Sie sind auf Seite 1von 4

El Acuerdo de Asociación Económica y lo que trae para la Leche dominicana

Por H. Galván
Asesor del CONALECHE, miembro de CIECA
05 de febrero de 2008
Email: triunfaremos@gmail.com

El Acuerdo de Asociación Económica (AAE) es el nuevo acuerdo que rige las


relaciones comerciales y económicas entre la Republica Dominicana y la Unión
Europea (UE). Constituye una evolución gradual en las relaciones desde un
esquema preferencial donde la Unión Europea liberaba de aranceles a algunas de
nuestras exportaciones hacia un esquema fundamentado en la reciprocidad donde
la Republica Dominicana también liberará de aranceles la mayoría de los productos
originarios de la UE. Es un acuerdo de libre comercio propuesto por la UE a todos
los países de Asia Caribe y Pacifico (ACP) y que, en nuestro caso, fue firmado por
un lado por los 16 países del Cariforo (CARICOM más Republica Dominicana) y por
los 25 países de la UE.

Aunque la posibilidad de no firmarlo en 2007 fue cierta, y algunos países plantearon


obstáculos aparentemente insuperables, pese a todos los malos augurios, el
Economic Partnership Agreement –EPA, ya es una realidad.

La Unión Europea, que pudo convencer a sus ex colonias (y neo-colonias) del


Caribe para firmarlo, lo exhibirá ahora como trofeo frente a los demás países del
ACP. Los países del Caribe tendrán que prepararse para competir

El sector ganadero dominicano, el más sensible de todos a la competencia europea,


por los elevados subsidios y la falta de apoyo gubernamental, tiene ahora un “dead
line”, una sentencia de reconversión o muerte.

Posicionamiento del CONALECHE


Desde un inicio, los ganaderos dominicanos y las autoridades del CONALECHE,
consientes del peligro que significa la competencia europea, se plantearon defender
el sector en el marco de la negociación del EPA, desarrollando un proceso de
incidencia que logró al menos parcialmente incidir en el resultado del acuerdo.

En marzo de 2006, el Consejo Nacional para el Fomento y la Reglamentación de la


Industria Lechera – CONALECHE, a través de un proceso de consulta con los
sectores interesados (ganaderos, plantas procesadoras y Gobierno), estableció una
posición pública con respecto a las negociaciones de la leche en el EPA. Esta
posición fue presentada a la Maquinaria Regional Negociaciones del Caribe, durante
una consulta celebrada el 14 de marzo de 2006 en el Hotel Santo Domino de esta
ciudad.

La propuesta del CONALECHE consensuada planteaba principalmente lo siguiente:

 Que se mantenga para la leche y los derivados lácteos, bajo las


siguientes modificaciones, el régimen de rectificación técnica
acordado en el Memoramdum de entendimiento de la OMC, en la
negociación de los “AAE” Cariforum-Ue, hasta que se genere un
proceso serio de desmonte y se eliminen definitivamente todos los
subsidios que la UE provee al sector lácteo y que provocan
distorsiones en el comercio internacional.

 Que se ajuste la cantidad de la cuota de leche en polvo correspondiente a la


unión europea al volumen promedio de las importaciones de leche en polvo
de los últimos cinco años.
 Que se establezca una cuota de importación para los productos lácteos
derivados, que hasta ahora no son sujetos de protección. esta cuota
dependerá de la cantidad de importación promedio de dichos productos en
los últimos cinco años y de la producción nacional.

 Que se establezcan (además de las cuotas) aranceles compensatorios


(equivalentes) a los subsidios que aplica la unión europea.

 Que la administración de las cuotas acordadas sea manejada de forma


autónoma y soberana por la república dominicana mediante un proceso
transparente de importación para el aprovechamiento real de dicho
instrumento.

Fue así que se inicio un proceso arduo de incidencia y presión por parte del
CONALECHE para que la propuesta de exclusión de los productos lácteos de la
negociación del EPA fuera acogida por la Secretaría de Estado de Relaciones
Exteriores como posición de país. Este trabajo dio sus primeros resultados ya que
esta fue la posición inicial planteada por Cancillería. Sin embargo, el estancamiento
de las negociaciones del EPA y el riesgo de no firmar, lo que pondría en riesgo las
preferencias unilaterales, hizo que nuestro país flexibilizara sus posiciones. Así la
leche y sus derivados salieron de la lista de exclusión, en contra de los intereses de
los ganaderos y de la posición del CONALECHE.

La leche excluida se vio como un obstáculo para consolidar lista de exclusión de la


región por el alto interés de la unión Europea para que este sector se liberalizara,
que hizo insistentes presiones para lograrlo.

Los negociadores dominicanos se plantearon entonces la difícil tarea de liberalizar


el comercio de la leche.

Reafirmando posición
Para el CONALECHE, la nueva posición de la SEREX (eliminación de la cuota)
significaba la renuncia de nuestro país al único mecanismo de protección no
estrictamente arancelario, relativamente efectivo para la protección de la
producción nacional, y que significó un triunfo de política internacional para el país.

Significaba su no consideración como sector altamente sensible. Esta propuesta no


reconocía el valor económico y social de la industria lechera, y su necesidad de
protección arancelaria y promoción y fomento.

Ningún plan de reconversión, fomento productivo o aumento de la productividad


funcionaria sino se combina con un efectivo plan de protección comercial. Sin
protección arancelaria la leche dominicana desaparecería paulatinamente.

