistad y el amor son apropiados.

La influencia de los otros en la formación de la autoestima


La autoestima se construye constantemente y a lo largo de toda la vida.
Tanto los actos como las características personales son criticados
permanentemente por los demás en forma tanto constructiva como
descalificadora. Así, los demás se convierten en elementos fundamentales
del proceso de construcción de la autoestima, haciendo las veces de
evaluadores externos a la persona.
Estos favorecerán o pondrán dificultades para la evaluación que hace la
persona de sí misma, puesto que indiscutiblemente van a repercutir dentro
de cada uno, animando o desanimando, alentando a mantener o a
transformar o incluso a eliminar aquellos aspectos que han sido criticados,
aportando información de si se es valioso, si uno "merece ser querido y
quererse", si vale o no la pena hacer lo que se hace o si uno es capaz de
hacer bien las cosas.
Pero si la mayor cantidad de calificaciones que se reciben son de índole
negativa, si son destructivas, el amor propio se verá profundamente dañado.
Lo más probable es que se produzca una desorientación y una
desorganización interna. La persona no sabrá qué es lo correcto, cómo
deberá actuar, sentirá que es un completo fracaso y que todo lo hace mal.
Este es el motivo por el que es tan delicado recibir o dar críticas, ya que más
que una ayuda puede llegar a constituir un factor de ansiedad, de angustia y
de depresión para la persona.
Por eso es necesario que cada cual logre con el tiempo una seguridad
básica mediante el desarrollo de un autoconcepto adecuado y suficiente
como para poder seleccionar dentro de todas las críticas, positivas o
negativas, las que crea y considere como asertivas y útiles y poder llegar
entonces a discriminar entre aquellos que le aportan verdaderamente en
forma positiva y aquellos que no.

Cómo ayudar a construir una autoestima positiva


Proceso externo de construcción de la autoestima
El proceso externo está dado fundamentalmente por la influencia que los
demás, en general, tienen sobre el aspecto emocional de la persona.
Cuando sea necesario que la persona mejore aspectos de su conducta, será
más adecuado que el planteamiento del problema se exprese de manera
clara y precisa, haciendo respetar normas y límites, pero considerando evitar
algunos aspectos que claramente afectan la autoestima.