Sensibilidad e importancia del sector


Desde el inicio del proceso de negociación el CONALECHE ha planteado la necesidad
de ser cuidadosos ante el sector lechero, destacando su enorme sensibilidad
productiva y comercial frente al acuerdo.

El CONALECHE ha dejado claro que cualquier decisión de política comercial que


tome el Estado Dominicano sobre la leche y sus derivados en el contexto de la
negociación de los EPA CARIFORUM-UE, o en cualquier otro contexto de
negociaciones bilaterales o multilaterales, tiene por necesidad que reconocer la
sensibilidad e importancia del sector lechero nacional, sus debilidades estructurales,
pero sobretodo, sus enormes potenciales de desarrollo. Si no existe conciencia
plena de su relevancia económica y social, actual y potencial, nuestro país pudiera
estar dando un peligroso salto al vacío.

Es un sector mundialmente protegido con aranceles elevados, como es el caso de


Colombia, que paga un 57% de arancel, el caso de Costa Rica con un 110% y el
caso de Nicaragua con un 85%, para sólo citar algunos ejemplos.

Resultados del EPA


Así se inició un acelerado proceso de dialogo e interlocución entre el CONALECHE,
interesado en la defensa del sector y los funcionarios del Gobierno, quienes
trataban de persuadir al Sector de la necesidad de liberalizar el comercio de la
leche con la Unión Europea.

Los resultados para el sector lácteo se pueden resumir de la forma siguiente:

• Leche en Polvo
Se elimina la Rectificación Técnica y se sustituye por un nuevo régimen de cuotas
dentro del EPA. Las partidas de leche en polvo (0402.10, 0402.21 y 0402.29)
estarán protegidas por una cuota invariable de 22,400 TM, el arancel dentro de la
cuota será de 20% hasta el año 10, y de 0% en el año 15, lo que significa una
liberalización total en 15 años. El proceso de desgravación será como pueden ver a
continuación.

El arancel fuera de cuota, por su parte, permanecerá en 56%, el cual empezaría a


desmontarse linealmente a partir del año 11 a una tasa de 11.2% anual.

La Unión Europea tendrá absoluta administración de este contingente, lo cual,


constituye un significativo fracaso para la política comercial del país, ya que desde
hace mucho tiempo los sectores involucrados, plantas procesadoras y ganaderos
han estado abogando porque la República Dominicana haga un uso soberano de la
cuota de importación de leche desde la Unión Europea, tal como sucede con otros
productos protegidos por contingentes.

Una administración soberana de la cuota podría permitir transparentar el comercio


de leche y eliminar las enormes rentas derivadas del monopolio que esta situación
genera y así lograr bajar los precios de la leche y aumentar el consumo.

• Leche Liquida
Para las partidas relativas a leche líquida (0401.10, 0401.20 y 0401.30) se
establece un desmonte arancelario en un plazo de desgravación de 15 años,
partiendo del arancel aplicado de 20%.

Para la partida arancelaria 0402.91 (leche y crema sin adición de azúcar ni otro
edulcorante), se establece un desmonte arancelario en un plazo de 20 años,
partiendo del arancel aplicado de 20%.

• Quesos
Se establece un desmonte arancelario en 15 años con una desgravación lineal
partiendo del arancel base de 20% para las líneas 0406.10 (queso fresco), 0406.20
(queso de cualquier tipo, rallado o en polvo), 0406.30 (queso fundido, excepto el
rallado o en polvo) y 0406.40 (queso de pasta azul).

Para la partida 0406.90 se establece un desmonte en 20 años, partiendo de un


20% de arancel aplicado.

Algunas conclusiones
Sin duda alguna el Acuerdo De Asociación Económica con la Unión Europea (EPA en
inglés) es una realidad par ala región. Es un nuevo reto a encarar, que si no es
asumido con altura, podrá significar un precio impagable para el sector lácteo
dominicano, sometido desde décadas a una desleal competencia que lo ha
postrado.

El proceso de interlocución desarrollado por el CONALECHE logró parcialmente


incidir en la oferta de negociación logrando una protección relativamente mejor a lo
proyectado. Esto constituye un triunfo para el sector y un compás de espera para
lograr los objetivos de reconversión.

Ahora ciertamente no es el momento para continuar lamentándose, más bien, es el


tiempo para plantearse el compromiso serio de lograr la reconversión productiva,
mejorar la competitividad y lograr la autosuficiencia lechera, única garantía de la
seguridad y soberanía alimentaría.

El sector tiene un mandato: o se reconvierte, o desaparecerá, como ha sucedido


con otros sectores productivos. Hay suficientes razones para defender el sector
lechero nacional, y también hay suficiente capacidad para lograrlo. Sólo falta la
decidida unidad del sector con las autoridades.

Si queremos extraer algunas conclusiones del resultado podemos decir que el


sector lácteo dominicano no logró plantear una posición totalmente homogénea, ni
a lo interno promoviendo un mayor empoderamiento de los productores, ni a lo
externo logrando persuadir a las Plantas Procesadoras de la necesidad estratégica
de defender la producción. La posición lograda no se defendió con entusiasmo. Eso
contribuyó a que su incidencia en las negociaciones, pese a ser el más perjudicado,
sea marginal.

Este es el momento de que el sector lácteo dominicano haga un alto en el camino.


Aunque la protección lograda para la leche en polvo constituyen 10 años de relativa
estabilidad, la desgravación desde el año 11 va a ser significativamente acelerada,
por lo que nuestros productores deberán prepararse para competir

Este es el momento